Print Friendly and PDF
only search openDemocracy.net

El costo ambiental del Rally Dakar en Bolivia

El impacto medioambiental del rally Dakar levanta cada vez más polémica, en medio de un show mediático mundial que promociona el motor de explosión y la velocidad cuando las alternativas con motores eléctricos sostenibles se consolidan.

Motociclistas se dirigen a la ceremonia de bienvenida después de la Etapa 6 de la Carrera de Rally Dakar 2018 en La Paz, Bolivia, el 11 de enero de 2018. Foto: Agencia de Noticias Ming / Xinhua / PA

El Dakar es el mayor rally del mundo y es el segundo acontecimiento más grande del deporte motor, quedando sólo después de la Fórmula Uno.

Este año, la competencia mueve a 525 participantes, 337 vehículos y un campamento semejante a una ciudad itinerante, de más de 3000 personas, denominada vivac, que acoge a los competidores y sus asistencias (mecánicos, jefes de equipo y personal de apoyo).

Además, la carrera congrega alrededor de 4 millones de espectadores a lo largo de la ruta, de los cuales 1.5 millones se registraron en Bolivia en la gestión 2017.

A esto se debe sumar el despliegue de seguridad en todo el recorrido, más de 20 mil personas, once helicópteros, diez ambulancias y dos aviones serán parte del operativo.

Todo este movimiento humano produce un rastro en el medio ambiente. Los organizadores realizaron planes para compensar el impacto directo, que saben ocasionan con este evento, pero ¿las medidas serán suficientes? 

Por otro lado, el traslado de turistas en vehículos y la basura que producen, genera contaminación. ¿Cómo afrontan las autoridades este hecho?

Basura

Foto: cortesía de Los Tiempos. Algunos derechos reservados.Durante todos los días de la competencia del Dakar, se genera de forma directa 100 toneladas de basura, que son recogidas en los campamentos. Los organizadores afirman que esta cantidad de desechos son reciclados.

El Director General del Rally Dakar, Etienne Lavigne, señaló el año pasado en una entrevista con el portal argentino Infobae que el cuidado del medio ambiente es “obsesión” para la organización.

“Es súper importante el cuidado del medio ambiente. Si queremos mantener el interés por nuestro evento necesitamos sí o sí tomar en cuenta los problemas de la sociedad de hoy, y el medio ambiente es una obsesión y una preocupación”, explicó.

Son 525 participantes, 337 vehículos y un campamento semejante a una ciudad itinerante, de más de 3.000 personas.

La franquicia rally Dakar afirma en su página web que es un evento “ecoresponsable” con el impacto ambiental directo. Además aseveran que se habla con las autoridades locales para que se cuente con clasificación selectiva y programa de tratamiento de desechos.

El alcalde de Uyuni, Patricio Mendoza,  manifestó que este municipio ya tiene previsiones para cubrir los servicios básicos de los visitantes. Reciben el paso del Dakar desde 2014.

Mendoza afirmó a Los Tiempos, que Uyuni cuenta con una planta de tratamiento de residuos sólidos, pero que aún están en proceso de implementación.

“El proyecto ha sido presentado hace un año y estamos en proceso de implementación, como es una planta de tratamiento, implica el tema de la diferenciación de la basura, etcétera. Eso es un proceso porque la gente no está acostumbrada a hacer una división de la basura”, contó la autoridad.

El alcalde señaló que las personas contratadas para el recojo de los desechos se ocupan de realizar la separación de residuos.

“No está funcionado al cien por ciento, pero estamos por ese camino para ello contamos con el asesoramiento de expertos japoneses”, expresó.

En cuanto a la cantidad de basura que se genera en esa ciudad durante los días del evento deportivo, Mendoza señaló que no tiene el dato exacto puesto que el 2017 contrataron los servicios de una empresa privada para el recojo.

Según autoridades nacionales, el MMAyA cuenta con un plan de contingencia para los residuos sólidos que se producen, sin embargo no existen datos en las cuentas de redes sociales y la página web de esta institución.

Este año, el municipio de Uyuni decidió duplicar el personal para recoger la basura y hacer turnos dobles.

El año pasado, el alcalde de Tupiza, Mario Martínez, señaló a los medios que en ese Municipio se produce 100 toneladas de basura durante el evento, por lo que redobló esfuerzos para evitar un rebalse y recibió basureros móviles que fueron donados por el Gobierno.

En 2017, los competidores ingresaron el 5 de enero y dejaron la localidad potosina al día siguiente para dirigirse a Oruro.

La Cervecería Boliviana Nacional (CBN) señala en su sitio web que en 2015 cooperó con el Ministerio de Medio Ambiente y Agua (MMAyA) para recolectar las 140 toneladas de residuos del Dakar 2015 por Bolivia.

