Print Friendly and PDF
only search openDemocracy.net

Es cuestión de política: por qué la opinión pública es importante para la organización de los movimientos

Para los países en transición democrática, utilizar la investigación de la opinión pública para informar la estrategia de los movimientos sociales tiene un valor añadido. Una contribución al debate de openGlobalRights sobre la opinión pública y los derechos humanos. English

Como afirmó Frederick Douglass, “el poder no concede nada si no se le exige”. Para lograr un cambio social generalizado que promueva la dignidad humana y proteja los derechos básicos se requiere organización y acción colectiva. Los movimientos a menudo desempeñan un papel central en la promoción de este tipo de cambios. Los movimientos reúnen a diferentes grupos y personas para perseguir un conjunto de intereses comunes mediante una serie de acciones coordinadas. Estos procesos, sin embargo, siempre son iterativos y requieren ajustes y reflexión periódicos mientras se desarrolla la campaña.

Ayudar a los movimientos es una de las maneras en que The National Democratic Institute (NDI) (El Instituto Nacional Democrático) ha contribuido a las transiciones democráticas en muchos países alrededor del mundo. La asistencia del NDI suele concentrarse en ayudar a los movimientos a adquirir información y habilidades políticas a fin de que puedan emprender campañas estratégicas para lograr cambios positivos. Para ello, los movimientos necesitan entender las estructuras de incentivos, los intereses y las dinámicas de poder subyacentes. También necesitan información sobre cómo percibe el público su tema o causa y dónde pueden encontrar apoyo o resistencia.

Aunque la investigación de opinión pública puede hacer una contribución valiosa a la organización de los movimientos, es una técnica relativamente sin probar en muchas democracias nuevas y emergentes. En muchos de los casos en los que el NDI ayudo a incorporar el uso de investigaciones, esa fue la primera ocasión en la que sus aliados locales tuvieron acceso a datos confiables y matizados sobre el tema que les incumbe. En Túnez, el NDI realizó un estudio de grupos de discusión sobre las actitudes de los ciudadanos hacia la transición política inmediatamente después del derrocamiento del presidente Zine El Abidine Ben Ali. Dado que los estudios de opinión pública sobre las actitudes políticas estaban prohibidos durante el régimen de Ben Ali, la información que se obtuvo no tenía precedentes. Después de realizar el estudio, el NDI colaboró con organizaciones de la sociedad civil local para realizar mesas redondas a lo largo del país en las que los dirigentes de los partidos políticos y los activistas cívicos pudieron reunirse para analizar los resultados. Las discusiones sobre los datos permitieron que los activistas se refirieran a ejemplos de la vida real y desarrollaran su credibilidad; mientras tanto, sentó las bases para una relación de mayor colaboración con los dirigentes políticos.


Flickr/Chaoyue 超越 PAN 潘 (Some rights reserved)

In Tunisia, public opinion research connects the work of organizations with the attitudes and concerns of citizens in new ways.


En otros lugares, el NDI ha ayudado a que sus aliados locales introduzcan el uso de datos de encuestas para desarrollar una estrategia selectiva de generación de mensajes. Con orientación del NDI, una coalición de agrupaciones cívicas en Ucrania analizaron a la opinión pública a fin de desarrollar un lenguaje adecuado para su campaña de promoción para proteger el derecho a la libertad de reunión. Mediante el uso de información extraída de las encuestas, la coalición determinó que el lenguaje sobre el “derecho de manifestación pacífica” tenía mayor aceptación entre los ciudadanos y utilizó esta clase de mensajes como parte de su campaña para atraer partidarios a largo plazo. A través de esta alianza, el NDI transfirió competencias a la coalición para que pueda llevar a cabo investigaciones similares en el futuro. En ambos ejemplos, el NDI ayudó a las agrupaciones a integrar las enseñanzas de las investigaciones en su estrategia de campaña más amplia, reconociendo que el análisis de la opinión pública no sustituye otras técnicas de organización, como la construcción de una base de apoyo, la identificación de aliados y oponentes y la promoción de diversas soluciones de política pública.

