DemocraciaAbierta https://www.opendemocracy.net/taxonomy/term/19339/all cached version 22/04/2018 18:32:23 en Las nuevas plataformas que están transformando la gestión pública https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/sabrina-d-az-rato/innovaci-n-abierta-en-el-sector-p-blico-0 <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>La demanda de modelos participativos más abiertos conlleva la creación de espacios más digitalizados, transparentes, horizontales y abiertos en el sector público, pero también el empoderamiento de todos los agentes sociales. <em><strong><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/sabrina-d-az-rato/open-innovation-in-public-sector-0">English</a>, <a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/sabrina-d-az-rato/inova-o-aberta-no-setor-p-blico">Português</a></strong></em></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/4426824995_86fd91e6fa_o_4.png" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/4426824995_86fd91e6fa_o_4.png" alt="" title="" width="460" height="258" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Libby Levi/Flickr. Algunos derechos reservados.</span></span></span></p><p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/El ecosistema de_19.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/El ecosistema de_19.jpg" alt="" title="" width="460" height="57" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'></span></span></p><p class="blockquote-new">Este artículo es un extracto de un artículo original publicado en el eBook&nbsp;<a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/apps4citizens/ebook">El ecosistema de la Democracia Abierta</a>&nbsp;y se puede encontrar&nbsp;<a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/sabrina-d-az-rato/innovaci-n-abierta-en-el-sector-p-blico">aquí.</a></p><p>A lo largo de las últimas décadas, el acelerado desarrollo científico y tecnológico nos ha ‘liberado’ de forma irreversible de un sinnúmero de procedimientos, tanto intelectuales como operativos, tras los cuales resulta impensable negar que, como seres humanos, tenemos una gran capacidad inventiva y creativa. </p><p>No obstante, también es evidente que, pese a esas innegables habilidades, aún existen muchos retos por cumplir, especialmente cuando se trata del sector público.</p> <p>Actualmente, las tendencias apuntan hacia la necesidad de reconducir los esfuerzos en dirección a la innovación abierta como fuente de valor y de capital político para el sector público. </p><p>En este texto se ejemplifican varios casos de éxito en los que diferentes Administraciones Públicas, bajo una perspectiva de innovación, han logrado viabilizar diversos proyectos de bien común, gracias a tener un enfoque participativo, de apertura y de consensos. </p> <p>En este sentido, en el artículo se ofrece un listado de componentes determinantes para procesos efectivos de innovación con el objetivo de que los gobiernos puedan cumplir el desafío de equiparar el nivel de las Administraciones Públicas al de los avances en términos de cultura digital moderna redefiniendo sus formas de comunicación con el mundo.</p> <p>Dentro de este manifiesto se mencionan diez conectores de innovación que, según se expone, podrían ayudar a contribuir a la construcción de una democracia abierta. </p><p>Dentro de dichos conectores encontramos la innovación y la inteligencia colectiva como centro de las estrategias de gestión pública; como promotores para la alineación de las diversas metas de la totalidad de las áreas gubernamentales sobre plataformas asociativas, lo que permite correr las fronteras del saber y del hacer de las instituciones en relación a los desafíos locales.</p> <p>De esta forma, y siguiendo un número de pasos y consejos clave, se proyectan los procesos de innovación efectiva, con los cuales se logra la inclusión de las ideas de la ciudadanía, así como la co-creación de soluciones a las problemáticas puntuales que le competen al pueblo.</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/edgar-rovira/chequeos-ideol-gicos-informaci-n-y-movilizaci-n-electoral">Chequeos ideológicos: información y movilización electoral</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/apps4citizens/ebook">eBook: El ecosistema de la democracia abierta</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/mat-as-bianchi-cristian-le-n-antonella-perini/transformando-la-participaci-n-pol-t">Transformando la participación política en América Latina</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Culture </div> <div class="field-item odd"> Democracy and government </div> <div class="field-item even"> Ideas </div> <div class="field-item odd"> Internet </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Civil society Culture Democracy and government Ideas Internet Sabrina Díaz Rato Sun, 22 Apr 2018 12:26:01 +0000 Sabrina Díaz Rato 117132 at https://www.opendemocracy.net The new platforms transforming public management https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/sabrina-d-az-rato/open-innovation-in-public-sector-0 <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>The demand for more open participatory models entails the creation of more digitized, transparent, horizontal and open spaces in the public sector, but also the empowerment of all social agents. <strong><em><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/sabrina-d-az-rato/innovaci-n-abierta-en-el-sector-p-blico-0">Español</a>, <a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/sabrina-d-az-rato/inova-o-aberta-no-setor-p-blico">Português</a></em></strong></p> </div> </div> </div> <p>&nbsp;</p><p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/4426824995_86fd91e6fa_o_3.png" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/4426824995_86fd91e6fa_o_3.png" alt="" title="" width="460" height="258" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Libby Levi/Flickr. Some rights reserved.</span></span></span></p><p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/El ecosistema de_7.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/El ecosistema de_7.jpg" alt="" title="" width="460" height="57" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'></span></span></p><p class="blockquote-new">This piece is an excerpt from an original article published as part of the eBook&nbsp;<a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/apps4citizens/ebook">El ecosistema de la Democracia Abierta</a>&nbsp;series,&nbsp;which can be found&nbsp;<a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/sabrina-d-az-rato/open-innovation-in-public-sector"><span>here</span>.</a></p><p>Throughout the previous decades, accelerated scientific and technological development have freed us from infinite amounts of procedures, as much intellectual as operative. </p><p>It becomes unthinkable to deny that as human beings we have a great creative and inventive capacity. However, it is also evident that despite these abilities, there are many challenges to be faced, especially when dealing with the public sector.</p> <p>Currently, the trends point towards the need to redirect efforts towards open innovation as a source of value and political capital for the public sector. In this text, many cases of success in different public administration departments have been exemplified and from the perspective of innovation, they have been able to make different projects possible thanks to their participative, consensual and accessible focus.&nbsp;</p> <p>For that matter, the article offers a list of determining components for effective processes of innovation so that governments can face up to the challenge of equating public administration to the advances in modern digital culture that are redefining our forms of communication with the world.</p> <p>Ten innovation connectors that can help contribute to the construction of an open democracy are featured in this manifesto. Within these we find innovation and collective intelligence as central strategies of public management. </p><p>They align the different goals of every governmental area regarding associative platforms, allowing frontiers of both knowing and doing of institutions to be crossed.</p><p> Thus, by following several steps and key advisory points, effective processes of innovation can be planned, through which inclusion of citizen ideas and co-creation of solutions to local problems can be achieved.</p><p>&nbsp;</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/mara-balestrini-valeria-righi/citizenship-and-democratic-production">Citizenship and democratic production</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/digitaliberties/richard-barbrook-francesca-bria-evgeny-morozov/digital-democracy-and-technological-sovereignty">Digital democracy and technological sovereignty</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/edgar-rovira/ideological-checking-electoral-information-and-mobilization">How ideological checking is empowering citizens</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Culture </div> <div class="field-item odd"> Democracy and government </div> <div class="field-item even"> Ideas </div> <div class="field-item odd"> Internet </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Civil society Culture Democracy and government Ideas Internet Sabrina Díaz Rato Sun, 22 Apr 2018 12:25:38 +0000 Sabrina Díaz Rato 117110 at https://www.opendemocracy.net As novas plataformas que estão transformando a gestão pública https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/sabrina-d-az-rato/inova-o-aberta-no-setor-p-blico <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>A exigência de modelos participativos mais abertos supõe a criação de espaços mais digitalizados, transparentes, horizontais e abertos no sector público, mas também o apoderamento de todos os agentes sociais. <em><strong><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/sabrina-d-az-rato/open-innovation-in-public-sector-0">English, </a><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/sabrina-d-az-rato/innovaci-n-abierta-en-el-sector-p-blico-0">Español</a></strong></em></p> </div> </div> </div> <p dir="ltr"><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/4426824995_86fd91e6fa_o_1_0.png" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/4426824995_86fd91e6fa_o_1_0.png" alt="" title="" width="460" height="258" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Libby Levi/Flickr. Alguns direitos reservados.</span></span></span></p><p dir="ltr"><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/El ecosistema de_29.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/El ecosistema de_29.jpg" alt="" title="" width="460" height="57" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'></span></span></p><p class="blockquote-new" dir="ltr">Este artigo é um extrato de um artigo original publicado no eBook&nbsp;<a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/apps4citizens/ebook">El ecosistema de la Democracia Abierta</a>&nbsp;e pode ser encontrado&nbsp;<a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/antoni-guti-rrez-rub/ciudades-y-democracia-nuevas-geograf-as-nuevas-geometr-as">aquí.</a></p><p dir="ltr">Ao longo das últimas décadas, o desenvolvimento científico e tecnológico acelerado nos "liberou" de forma irreversível de uma miríade de procedimentos, tanto intelectuais quanto operacionais, sabendo que, como seres humanos, temos uma grande capacidade inventiva e criativa. </p><p dir="ltr">No entanto, também é evidente que, apesar dessas habilidades inegáveis, ainda há muitos desafios a serem enfrentados, especialmente quando se trata do setor público.</p><p dir="ltr">Atualmente, as tendências apontam para a necessidade de reorientar os esforços na direção da inovação aberta como fonte de valor e capital político para o setor público. </p><p dir="ltr">Este texto exemplifica várias histórias de sucesso em que diferentes Administrações Públicas, sob a perspectiva da inovação, conseguiram viabilizar vários projetos comuns, graças a uma abordagem participativa, aberta e consensual.</p><p dir="ltr">Nesse sentido, o artigo oferece uma lista de componentes determinantes para processos de inovação efetivos com o objetivo de que os governos possam enfrentar o desafio de equiparar o nível das Administrações Públicas aos avanços em termos de cultura digital moderna redefinindo seus formas de comunicação com o mundo.</p><p dir="ltr">Neste manifesto, são mencionados dez conectores de inovação que, como afirmado, poderiam contribuir para a construção de uma democracia aberta. </p><p dir="ltr">Dentro desses conectores, encontramos a inovação e a inteligência coletiva como o centro das estratégias de gestão pública; como promotores para o alinhamento dos diversos objetivos da totalidade das áreas governamentais em plataformas associativas, o que nos permite administrar as fronteiras do conhecimento e do fazer das instituições, em relação aos desafios locais.</p><p>Desta forma, e seguindo uma série de etapas e conselhos-chave, são projetados os processos de inovação efetivos, nos quais são incluías as ideias dos cidadãos, bem como a cocriação de soluções para problemas específicos que pertencem às pessoas.</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/eduard-mart-n-borreg-n/dados-e-confidencialidade">Sabemos que nos estão a espiar </a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Culture </div> <div class="field-item odd"> Democracy and government </div> <div class="field-item even"> Ideas </div> <div class="field-item odd"> Internet </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Civil society Culture Democracy and government Ideas Internet Sabrina Díaz Rato Sun, 22 Apr 2018 12:25:16 +0000 Sabrina Díaz Rato 117179 at https://www.opendemocracy.net Cómo los chequeos ideológicos empoderan a ciudadanos https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/edgar-rovira/chequeos-ideol-gicos-informaci-n-y-movilizaci-n-electoral-0 <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>La tecnología fomenta -por lo menos en teoría- procesos de participación más &nbsp;informados. Los chequeos ideológicos permiten a los ciudadanos contrastar y comprender mejor los programas electorales y enriquecen procesos como la convocatoria de elecciones. <em><strong><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/edgar-rovira/ideological-checking-electoral-information-and-mobilization">English</a>, <a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/edgar-rovira/verifica-es-ideol-gicas-informa-o-e-mobiliza-o-eleitoral-0">Português</a></strong></em></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/democracy_1_2.