Según autoridades nacionales, el MMAyA cuenta con un plan de contingencia para los residuos sólidos que se producen, sin embargo no existen datos en las cuentas de redes sociales y la página web de esta institución.

Tampoco se difundió información sobre alguna evaluación que se haya hecho sobre la cantidad de basura que genera el más de millón de visitantes que visitan las localidades nacionales.

 Suelo

El piloto francés Stéphane Peterhansel ganó el 2017 su decimotercer Dakar y este año compite con un coche Peugeot modelo 3008 DKR. Según páginas especializadas pesa aproximadamente 1.300 kilos y tiene un depósito para unos 400 litros de combustible.

Estos vehículos durante competencia van a una velocidad aproximada de 80 kilómetros por hora, en territorio boliviano.

“Cada uno de estos autos están pasando por estos terrenos van deteriorando el suelo, quitándole la capa superficial que tiene la fertilidad, 

Los competidores recorren los terrenos levantando polvo, piedras y lo que exista en esta capa superficial de la tierra. Muchas fotografías muestran los surcos que quedan tras el paso de estas máquinas.

Cada uno de estos autos están pasando por estos terrenos van deteriorando el sueloquitándole la capa superficial que tiene la fertilidad, que hace que puedan crecer estas plantitas. Sabemos además que en el altiplano los suelos son muy frágiles porque son muy superficiales, más o menos la capa del suelo, que sería la capa fértil, sería de 20 centímetros”, explica la experta en suelos, Kathya Sánchez Patzy.

Hacer cientos de veces lo mismo hace los poros de suelo, por donde atraviesa el agua y oxígeno, se cierre y que se genere compactación, volviéndose una capa dura y con dificultades para absorber la lluvia, por lo que cuando cae agua arrastra más material orgánico del suelo.  Todo esto contribuye a la erosión de los suelos, según explica la experta.

El  sitio web de la franquicia francesa señala que las rutas son consensuadas con los gobiernos por los que pasan los competidores. Muchos defensores afirman que por las rutas que se usan no son parte de las tierras de cultivo. 

“Están pasando a campo traviesa, haciendo sus propios caminos, obviamente el impacto si es importante, aunque digan que no hay agricultura y no hay mucha gente. Sabemos que no es muy poblada, pero es una zona delicada. De todas maneras, lo que pase ahí nos afecta a toda la región. Este clima frío y seco, contribuye a nuestra temperatura en los valles, en los llanos, todo está vinculado entre sí”, explica la especialista.

 

Un motorista pasa por delante de un cartel anunciando el Rally DAKAR en Tupoize, bolivia. Foto José Rocha, Los Tiempos. Todos los derechos reservados.

“Es muy fácil taparse los ojos y agarrarse de eso, pero cada cosa que pasa en otros ecosistemas si va a impactar a cada uno de los pisos ecológicos que tenemos”, critica Sánchez Patzy.

Hace unos días se confirmó que el Dakar 2018 bordeará el lago Titicaca, aún no se reveló la ruta exacta por donde pasarán las enormes máquinas y el impacto que vayan a tener en la zona.

En cuanto a la contaminación acústica y el impacto en la fauna, se conoce menos. Durante estos años, las agencias de fotografía mostraron algunas imágenes en las que se ve corriendo a animales, escapando de los vehículos, tampoco ha transcendido el dato de la muerte de los animales por estrés o atropellamientos.

“Son especies que no están acostumbradas, en el altiplano, en ciertas regiones hay poco movimiento. Habría que ver el tema de flamencos, por ejemplo, si están pasando por las rutas de migración, cuál es el impacto y hay una gran variedad de especies migratorias, que anidan en toda esa parte de la ruta, pero para eso se necesita un estudio previo y un estudio hecho por especialistas”, explica la ambientalista Carmen Capriles.

Aire

La página web del Dakar señala que de forma directa se generan 15 mil toneladas de dióxido de carbono y que para compensar donan 100 mil dólares al proyecto Greenoxx de protección del medio ambiente en Amazonía.

Greenoxx se ocupa de preservar un bosque de 100 mil hectáreas, que según web, mitiga el impacto de 9 millones de toneladas de CO2.

"Es como si yo voy a tu patio, ensucio tu patio, boto mi basura y dejo mi basura en tu patio y quiero compensártelo, dando árboles a tu vecino. Entonces, ¿Qué haces con tu basura? O tú la vas a limpiar o se va a quedar ahí”, critica la ambientalista Carmen Capriles.

“Yo creo que eso de las emisiones deberían ser evaluadas de acuerdo a cada tramo, de acuerdo a cada país y compensar o se debería dar a una ONG boliviana para que haga un proyecto en Bolivia, para compensar ese tipo de emisiones”, explica.

