Print Friendly and PDF
only search openDemocracy.net

“Los liderazgos del siglo XXI encarnan los movimientos que vienen de las ciudades”

Caren Tepp: “Si no somos capaces de ofrecer una visión de futuro y de trazar un camino hacia ese futuro, nadie nos va a creer”. English

Caren Tepp en Fearless Cities en Barcelona, 9-11 de junio de 2017. Foto: Marc Lozano/Flickr. Algunos derechos reservados.

En el marco de la cumbre de "Ciudades sin miedo" de este año, Fundación Avina y Democracia Abierta establecieron una colaboración especial para explorar algunas de las experiencias políticas más interesantes surgidas en América Latina.

La conversación con líderes relevantes en este ámbito, directamente implicados en la acción de innovación política a nivel local, nos ha proporcionado la ocasión para buscar respuestas a cuatro grandes cuestiones que afectan, de manera desigual pero transversal, a todos los proyectos: a) Visión de la innovación; b) contexto político nacional y limitaciones del poder local; c) Influencia del contexto político internacional, y d) La cuestión del liderazgo.

Caren Tepp una cientista política argentina, candidata a Diputada Nacional por ‪@CiudadFuturaOK, y vicepresidenta 2° del Concejo Municipal de Rosario. 

Visión de la innovación

Nosotros acuñamos, ya hace unos años, una frase de Simón Rodríguez que dice: “O inventamos o erramos”. Los militantes intentábamos muchas veces adecuar la realidad a nuestra teoría y no lo contrario, es decir, construir la teoría a partir de la práctica, y entender e incorporar lo que el territorio en sí mismo estaba demandando. Por eso creo que, dentro de Ciudad Futura, el rasgo más distintivo es esta nueva concepción del Estado y la sociedad y, sobre todo, del futuro y del presente. ¿Cómo hacemos para construir hoy esa sociedad que queremos para mañana? ¿Cómo hacemos para no quedarnos meramente en la denuncia, o la impugnación de lo que está mal y dar señales a los ciudadanos –“pedacitos de Ciudad Futura”, decimos nosotros- , que den cuenta de cómo es la sociedad que queremos y que se puede realizar?

Los distintos partidos de izquierda son muy buenos a la hora de denunciar el sistema capitalista, el neoliberalismo, o el imperialismo a nivel internacional. Ahora, si no somos capaces de ofrecer una visión de futuro y de trazar un camino hacia ese futuro, nadie nos va a creer. Nadie va a entusiasmarse con nuestra propuesta. Y, en eso, nosotros llevamos adelante lo que llamamos Proyectos Prefigurativos, que son proyectos que existen aquí y ahora, en los territorios, sobre todo en la periferia de la ciudad de Rosario. Son proyectos que no solamente dicen, “Bueno, es importante la educación y el trabajo”, sino que lo demuestran. Tenemos en marcha, por ejemplo, dos escuelas de gestión social que permiten a jóvenes y adultos de los barrios de Rosario terminar sus estudios de enseñanza de nivel medio. Jóvenes de la periferia que no tenían quizás la posibilidad de un futuro; que quizás habían transitado por la educación pública o privada pero que, de alguna manera, terminaban desertando, terminaban yéndose, porque esas escuelas no les contenían. Hoy tienen una posibilidad. Desde hace siete años, esos jóvenes pueden no solo terminar sus estudios, sino construir un espacio de identidad colectiva y armar un proyecto de futuro.

Acá, en Argentina, ese modelo es ahora como la respuesta en términos de las reformas del sistema educativo. Cuando nos pusimos a estudiar cuáles eran las claves de la reforma del sistema, nos dimos cuenta de que eran lo mismo que nosotros hacíamos en la ciudad de Rosario. Que la clave por la que los pibes y las pibas terminaban la educación en nuestras escuelas era por la forma en que se abordan los contenidos, a partir de fenómenos sociales, de fenómenos políticos, y no solamente por materias, como hacíamos antes, sino a partir de la construcción horizontal de la educación.

Cuando esos alumnos entran en la escuela de gestión social, el poder, de alguna manera, está distribuido de manera horizontal. Hay una apropiación colectiva. El poder ya no es un poder sobre, sino que es un poder con. Los profesores y los estudiantes construyen no solamente la forma de abordar los contenidos pedagógicos, sino también la gestión misma de la escuela: la limpieza, el funcionamiento, los horarios... Ahora también funciona, en ese mismo espacio, un jardín de infancia por la mañana para los niños de 4 años. Entonces, hay ahí una apropiación del proyecto, que es una de las claves. Conseguir que un proyecto político pueda garantizar, en dos barrios populares, que más de 100 jóvenes terminen cada año sus estudios secundarios y empiecen a soñar con un proyecto de vida diferente, al margen del Estado, esa es para nosotros una clave de innovación política. 