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/democracy_1_2.jpg" alt="" title="" width="460" height="307" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Photo: Nick Youngson. Todos los derechos reservados. CC BY-SA 3.0</span></span></span></p><p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/El ecosistema de_18.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/El ecosistema de_18.jpg" alt="" title="" width="460" height="57" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'></span></span></p><p class="blockquote-new">Este artículo es un extracto de un artículo original publicado en el eBook&nbsp;<a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/apps4citizens/ebook">El ecosistema de la Democracia Abierta</a>&nbsp;y se puede encontrar&nbsp;<a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/edgar-rovira/chequeos-ideol-gicos-informaci-n-y-movilizaci-n-electoral">aquí.</a></p><p>La sociedad digital ha afectado todos los procesos de la vida, incluida la política. Las diversas transformaciones de las que hoy somos testigos nos pueden llevar a pensar en nuevas herramientas sofisticadas que, por medio de la participación ciudadana, puedan ser construidas de manera colaborativa, para promover una mejorar gobernanza.</p> <p>Sin embargo, ya podemos ver los primeros síntomas de ese empoderamiento ciudadano que se apoya en la digitalización para proponer cambios que activen procesos que antes se encontraban estancados o, incluso, escondidos, sin visibilidad.</p> <p>A lo largo de este capítulo, el empoderamiento se explica por medio de los dos elementos que han provocado su desencadenamiento. El primero, relacionado con la crisis política y algunos efectos derivados de la globalización, así como el desgaste de las estructuras democrática de occidente. </p><p>Y el segundo, que es en el que nos enfocaremos, es el desarrollo de la sociedad red, que ha provocado una disminución de las barreras para crear nuevos proyectos. </p> <p>En este sentido, vemos cómo aparecen las aplicaciones de orientación de voto o VAA (Voting Advice Applications), como herramientas que ayudan a la ciudadanía a conocer mejor los programas &nbsp;electorales que proponen los partidos, ubicándolos de acuerdo a su ideología.</p> <p>Las aplicaciones de orientación de voto, se pueden denominar como iniciativas ciudadanas que se basan en el principio de la tecnología para hacer chequeos ideológicos que mejoran los procesos democráticos al preocuparse por difundir el conocimiento entre la ciudadanía de una forma diferente. </p> <p>Lo cierto es que, recientes investigaciones han demostrado que este tipo de aplicaciones, tienen un impacto distinto según el tipo de público al que se dirijan, siendo los de niveles educativos más bajos los más beneficiados, ya que, luego de utilizarlas, comienzan a demostrar mayor interés por el proceso electoral y mayor disposición de participar en él.</p> <p>A lo largo del texto se revelan diferentes avances y estudios sobre cómo las aplicaciones de chequeo ideológico, están impactando nuestra sociedad, al mismo tiempo que comentan sus limitaciones y analizan las diferentes alternativas de crecimiento que tienen de cara al futuro.</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/sabrina-d-az-rato/innovaci-n-abierta-en-el-sector-p-blico">Innovación abierta en el sector público</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/yago-bermejo-abati/ciudades-democr-ticas-o-c-mo-producir-colaborativamente-pensami">Ciudades democráticas: nuevas tecnologías comunes para la participación</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/tom-s-d-ez/la-distribuci-n-masiva-de-todo">La distribución masiva de todo</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Culture </div> <div class="field-item odd"> Democracy and government </div> <div class="field-item even"> Ideas </div> <div class="field-item odd"> Internet </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Civil society Culture Democracy and government Ideas Internet Edgar Rovira Sat, 21 Apr 2018 12:24:28 +0000 Edgar Rovira 117131 at https://www.opendemocracy.net ¿Se acabó la era de la privacidad? https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/eduard-mart-n-borreg-n/sabemos-que-nos-est-n-espiando-0 <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>La mensajería instantánea se ha convertido en el principal instrumento digital para el activismo social y político, pero abre brechas para su seguridad. <em><strong><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/eduard-mart-n-borreg-n/we-know-they-are-spying-on-us">English</a>, <a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/eduard-mart-n-borreg-n/n-s-sabemos-que-est-o-nos-espionando">Português</a></strong></em></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/1200px-Berlin_2013_PRISM_Demo_0_0.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/1200px-Berlin_2013_PRISM_Demo_0_0.jpg" alt="" title="" width="460" height="345" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Manifestación contra el PRISM en Berlín, organizada por el Partido Pirata, durante la visita del presidente estadounidense, Barack Obama. Mike Herbst / Wikimedia Commons. Algunos derechos reservados.</span></span></span></p><p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/El ecosistema de_17.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/El ecosistema de_17.jpg" alt="" title="" width="460" height="57" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'></span></span></p><p class="blockquote-new">Este artículo es un extracto de un artículo original publicado en el eBook&nbsp;<a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/apps4citizens/ebook">El ecosistema de la Democracia Abierta</a>&nbsp;y se puede encontrar<a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/eduard-mart-n-borreg-n/sabemos-que-nos-est-n-espiando">&nbsp;aquí.</a></p><p>Nos encontramos en una época de transformación, una transformación que merece ser analizada, tanto de su lado positivo, que trae consigo un emergente poder relacional (más interactivo, directo y abierto), como desde su lado menos evidente y más escondido. El lado que pone en entredicho la privacidad.</p> <p>El problema radica en un aspecto base: la Internet es una red que se diseñó para compartir información sin pensar en cómo crecería o cual sería su uso actual. </p><p>Por ello, encontramos una gran problemática en lo que concierne a la gestión de la privacidad de sus usuarios, ya que, actualmente, es muy fácil que una persona pueda ver todo lo que escribimos o hacemos desde nuestros dispositivos, ya sea el móvil, el ordenador o la tablet, siempre y cuando tenga conexión a Internet. </p> <p>En este sentido, hablar de comunicación a nivel virtual se convierte en un tema complejo, ya que, aunque desde hace un par de años la mayoría de las aplicaciones de mensajería estén encriptadas, sigue siendo muy sencillo espiarnos.</p> <p>Tras la Segunda Guerra Mundial, se creó la alianza de los Five Eyes, conformada por Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Canadá y Reino Unido (UKUSA). Este pacto estipula un acuerdo de inteligencia que espía a todos los internautas de manera constante, sistemática y acumulativa.</p> <p>En el texto encontraremos varios casos de empresas, de industrias tecnológicas y de electrodomésticos en los que se explican diferentes formas de espiar a los internautas, incluso teniendo sus dispositivos apagados. </p><p>Además, nos cuentan cómo se usan los metadatos para obtener información que ayuda a determinar el grado de vigilancia que nos deben aplicar de acuerdo a nuestros comportamientos. </p> <p>Finalmente, se destaca la importancia de comprender que, encriptar, es la única forma de proteger nuestras comunicaciones y nuestros archivos, por lo que se recomiendan algunos servidores propios y servicios no intrusivos, que nos permitirán resguardan nuestro ámbito privado.</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/apps4citizens/ebook">eBook: El ecosistema de la democracia abierta</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/edgar-rovira/chequeos-ideol-gicos-informaci-n-y-movilizaci-n-electoral">Chequeos ideológicos: información y movilización electoral</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/antoni-guti-rrez-rub/ciudades-y-democracia-nuevas-geograf-as-nuevas-geometr-as">Ciudades y democracia: nuevas geografías, nuevas geometrías</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Culture </div> <div class="field-item odd"> Democracy and government </div> <div class="field-item even"> Ideas </div> <div class="field-item odd"> Internet </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Civil society Culture Democracy and government Ideas Internet Eduard Martín-Borregón Fri, 20 Apr 2018 12:22:05 +0000 Eduard Martín-Borregón 117125 at https://www.opendemocracy.net La democracia se vuelve digital https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/ricard-espelt-m-nica-garriga/plataformas-digitales-y-democracia-0 <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>Las plataformas digitales son un instrumento para democratizar la participación porque superan las tiranías de espacio y tiempo tradicionales. Pero la mejora de la participación democrática tiene niveles de cumplimiento variados. <em><strong><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/ricard-espelt-m-nica-garriga/digital-platforms-and-democracy-0">English</a>, <a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/ricard-espelt-m-nica-garriga/plataformas-digitais-e-democracia-1">Português</a></strong></em></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/social-media-2457842_960_720_0.png" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/social-media-2457842_960_720_0.png" alt="" title="" width="460" height="307" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Imagen: Pixabay, Dominio público.</span></span></span></p><p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/El ecosistema de_16.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/El ecosistema de_16.jpg" alt="" title="" width="460" height="57" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'></span></span></p><p class="blockquote-new">Este artículo es un extracto de un artículo original publicado en el eBook&nbsp;<a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/apps4citizens/ebook">El ecosistema de la Democracia Abierta</a>&nbsp;y se puede encontrar<a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/ricard-espelt-m-nica-garriga/plataformas-digitales-y-democracia">&nbsp;aquí.</a></p><p>Las plataformas digitales están generando un impacto generalizado en la sociedad sin importar si se habla de producción o consumo, de partidos políticos o de movimientos sociales, de Administraciones Públicas, sindicatos, universidades o medios de comunicación, ya que sus caracterizaciones transversales e intergeneracionales provocan un efecto que extiende su impacto prácticamente de manera desmedida.</p> <p>En este sentido, las plataformas online también llegaron a transformar el cooperativismo y el procomún digital, ya que el ADN de este tipo de iniciativas son el código abierto, la innovación y la sociedad de los bienes comunes. </p><p>De esta manera, se destacan ejemplos como el de Fairmondo, un mercado virtual similar a Amazon, de origen alemán, que es una cooperativa digital propiedad de los mismos usuarios que, además, son sus accionistas. </p> <p>Así mismo, se menciona ‘La Teixidora’, una plataforma digital democrática que organiza de forma colaborativa el conocimiento distribuido, generado en diferentes espacios en formato de conferencias, encuentros, talleres, entre otros, relacionados con tecnopolítica y procomún.</p> <p>Esto permite evidenciar cómo este tipo de iniciativas, que nacen de la sociedad civil, dan apertura a un sinnúmero de posibilidades que, desde la dimensión tecnológica, están generando nuevos conceptos clave que nos permiten entender el proceso actual de evolución, transformación y crecimiento de las sociedades.</p> <p>No obstante, aún se está estudiando cuál es el impacto real de una plataforma digital en lo económico y en lo social, así como la relación entre usuarios y propietarios; mientras se determina también quién debe gobernar los datos que generan las plataformas y los fines para los cuales éstos pueden ser —o no— utilizados. </p> <p>De esta forma, vemos cómo se redefinen y se redimensionan las relaciones de poder en la era de la Sociedad en Red, en la que la dimensión tecnológica se convierte en un factor inevitable e imprescindible, especialmente cuando se habla de democracia.