democraciaAbierta

Venezuela, Bachelet, y el futuro de Juan Guaidó

Mientras la situación política se sigue agravando en Venezuela, la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, visita el país para dar sus impresiones de la crisis.

DemocraciaAbierta
4 July 2019
Maduro y Bachelet durante la cumbre CELAC en Costa Rica, 2015. Wikimedia Commons.

La visita de tres días de la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, a Venezuela la semana pasada, concluyó con un acuerdo con el gobierno de Maduro para consolidar dos delegados permanentes en el país. Estos delegados monitorearán, asesorearán y darán asistencia técnica al gobierno para evitar futuros abusos de derechos humanos.

La visita ha provocado polémico y ha encendido protestas dentro de Venezuela, de activistas y ciudadanos que tenían miedo de que la agenda de Bachelet, que incluyó varias visitas con miembros del gobierno y Maduro mismo, dejara demasiado espacio para que la propaganda gobernamental influenciara sus decisiones y determinaciones finales.

Hay reportajes de varias protestas organizadas por familiares de presos politicos que las guardias bolivarianas lograron desviar del camino de Bachelet, pero Bachelet insiste que en su visita, pretendió escuchar todas las voces de la crisis venezolana.

Además, una foto con Bachelet al lado de un Maduro sonriente ha infuriado a venezolanos en el país y en el extranjero que creen que al abordaje de la alta comisionada no ha sido suficientemente duro dado la gravedad de violaciones de derechos humanos que han occurrido.

Pero, ¿qué es la situación actual en Venezuela? ¿Guaidó ya ha perdido todo su poder político frente a un Maduro que rehusa retirarse? Esto es lo que tienes que saber sobre el estado actual de la crisis venezolana para entender que podría pasar en los próximos meses.

La situación actual en Venezuela

Según la ONU, desde noviembre 2018 hasta ahora, un millon de personas ha salido de Venezuela, el flujo migratorio más fuerte desde que la crisis empezó a agravarse en 2015. Colombia es el país que más ha acogido a refugiados venezolanos con 1,3 millones reportados en tierra colombiana, y el presidente Duque permanece firme en mantener la puerta abierta a venezolanos que quieren irse.

Debido a sanciones impuestas en la industria de petroleo por EEUU, la situación económica se agrava rápidamente, y los niveles altísimos de inflación que el año pasado lograron el 130.000% siguen subiendo

Juan Guaidó sigue siendo reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países del mundo, sin embargo, la estrategia de simbolicamente quitarle la presidencia a Maduro no funcionó y el líder cuenta todavía con apoyos significativos de China y Turquía para que su regimen autoritario sobreviva.

Debido a sanciones impuestas en la industria de petroleo por EEUU, la situación económica se agrava rápidamente, y los niveles altísimos de inflación que el año pasado lograron el 130.000% siguen subiendo. Los ingresos de los venezolanos han caído, y por tanto, sus gastos también, y los trabajadores públicos son los más afectados debido a que el Estado no altera sus salarios según inflación.

Se estima que hay alrededor de 730 presos políticos en Venezuela aunque la figura actual podría ser mucho más alta. Después de la tentativa de apoderamiento del gobierno de Guaidó en enero, muchos militares que dieron la espalda al regimen luego fueron llevados a la cárcel, torturados y sujetos a otras violaciones como no recibir comida o no poder ir al baño según CNN en Español.

¿Qué pasará con Juan Guiadó?

El fallo de la tentativa del golpe de estado llevado a cabo en el 14 de abril en Venezuela de Guaidó demuestra al mundo que EEUU ya no tiene la influencia política para provocar cambios de gobierno como en la época de la guerra fría en América Latina.

Aunque la popularidad de Maduro es un solo 14%, Guaidó tampoco ha logrado consolidar mucho más apoyo con el 35% de intención de voto

A pesar de sus fracasos, Guaidó sigue liderando la oposición del país pero desde su declaración que cualquier opción se consideraría en la derrota de Maduro, una intervención militar incluida, ha perdido mucha credibilidad internacional de personas que dependía de él para lidiar una transición democrática pacifista en Venezuela.

Aunque la popularidad de Maduro es un solo 14%, Guaidó tampoco ha logrado consolidar mucho más apoyo con el 35% de intención de voto, y la cantidad de venezolanos que consideran a Guaidó como el presidente constitucional ha caido del 49% al 40% recientemente según Dataincorp.

Gustavo Márquez Marín, un exministro de Hugo Chávez y disidente actual del regimen de Maduro declaró que ahora muchos perciben a Guaidó como un líder “del laboratorio estadounidense” y que ni él ni Maduro presentan casos convincientes para la presidencia del país.

Para que Guaidó realmente tome el poder, se tendrá que convocar nuevas elecciones prematuras para anular los resultados de las elecciones presidenciales del año pasado que estuvieron marcadas por controversias de irregularidades y acusaciones de corrupción que permitieron a Maduro reestablecerse como presidente. Sin embargo, para logar esto, se tendrá que también renovar el pro-Maduro Consejo Nacional Electoral y liberar a muchos presos políticos de la oposición de la cárcel, que es poco probable en el escenario actual.

Y es altamente probable que no dure la tormenta de Guaidó hasta las próximas elecciones presidenciales para poder presentar una alternativa real a Maduro, pero sólo con el tiempo se sabrá.

Unete a nuestro boletín ¿Qué pasa con la democracia, la participación y derechos humanos en Latinoamérica? Entérate a través de nuestro boletín semanal. Suscríbeme al boletín.

Comentarios

Animamos a todo el mundo a que haga comentarios, Por favor, consulte las intrucciones de openDemocracy para comentarios
Audio available Bookmark Check Language Close Comments Download Facebook Link Email Newsletter Newsletter Play Print Share Twitter Youtube Search Instagram