Contexto político nacional y limitaciones del poder local

La situación en Argentina, a partir del resultado electoral de 2015, nos influye a quienes salimos por primera vez en un balotaje. Al no pertenecer orgánicamente al Kirchnerismo, entendíamos que un triunfo de Cambiemos iba a significar un retroceso, no para un gobierno en particular, sino para el conjunto de la sociedad, y sobre todo para los proyectos políticos de transformación. Porque el triunfo de Cambiemos no es aislado, sino que se da también en un contexto regional e internacional.

En este sentido, nosotros no solamente queremos fortalecer los procesos locales en la ciudad de Rosario e intentar ganar y gobernar nuestra ciudad en el año 2019, sino que también asumimos el desafío de dar por primera vez una batalla en el plano nacional, con candidaturas a diputados nacionales. Entendiendo que, para enfrentar este retroceso y las políticas neoliberales, tenemos que salir de la polarización o de “la grieta”, como decimos en Argentina, y poder justamente diversificar las formas de resistencia.

Tenemos el deber y el desafío, no solamente de ir impugnando las medidas y las políticas del gobierno de Mauricio Macri, sino sobre todo ofrecer alternativas. Ante las amenazas de cierres, nosotros trabajamos con la posibilidad de recuperar fábricas y empresas, como sucedió después de 2001. No se trata solamente de que resistamos, sino que podamos avanzar en la autogestión de esos medios de producción por parte de los trabajadores. Nuestra ciudad y nuestra provincia tienen muchísimos casos de empresas exitosas, de cooperativas, de empresas autogestionadas, como La Cabaña o Mil Hojas, que han encontrado, precisamente en momentos de crisis, la posibilidad de avanzar y de mejorar incluso sus condiciones. Y esa es, creo, una perspectiva distinta que podemos ofrecer nosotros.

A través de nuestra campaña a nivel nacional, queremos también poner en la agenda el tema de los gobiernos locales y de las ciudades. Estamos llevando propuestas a nivel nacional para reivindicar los gobiernos locales como política de proximidad, como posibilidad de que el poder se distribuya, que el poder pueda también construirse de abajo arriba. Estamos convencidas de que uno de los principales aprendizajes de los últimos años en América Latina y de los distintos gobiernos progresistas, con sus distintos sesgos, de la región es que lo que se construye desde arriba se tumba desde arriba y, por lo tanto, tenemos que pensar en la posibilidad de un nuevo horizonte de inclusión en el que, en los próximos años, la práctica política piense de otra manera el poder: de abajo arriba. Durante el recorrido por la provincia que venimos haciendo en campaña, mostramos la idea de Ciudad Futura y su posibilidad de expandirse en todo el territorio provincial. Queremos cambiar la forma de construcción política para que cada territorio se empodere, para que cada territorio, de manera autónoma y genuina, se empiece a organizar. Porque quizás la herramienta provincial o nacional es lo que puede hacer frente al neoliberalismo - la confluencia de distintas experiencias de cambio de raíz territorial.

Nos gusta mucho aquella frase que dice, precisamente, que no se trata de cambiar un poder por otro, sino construir un poder distinto. En ese sentido, es importante que cada territorio se gobierne, que cada uno mande en su territorio - así mandamos todos y todas. Y eso es algo que está ausente de la agenda nacional. A pesar de cómo se ha hecho evidente que, cada vez más, los territorios tenemos problemáticas propias que enfrentar y mayores desafíos, aún está faltando este cambio de paradigma que nos lleve jerarquizar de otro modo y a pensar que la verdadera política, el verdadero poder transformador, está cerca del territorio. En eso, como es lógico, los gobiernos locales y los municipios tienen mucho para aportar, mucho más que las grandes herramientas a nivel nacional.

Contexto político internacional

Los contextos tanto nacionales como internacionales influyen y hacen más difícil la tarea porque viene el viento de frente. Y en eso creo que también hay una ruptura con las tradiciones de izquierda, esa vieja teoría según la cual cuanto peores son las condiciones, mejor es la oportunidad para llevar adelante la revolución. Si algo hemos aprendido, desde hace muchos años, es que esa teoría es absolutamente nefasta porque, para que se verifique, un alto porcentaje de la sociedad tiene que pasarlo muy mal, y tiene que pasarlo muy mal hoy.

