democraciaAbierta

El ecosistema de la democracia abierta

La emergencia del poder relacional, transversal y participativo impulsa el protagonismo de la tecnopolítica, que propone una nueva visión de la democracia - abierta, directa e interactiva. English Português

IMG-0249.JPG
Antoni Gutiérrez-Rubí Francesc Badia i Dalmases
20 February 2017
photography-801891_1280_1.jpg

Dominio público. Pixabay.

De unos años a esta parte, asistimos a la emergencia del poder relacional, de la transversalidad, de la participación. Este es el enclave que da sentido y protagonismo a la tecnopolítica, base sobre la cual se conceptualiza y se acoge una nueva visión de la democracia: más abierta, más directa, más interactiva. Un marco que supera la arquitectura cerrada sobre la que se han cimentado las praxis de gobernanza (cerradas, jerárquicas, unidireccionales…) en casi todos los ámbitos. Esta serie sobre El ecosistema de la democracia abiertabusca analizar los distintos aspectos de esta transformación en marcha.

En el marco de nuestro interés por lo que hemos denominado “experimentación política”, y que nos abre una ventana para observar el vibrante desarrollo de la innovación política en toda América Latina - y también en España -,  lanzamos la serie El ecosistema de la democracia abierta. Se trata de una iniciativa que Democracia Abierta impulsa con apps4citizens, Barcelona, plataforma que promueve la creación de tecnología para el compromiso social y político colectivo.

De unos años a esta parte, asistimos a la emergencia del poder relacional, de la transversalidad, de la participación. Este es el enclave que da sentido y protagonismo a la tecnopolítica, base sobre la cual se conceptualiza y se acoge una nueva visión de la democracia: más abierta, más directa, más interactiva. Un marco que supera la arquitectura cerrada sobre la cual se han cimentado las praxis de gobernanza - cerradas, jerárquicas, unidireccionales - en casi todos los ámbitos. Conllevando altos niveles de desafección en las organizaciones tradicionales: de los partidos a las instituciones, de los sindicatos a las organizaciones sin ánimo de lucro, de los medios de comunicación a las universidades.

¿Qué elementos son imprescindibles para comprender este nuevo escenario? ¿Cuál es la reconfiguración de roles de poder en la que estamos inmersos? ¿Qué papel tienen las plataformas tecnológicas en esta transformación? Todas ellas son cuestiones clave para entender este nuevo ecosistema.

Para intentar dar algunas respuestas, hemos diseñado y encargado una colección de artículos, que se publicarán durante el próximo trimestre y que recorrerán los aspectos que deben fomentar el ecosistema de la democracia abierta.

Nuevas geografías: ciudades participativas

Al mismo tiempo que se han convertido en actores fundamentales en el contexto global, sustituyendo el poder de los estados nación, las urbes son también el escenario donde se generan crecientes desigualdades sociales. La invisibilidad de una parte importante de la ciudadanía demanda más espacios de participación. Ésta, en el ámbito local, adopta toda su potencialidad, ya que facilita la identificación de agentes sociales y, a la vez, de temas de interés que promuevan el empoderamiento de más personas.

Tecnología y democracia

El impulso hacia una democracia más abierta se acelera con la efervescencia de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). En cualquier caso, su adopción no está exenta de debate. La aparición de tecnología cerrada no se corresponde con la voluntad de abrir procesos de participación. La creación de tecnología abierta, que permita un uso más transversal y democrático, ha de caracterizar su adopción.

Plataformas tecnológicas y construcción de comunidades      

La tecnología, por su parte, se convierte en un instrumento esencial para ampliar el espectro de la acción de la participación y, a la vez, para la construcción de comunidades alrededor de temas de interés común. La usabilidad de las plataformas permite un amplio espectro de funciones: desde la presión colectiva para modificar la agenda mediática y política, a la búsqueda de herramientas de financiación alternativas.