</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/eduard-mart-n-borreg-n/sabemos-que-nos-est-n-espiando">Sabemos que nos están espiando</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/pablo-collada/ciudadan-del-siglo-xxi-educaci-n-participaci-n-tecnolog">Ciudadanía del siglo XXI: Educación + Participación + Tecnología</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/mara-balestrini-valeria-righi/ciudadan-y-producci-n-democr-tica">Ciudadanía y producción democrática</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Culture </div> <div class="field-item odd"> Democracy and government </div> <div class="field-item even"> Ideas </div> <div class="field-item odd"> Internet </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Civil society Culture Democracy and government Ideas Internet Mònica Garriga Ricard Espelt Thu, 19 Apr 2018 12:18:00 +0000 Ricard Espelt and Mònica Garriga 117124 at https://www.opendemocracy.net El Presidente electo de Costa Rica carece de plan para enfrentar la creciente inseguridad https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/parker-asmann-insight-crime/el-presidente-electo-de-costa-rica-carece-de-plan-para <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>El presidente electo de&nbsp;<a title="Costa Rica" href="https://es.insightcrime.org/tag/costa-rica-pais/">Costa Rica</a>&nbsp;no parece tener un plan coherente para hacer frente a los altos niveles de violencia sin precedentes en la nación, relacionados con el creciente papel del país en el tráfico de drogas a nivel regional. <strong><em><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/parker-asmann-insight-crime/costa-ricas-next-president-lacks-plan-to-tackle-rising">English</a></em></strong></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/Carlos_Alvarado_Quesada_CAQ_PAC_03.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/Carlos_Alvarado_Quesada_CAQ_PAC_03.jpg" alt="" title="" width="460" height="307" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Carlos Alvarado, presidente electo de Costa Rica 2.018-2.020. Fuente: Wikicommons. Todos los derechos reservados.</span></span></span></p><p>El pasado 1 de abril, Carlos Alvarado Quesada, del Partido Acción Ciudadana (PAC), de centroizquierda, fue&nbsp;<a href="http://resultados2018.tse.go.cr/resultados2daronda/#/presidenciales">elegido</a>&nbsp;presidente de&nbsp;<a title="Costa Rica" href="https://es.insightcrime.org/tag/costa-rica-pais/">Costa Rica</a>, tras derrotar al candidato conservador Fabricio Alvarado Muñoz con poco más de 60 por ciento de los votos.</p> <p>A pesar de que 2017 fue&nbsp;<a href="https://es.insightcrime.org/noticias/analisis/balance-de-insight-crime-sobre-homicidios-en-latinoamerica-en-2017/">el año más violento</a>&nbsp;que se haya registrado en&nbsp;<a title="Costa Rica" href="https://es.insightcrime.org/tag/costa-rica-pais/">Costa Rica</a>, durante la campaña se les prestó más atención a otros temas. </p><p>En lugar de referirse a la creciente inseguridad, los candidatos se centraron más en temas sociales y económicos, como los derechos de la comunidad LGBT, la deuda interna del país y un caso de corrupción a nivel nacional que involucra al&nbsp;<a href="https://elpais.com/internacional/2017/11/02/america/1509632417_178983.html" target="_blank">sector del cemento</a>&nbsp;en&nbsp;<a title="Costa Rica" href="https://es.insightcrime.org/tag/costa-rica-pais/">Costa Rica</a>.</p> <h3><strong>Análisis de InSight Crime</strong></h3> <p>A pesar de que hay claros signos de que la inseguridad ha ido creciendo en&nbsp;<a title="Costa Rica" href="https://es.insightcrime.org/tag/costa-rica-pais/">Costa Rica</a>, debido a la&nbsp;<a href="https://es.insightcrime.org/noticias/analisis/informe-muestra-alcance-transnacionales-narcotrafico-costa-rica/">mayor participación</a>&nbsp;del país en el comercio internacional de drogas, el presidente electo no presentó durante su campaña un plan claro orientado a detener la creciente ola de violencia y criminalidad.</p> <p>Los funcionarios costarricenses saben muy bien que la violencia relacionada con el crimen organizado va en aumento.</p><p class="mag-quote-center">Según las autoridades, cerca del 25 por ciento de los&nbsp;<a title="homicidios" href="https://es.insightcrime.org/tag/homicidios/">homicidios</a>&nbsp;cometidos en 2017 estuvieron vinculados al tráfico de drogas.</p><p>Según un informe oficial de septiembre de 2017, el crimen organizado está “<a href="https://es.insightcrime.org/noticias/noticias-del-dia/informe-costa-rica-culpa-crimen-organizado-alza-homicidios/">impulsando una oleada de violencia</a>” en el país. Según las autoridades, cerca del 25 por ciento de los&nbsp;<a title="homicidios" href="https://es.insightcrime.org/tag/homicidios/">homicidios</a>&nbsp;cometidos en 2017 estuvieron vinculados al tráfico de drogas.</p> <p>Sin embargo, hasta el momento la retórica de Alvarado en torno a la&nbsp;<a title="política de seguridad" href="https://es.insightcrime.org/tag/politica-de-seguridad/">política de seguridad</a>&nbsp;ha sido vaga e inconsistente.</p> <p>De hecho, Alvarado ha propuesto mejorar la infraestructura de la policía nacional y la capacitación que se les ofrece a los agentes, así como fortalecer los programas de seguridad ciudadana, como parte de la&nbsp;<a href="https://carlos.cr/prevencion">labor preventiva</a>&nbsp;para luchar contra la criminalidad. </p><p>Mejorar la formación de los policías es esencial, dado que el año pasado el Gobierno tomó una&nbsp;<a href="https://es.insightcrime.org/noticias/noticias-del-dia/costa-rica-enviara-policias-poco-entrenados-calles/">cuestionable medida</a>&nbsp;mediante la cual se redujeron los requisitos de entrenamiento, con el fin de poner más policías a patrullar las calles. Pero la propuesta de Alvarado no especifica cómo se podrían dar estas mejoras ni cómo se abordarán algunas de las causas generadoras de la violencia en&nbsp;<a title="Costa Rica" href="https://es.insightcrime.org/tag/costa-rica-pais/">Costa Rica</a>.</p><p class="mag-quote-center">El presidente electo se ha referido a una de las causas de la creciente violencia: el acceso a las armas de fuego.</p> <p>Las propuestas de Alvarado de&nbsp;<a href="https://carlos.cr/lucha-contra-el-delito">atacar al crimen organizado</a>&nbsp;también carecen de claridad. El presidente electo se ha referido a una de las causas de la creciente violencia: el acceso a las armas de fuego. </p><p>Para corregir esto ha propuesto un control de armas más estricto y ha planteado la necesidad de un registro de armas con el fin de poderlas rastrear más fácilmente. Pero en&nbsp;<a title="Latinoamérica" href="https://es.insightcrime.org/tag/latinoamerica/">Latinoamérica</a>&nbsp;<a href="https://es.insightcrime.org/noticias/analisis/recientes-decomisos-denotan-floreciente-mercado-armas-latinoamerica/">abundan las armas ilegales</a>&nbsp;utilizadas por los grupos criminales, y es poco probable que un registro por sí solo logre arrebatárselas a los criminales.</p> <p>Alvarado también ha propuesto una&nbsp;<a href="https://www.crhoy.com/nacionales/carlos-alvarado-sobre-inseguridad-hay-que-golpear-al-narco-con-trabajo-territorial/">ley de confiscación de activos</a>&nbsp;en&nbsp;<a title="Costa Rica" href="https://es.insightcrime.org/tag/costa-rica-pais/">Costa Rica</a>&nbsp;—una&nbsp;<a href="https://es.insightcrime.org/noticias/analisis/decomiso-activos-latinoamerica-dilema-moral/">polémica herramienta</a>&nbsp;utilizada por las autoridades de toda la región para ir tras las finanzas de los grupos criminales—. Sin embargo, hay poca evidencia de que dicha política logre reducir la creciente inseguridad, sobre todo en el corto plazo.</p> <p>Por otra parte, el Partido Acción Ciudadana&nbsp;<a href="https://pac.cr/wp-content/uploads/2017/01/IDEARIO-CIUDADANO.pdf">no cuenta</a>en su plataforma con secciones específicas sobre crimen y seguridad. Falta ver si el nuevo gobierno delineará propuestas más concretas con respecto a la inseguridad en&nbsp;<a title="Costa Rica" href="https://es.insightcrime.org/tag/costa-rica-pais/">Costa Rica</a>, donde en los primeros tres meses de 2018 se presentó un&nbsp;<a href="http://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&amp;id=164498&amp;SEO=homicidios-en-costa-rica-marcan-record-en-primer-trimestre-de-2018">nuevo récord</a>&nbsp;de&nbsp;<a title="homicidios" href="https://es.insightcrime.org/tag/homicidios/">homicidios</a>.</p><p>&nbsp;</p><hr /><p>Este artículo fue previamente publicado en&nbsp;<em>Insight Crime</em>. Puede leer el original&nbsp;<em><strong><a href="https://es.insightcrime.org/noticias/noticias-del-dia/presidente-electo-de-costa-rica-carece-de-plan-para-enfrentar-la-creciente-inseguridad/">aquí</a></strong></em></p><p>&nbsp;</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/luc-dammert-francesc-badia-i-dalmases/qu-violencias-en-am-rica-latina">¿Qué violencias en América Latina?</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/jonathan-d-rosen/estrategias-contra-pandillas-en-am-rica-central-laprisi-n-y-la-ma">Estrategias contra-pandillas en América Central: prisión y mano dura no funcionan</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/aram-barra/instintodevida-en-am-rica-latina">¡Nada justifica el homicidio! #InstintoDeVida en América Latina</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-country"> <div class="field-label"> Country or region:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Costa Rica </div> </div> </div> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Conflict </div> <div class="field-item odd"> Culture </div> <div class="field-item even"> Democracy and government </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Costa Rica Civil society Conflict Culture Democracy and government Elecciones violencia InSight Crime Parker Asmann Thu, 19 Apr 2018 09:57:10 +0000 Parker Asmann and InSight Crime 117386 at https://www.opendemocracy.net El vía crucis de los migrantes https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/danica-jorden/el-v-crucis-de-los-emigrantes <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>La marcha anual que se organiza en Semana Santa para llamar la atención sobre la situación en la que se vive en Centroamérica ha conseguido este año suscitar interés internacional. <em><strong><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/danica-jorden/mexico-in-time-of-caravan">English</a></strong></em></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/Picture1_12.png" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/Picture1_12.png" alt="" title="" width="460" height="307" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Emigrantes centroamericanos camino de la frontera con Estados Unidos. Image: http://www.pueblosinfronteras.org/</span></span></span></p><p>Puebla, México, abril de 2018: la marcha anual de Semana Santa para llamar la atención sobre la difícil situación de los ciudadanos centroamericanos, que habitan una región donde el índice de asesinatos es el más alto del mundo, ha suscitado este año el interés de las organizaciones de ayuda humanitaria internacionales, de las Naciones Unidas… y del presidente de los Estados Unidos. </p><p>Mientras la ONU instaba al gobierno Mexicano a facilitar un salvoconducto que permitiera un tránsito seguro a los cerca de 1.200 ciudadanos que cruzaron la frontera sur del país, Donald Trump reaccionaba atemorizado, amenazando con desplegar unidades de la Guardia Nacional en su frontera sur, a más de 2.000 km de distancia.</p> <p>A la marcha, o caravana, se le conoce popularmente como el Vía Crucis del Migrante. Se trata de un evento de periodicidad más o menos anual organizado por <a href="///C:/Users/Sergio/Documents/Barna/Master%20Lessons/IBEI/Master%20Documents/Internships/Open%20Democracy/Papers/Publishing/Articles%20to%20be%20published/Migrant%20Stations%20of%20the%20Cross">Pueblos sin Fronteras</a>, una ONG que lleva más de diez años operando desde Arizona. </p><p>Como es bien sabido, un Vía Crucis reproduce el camino que Jesucristo tuvo que recorrer, según el Cristianismo, hacia su ejecución: un recorrido en 14 etapas, o estaciones, en las que se relatan las cargas, humillaciones, consuelos, torturas y muerte que sufrió antes de resucitar y ascender a los cielos en el día que hoy se conoce como Domingo de Pascua. </p><p>En la históricamente muy católica Centroamérica, recordar el itinerario que marcan dichas estaciones es algo importante. </p><p>El Vía Crucis del Migrante, que en años pasados solía contar con una afluencia de menos de un centenar de personas, creció inesperadamente este año, aunque en retrospectiva quizás era de prever, según confiesa Ireneo Mujica, uno de sus organizadores. </p><p>La caravana de este año cuenta con muchos hondureños, lo que es indicativo de los niveles de violencia extrema que azota ese país y la profunda crisis política que padece tras las reñidas elecciones presidenciales de noviembre y posterior escalada de protestas ante las que las autoridades respondieron con un “<a href="http://www.ohchr.org/en/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=22799&amp;LangID=E">uso excesivo de la fuerza</a>”.</p> <p>La caravana está formada en su mayor parte por mujeres, niños, menores no acompañados y personas del colectivo LGTBI, que se han visto forzadas a abandonar sus hogares y buscan protección al amparo de esta marcha organizada.</p><p class="mag-quote-center">Hallar camiones&nbsp;cargados de migrantes centroamericanos que se exponen a morir de calor y de sed, se ha convertido ya en algo habitual en México.</p><p>Según Médicos Sin Fronteras, en Honduras, incluso los <a href="https://www.doctorswithoutborders.org/country-region/honduras">hospitales</a> son peligrosos para las víctimas de violencia de género, ya que no pueden garantizar su seguridad en sus instalaciones. Y su tránsito por México está plagado de peligros incluso para los más fuertes.</p> <p>La violencia es el factor que determina de manera más directa el fenómeno migratorio en América Central. Una profesora canadiense que participaba en una conferencia sobre educación comparativa en el centro histórico de Ciudad de México decía que ella ya no viaja a El Salvador porque es “demasiado peligroso”. </p><p><a href="https://www.reuters.com/article/us-mexico-immigration/dozens-of-central-american-children-rescued-from-sweltering-truck-in-mexico-idUSKBN1H61M9">Hallar camiones</a> cargados de migrantes centroamericanos que se exponen a morir de calor y de sed, se ha convertido ya en algo habitual en México – ocurre incluso en los días en que se está celebrando la marcha.