Lo que hay que hacer es mejorar las condiciones aquí y ahora, entre todos. No vale aislarse. La experiencia de Ciudades Sin Miedo en Barcelona creo que está gestando algo que es muy interesante y que tiene que ver con el trabajo colaborativo en red. Se están gestando propuestas horizontales de experiencias y de vínculos entre las ciudades del cambio que son genuinas, que son verdaderas. Viviéndolas se ve algo distinto, algo que no es un acuerdo en una mesa chica en la que se está pergeñando alguna estrategia en particular, sino algo que tiene que ver, incluso, con el concepto de la feminización de la política y que es una nueva forma de construcción política.

Tenemos por delante un desafío enorme para que, cuando vuelvan a soplar los vientos a favor, seamos nosotros y nosotras, todos los que venimos construyendo desde abajo con esta idea del poder local, del poder compartido con otros y otras, los que, de alguna manera, protagonicemos ese tiempo favorable. En Ciudad Futura siempre decimos que tan importante como el contenido de nuestras propuestas políticas, de las banderas que defendemos, es la forma en que llevamos a la práctica esta construcción política.

De ahí la necesidad de ver que la fuerza política (y de la política) es esa acción colectiva que nos permite ampliar el horizonte de lo posible, haciendo que sea realmente colectiva, que sea realmente horizontal, que sea democrática y que sea sobre todo transparente. La cuestión de la transparencia creo que también nos atraviesa a todos los municipios del cambio, o a quienes venimos trabajando en esta idea. Tiene que ver con cómo la gente común nos hacemos cargo de los asuntos que son de todos y, para eso, nada mejor que la política local y de proximidad, que puede dar cuenta de las transformaciones reales que se pueden llevar adelante. 

La cuestión del liderazgo

Todos los que estamos hoy en Ciudad Futura desarrollando alguna tarea dentro de la función pública tenemos bien en claro que no queremos ningún tipo de carrera a nivel personal ni individual, sino que estamos orgullosamente dando expresión a un colectivo, a un proyecto político que es colectivo y que circunstancialmente nos toca gestionar.

Por eso también hay que tener en cuenta la importancia de tomar decisiones hacia dentro de la organización que den cuenta de esto y que le den sustentabilidad en el tiempo. Quienes somos hoy concejales de Ciudad Futura donamos, desde el minuto uno, el 70% de nuestro salario, vivimos con los mismos sueldos que teníamos antes de ser concejales, y cobramos lo mismo que todos los asesores que forman parte del equipo del concejo. Procuramos no generarnos privilegios, no ser parte de la casta, o de la corporación política, y no mentirnos a nosotros mismos. Procuramos que todo aquello que donamos vaya justamente a fortalecer la organización, a fortalecer los proyectos que llevamos adelante por fuera del Estado, y que sea muy claro que nuestro modo de vida – cuando la militancia es un modo de vida – no puede aceptar determinado tipo de privilegios.

Creo que los liderazgos del siglo XXI encarnan los movimientos que vienen desde las ciudades (y que para mí, personalmente, Ada Colau expresa de manera perfecta). Uno la ve, a Ada, y ve a todo el movimiento de los Indignados, ve también toda la lucha contra los desahucios, ve a los compañeros y compañeras de Barcelona en Comú, y ve a una mujer valiente, firme en sus ideas, pero que tiene totalmente atravesada la empatía y la pasión por todo lo que hace. Esa creo que es una forma crucial para poder atravesar las instituciones del Estado, que están regidas por lógicas absolutamente patriarcales, donde la agresividad o esa idea del poder como dominación es la esencia y es una parte crucial de lo que tenemos que transformar.

Vea nuestra página especial para este proyecto: https://opendemocracy.net/democraciaabierta/avina-interactive-roundtable 

About the authors

Fundación Avina es una fundación filantrópica que trabaja para el desarrollo sostenible en América Latina mediante el fomento de alianzas entre líderes sociales y empresariales.

Fundación Avina is a Latin American philanthropic foundation working towards sustainable development in Latin America by encouraging alliances between social and business leaders.

Fundación Avina é uma fundação filantrópica que trabalha para o desenvolvimento sustentável na América Latina, promovendo alianças entre líderes sociais e empresariais.

DemocraciaAbierta es la plataforma global que publica en español, portugués e inglés voces de América Latina y más allá, y las conecta con el debate global de openDemocracy. Twitter: @demoAbierta

DemocraciaAberta é a plataforma global publicado em vozes espanhol, português e inglês da América Latina e além, e se conecta ao debate global na openDemocracy. Twitter: @demoAbierta

DemocraciaAbierta is the global platform that publishes in Spanish, Portuguese and English voices from Latin America and beyond, and connects them with the openDemocracy global debate.Twitter: @demoAbierta

 


We encourage anyone to comment, please consult the
oD commenting guidelines if you have any questions.