Print Friendly and PDF
only search openDemocracy.net

Los refugiados climáticos necesitan protección global, con o sin los Estados Unidos

Esta semana, líderes de la sociedad civil de todo el mundo se reunieron en Suva, Fiji, e hicieron una declaración mundial sobre el desplazamiento inducido por el cambio climático. English

Una manifestación de la organización "No Climate Change" se viste de presidente de Estados Unidos, Donald Trump, conduciendo un vehículo tirado por "osos polares" en Bonn, Alemania, el 11 de noviembre de 2017. Foto: Bernd Thissen / DPA / PA Images. Todos los derechos reservados.

Este artículo es parte de nuestra serie sobre la Semana Internacional de la Sociedad Civil 2017, donde CIVICUS y la Asociación de Organizaciones No Gubernamentales de las Islas del Pacífico (PIANGO) reunieron a miembros de la sociedad civil y activistas de todo el mundo para discutir algunos de los desafíos clave de nuestro planeta se enfrenta. Puedes ver más de lo que salió del evento aquí.

El abandono por parte de los Estados Unidos de los acuerdos sobre migración mundial y cambio climático en el mismo año podría ser desastroso para los refugiados climáticos.

Cuando se trata de abordar el creciente problema del desplazamiento provocado por el cambio climático, ni el Pacto Mundial sobre Migración de las Naciones Unidas ni el acuerdo de París sobre Cambio Climático son suficientes. Con o sin el apoyo de los Estados Unidos, necesitamos que ambos acuerdos sean más ambiciosos y se implementen más rápido, para proteger a algunas de las personas más vulnerables del mundo. 

Sin embargo, a pesar de los desafíos aquí en el epicentro del desplazamiento climático, en todo el Pacífico, las personas están buscando un terreno más elevado en lugar de darse por vencido. Es por eso que esta semana, nosotros, líderes de la sociedad civil de todo el mundo, estamos haciendo una declaración global sobre el desplazamiento inducido por el cambio climático. 

Durante la reunión de esta semana de la Semana Internacional de la Sociedad Civil (ICSW, por sus siglas en inglés) en Suva, Fiji, escuchamos a personas de todo el mundo que lidian con problemas mundiales a nivel local. 

Entre esas personas están líderes de todo el Pacífico que luchan contra los problemas globales de los desechos nucleares y el cambio climático, problemas que van de la mano. En las Islas Marshall, los desechos nucleares sobrantes de las pruebas nucleares de los Estados Unidos ya han dejado inhabitable la isla de Runit. Ahora el aumento del nivel del mar está dejando a la gente de las Islas Marshall con cada vez menos opciones de tierra firme que también esté a salvo de la radiación. 

La buena noticia de 2017, aunque no ayudará a las Islas Marshall, es que los estados miembros de la ONU – 53 hasta ahora – se unieron para presentar un tratado de prohibición de pruebas nucleares. Puede ser una quimera, a medida que se intensifica la retórica entre Corea del Norte y Estados Unidos, pero fue una muestra de unidad, de que juntos podemos lograr objetivos mundiales aparentemente imposibles. 

El hecho de que el comité del Premio Nobel eligió honrar la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN) con el Premio Nobel de la Paz 2017 por sus esfuerzos para lograr el tratado, también fue un gran reconocimiento del trabajo que hacen las coaliciones de la sociedad civil, a menudo tras bastidores , para resolver problemas globales.

La sociedad civil también está trabajando incansablemente entre bastidores en otros asuntos globales, como el cambio climático y la migración. Colectivamente, creemos que ahora es el momento de hacer sonar la alarma acerca de un problema global emergente diferente a todos los que hemos visto antes. 

Si bien los conflictos, los desastres naturales, la pobreza y la hambruna han causado desplazamientos masivos en el pasado, el desplazamiento inducido por el cambio climático no se parecerá a nada que hayamos visto antes. Y, se sumará al desplazamiento por los conflictos, la pobreza y la desigualdad que ya estamos luchando por coordinar.

La desastrosa temporada de huracanes de este año en el Caribe fue particularmente grave debido a los océanos más cálidos. Hemos visto temporada de ciclones sin precedentes en el Pacífico en los últimos dos años. Ya se han dejado inhabitables islas enteras durante meses, pero pronto la ecuación puede cambiar y ese período de tiempo puede convertirse en años. 

También necesitamos que los gobiernos se vuelvan a comprometer con los derechos humanos de las personas que se ven obligadas a mudarse debido al cambio climático.

Y aunque el desplazamiento inducido por el clima a menudo se asocia con pequeñas islas tropicales, eso está lejos de la imagen completa. Las sequías impulsadas por los súper El Niño fuerzan a los agricultores a abandonar sus tierras. Las inundaciones monzónicas de las áreas de los deltas de ríos densamente pobladas dejan millones de personas sin hogar año tras año. Y estos son todos eventos que ya están sucediendo. A medida que las temperaturas aumentan, los océanos se calientan y se acidifican, los fenómenos meteorológicos se vuelven más severos, y la situación empeorará. 

Es por eso que esta semana CIVICUS, junto con el Foro de Desarrollo de las Islas del Pacífico, están haciendo un llamamiento para que el pacto mundial de migración de la ONU reconozca el cambio climático como un motor de desplazamiento interno e internacional. En palabras de mis colegas de las Islas del Pacífico, esto significa esforzarse ante todo por limitar el calentamiento a 1,5 grados: "1,5 para mantenerse con vida". 

También necesitamos que los gobiernos se vuelvan a comprometer con los derechos humanos de las personas que se ven obligadas a mudarse debido al cambio climático. También es importante que nos comprometamos con aquellos que son los más vulnerables al desplazamiento climático y los incluyamos en nuestros esfuerzos por encontrar soluciones.

Para quienes están en la primera línea de la lucha contra la migración inducida por el clima, realmente no hay otra opción. Tenemos que actuar ahora, porque "no nos estamos ahogando", todavía no, no ahora y no nunca porque "estamos peleando".

About the author

Dhananjayan Sriskandarajah is Secretary General of CIVICUS, the global civil society alliance with members in more than 175 countries.

Dhananjayan Sriskandarajah es secretario general y director ejecutivo de CIVICUS. Puede encontrarlo en Twitter y Facebook por la dirección @civicussg.

Dhananjayan Sriskandarajah é secretário-geral e diretor-executivo da CIVICUS. Dhananjayan pode ser contatado pelo Twitter e Facebook no endereço eletrônico @civicussg. 


We encourage anyone to comment, please consult the
oD commenting guidelines if you have any questions.