</p> <p>Tras un alto en Oaxaca, un grupo reducido de personas se sale de la marcha para llegar hasta la ciudad de Puebla con el objetivo de continuar luego hacia Ciudad de México. </p><p>A lo largo del camino, estas personas pueden solicitar asilo político, ponerse en contacto con familiares en México, o incluso aprovechar los visados de tránsito de 20 días para intentar alcanzar la frontera con Estados Unidos y aventurarse a cruzarla.</p> <p>Roberto Campos, un taxista de Puebla, cuenta que los hondureños llegan a la ciudad hacinados en camionetas y que aunque muchos de ellos consiguen terminar su viaje físicamente enteros, otros muchos no logran sobrevivir psicológicamente. </p><p>“Es un hondureño, es un hondureño”, dice señalando a un hombre demacrado agachado en la sombra al lado de la carretera, y luego a otro hombre descalzo que deambula sin rumbo en un cruce. Roberto suele darles comida antes que dinero, para que no se lo gasten en bebida.</p> <p>Aunque el Estado de Puebla es muy industrializado y tienen su sede allí multinacionales extranjeras como Volkswagen y Audi, éstos son tiempos difíciles para la población local. </p><p>“Nuestras patrullas llevan Jettas, pero el salario mínimo aquí es de 88.36 pesos al día”, explica Roberto, “y una comida barata, nada del otro mundo, cuesta al menos 150 pesos… No se puede tener un gobierno rico y una población pobre”.</p> <p>No parece, sin embargo, que la llegada de la caravana centroamericana preocupe mucho a los habitantes de Puebla. Mientras que Trump fanfarronea y azuza el miedo racista, y que &nbsp;los cuatro principales candidatos a la presidencia de México hacen frente común ante las represalias estadounidenses, los lugareños parecen desconcertados. </p><p>“No hacen ningún daño”, dicen Saúl y Jesús, dos estudiantes de la Universidad de Puebla que están realizando entrevistas a turistas en el Zócalo para un proyecto estudiantil coincidiendo con la partida de la caravana de Oaxaca hacia Puebla. </p> <p>Dos días más tarde, con los migrantes ya en la ciudad, Marta y sus colegas de la recepción de la Casa de Oración San José insisten en que no hay nada que temer de la caravana: “Ellos vienen aquí cada año. Son creyentes”.</p><p class="mag-quote-center">México ha ido&nbsp;repatriando centroamericanos&nbsp;discretamente, haciendo caso omiso del fundamento de sus peticiones de asilo.</p> <p>A pesar de la generosidad de la gente con los migrantes centroamericanos, la respuesta oficial es contradictoria. </p><p>Mientras que los Estados Unidos <a href="https://www.amnesty.org.uk/blogs/global-voices/how-stir-refugee-crisis-five-steps-trump-style">violan de modo flagrante</a> el derecho internacional que prohíbe explícitamente el <em>non-refoulement</em>, o devolución de personas procedentes de países en los que su vida corre peligro, México ha ido <a href="http://www.elfinanciero.com.mx/nacional/autoridades-mexicanas-obligan-a-migrantes-centroamericanos-a-regresar-a-sus-paises-amnistia">repatriando centroamericanos</a> discretamente, haciendo caso omiso del fundamento de sus peticiones de asilo.</p> <p>Según un informe de Amnistía Internacional (AI) publicado el pasado mes de enero, el gobierno mexicano deportó a 80.353 migrantes en 2017. </p><p>AI <a href="https://www.eleconomista.com.mx/politica/Mexico-deporta-ilegalmente-a-migrantes-centroamericanos-AI-20180123-0103.html">llevó a cabo una encuesta</a> entre migrantes centroamericanos en México y se encontró con que la mayoría desconocía su derecho a solicitar asilo. Los migrantes encuestados también calificaron el trato recibido por parte de las autoridades mexicanas de “malo” o “muy malo”. </p> <p>En Julio de 2014, México lanzó su Programa Frontera Sur en respuesta a presiones, por parte del gobierno de Obama, para poner freno al aumento de niños centroamericanos no acompañados que atravesaban territorio mexicano y pedían asilo en los Estados Unidos. </p><p>Desde entonces, según Human Rights Watch, se ha concedido asilo a <a href="///C:/Users/Sergio/Documents/Barna/Master%20Lessons/IBEI/Master%20Documents/Internships/Open%20Democracy/Papers/Publishing/Articles%20to%20be%20published/.%20http:/www.animalpolitico.com/2016/03/mexico-fracasa-en-proteger-a-ninos-migrantes-no-acompanados-solo-dio-refugio-a-57-hrw/">menos de un 1%</a> de los menores interceptados en dicha situación.</p> <p>A qué obedece que países prósperos, que se han edificado sobre la base de la inmigración, se centren en un número relativamente pequeño de refugiados indefensos? Basilio Villagrón Pérez, que ha estado acampando frente a la fiscalía en Ciudad de México en honor a los 43 estudiantes de magisterio desaparecidos en Ayotzinapa, lo califica de “terrorismo de Estado contra la gente que se organiza. </p><p>Los hijos de los indígenas y de los campesinos son siempre los más organizados y los que más se movilizan para protestar por sus derechos”.</p><p> En el caso del Vía crucis, lo que esta gente está reclamando es su derecho a migrar, a cruzar unas fronteras que ellos no trazaron, a huir de la violencia, a buscar una vida mejor. </p><p>En un mundo donde los grandes negocios pueden operar transnacionalmente sin problemas, pero en el que la gente no puede circular incluso cuando teme por su vida, debemos cuestionarnos nuestras prioridades. Los migrantes de la caravana se niegan a suplicar, están reivindicando sus derechos con dignidad.</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/ivan-briscoe/abordar-el-cuello-de-botelle-migratorio-en-el-sur-de-m-xico">Cuello de botella migratorio al sur de México</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/laura-dowley/los-que-huyen-del-tri-ngulo-del-norte-encuentran-refugio-en-m-xico">México: tierra de refugio</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/matt-kennard/honduras-politics-of-violence">Honduras, the politics of violence</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-country"> <div class="field-label"> Country or region:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Mexico </div> </div> </div> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Conflict </div> <div class="field-item odd"> Democracy and government </div> <div class="field-item even"> Equality </div> <div class="field-item odd"> International politics </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Mexico Civil society Conflict Democracy and government Equality International politics Danica Jorden Wed, 18 Apr 2018 15:35:09 +0000 Danica Jorden 117375 at https://www.opendemocracy.net La evolución de la participación democrática https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/ana-lis-rodr-guez/viejas-preguntas-nuevas-respuestas-0 <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>Repensar la representación implica ampliar la comunidad de deliberación y redefinir no sólo quiénes pueden decidir en temas públicos que les afectan, sino cómo se toman las decisiones. <em><strong><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/ana-lis-rodr-guez/old-questions-new-answers-0">English</a>, <a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/ana-lis-rodr-guez/perguntas-antigas-novas-respostas">Português</a></strong></em></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/7496802920_e7304a85c2_z_1_1.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/7496802920_e7304a85c2_z_1_1.jpg" alt="" title="" width="460" height="258" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Creado por Maria Boehling para opensource.com. Flickr. Algunos derechos reservados.</span></span></span></p><p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/El ecosistema de_15.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/El ecosistema de_15.jpg" alt="" title="" width="460" height="57" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'></span></span></p><p class="blockquote-new">Este artículo es un extracto de un artículo original publicado en el eBook&nbsp;<a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/apps4citizens/ebook">El ecosistema de la Democracia Abierta</a>&nbsp;y se puede encontrar&nbsp;<a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/ana-lis-rodr-guez/viejas-preguntas-nuevas-respuestas">aquí.</a></p><p>Actualmente, se puede decir que la connotación de la participación ciudadana está cambiando y, dentro de su proceso de redefinición, vemos cómo diferentes formas y desarrollos comienzan a tomar partido y a ampliar el sentido de lo que en antaño significaba participar, elegir, debatir e interactuar. </p> <p>Sin duda, la participación es uno de esos temas que se convierten en el eje transversal de muchas discusiones públicas, ya que constituye una de las áreas que puede redefinir nuestras democracias en cuanto a los sistemas de gobierno.</p> <p>De esta forma, observamos cómo diversas iniciativas de la sociedad civil comienzan a tener un amplio campo de acción en este aspecto, haciendo uso de las tendencias tecnológicas que ofrece Internet. </p><p>Así, iniciativas como Democracia en Red, que nació en la ciudad de Buenos Aires en 2012, fruto de una reflexión en la que se trabajó en la creación de herramientas online que facilitaran los procesos de participación y promovieran estrategias de institucionalización del uso de las mismas, por medio de una herramienta de software de código abierto, accesible y versátil, que hace posible una participación ampliada. </p> <p>A lo largo de estos años de trabajo, investigación y experimentación, se creó la plataforma online —también de código abierto— DemocracyOS (DOS), que facilita a grupos, personas y/u organizaciones proponer, debatir y votar temáticas libremente elegidas. </p><p> Herramientas como éstas promueven el aumento de la participación ciudadana, fomentan la democracia deliberativa e impulsan la formación de una ciudadanía activa, y resultan de vital importancia dadas las características puntuales de estos tiempos, en donde tenemos a nuestra disposición cientos de instrumentos que nos permiten leer y entender de forma óptima los problemas de índole social, política o económica de la ciudadanía, que nos permite ver la sociedad por medio del análisis de datos y de diversos mecanismos de interacción.</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/yago-bermejo-abati/ciudades-democr-ticas-o-c-mo-producir-colaborativamente-pensami">Ciudades democráticas: nuevas tecnologías comunes para la participación</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/pablo-collada/ciudadan-del-siglo-xxi-educaci-n-participaci-n-tecnolog">Ciudadanía del siglo XXI: Educación + Participación + Tecnología</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/ricard-espelt-m-nica-garriga/plataformas-digitales-y-democracia">Plataformas digitales y democracia</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Culture </div> <div class="field-item odd"> Democracy and government </div> <div class="field-item even"> Ideas </div> <div class="field-item odd"> Internet </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Civil society Culture Democracy and government Ideas Internet Ana Lis Rodríguez Wed, 18 Apr 2018 12:16:27 +0000 Ana Lis Rodríguez 117123 at https://www.opendemocracy.net Corrupción imparable y violencia fuera de control ante las elecciones mexicanas https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/felipe-ochoa-mogrovejo/corrupci-n-imprable-y-violencia-fuera-de-control-ante-las-e <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>El 1 de junio de este año, México se presenta a la jornada electoral más grande de su historia. Se elegirán 3.416 cargos públicos a nivel local y federal.</p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/Zocalo_mexico_city_main_square.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/Zocalo_mexico_city_main_square.jpg" alt="" title="" width="460" height="320" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Bandera mexicana en El Zócalo, plaza principal de Ciudad de México donde se encuentra el Palacio Nacional. Fuente: Wikimedia Commons. Todos los derechos reservados</span></span></span></p><p>El 1 de junio de este año, México se presenta a la jornada electoral más grande de su historia. Se elegirán 3.416 cargos públicos a nivel local y federal. Tras las distintas disyuntivas internas en cada uno de los partidos, se han presentado hasta seis candidatos a la carrera para ocupar Los Pinos a partir del próximo primero de diciembre por un período de cinco años y 10 meses<a href="///C:/Users/Sergio/Documents/Barna/Master%20Lessons/IBEI/Master%20Documents/Internships/Open%20Democracy/Papers/Proyect/Mexico/Elecciones%20en%20Me%CC%81xico%20edited_FO.docx#_ftn1">[1]</a>.</p><p> Estamos ante una variedad en las experiencias de los candidatos, sus alianzas, propuestas, críticas y alineaciones frente a un panorama político que se avista conflictivo. Pero según las encuestas recientes, sólo tres&nbsp; candidatos tienen posibilidades. Más allá de sus personalidades y trayectoria política, la variedad de la oferta parece más aparente que real.&nbsp;&nbsp;<span>&nbsp;</span></p><h3><strong>Calendario y candidaturas</strong><strong>&nbsp;</strong></h3> <p>El inicio del proceso electoral 2017-2018 lo dio a conocer el Instituto Nacional Electoral (INE) el 8 de septiembre de 2017. Hasta el 14 de octubre se podían postular los candidatos independientes y hasta el 13 de diciembre, los partidos políticos podían presentar coaliciones y precandidatos. </p><p>Desde el 14 de diciembre al 11 de febrero se realizaron los procesos de pre campaña que comprende los actos públicos y promocionales de los partidos políticos, la militancia y los precandidatos para captar el voto interno de cada uno de sus afiliados y lograr formar parte de la contienda en representación de las fuerzas políticas. Sin embargo, por primera vez en la historia de México, los nueve partidos políticos federales se aliaron en grupos de tres y apoyaron a un solo precandidato respectivamente.&nbsp;</p><p class="mag-quote-center">Por primera vez en la historia de México, los nueve partidos políticos federales se aliaron en grupos de tres y apoyaron a un solo precandidato respectivamente.