Print Friendly and PDF
only search openDemocracy.net

#NosEstanMatando: 5 claves para comprender el asesinato sistemático de líderes en Colombia

Después de meses de grito persistente de cientos de activistas y organizaciones ante el asesinato impune de líderes sociales, comunitarios, étnicos y campesinos, la situación sigue fuera de control. English

Velantón contra el asesinato impune de líderes celebrado el pasado 6 de Julio en Bogotá. Imagen: Tomás Mantilla para ¡PACIFISTA!. Todos los derechos reservados.

La sociedad colombiana, ante la muerte de hasta 7 líderes en menos de una semana, se volcó a las calles el pasado fin de semana para exigir, con un velatón multitudinario, que se detenga la matanza y que se investigue la muerte de los más de 311 líderes sociales asesinados desde enero de 2016. El velatón se reprodujo en más de ochenta ciudades de todo el mundo.

Proponemos 5 claves para comprender esta infamia:

1- La incertidumbre es la constante: prácticamente el 40% de los autores de los asesinatos son desconocidos y casi ninguna investigación ha aclarado o castigado alguno de estos casos. Existen patrones que inducen a pensar que se trata de asesinatos sistemáticos --cosa que el gobierno no reconoce --, que ocurren mayoritariamente en la región del Cauca Nariño, Norte de Santander y Valle del Cauca, que son zonas marcadas históricamente por el conflicto armado.

2- No es un fenómeno nuevo: la violencia sistemática en Colombia ha reproducido desde hace varias décadas este tipo de acciones contra las derechos humanos como una forma de perseguir y acabar con los movimientos sociales de izquierda. Casos como el genocidio de miles de integrantes del grupo Unión Patriótica en los 80 y los 90, se hacen vigentes para entender que este hecho tiene algunos precedentes inquietantes.

3- El acuerdo de paz parece ser el motor principal: diferentes organizaciones han denunciado que una de los objetivos que se persiguen con estos asesinatos es la de impedir el avance de la implementación del posconflicto en las regiones. Parece que las fuerzas enquistadas en estas zonas del país se resisten a permitir cualquier avance de la paz que ponga en riesgo el monopolio del control del territorio que tienen grupos armados no dirimidos.

4- Las amenazas no paran: muchos de estos líderes fueron advertidos, e inclusive denunciaron sus casos a las autoridades, que no pudieron (o no quisieron) garantizar protección efectiva. Este año, ya son más de 30 defensores de los derechos humanos asesinados y los protocolos de las autoridades aún no parecen poder garantizar que estos asesinatos no sigan ocurriendo. La impunidad con que se comenten es claramente un incentivo para continuar ejecutando la masacre.

5- La sociedad reacciona por los líderes: un sector amplio y diverso ha estado dispuesto a reaccionar y se ha volcado a salir a las calles y movilizar las redes sociales con la campaña #NosEstánMatando para exigir justicia y demostrar su repudio a esta violencia sistemática. Una movilización de miles de personas se produjo en Bogotá durante el fin de semana, y se extendió a varias ciudades del país para demostrar que este tema le duele al mundo y a los colombianos.

Falta menos de un mes para que el nuevo presidente electo de Iván Duque acceda al poder. Más allá del un llamado a la investigación y a la justicia, es indispensable que escuche a la ciudadanía y prepare medidas concretas de gobierno que garanticen que su administración no permitirá que esta infamia continúe. De lo contrario, estará avalando la impunidad de los criminales y poniendo en peligro la credibilidad de su mandato desde el primer día.

About the author

DemocraciaAbierta es la plataforma global que publica en español, portugués e inglés voces de América Latina y más allá, y las conecta con el debate global de openDemocracy. Twitter: @demoAbierta

DemocraciaAberta é a plataforma global publicado em vozes espanhol, português e inglês da América Latina e além, e se conecta ao debate global na openDemocracy. Twitter: @demoAbierta

DemocraciaAbierta is the global platform that publishes in Spanish, Portuguese and English voices from Latin America and beyond, and connects them with the openDemocracy global debate.Twitter: @demoAbierta

 


We encourage anyone to comment, please consult the
oD commenting guidelines if you have any questions.