Print Friendly and PDF
only search openDemocracy.net

La paradoja brasileña

La administración brasileña actual no está abordando de manera constructiva las deficiencias de la política heredada del periodo anterior. Publicamos el prólogo del nuevo libro de Lena Lavinas: La captura de la política social por la financiarización. La paradoja brasileña. English Português

Foto: Lula Marques/Agência PT (Flickr), CC BY 2.0. Algunos derechos reservados.

La captura de la política social por la financiarización. La paradoja brasileña explora tres temas íntimamente relacionados, en distintos niveles de análisis. Primero, el neoliberalismo y la financiarización, los rasgos definitorios del capitalismo contemporáneo y los factores determinantes de la reproducción social. En segundo lugar, la financiarización en Brasil, centrándose en las políticas macroeconómicas y financieras implementadas por las administraciones federales dirigidas por el Partido de los Trabajadores (PT, en el poder entre el 2003 y 2016). En tercer lugar, el papel único y excepcionalmente importante de la política social en la financialización brasileña. Al hacer esto, La paradoja brasileña ofrece luna crítica severa del modelo 'socio-' o 'neo' - desarrollista asociado al presidente Luís Inácio Lula da Silva y a quien le sucedió en la presidencia, Dilma Rousseff.

El neoliberalismo es la fase actual del capitalismo global, y  la financiarización es el núcleo económico del neoliberalismo. En un país tras otro, el neoliberalismo y la financiarización han reorganizado los procesos de producción, de intercambio, de distribución y de acumulación de valor y ha conducido a la aparición de modos de reproducción social muy particulares, incluyendo modos específicos de gobernanza, de ideologías y de subjetividades. En este contexto, en casi todas partes la financiarización de la vida cotidiana ha intensificado el sometimiento de los hogares a los mercados financieros y a sus procesos. 

Estas declaraciones son generalmente, correctas pero carecen de contenido histórico: a pesar de que el neoliberalismo y la financiarización son analíticamente distintivas, no se están homogeneizando. Por el contrario, fomentan la diversidad y diferenciación, y cada país y región sigue una ruta original hacia el nuevo sistema de acumulación. Mientras que los EE.UU., Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Japón y Canadá ofrecen interesantes pero relativamente conocidos estudios de caso, las transiciones de otros países a menudo no son suficientemente conocidas. 

La financiarización de la vida cotidiana ha intensificado el sometimiento de los hogares a los mercados financieros 

El caso de Australia es especialmente relevante en este contexto. En Australia, los gobiernos y los sindicatos dirigidos por el Partido Laborista acordaron el conjunto de las reformas neoliberales de mediados de la década de 1980, que culminó en la reestructuración dramática de la economía y sociedad de Australia, la desintegración de los gobiernos y la demolición de la izquierda organizada.

El caso brasileño es similar; pero es singular en la manera en que las administraciones izquierdistas, los sindicatos, las finanzas y la industria se unieron alrededor de un programa económico y reestructuración social neoliberal que fue velado por el 'nuevo' proyecto nacional: el modelo desarrollista social lanzado por el PT.

El desarrollismo social fue validado por el argumento de que combina las fortalezas de la macroeconomía neoliberal, que debería aportar credibilidad de mercado y eficiencia económica, con las ventajas de las políticas progresistas en temas sociales y de rentas, que promueven la justicia social y alimentan el mercado interno. Este modelo de desarrollo proporcionó, así, el 'Pacto para el crecimiento con inclusión social'., que traería un círculo virtuoso de crecimiento económico e igualdad social, convirtiendo a Brasil eventualmente en un país socialdemócrata occidental moderno, feliz y próspero. Lena Lavinas demuestra que esto fue un espejismo terriblemente costoso. En particular, ese 'Pacto' se basó en la financiarización y el patrón insostenible de consumo masivo, sostenido por las transferencias de capital procedentes del gobierno, de los subsidios y de la deuda personal en incremento permanentemente. 

Lo innovador es la exposición detallada de Lavinas del crecimiento de la financiarización durante los gobiernos abiertamente izquierdistas dirigidos por el PT

La camino brasileño hacia la financiarización incluyó dos pistas que se reforzaban mutuamente. Por un lado,  la financiarización era parasitaria sobre, y ayudó a, destruir el sistema anterior de acumulación basado en una industrialización de sustitución de importaciones. El proceso de financiarización se intensificó en la década de 1980, cuando Brasil se embarcó en una subasta para transitar rápidamente hacia el neoliberalismo. Este proceso fue apoyado fuertemente por la política del gobierno, especialmente durante la administración encabezada por los presidentes Fernando Collor de Mello (sometido a juicio político por corrupción en 1992) y Fernando Henrique Cardoso (1995-2002). Esto es incuestionable. Lo innovador es la exposición detallada de Lavinas del crecimiento de la financiarización durante los gobiernos abiertamente izquierdistas dirigidos por el PT. En este sentido, el argumento de Lavinas no es que el PT “falló” al reformar las estructuras económicas y sociales de Brasil, o que no hizo 'suficiente' para construir una sociedad cohesionada.