&nbsp;</p> <p>El Partido Revolucionario Institucional -PRI-, que actualmente ostenta el poder, estableció la alianza “Todos por México” con el apoyo del Partido Verde Ecologista (con quien Enrique Peña Nieto ganó las elecciones en 2012) y del Partido Nueva Alianza -PANAL-. Su candidato a la presidencia es el ex Secretario de Hacienda, José Antonio Meade.</p><p>Desde septiembre de 2017, el Partido Acción Nacional (PAN) -que mantuvo la Presidencia de la Unión del 2000 al 2012- anunció su coalición “Por México al Frente” con el Partido Renovación Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC) oficializada en diciembre del mismo año con la motivación de Ricardo Anaya para liderar la contienda electoral.</p> <p>“Juntos haremos historia” es la asociación política del Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), el Partido del Trabajo (PT) y el Partido Encuentro Social (PES) que ha escogido como contendiente a la carrera presidencial al dos veces candidato Andrés Manuel López Obrador (conocido como AMLO). </p><p>La alianza fue concebida en sus inicios como una convergencia de izquierdas; pero, luego de las diferencias entre López Obrador y los dirigentes del PRD y MC, el líder de MORENA decidió participar sólo con el PT. Sin embargo, en noviembre de 2017 el conservador Partido Encuentro Social anunció que se encontraba en negociaciones con la coalición para apoyar a AMLO como candidato de esa fuerza política. </p><p>Finalmente, la alianza fue inscrita oficialmente en las fechas legales cuyas críticas no se hicieron esperar especialmente por el conservadurismo ideológico presente en Encuentro Social que ha manifestado en múltiples ocasiones su rechazo a las políticas de matrimonio igualitario y aborto legal.</p> <p>En cuanto a la presentación de candidaturas independientes, de las 74 postulaciones presentadas hasta el 14 de octubre de 2017, tan solo 3 cumplían con los requisitos necesarios que implicaban la recolección de al menos el 1% de firmas del padrón electoral (800 mil aproximadamente) en 17 entidades federativas tal y como dispone el artículo 371 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales. Margarita Zavala, Jaime Rodríguez Calderón (<em>El bronco</em>) y Armando Ríos Piter lograrón superar el primer filtro del INE, sin embargo, la primera candidata finalmente participará de la contienda por la presidencia debido a que las autoridades electorales encontraron irregularidades en las firmas presentadas por los otros dos candidatos.</p> <h3><strong>Tres candidatos con posibilidades de victoria</strong>&nbsp;</h3> <h2>Andrés Manuel López Obrador (AMLO)&nbsp;</h2> <p>Con una postura de izquierda progresista, Andrés Manuel López Obrador se presenta a los comicios presidenciales por tercera ocasión. AMLO, como se hace llamar en una efectiva confusión entre su acrónimo y el de un hipotético partido unipersonal, ha sido Jefe de Gobierno del Distrito Federal y, como líder del Partido Renovación Democrática contendió con Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto en las elecciones de 2006 y 2012 respectivamente. </p><p>Luego de diferencias internas, se separó del PDR y formó su propia fuerza política denominada Movimiento de Regeneración Nacional. En coalición con el Partido del Trabajo y, sorprendentemente, con el conservador Partido Encuentro Social, aspira ser Presidente de México con 69 años de edad.&nbsp;</p><p class="mag-quote-center">Conocido como la representación del México profundo, López Obrador lidera las encuestas de interés de voto luego de la finalización de las etapas de precampaña que varían del 38% al 32% de intención.</p> <p>Conocido como la representación del México profundo, López Obrador lidera las encuestas de interés de voto luego de la finalización de las etapas de precampaña que varían del 38% al 32% de intención. En su “Proyecto Alternativo de Nación 2018-2024”, marca sus líneas generales en cuanto a la erradicación de la corrupción y la violencia, la lucha contra la pobreza y desigualdad, y la reactivación económica. </p><p>Fue el único candidato que ha presentado la lista de las personas que conformarían el gabinete de gobierno en caso de ganar el próximo 1 de junio. </p><p>Entre sus más grandes críticas tenemos la alianza con el partido de derecha Encuentro Social, la propuesta de amnistía para los líderes de carteles de droga y la supuesta relación con Elba Esther Gordillo, ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, quien está envuelta en múltiples procesos judiciales por corrupción y malversación de fondos públicos. Además, algunos de sus opositores afirman que los gobiernos de Rusia y Venezuela influyen en su campaña.&nbsp;</p> <h2>Ricardo Anaya Cortés&nbsp;</h2> <p>El político queretano de 39 años fue diputado local y federal, Presidente de la Cámara de Diputados y Presidente de Acción Nacional hasta su renuncia y posterior anuncio para contender la carrera presidencial. En una inusual alianza con el PRD, y junto a Movimiento Ciudadano, formaron la coalición “Por México al Frente”. Anaya se convertiría en el segundo presidente más joven de la historia del país luego de Emilio Portes Gil (1928-1930), que accedió a la presidencia a los 38 años.&nbsp;</p> <p>Anaya es el segundo candidato con más intención de voto. En una investigación realizada por el analista Kiko Llaneras para <em>El País</em>, el líder panista tendría en promedio un 29.2% de los sufragios en los comicios de junio. Sin embargo, en este mismo estudio, es el candidato que menos rechazo genera y que mayor ventaja obtendría si AMLO no es favorecido por los indecisos.</p><p class="mag-quote-center">Anaya se convertiría en el segundo presidente más joven de la historia del país luego de Emilio Portes Gil (1928-1930), que accedió a la presidencia a los 38 años.&nbsp;</p><p> Entre sus propuestas principales se destacan el aumento del salario mínimo, un gobierno de coalición que genere estabilidad en el país para abordar los temas de corrupción y violencia, y generar procesos de desarrollo económico. Por otro lado, Anaya Cortés no ha podido desvincularse de las críticas por enriquecimiento ilícito de su familia vinculada a sus cargos públicos.</p><p> Asimismo, <em>El Universal </em>y <em>Proceso</em> -dos medios de comunicación masivos- denunciaron investigaciones sobre desvío de fondos públicos a través de su Fundación por más Humanismo.&nbsp;</p> <h2>José Antonio Meade&nbsp;</h2> <p>Ex portavoz de las Secretarías de Hacienda y Relaciones Exteriores en los gobiernos de Calderón y Peña Nieto, José Antonio Meade es el candidato oficialista. </p><p>El Partido Revolucionario Institucional decidió reformar sus estatutos con la finalidad de permitir que una persona que no milite en el mismo pueda ser candidato priista. “Todos por México”, una alianza conformada por el PRI, el Partido Verde Ecologista y Nueva Alianza, apoyó a Meade como su representante a la contienda.&nbsp;</p> <p>José Antonio Meade tercia las elecciones tras la caída abrupta de popularidad de Enrique Peña Nieto en los últimos seis meses, la peor en comparación con sus dos antecesores. El Presidente actual deja un legado en donde la corrupción y la criminalidad han permitido que el 2017 se convierta en el año más violento de la historia reciente de México. </p><p>El candidato del PRI propone apresurar el nombramiento del Fiscal Anticorrupción y Fiscal General, la cadena perpetua para políticos corruptos, y la creación de zonas económicas especiales que fomenten el progreso económico. </p><p class="mag-quote-center">El Presidente actual deja un legado en donde la corrupción y la criminalidad han permitido que el 2017 se convierta en el año más violento de la historia reciente de México.</p><p>Los escándalos de corrupción en Tamaulipas, Chihuahua y Quintana Roo -de gobiernos estatales priistas- y su vinculación con el aumento de los precios de los combustibles cuando fue Secretario de Hacienda, han marcado las críticas de su precampaña. Además, fue multado por el Instituto Nacional Electoral por un spot navideño, catalogado como acto de campaña anticipada.&nbsp;</p> <h3><strong>Violencia y corrupción: asignaturas pendientes</strong></h3> <p>México inició el 2018 con un reporte de violencia sin precedentes en la historia reciente. El Sistema de Seguridad Pública reportó hasta noviembre de 2017 más de 23 mil casos de muertes violentas en el país, que superó por un millar al último año del gobierno de Felipe Calderón que era hasta entonces el que ocupaba el primer lugar.</p> <p>Ubicado en el puesto número 123 por Transparencia Internacional, México ha caído 28 lugares en el índice mundial de corrupción. La crisis económica agrava más el panorama estatal que lo mantiene como el segundo estado con mayor desigualdad de entre los países según datos de la OCDE.</p> <p>Para el nuevo sexenio, más allá de quien sea el ganador de la contienda electoral, los retos fundamentales son la fragmentación del poder y la urgencia de una reforma de las instituciones para el control de la corrupción y de una violencia intolerable.</p><p>&nbsp;</p> <p>&nbsp;</p><hr /><p>&nbsp;</p><p><a href="///C:/Users/Sergio/Documents/Barna/Master%20Lessons/IBEI/Master%20Documents/Internships/Open%20Democracy/Papers/Proyect/Mexico/Elecciones%20en%20Me%CC%81xico%20edited_FO.docx#_ftnref1">[1]</a> A partir de la Reforma Electora de 2014, el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos tomará posesión el 1 de octubre de cada año empezando en 2024 por un período de seis años. </p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/guillermo-trejo/m-xico-2018-fin-de-era-y-cambio-de-r-gimen">México 2018: ¿Será posible un cambio de régimen?</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/massimo-modonesi/m-xico-antes-de-la-tormenta-electoral">¿Soplan vientos progresistas en México?</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/esteban-arratia-sandoval/el-dilema-del-candidato-l-pez-obrador-frente-al-narco">El dilema del candidato López Obrador frente al narco </a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-country"> <div class="field-label"> Country or region:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Mexico </div> </div> </div> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Culture </div> <div class="field-item odd"> Democracy and government </div> <div class="field-item even"> International politics </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Mexico Civil society Culture Democracy and government International politics Elecciones 2018 Elecciones Felipe Ochoa Mogrovejo Wed, 18 Apr 2018 10:37:54 +0000 Felipe Ochoa Mogrovejo 117370 at https://www.opendemocracy.net Justicia transicional: es hora de un replanteamiento https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/paul-seils/justicia-transicional-es-hora-de-un-replanteamiento <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>El conjunto de herramientas de justicia transicional se desarrolló para circunstancias distintas de la mayoría de los conflictos violentos actuales. Es necesario reconsiderarlo para generar resultados en los temas de mayor interés para las víctimas. <strong><a href="https://www.openglobalrights.org/paul-seils/Transitional-justice-time-for-a-re-think/"><em>English</em></a></strong></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/Justicia transicional.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/Justicia transicional.jpg" alt="" title="" width="460" height="299" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Una mujer congoleña cargando leña para cocinar la comida familiar pasa junto a los soldados franceses patrullando en la ciudad de Bunia en junio de 2003 durante la Operación Artemis. Stephen Morrison- EFE</span></span></span></p><p>¿Cómo se vería la justicia en los conflictos en Siria, la República Democrática del Congo (RDC), Irak, Yemen y Somalia? ¿Qué esperaríamos que logre? Durante más de dos décadas, el campo de la justicia transicional ha tratado de responder estas preguntas. </p><p>Por lo general, la justicia transicional se entiende como un&nbsp;<a href="https://www.ictj.org/about/transitional-justice">paquete de medidas</a>&nbsp;que incluye enjuiciamientos penales, comisiones de la verdad, reparaciones para las víctimas y reformas de las instituciones abusivas. Pero las circunstancias en las que podrían tener éxito estas medidas tienen poco que ver con los países mencionados anteriormente.&nbsp;</p> <p>Necesitamos reconsiderar las expectativas sobre la justicia en los conflictos. Los actores que participan en los procesos de paz deben asegurarse de que la justicia proporcione un beneficio tangible a las víctimas, y establezca las bases para una noción de reconciliación significativa. </p><p>El objetivo no debe ser transformar a la sociedad en las próximas décadas, sino estabilizarla y librarla de conflictos en el corto y mediano plazo.</p> <p>La justicia transicional, tal como se entiende hoy en día, surgió en las décadas de los 1980 y 1990 con ejemplos de vanguardia en Argentina, Chile y Sudáfrica. Para la llegada del nuevo milenio, habían sucedido dos cosas. La justicia tradicional había prometido una medida de justicia sin poner en riesgo la estabilidad, de ahí la ausencia de enjuiciamientos penales en Chile y Sudáfrica. </p><p class="mag-quote-center">El objetivo no debe ser transformar a la sociedad en las próximas décadas, sino estabilizarla y librarla de conflictos en el corto y mediano plazo.</p><p>Pero justo mientras Sudáfrica hacía su oferta de&nbsp;<a href="https://en.wikipedia.org/wiki/Truth_and_Reconciliation_Commission_(South_Africa)">“verdad a cambio de amnistía”</a>, 120 Estados se sumaban a la Corte Penal Internacional (CPI). Al unirse a la CPI, estos Estados estaban rechazando cualquier trato similar en el futuro, ya que su membresía los obligaba a enjuiciar los delitos internacionales (o la CPI lo haría). </p><p>El establecimiento de la CPI fue la culminación de una larga “lucha contra la impunidad”. Por lo tanto, la justicia transicional se entiende hoy en día como un paquete que&nbsp;<em>incluye</em>&nbsp;el enjuiciamiento, y no como una alternativa al mismo.