Por su parte, la especialista Kathya Sánchez Patzy apunta que con la medida que toma el Dakar si existe una disminución, pero se debe hacer una evaluación de cuánto se tarda en absorber esa cantidad de material contaminante.

La página web del Dakar señala que de forma directa se generan 15 mil toneladas de dióxido de carbono. 

“Seguramente sí va a haber alguna disminución, pero tenemos que calcular el tiempo de cuánto tarda un bosque en absorber el dióxido de carbono, lo demás se va a ir en la atmósfera y va a ir a otras regiones a contaminar”, señala.

En octubre del año pasado, la Organización Meteorológica Mundial advirtió un "aumento peligroso de la temperatura global". 

El 2016, según esta agencia dependiente de la ONU, la concentración atmosférica de CO2 alcanzó las 403,3 partes por millón (ppm), superando de nuevo la barrera de los 400, que se rebasó por primera vez en 2015, el año en el que se firmó el Acuerdo de París. 

Durante la Conferencia de París sobre el Clima (COP21), celebrada en diciembre de 2015, 195 países firmaron un acuerdo en el que se establece un plan de acción mundial para poner un límite al calentamiento global, a través de la reducción de las emisiones de gases de invernadero. Bolivia forma parte de este acuerdo.

En cuanto a la huella de carbono, que produce el rally, del más de millón de espectadores, sólo se tienen los datos del 2014 y 2015.

En 2016 el proyecto Huella Dakar Bolivia, que estaba relacionada con el Ministerio de Turismo, publicó la medición de huella de carbono al concluir la competencia en 2014 y 2015.

En 2014 la huella de carbono alcanzó las 12.811 t y en 2015 llegó a 17.445 t, haciendo un total de 30.256 t, estos datos no tomaron en cuenta los motorizados de los competidores.

“El proyecto es una iniciativa del Ministerio (de Turismo) para minimizar el impacto que tiene el Rally Dakar en el cambio climático. La medición solo se aplicó a las emisiones indirectas, es decir al transporte de espectadores, generación de basura y consumo de energía extra en comunidades por donde pasó la competencia; los organizadores miden por su cuenta las emisiones directas (motorizados y competidores)”, aclaró en 2016, la consultora de Huella Dakar Bolivia, Valeria Revilla.

Este año, Bolivia pagó alrededor de 4 millones de dólares por la franquicia francesa. 

Tras 5 años de competencia no se realizó más estudios que hayan sido difundidos por órganos del Gobierno para conocer el impacto ambiental que tiene el Dakar y los planes de mitigación.

“¿Justifica la ganancia económica? ¿Está ganando el país? Obviamente ingresa un montón de turistas y todo, pero a largo plazo cuál va hacer el impacto ambiental. Para mí no justifica, económicamente, todo el daño que se está haciendo en esta zona”, señala Sánchez Patzy.

Este año, Bolivia pagó alrededor de 4 millones de dólares por la franquicia francesa y el viceministro de Turismo, Ricardo Cox, estima que el rally Dakar 2018 moverá unos 150 millones de dólares en su paso por 265 comunidades del occidente de Bolivia, del 11 al 15 de enero.

Por su parte, el presidente Evo Morales contó que a un principio no estaba interesado en pagar para recibir el rally Dakar, pero ahora le da importancia por el tema de turismo y la promoción de la imagen del país:

“Cuando los ministros me hablaron del Dakar, yo no quería, rechacé. Me dijeron que para que llegue el Dakar de franquicia, hay que pagar 2 millones de dólares. Yo dije que: Con dos millones de dólares, puedo construir cuatro o cinco lindas unidades educativas. Debatimos y los Ministros me derrotaron, tenían razón. Ahora yo soy el primero en estar detrás del Dakar. No solamente nos deja plata sino también trae turismo, una buena imagen. Los días del Dakar, Bolivia está en la mira de todo el mundo. Corredores deportistas de los cinco continentes, príncipes, reyes vienen a correr acá.  Es una forma de cómo aprovechar para dar la nueva imagen de nuestra querida Bolivia. Si son millones de dólares, 4 millones de dólares de franquicia es poco frente a lo que queda después”, manifestó Morales el 30 de diciembre de 2017 durante la entrega de la Planta de Producción de Tuberías de Gas en Kallataca de La Paz.

El evento deportivo genera gran movimiento económico en los lugares que recorre y la impresionante cantidad de registros alrededor del mundo amplifican la imagen de los paisajes bolivianos, sin embargo es cuestionada por ambientalistas que consideran no se justifica el daño al medioambiente y que se debería realizar un estudio sobre el impacto de estos cinco años.

___________

Este artículo fue publicado previamente en el diario Los Tiempos, Cochabamba, Bolivia. Lea el original aquí


We encourage anyone to comment, please consult the
oD commenting guidelines if you have any questions.