La opinión pública  configura, y es configurada por, el entorno político en general. 

De la multitud de herramientas que pueden usar los movimientos durante sus campañas, la investigación de la opinión pública puede contribuir a informar el enfoque estratégico y a tomar decisiones tácticas basadas en evidencias. La opinión pública configura, y es configurada por, el entorno político en general. Las agrupaciones pueden utilizar la investigación al principio de una campaña para informar la planeación, a medio camino para evaluar su progreso y en otras ocasiones cuando haya necesidad de realizar ajustes y concentrar esfuerzos.

Como otros colaboradores han señalado a lo largo de este debate, la opinión pública puede ser de gran importancia porque saber cuál es la postura del público sobre el tema en cuestión suele ser el primer paso para elaborar una estrategia de promoción o de mensajes convincente. Esto puede ser cierto incluso cuando el público no es el objetivo final. Los funcionarios elegidos, por ejemplo, a menudo toman medidas con base en las actitudes de sus electores y en los votos que piensan que van a perder o ganar. Los responsables políticos cuyos cargos no dependen de elecciones también pueden ser receptivos a una opinión pública considerable. Por ejemplo, durante la exitosa lucha por la igualdad de matrimonio en los Estados Unidos, los estrategas se concentraron en transformar el sentir del público para crear una mayor aceptación de los derechos LGBTI. Los resultados demostraron un cambio en la opinión pública; los estrategas entendieron que si la conversación nacional cambiaba lo suficiente, el poder judicial que cuenta con la máxima autoridad sobre el tema tendría que poner atención.

Con el muestreo y el análisis adecuados, este tipo de método cuantitativo permite que los movimientos generen resultados estadísticamente relevantes y hagan predicciones sobre las actitudes del público en general; algo esencial para las estrategias de campaña basadas en persuadir a la opinión pública. O bien, es posible que sea más estratégico recabar las opiniones de un subconjunto determinado de la población. En estos casos, las encuestas más pequeñas o los métodos cualitativos, como los grupos de discusión y las entrevistas con informadores clave, pueden resultar más útiles. A veces, los resultados más provechosos se obtienen a partir de una combinación de investigación cuantitativa y cualitativa. Por ejemplo, después de la reciente crisis política en Kosovo, el NDI realizó una encuesta nacional sobre las actitudes de los ciudadanos hacia los dirigentes políticos, las instituciones de gobierno y los problemas sociales como las relaciones entre etnias. A esto siguió, tres meses después, la organización de grupos de discusión para desarrollar una comprensión más matizada de los resultados.

Por último, pedirles a las personas su opinión tiene una relevancia adicional para el espacio político y las relaciones de poder existentes; este es el caso en todas partes, pero puede ser particularmente significativo en épocas de transición o consolidación democrática. El mero acto de realizar investigaciones de opinión pública les reafirma a los ciudadanos que sus ideas importan y crea un espacio en el que pueden ejercer su voz política. También puede crear una oportunidad para la reflexión individual y colectiva sobre un tema dado que podría no haber ocurrido de otra manera y que puede tener efectos más allá del alcance de la propia investigación. Cuando los movimientos estudian a las personas cuyos intereses pretenden representar, los resultados obtenidos pueden informar sus estrategias, pero, además, el mero hecho de preguntar indica un compromiso con las bases de apoyo del movimiento, lo que desarrolla su fuerza y credibilidad.

Por lo tanto, la investigación de la opinión pública ayuda a los movimientos a desarrollar su poder, no solo en cuestión de cómo utilizan los resultados, sino también de cómo usan el proceso para reforzar las funciones y las responsabilidades democráticas del público. Ambas dimensiones son importantes para ayudar a los movimientos a modificar el statu quo y lograr cambios transformadores.


We encourage anyone to comment, please consult the
oD commenting guidelines if you have any questions.