</p> <p>En segundo lugar, los tiempos cambiaron: las circunstancias para las que se diseñó la justicia transicional cada vez eran menos frecuentes. </p><p>La práctica de la justicia transicional surgió para responder a la pregunta de qué deberían hacer los nuevos gobiernos democráticos con respecto a los abusos de regímenes que antes fueran represivos. Pero para el año 2000, la ola de transiciones democráticas posterior a la Guerra Fría prácticamente había terminado.</p> <p>Las mismas medidas que se diseñaron para enfrentar los delitos de regímenes represivos en países con instituciones relativamente sólidas se transfirieron a circunstancias muy distintas, donde casi no existían esas características. Por ejemplo, el&nbsp;<a href="https://peacemaker.un.org/sites/peacemaker.un.org/files/CD_030402_SunCityAgreement.pdf">Acuerdo de Sun City de 2003</a>&nbsp;para terminar el conflicto en la RDC propuso medidas de justicia transicional similares a las del paquete para Sudáfrica, prestando escasa atención a las diferencias entre los dos países.</p> <p>Más recientemente, el fracasado&nbsp;<a href="https://peacemaker.un.org/sites/peacemaker.un.org/files/Agreement%20on%20the%20Resolution%20of%20the%20Conflict%20in%20the%20Republic%20of%20South%20Sudan.pdf">Acuerdo de Addis Abeba de 2015</a>&nbsp;para poner fin al conflicto en Sudán del Sur propuso todo el conjunto de herramientas de justicia transicional sin hacer grandes esfuerzos por averiguar de antemano qué se podría lograr en términos razonables.</p> <p>La justicia transicional fue concebida para ayudar a restablecer el estado de derecho. Esto sugiere que, en el pasado relativamente reciente, el estado de derecho ya había tenido algunas raíces o aceptación en el país en cuestión. Ese no es el caso en muchos de los países en los que hoy se debate el uso de medidas de justicia transicional, si no es que en la mayoría. Y esto marca una gran diferencia.</p> <p>Insistir en este enfoque, ofreciendo el mismo conjunto de mecanismos independientemente de las realidades locales, tiene sus costos. A menudo promete algo que no se puede cumplir. Al hacer promesas vanas sobre derechos, justicia y reconciliación a las personas que salen de un conflicto, se vuelve mucho más difícil convencerlas del valor de estas cuestiones más adelante. Esto deja el campo abierto para quienes buscan desacreditar estas mismas ideas.</p><p class="mag-quote-center">En las sociedades que han sido gravemente devastadas por la guerra, tenemos que plantear el proyecto de justicia como algo tangible, pasando de lo abstracto a lo concreto de manera más rápida y convincente.</p> <p>En las sociedades que han sido gravemente devastadas por la guerra, tenemos que plantear el proyecto de justicia como algo tangible, pasando de lo abstracto a lo concreto de manera más rápida y convincente. Esto implica adoptar un enfoque que realmente se centre en las víctimas para priorizar las cuestiones que marcarán una diferencia genuina en el corto y mediano plazo. </p><p>También implica alejarse de los paquetes de herramientas y analizar minuciosamente cada situación. Por ejemplo, las guerras mencionadas anteriormente implican un desplazamiento y una destrucción masivos, pero con frecuencia no se presta suficiente atención al restablecimiento de los derechos territoriales, de vivienda y de propiedad. </p><p>Sin embargo, es poco probable que exista una manera más directa y concreta de demostrar que el gobierno trabaja de forma equitativa por los derechos de su población.</p> <p>El campo de la justicia transicional se centra en la rendición de cuentas. Pero la justicia es más que asignar culpas. Tenemos que ser capaces de reivindicar derechos incluso cuando no se puede determinar la responsabilidad penal, o no todavía. Al hacerlo, podemos sentar las bases para creer en los derechos como vías hacia la justicia y el respeto. Las personas necesitan ver que los derechos marcan una diferencia real. No basta con ofrecer justicia simbólica y prometer únicamente una lucha de largo plazo para conseguir avances.</p> <p>En sus inicios, la justicia transicional se centró en gran medida en la reconciliación. Esta es una noción polémica, y difícil de lograr, por lo que no se habla mucho al respecto. Pero tenemos que abordar los procesos de deshumanización que ocurrieron en los conflictos y demostrar que la ciudadanía iguala las circunstancias, independientemente de la fe, el género o el color. </p><p>La reconciliación debe entenderse como la igualdad basada en los derechos, y no como una alternativa a ella. Sin avances inmediatos en estos temas en lugares como Siria, Irak y Yemen, los discursos sobre derechos se percibirán como fantasías en el mejor de los casos, y como engaños en el peor.</p> <p>Un nuevo programa en el&nbsp;<a href="http://www.eip.org/en#1">European Institute of Peace</a>&nbsp;tiene como objetivo promover una comprensión renovada de lo que la justicia puede contribuir en la práctica a los esfuerzos de establecimiento y consolidación de la paz. </p><p>Identificamos cuatro ideas que pueden ayudar: en primer lugar, entender la justicia en los contextos de conflicto y posconflicto como un medio para proporcionar beneficios tangibles y centrados en los derechos a las víctimas; en segundo lugar, que los mediadores y las partes adopten una actitud constructiva para hacer que esos beneficios sean parte integral de los acuerdos; en tercer lugar, dejar de suponer que el conjunto de herramientas de la justicia transicional siempre se ajusta bien al contexto, y en cuarto lugar, aceptar una noción de justicia que abarque más que la rendición de cuentas.</p> <p>Poner fin a la guerra es difícil; lograr una paz duradera es mucho más difícil aún. Es mucho más probable que las poblaciones de Siria, Irak, Libia, Yemen, Myanmar, Somalia y la RDC confíen en los derechos y la justicia si ven que hacerlo marca una diferencia en sus vidas; si ven que les ofrece una razón para invertir en la paz.</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/punto-5-de-la-agenda-v-ctimas-y-justicia-transicional">La justicia es clave para una paz estable y duradera </a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/punto-3-de-la-agenda-implementaci-n-verificaci-n-y-ratificaci-n">Cumplimiento y monitorización: un trabajo continuo</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/punto-3-de-la-agenda-el-fin-del-conflicto-cese-al-fuego-desarme-y-reintegraci-n">El desarme y la prevención de la violencia: una carrera de obstáculos</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Conflict </div> <div class="field-item odd"> Culture </div> <div class="field-item even"> Democracy and government </div> <div class="field-item odd"> Equality </div> <div class="field-item even"> International politics </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Civil society Conflict Culture Democracy and government Equality International politics Justicia transicional Paul Seils Wed, 18 Apr 2018 09:02:38 +0000 Paul Seils 117364 at https://www.opendemocracy.net Una nueva forma de geografía https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/antoni-guti-rrez-rub/ciudades-y-democracia-nuevas-geograf-as-nuevas-geometr-as-0 <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>Uno de los riesgos de la política convencional es ver el mundo con las viejas ideas subsidiarias de una manera de entender la geografía y la geometría de los conceptos. <em><strong><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/francesc-badia-i-dalmases-antoni-guti-rrez-rub/cities-and-democracy-new-geographie">English</a>, <a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/francesc-badia-i-dalmases-antoni-guti-rrez-rub/o-ecossistema-da-democracia-aberta">Português</a></strong></em></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/123_22_1.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/123_22_1.jpg" alt="" title="" width="460" height="429" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Fuente de la imagen: Wikipedia. Mapa original de John Snow que muestra la agrupación geográfica de los casos de cólera en la epidemia de Londres de 1854, dibujada y litografiada por Charles Cheffins.</span></span></span></p><p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/El ecosistema de_14.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/El ecosistema de_14.jpg" alt="" title="" width="460" height="57" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'></span></span></p><p class="blockquote-new">Este artículo es un extracto de un artículo original publicado en el eBook&nbsp;<a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/apps4citizens/ebook">El ecosistema de la Democracia Abierta</a>&nbsp;y se puede encontrar <a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/antoni-guti-rrez-rub/ciudades-y-democracia-nuevas-geograf-as-nuevas-geometr-as">aquí.</a></p><p>Pese a que los mapas son un recurso útil en términos de poder y toma de decisiones, estamos viviendo en medio de una época de transformaciones y redefiniciones de aquello que siempre hemos llamado ‘territorio’, ya que normalmente se relaciona al concepto de espacio delimitado, definido por límites administrativos, pero hoy su concepción va mucho más allá de las geografías tradicionales.</p> <p>Sin embargo, estas características históricas de los mapas se convierten en aspectos que limitan la innovación, ya que generan barreras mentales y, muchas veces, imaginarias. </p><p>Fronteras que, aunque probablemente ya no existan, nuestros sentidos insisten en observar, debido a una programación anterior que nos dice que debemos hacer caso a aquello que está en el papel. </p> <p>No obstante, gracias a la llegada del Big Data y la posibilidad de analizar los datos, se han abierto un sin fin de posibilidades que permiten ampliar la capacidad de generar ópticas que nos brindan la posibilidad de leer los intereses de la ciudadanía, por medio de la interpretación y valoración de sus acciones.</p> <p>Así, vemos claramente cómo las transformaciones digitales nos llevan a cambiar la óptica de las cosas, llevándonos a pensar en nuevas maneras de gobernar, redefiniendo los espacios, los límites administrativos, las formas de relacionarnos y las estrategias de comunicación y participación de cara a la ciudadanía.</p> <p>Es momento de utilizar las herramientas que nos brinda la tecnología a favor del desarrollo de nuestras ciudades, entendiendo las nuevas realidades urbanas y su complejidad, adaptando los instrumentos que tenemos a las nuevas formas de participación y de interacción de la sociedad.</p><p> En conclusión, es de vital importancia olvidar las lindes mentales que los mapas nos han puesto para poder comprender las nuevas geografías y geometrías que demandan las ciudades, enfocándose en las nuevas formas de interacción que los datos nos permiten visualizar y comprender.</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/ana-lis-rodr-guez/viejas-preguntas-nuevas-respuestas">Viejas preguntas, nuevas respuestas</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/ricard-espelt-m-nica-garriga/plataformas-digitales-y-democracia">Plataformas digitales y democracia</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/eduard-mart-n-borreg-n/sabemos-que-nos-est-n-espiando">Sabemos que nos están espiando</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Culture </div> <div class="field-item odd"> Democracy and government </div> <div class="field-item even"> Ideas </div> <div class="field-item odd"> Internet </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Civil society Culture Democracy and government Ideas Internet Antoni Gutiérrez-Rubí Tue, 17 Apr 2018 12:13:26 +0000 Antoni Gutiérrez-Rubí 117122 at https://www.opendemocracy.net El caso contra Lula: una chapuza legal https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/katarina-pitasse-fragoso-nath-lia-sanglard/el-caso-contra-lula-una-chapuza-legal <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>El problema con la condena de Lula es el uso de procesos judiciales como herramienta política al servicio de una agenda autoritaria. <strong><em><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/nath-lia-sanglard-katarina-pitasse-fragoso/why-does-conviction-against-lula-threat">English</a></em></strong>&nbsp;<span style="color: #434343; font-weight: 700;">&nbsp;</span><span style="color: #434343; font-weight: 700; font-family: Helvetica, sans-serif; font-size: 10pt; text-align: justify;"><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/nath-lia-sanglard-katarina-pitasse-fragoso/por-que-decis-o-contra-lula-representa-"><strong><em>Português</em></strong>&nbsp;</a></span></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/Lula Why_1.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/Lula Why_1.jpg" alt="" title="" width="460" height="306" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Ministerio de Cultura - Acto de inauguración de la Segunda Conferencia Nacional de Cultura. Algunos derechos reservados</span></span></span></p><p>El 4 de abril, el Supremo Tribunal Federal de Brasil (STF) denegó un recurso de habeas corpus presentado por el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva para evitar su encarcelamiento antes de que se dicte sentencia definitiva sobre su condena. </p><p>Lula fue condenado en primera y luego en segunda instancia a 12 años de cárcel por corrupción, por aceptar supuestamente un apartamento como soborno por facilitar contratos dudosos con Petrobras, la compañía petrolera estatal de Brasil.</p> <p>El problema con la condena de Lula es el uso de procesos judiciales como herramienta política al servicio de una agenda autoritaria. El discurso oficial se centra en la redención y moralización de la política, pero su proceder ignora los derechos fundamentales inscritos en la Constitución al invertir la carga de la prueba y poner en tela de juicio el principio mismo de juicio justo.