Datos y confidencialidad

La mensajería instantánea se ha convertido en el principal instrumento digital para el activismo social y político. Al mismo tiempo que su implantación se amplía, también lo hacen las dudas sobre su confidencialidad. En este contexto, la encriptación se ha convertido en un elemento clave para asegurar la confidencialidad de la participación ciudadana.

Información y movilización electoral

La tecnología también ha fomentado procesos de participación teóricamente  más informados. De esta manera, procesos tradicionales, como la convocatoria de elecciones, se retroalimentan con herramientas como los chequeos ideológicos que, por un lado, permiten a la ciudadanía contrastar y conocer mejor los programas electorales y, por otro, incentivan la participación.

Campañas y activismo político

Los activistas tienen un papel relevante en las campañas gracias a Internet. Unas veces, para ayudar al candidato/a; otras, para mostrar sus debilidades, incluso a través de los contenidos generados por el propio candidato/a. En cualquier caso, el activismo supera el control de la maquinaria de los partidos y esto pone en jaque a los modelos de comunicación política tradicional.

Innovación abierta en el sector público

«Una parte importante de la demanda de modelos de participación más abiertos ha recaído sobre el rol de la Administración Pública en las sociedades modernas. La transformación se dirige hacia espacios más digitalizados, transparentes, horizontales y abiertos pero, también, de empoderamiento de todos los agentes sociales. El desafío para las administraciones públicas es encontrar, diseñar y crear los conectores de innovación, reconfigurando la institucionalización de lo público y de la gobernanza de lo común».

Ciudadanía y participación

A menudo, el propio diseño de la participación ha excluido a una parte de los actores sociales, ya sea por omisión o por no sentirse empoderados con el tema, o bien a causa de la instrumentalización tecnológica. Los procesos de participación abiertos, articulando a todos los agentes de un tema de interés concreto y focalizados en el ámbito local, donde son más identificables agentes y temáticas, favorecen espacios de deliberación más democráticos.

Ciudadanía y producción

La democratización de todos los ámbitos no esquiva a la producción. El ciudadano productor, por un lado, aprovecha la oportunidad de sacar provecho del conocimiento en red y, por otro, se beneficia de los espacios de producción. Este nuevo paradigma demanda nuevas habilidades que permitan inclusión más amplia de todos los sectores sociales. La apropiación del conocimiento compartido es fundamental para la promoción de una ciudadanía productiva democrática y abierta.

Producción en red y comunidad

Los fablabs, los espacios generados alrededor del ciudadano productor, se articulan como una red, comparten procesos de fabricación y se adaptan a cada espacio territorial donde están ubicados. Con ello se da repuesta a la reivindicación de lo local, de lo propio - pero abierto y conectado - y se facilita que los makers puedan recorrer distintos fablabs, con espacios de conocimiento y procesos de fabricación compartidos.

Una vez publicados todos los artículos, editaremos un ebook recopilatorio, que será presentado en una jornada que se celebrará - el próximo mes de junio - en la sede de apps4citizens , en la Fábrica Lehmann de Barcelona, y que se podrá seguir también en directo vía streaming. 

La presente serie viene a sumarse la que ya estamos realizando con UPDATE en Brasil y quiere enriquecer el panorama de las ideas e iniciativas que en torno a la innovación y a la tecnopolítica están surgiendo a ambos lados del Atlántico, y que están cambiando estructuralmente las formas del ejercicio de la democracia y la participación ciudadana en un entorno de cambios acelerados y aumento de la incertidumbre política.

Unete a nuestro boletín ¿Qué pasa con la democracia, la participación y derechos humanos en Latinoamérica? Entérate a través de nuestro boletín semanal. Suscríbeme al boletín.

Comentarios

Animamos a todo el mundo a que haga comentarios, Por favor, consulte las intrucciones de openDemocracy para comentarios
Audio available Bookmark Check Language Close Comments Download Facebook Link Email Newsletter Newsletter Play Print Share Twitter Youtube Search Instagram