Y lo que es mucho peor: Lavinas demuestra que las políticas del PT no eran simplemente erróneas ni simplemente lamentables. Eran perversas, ya que ayudaron a afianzar el neoliberalismo y a acelerar la financiarización de la economía y de la sociedad brasileñas. Esto sucedió a través de varios canales; clave entre los que estuvo el crecimiento explosivo del crédito al consumo y la expansión (estrechamente relacionada al consumo) de las transferencias financieras, que fueron el núcleo de las políticas sociales insignia del PT.

Estas transferencias financieras fueron diseñadas no sólo para aliviar la pobreza extrema, sino también para proporcionar garantías para préstamos personales, tarjetas de crédito, seguros y la venta de otros servicios financieros y bienes a mercados vírgenes, poblados por millones de trabajadores, que fueron denominados engañosamente como 'las nuevas clases medias'.

La captura de estos grupos sociales en las estructuras financieras durante las administraciones del PT fue intensificada por los préstamos bancarios "garantizados", pagados a través de deducciones procedentes directamente de los paquetes de salarios, las pensiones y los pagos de subvenciones. Este tipo de préstamo consignado fue promovido por una alianza nefasta entre el gobierno federal, los sindicatos liderados por el PT, la industria, los proveedores privados de salud y educación y, por supuesto, por los bancos y las compañías de seguros. Los créditos garantizados reducen drásticamente los costos del banco; el acceso al crédito se hizo más barato, más seguro y ampliamente disponible, y los préstamos fueron normalizados para millones de personas. La financiarización de la vida cotidiana procedió a buen ritmo bajo el PT.

El PT sufrió un cataclismo sin precedentes, aunque no fue totalmente impredecible

Lavinas muestra en detalle cómo y por qué este modelo de crecimiento era defectuoso. Por ejemplo, mientras los vientos globales fueron favorables, el camino brasileño a la financiarización fue financiado por el auge de las exportaciones primarias. Sin embargo, las políticas macroeconómicas neoliberales del gobierno también fomentaron flujos internacionales de capital perversos, la sobrevaloración de la moneda y el proceso prematuro de desindustrialización, que redujo drásticamente las posibilidades de generar ingresos para puestos de trabajo, transferencias, el pago de créditos, y una más amplia base para la distribución de los ingresos. Esto resultó ser peor que la ignorancia y más perverso que abandono: Lavinas muestra cómo los gobiernos del PT mantuvieron el rumbo a pesar de las evidentes insuficiencias del desarrollismo social, una preocupación expresada incluso por partidarios del partido, y la pérdida rápida del dinamismo de la economía desde el 2011. Como el mundo quedó atrapado en la crisis más larga desde la Gran Depresión, el modelo de crecimiento asociado al PT pasó a depender de los subsidios del sector público, de las devoluciones de impuestos y transferencias, que erosionaron el equilibrio fiscal, y en los préstamos personales, que turbo-alimentaron la financiarización de la vida cotidiana. De esta manera, el gobierno socavó en sus propios cimientos. La economía brasileña entró en la depresión más larga y profunda de su historia; la oposición se volvió salvaje, y la administración de Rousseff fue acusada de cargos falsos. El PT sufrió un cataclismo sin precedentes, aunque no fue totalmente impredecible. 

No hay nada que sugiera que la administración actual vaya a afrontar las deficiencias de las políticas heredadas de manera constructiva, vaya a reequilibrar la economía, a distribuir el ingreso de manera más eficiente o vaya a revertir la financiarización. Más bien al contrario. La paradoja brasileña, identificada por Lena Lavinas, sigue firmemente en su lugar, ahora con nuevas capas de complejidad y con mayores inmoralidades. Este libro es esencial para entenderlas y averiguar cómo Brasil entró en la situación actual. Esas realidades dolorosas no pueden ser cuestionadas sin una adecuada comprensión. Este libro es, pues, no sólo brillante; es también una lectura esencial para nuestros tiempos sombríos.

_________________________________________________

Lena LAVINAS

Profesora de Economía del Bienestar en el Instituto de Economía en la Universidad Federal de Rio de Janeiro

La captura de la política social por la financiarización. La paradoja brasileña

Nueva York: Palgrave Macmillan 2017.

(http://www.palgrave.com/br/book/9781137491060)

Prefacio (páginas vii-x).

About the author

Alfredo Saad-Filho is Professor of Political Economy in the Department of Development Studies, SOAS, University of London

Alfredo Saad-Filho es Profesor de Economía Política en el Departamento de Estudios de Desarrollo, en SOAS, Universidad de Londres


We encourage anyone to comment, please consult the
oD commenting guidelines if you have any questions.