</p> <p>Los puntos que respaldan esta tesis son los siguientes: la sentencia del juez Sergio Moro no presenta ninguna evidencia concluyente del crimen de corrupción y lavado de dinero supuestamente cometido por Lula; los trámites del proceso en los tribunales se han acelerado en un tiempo récord y se han ignorado los derechos que prevé el derecho procesal; por último, el Supremo Tribunal ha hecho uso de una interpretación muy restrictiva de la ley al decidir sobre el hábeas corpus en detrimento de los intereses del acusado.</p> <p>El juez Moro condenó al ex presidente Lula por delitos de corrupción y lavado de dinero aportando solo indicios de que un apartamento en el estado de São Paulo (conocido como el tríplex de Guarujá) podía ser propiedad de Lula. </p><p>La sentencia de Moro se basa en las siguientes pruebas: un borrador de propuesta de compra del apartamento firmado por la esposa de Lula; testimonios de personas que trabajaban en el edificio que dicen haber visto a Lula visitando la propiedad; y una serie de mensajes que algunos ejecutivos de la empresa constructora intercambiaron con un conocido de Lula – todo lo cual ofrece muy pocas o ninguna prueba sustantiva clara. </p><p class="mag-quote-center">La confirmación de la sentencia por el Tribunal Regional Federal de la 4ª región (TRF-4), es una medida destinada a evitar la prescripción del delito.</p><p>Los indicios que sostienen la sentencia de Moro son claramente insuficientes para probar que el apartamento sea propiedad de Lula, o que existe un vínculo entre la empresa constructora y Petrobras. Pero aunque la sentencia de Moro es parcial y carece de pruebas suficientes, el tribunal de segunda instancia - el Tribunal Regional Federal de la 4ª región (TRF-4) - confirmó sin embargo la condena del juez aumentando la pena - una medida destinada a evitar la prescripción del delito.</p> <p>El caso contra Lula ha sido también objeto de un trámite judicial acelerado sin precedentes, gracias a una serie de argucias legales. Todo el proceso hasta la acusación se hizo en apenas 9 meses, en lugar de los 18 a 30 meses habituales. </p><p>Y el decreto de arresto de Moro salió apenas 22 minutos después de hacerse pública la decisión del TRF-4 rechazando la apelación de Lula – decisión que este tribunal tomó bajo presión del Fiscal Federal, ansioso por reprimir cuanto antes el creciente apoyo público hacia Lula y evitar que éste, según <em>El País</em>, pudiera "manipular a las masas".</p> <p>La decisión del STF sobre el recurso de habeas corpus presentado por Lula es un caso emblemático de interpretación restrictiva de la ley. </p><p>Al rechazarlo, el Tribunal permitió la implementación inmediata de la sentencia condenatoria, sin esperar a que se agotasen todos las instancias y plazos de apelación.</p><p class="mag-quote-center">La decisión sobre el recurso de habeas corpus, que fue tomada por mayoría de los jueces del Supremo Tribunal, ha empujado al STF a deslizarse por una pendiente antidemocrática.</p><p>Ignoró la presunción de inocencia y limitó la posibilidad de defensa del acusado invocando como justificación la necesidad de purgar la impunidad y la corrupción. Pero esta decisión, que fue tomada por mayoría de los jueces del Supremo Tribunal, ha empujado al STF a deslizarse por una pendiente antidemocrática.</p> <p>Reconocer estos abusos no implica, de ningún modo, plantear objeciones a la necesidad de que se lleven a cabo investigaciones cada vez que se produzca alguna sospecha de corrupción, o tampoco sugerir que Lula debe estar por encima de la ley. Pero esto no quita que la forma en que se ha llevado a cabo este proceso socava el estado de derecho y pisotea muchas de las garantías y los derechos de los ciudadanos que caracterizan a las sociedades abiertas y justas - lo que indica persecución política.</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/samuel-pinheiro-guimar-es/la-operaci-n-lava-jato-y-la-destrucci-n-del-estado-de-de">Operación Lava Jato y la destrucción del Estado de derecho </a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/pablo-stefanoni/todo-contra-lula">Todo contra Lula</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/jaime-amparo-alves/lula-da-silva-muerto-ser-un-m-rtir-encarcelado-ser-un-h-roe-en-">Lula da Silva como pesadilla</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-country"> <div class="field-label"> Country or region:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Brazil </div> </div> </div> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Conflict </div> <div class="field-item odd"> Culture </div> <div class="field-item even"> Democracy and government </div> <div class="field-item odd"> Economics </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Brazil Civil society Conflict Culture Democracy and government Economics Lula da Silva Corrupción Sergio Moro Nathália Sanglard Katarina Pitasse Fragoso Tue, 17 Apr 2018 10:55:07 +0000 Katarina Pitasse Fragoso and Nathália Sanglard 117340 at https://www.opendemocracy.net La primavera del Precariado: los movimientos sociales españoles se preparan para un nuevo ciclo de movilización https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/felipe-gonz-les-santos/la-primavera-del-precariado-los-movimientos-sociales-espa-o <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>Durante el último mes, pensionistas, mujeres y activistas por el derecho a la vivienda han salido a las calles con un mensaje claro: Quieren que se termine la precariedad que sufren en su día a día<strong><em>. </em></strong><a href="https://www.opendemocracy.net/can-europe-make-it/felipe-g-santos/precariat-spring-spanish-social-movements-get-ready-for-new-cycle"><strong><em>English</em></strong></a></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/Las_kellys.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/Las_kellys.jpg" alt="" title="" width="460" height="284" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Con camisetas verdes, dos miembros de la asociación "Las Kellys", de camareras de hotel, junto con Joana Amat, la presidenta de FIDEM. Jornada de economía feminista organizada por el ayuntamiento de Barcelona. Fuente: Wikimedia Commons</span></span></span></p><p>Tras las enormes manifestaciones encabezadas por los nacionalismos catalán y español de los últimos tiempos, muchos temíamos que las cuestiones sociales fuesen a desaparecer de la agenda política española. </p><p>A pesar del gran aumento de la desigualdad, el gobierno había presentado con orgullo las últimas cifras macroeconómicas, anunciando el final de la crisis, mientras que aquellas personas a las que no ha llegado esa recuperación se centraban más en la disputa territorial que en hacer frente a estas declaraciones.</p> <p>No pudimos estar más equivocados. Durante los últimos dos meses, pensionistas, mujeres y activistas por el derecho a la vivienda que sufren condiciones de precariedad han salido a las calles con un mensaje claro: quieren poner fin a la precariedad de sus vidas y recuperar los derechos que algunos de ellos tenían antes de la crisis.</p> <p>A pesar de que, a primera vista, estos colectivos podrían parecer muy diferentes, sus protestas no deben analizarse como eventos independientes. Estas movilizaciones representan el comienzo de un ciclo de movilización del precariado que sin duda continuará durante los próximos meses.</p> <p>El <a href="https://www.diagonalperiodico.net/global/25874-video-entrevista-guy-standing.html">precariado</a> se refiere a una nueva clase social formada por personas que, teniendo las condiciones materiales que dieron estabilidad a las generaciones anteriores, viven vidas impredecibles e inseguras.</p><p class="mag-quote-center">Todos estos grupos tienen una característica común: forman parte del precariado, una clase social que no ha parado de crecer desde el comienzo de la crisis económica.</p> <p>Los pensionistas son precarios porque, a pesar de haber trabajado toda su vida y haberse ganado el derecho a una jubilación digna, sus pensiones no son suficientes para llegar a fin de mes. </p> <p>Las mujeres viven vidas precarias porque cobran menos que sus colegas masculinos por desarrollar el mismo trabajo y, después de su jornada laboral, tienen que hacer el trabajo no remunerado de los cuidados.</p> <p>Otros grupos son precarios porque a pesar de tener una casa, se enfrentan a cortes de suministros porque no pueden pagar las facturas, o simplemente temen perder su vivienda porque saben que, tarde o temprano, no van a poder pagar su hipoteca o que no les va a llegar para cubrir el aumento desproporcionado de su siguiente contrato de alquiler. </p><p>Todos estos grupos tienen una característica común: forman parte del precariado, una clase social que no ha parado de crecer desde el comienzo de la crisis económica.</p> <p>A pesar de que reciben pensiones, tienen trabajo o vivienda, no viven con la dignidad que se esperaría de esta situación. Ahora han salido a las calles para reclamar sus derechos y exigir estabilidad, convirtiendo esta temporada en la primavera del precariado.</p> <p>Durante la última semana de febrero, miles de pensionistas rodearon el Congreso para protestar por el aumento del 0,25% anual de sus pensiones, por quinta vez consecutiva. </p><p>Al igual que en los cuatro años anteriores, este aumento significa que este colectivo perderá poder adquisitivo, dado que los precios han subido más que ese porcentaje. Según el sindicato UGT, <a href="http://www.ugt.cat/la-pensio-mitjana-anual-ha-perdut-432-euros-des-del-2010-per-la-no-revaloritzacio-segons-lipc/">el jubilado medio ha perdido 3.368 euros de poder adquisitivo desde el inicio de la crisis</a>, una suma considerable si consideramos que equivale a <a href="https://elpais.com/economia/2017/11/23/actualidad/1511442393_435019.html">3,6 meses de pensión</a>. </p> <p>El constante aumento anual por debajo de la inflación durante los últimos cinco años es especialmente injusto porque los pensionistas han sido un componente básico para la estabilidad social española durante la crisis. Muchos hogares han dependido de las pensiones de sus abuelos como único ingreso mientras que el resto de miembros de la familia no tenían trabajo.</p> <p>Esta manifestación superó con creces las expectativas en cuanto a participación, incluidas las del Gobierno español que no habría permitido que se rodeara el Congreso debido a la carga política de esta imagen desde que lo hizo el 15M. </p><p>Desde entonces, los jubilados han salido a la calle todas las semanas, lo que demuestra una considerable capacidad de movilización sostenida. </p><p>A pesar del parche propuesto en los presupuestos generales del estado de este año, no parece que las protestas vayan a parar hasta que el gobierno apruebe una ley que asegure la estabilidad del poder adquisitivo de los pensionistas, vinculando el aumento de sus pensiones a la inflación, como era el caso antes de la crisis.</p> <p>Dos semanas después de la primera manifestación por las pensiones, el 8 de marzo – Día Internacional de la Mujer – 5,3 millones de mujeres pararon en sus trabajos durante la primera <a href="https://www.elsaltodiario.com/huelga-feminista/8-mayo-2018-abre-fase-conflicto-politico">huelga feminista</a> de la historia del Estado español. </p><p>Las razones para la movilización del 8 de marzo van mucho más allá de la precariedad, pero este tema fue una parte central de la huelga y de las demás movilizaciones. Las mujeres pararon ese día porque sus trabajos son aún más precarios que los de sus colegas masculinos y exigieron que se les pagara lo mismo. </p><p>Más allá de la huelga laboral, también organizaron una huelga de cuidados porque están hartas del trabajo no remunerado que hacen todos los días en la mayoría de hogares.</p> <p>Uno de los colectivos de mujeres precarias que ha salido en las noticias en las últimas semanas son <a href="https://laskellys.wordpress.com/">Las Kellys</a>, camareras de piso organizadas que se movilizan contra la precariedad de sus trabajos. Después de dos años de movilizaciones, lograron obligar al presidente Mariano Rajoy a escuchar sus demandas durante una reunión. </p><p>Piden que se respete el convenio colectivo del sector de la hostelería y que se ponga fin a las externalizaciones que facilitó todavía más la reforma laboral de 2012. </p><p>Muchas empresas hoteleras han utilizado esta reforma laboral para pagar a sus camareras por cada habitación que limpian, en lugar de por hora. Así, muchas de ellas cobran 2,15 euros por habitación, mientras que el precio medio de una habitación de hotel en España es de 78 euros por noche.</p> <p>Finalmente, la vivienda ha sido otro campo en el que la ciudadanía se ha movilizado contra la precariedad. En enero, <a href="http://afectadosporlahipoteca.com/">La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH)</a> ha presentado un proyecto de ley en el Congreso para abordar lo que identifican como una emergencia habitacional. Sin embargo, el gobierno ha vetado el proyecto de ley, que ni siquiera pudo ser debatido en el Parlamento.</p><p>El Partido Popular y sus aliados de Ciudadanos se opusieron al debate, sosteniendo que el proyecto de ley violaba las normas del Congreso que prohíben el debate de propuestas que afecten el presupuesto actual, algo que no es el caso de la Ley Vivienda PAH, ya que en ella se especifica que todos los puntos que supongan un gasto en el año presente se apliquen durante los presupuestos posteriores.</p><p class="mag-quote-center">A pesar de estas movilizaciones, hace falta ir más allá para que la agenda social recupere su importancia.</p> <p>Miles de personas se manifestaron para protestar contra el veto y estas movilizaciones continuarán, incluyendo los ya conocidos ‘escraches’. Estas acciones consisten en manifestaciones no violentas siguiendo a un representante político en específico para mostrar que su falta de voluntad para representar a quienes los eligieron no pasa desapercibida.</p> <p>A pesar de estas movilizaciones, hace falta ir más allá para que la agenda social recupere su importancia. Es necesario el resto de colectivos progresistas que disfrutan más estabilidad se unan a estas movilizaciones. </p><p>El economista húngaro <a href="https://www.elconfidencial.com/cultura/2017-07-10/el-pensador-mas-peligroso-de-la-izquierda-mas-que-zizek-monedero-y-varoufakis_1410164/">Karl Polanyi</a> conceptualizó los contramovimientos como reacciones espontáneas que aparecen en contra de los movimientos hacia el libre mercado, defendiendo una economía moral al servicio de las necesidades de la sociedad. </p> <p><a href="https://books.google.com/books?id=nC7OCQAAQBAJ&amp;printsec=frontcover&amp;hl=es&amp;redir_esc=y#v=onepage&amp;q&amp;f=false">El precariado ya fue la clase social dominante durante el ciclo de movilización del 15M</a>, que apareció al inicio de la crisis del neoliberalismo denunciando que la sociedad no es mercancía de políticos y banqueros. Siete años después, la misma clase social está liderando otro ciclo de movilización para proteger a la sociedad de la inestabilidad provocada por las políticas neoliberales. </p><p> Ahora es el momento de que todas las fuerzas progresistas se unan en la construcción de otro contramovimiento que vuelva a situar la agenda social en el centro de la vida política.</p><div class="field field-country"> <div class="field-label"> Country or region:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Spain </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Spain Felipe Gonzáles Santos Mon, 16 Apr 2018 14:37:13 +0000 Felipe Gonzáles Santos 117313 at https://www.opendemocracy.net Por que a decisão contra Lula representa uma limitação ao Estado de direito? https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/nath-lia-sanglard-katarina-pitasse-fragoso/por-que-decis-o-contra-lula-representa- <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>O problema da condenação de Lula é o uso de processos criminais como um conjunto de ferramentas políticas com uma agenda autoritária. <strong><em><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/nath-lia-sanglard-katarina-pitasse-fragoso/why-does-conviction-against-lula-threat">English</a>&nbsp;<a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/katarina-pitasse-fragoso-nath-lia-sanglard/el-caso-contra-lula-una-chapuza-legal">Español</a></em></strong></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/Lula Why_0.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/Lula Why_0.jpg" alt="" title="" width="460" height="306" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Ministério da Cultura - Abertura da II Conferência Nacional de Cultura. Alguns direitos reservados.</span></span></span></p><p>No dia 04 de abril, o Supremo Tribunal Federal (STF) negou o pedido de habeas corpus do ex-presidente Luiz Inácio Lula da Silva, impetrado para evitar sua prisão antes do trânsito em julgado de sua sentença penal condenatória. </p><p>O pedido de habeas corpus era uma resposta da defesa de Lula ao desfecho de sua condenação, em primeira instância, proferida por um juiz singular, posteriormente confirmada pelo colegiado da segunda instância, culminando na sentença de 12 anos de prisão, sob a acusação de ter adquirido um apartamento como forma de pagamento de uma empreiteira interessada em celebrar contratos com a Petrobras. </p> <p>Neste artigo, pretendemos apontar pelo menos três aspectos do caso de Lula que&nbsp; sugerem que a malha institucional incumbida de processá-lo atropelou direitos individuais, promovendo uma agenda autoritária, com gana vingativa, em nome de uma falaciosa redenção e moralização da política. </p><p>Para justificar essa tese, nossa argumentação se baseia nos seguintes pontos: primeiro, não foram apresentadas provas conclusivas que atestem o crime de corrupção de Lula. Segundo, observou-se uma agilidade recorde no andamento do processo, mais em função de interesses políticos do que em sintonia com os ritos processuais. Por fim, há uma clara interpretação das leis em detrimento de Lula. </p> <p>O juiz Sergio Moro condenou o ex-presidente Lula pelo crime de corrupção passiva e lavagem de dinheiro. Para justificar sua sentença, sustentou existirem indicativos de que um imóvel no interior do Estado de São Paulo (conhecido como tríplex do Guarujá) pertence à Lula. </p><p>Dentre estes indícios estão: o rascunho de uma proposta de compra do imóvel assinada pela esposa de Lula; testemunhas que alegam terem visto Lula visitando o imóvel; e trocas de mensagem sem conteúdo probatório entre os executivos da empreiteira e um conhecido de Lula. </p><p>Assim, embora nenhum destes indícios sejam suficientes para condenar Lula, nem qualquer outro réu, a os desembargadores do TRF-4, confirmaram a sentença e ainda aumentaram a pena. Esta foi uma estratégia para evitar que o potencial crime cometido prescrevesse.&nbsp;</p><p class="mag-quote-center">Os desembargadores do TRF-4, confirmaram a sentença e ainda aumentaram a pena. Esta foi uma estratégia para evitar que o potencial crime cometido prescrevesse.&nbsp;</p> <p>Contudo, não só a sentença condenatória se reveste de parcialidade. Desde o princípio, com a abusiva condução coercitiva de Lula, em março de 2016, o processo foi comprometido por vícios, artimanhas jurídicas e uma celeridade inédita, contaminando-o com grave excepcionalidade. Enquanto a condenação de Lula demorou 9 meses, outros processos na operação Lava-Jato levam em média 18 a 30 meses para condenar seus réus e conduzi-los à prisão. </p><p>O desfecho do caso de Lula não poderia deixar de ser singular, com a decretação da prisão por Moro, em recordes 22 minutos após o recebimento do ofício do TRF-4 e com a demanda do Ministério Público Federal de pressa para estancar a sensação de “onipotência de Lula” e impedi-lo de protagonizar “movimentos manipulatórios das massas”, segundo apurou matéria do&nbsp;<em>El País</em>. </p> <p>Em relação à restritiva interpretação das leis, o julgamento no STF do habeas corpus do Lula é emblemático, neste sentido. Em 2009, ao deliberar sobre um HC impetrado por um fazendeiro, condenado em segundo grau a sete anos e seis meses de reclusão, por tentativa de homicídio qualificado, o Supremo rechaçou a possibilidade de prisão após a segunda instância. </p><p>No entanto, em 2016, já no bojo da Lava-Jato, ao decidir o pedido de um garçom condenado a cinco anos e quatro meses de prisão por roubo&nbsp;qualificado, a corte entendeu pela constitucionalidade do início da execução da pena, mesmo antes de esgotadas todas as instâncias recursais. </p><p>Nas entrelinhas, esses dois casos apontam para os pesos desiguais atribuídos à violação ao patrimônio e ao direito à vida e para a seletividade da justiça, sempre em detrimento da população mais pobre. </p><p class="mag-quote-center">Do exercício de um papel contra majoritário, o STF desliza, assim, para uma força antidemocrática.</p><p>Mas, sobretudo, essas oscilações, que lançaram o país em uma espiral de insegurança jurídica, assinalam uma tendência a interpretações restritivas da constituição. </p><p>Não sem lançar mão de expedientes arbitrários, como a inversão da ordem da análise do HC e das ações declaratórias de constitucionalidade pela ministra Carmem Lúcia,&nbsp;o STF confirmou, na quarta-feira, 04 de abril, o entendimento de 2016 no julgamento do HC de Lula. Selou, assim, o ataque à presunção de inocência e à ampla defesa, com a alegada justificativa de expurgar a impunidade e a corrupção. Do exercício de um papel contra majoritário, o STF desliza, assim, para uma força antidemocrática.</p> <p>Destacamos, por fim, que reconhecer estes abusos não significa negar que as investigações sejam feitas, nem mesmo que a corrupção seja combatida, ou ainda, que Lula - que, com todas as contradições, promoveu o maior projeto de inclusão social do país - esteja acima das leis. </p><p>Significa, sim, reconhecer que a forma como este processo foi conduzido fere muitas das garantias de que dispõe um cidadão em um Estado dito de “direito” e aponta para uma perseguição política. </p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/samuel-pinheiro-guimar-es/destrui-o-do-estado-de-direito-e-do-poder-judici-rio">A Operação Lava Jato e a destruição do Estado de Direito</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/eduarda-fontes/carnaval-politico-do-brasil">O Carnaval politico do Brasil</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/raquel-rosenberg/revolu-o-proporcional-ao-tamanho-da-crise">Brasil: A revolução é proporcional ao tamanho da crise</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/defend-democracy-in-brazil/parem-lawfare-contra-o-presidente-luna-do-brazil">Parem a lawfare contra o Presidente Lula do Brazil! </a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Conflict </div> <div class="field-item odd"> Culture </div> <div class="field-item even"> Democracy and government </div> <div class="field-item odd"> Economics </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Civil society Conflict Culture Democracy and government Economics Lula da Silva Corrupção Sergio Moro Katarina Pitasse Fragoso Nathália Sanglard Mon, 16 Apr 2018 10:14:22 +0000 Nathália Sanglard and Katarina Pitasse Fragoso 117303 at https://www.opendemocracy.net Todo contra Lula https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/pablo-stefanoni/todo-contra-lula <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>El caso brasileño muestra que la lucha contra la corrupción puede utilizarse para el debilitamiento republicano y democrático. Las denuncias reales conviven con un clima de venganza social y avances desigualitarios. <strong><em><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/pablo-stefanoni/all-against-lula">English</a></em></strong></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/todo contra lula_1.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/todo contra lula_1.jpg" alt="" title="" width="460" height="245" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Foto: Nueva Sociedad. Todos los derechos reservados</span></span></span></p><p>En una decisión esperada, el Supremo Tribunal Federal de Brasil rechazó el pedido de hábeas corpus interpuesto por los abogados de Luiz Inácio Lula da Silva tras haber sido condenado por dos instancias judiciales primero a 9 y luego a 12 años de prisión.</p><p>El delito que se le atribuye es haber recibido indebidamente un tríplex en la playa por parte de OAS a cambio de ventajas para la empresa constructora. Con cinco jueces a favor y cinco en contra, le tocó a la presidenta del tribunal desempatar y lo hizo en contra de Lula.</p><p class="mag-quote-center">Con cinco jueces a favor y cinco en contra, le tocó a la presidenta del tribunal desempatar y lo hizo en contra de Lula.</p> <p>En las largas horas de debates televisados –una particularidad de la corte brasileña– se mezclaron diversos tipos de argumentaciones jurídicas, históricas y políticas y predominó la decisión de mantener la jurisprudencia de 2006. </p><p>El carácter público de la reunión obligó a los jueces a argumentar en favor y en contra del recurso de Lula. Presunción de inocencia e impunidad fueron polos dentro de los cuales debía decidirse si Lula debe ingresar a prisión de manera más o menos inminente.</p> <p>No obstante, como quedó reflejado en las propias intervenciones, la decisión del tribunal operó en un ambiente crispado, plagado de presiones, y en el marco de un peligroso desplazamiento de la política brasileña hacia la&nbsp;<a href="//nuso1/RedirectedFolders/pstefanoni/Desktop/%E2%80%9C%C2%A1%C2%A1%C2%A1Estamos%20juntos%20en%20las%20trincheras!!!%20%C2%A1%C2%A1%C2%A1Pensamos%20igual!!!%20%C2%A1%C2%A1%C2%A1Brasil%20por%20encima%20de%20todo!!!%E2%80%9D,%20escribi%C3%B3%20el%20general%20Antonio%20Miotto">injerencia pública y descarada de los militares</a>. </p><p>El propio jefe del Ejército, general Eduardo Villas Bôas, declaró desde Twitter, con intenciones poco veladas, que la institución “repudia la impunidad y respeta la Constitución, la paz social y la democracia”. Un mensaje claramente intimidatorio. “¡¡¡Estamos juntos en las trincheras!!! ¡¡¡Pensamos igual!!! ¡¡¡Brasil por encima de todo!!!”, se sumó con entusiasmo el general Antonio Miotto. Y otro habló de espadas y caballos preparados para el combate.</p> <p>Con Lula a la cabeza de todas las encuestas con alrededor de 37% de las intenciones de voto, el juzgamiento del ex-presidente hace tiempo que es percibido por sus seguidores como un intento certero de proscripción. </p><p>Y aún más: como una venganza de las elites contra el presidente obrero nacido en el Nordeste pobre de Brasil y más tarde sindicalista combativo en el ABC paulista, que sacó a millones de compatriotas de la pobreza y les abrió camino a un ascenso social material y simbólico. </p><p>Así, la foto de Lula detenido bajo la dictadura tomó un nuevo cuerpo como prueba de la persecución permanente contra él. Y en la región la mayor parte de la izquierda inscribe todo este proceso judicial en la lucha entre el pueblo y las oligarquías.</p><p class="mag-quote-center">En América Latina, la mayor parte de la izquierda inscribe todo este proceso judicial en la lucha entre el pueblo y las oligarquías.</p> <p>En verdad, es difícil sostener esa imagen a secas. Lula y el Partido de los Trabajadores (PT) establecieron, desde el Planalto, diversos tipos de relaciones, no siempre claras, con el empresariado brasileño, y sus políticas contribuyeron a la expansión de varias “translatinas”, como la hoy cuestionada Odebrecht, además de frigoríficos como JBS. </p><p>También el PT quedó enredado en sus acuerdos con la vieja política, que no pudo reformar. La actual situación judicial de Lula no puede ocultar la historia de estos años –los esfuerzos “neodesarrollistas” de un hiperpragmático PT y sus vínculos con la burguesía brasileña–, y por eso no resulta tan fácil construir el entronque del Lula actual con el líder obrero de antaño, como ocurrió con Dilma Rousseff, quien en medio de su destitución ya no era la tecnócrata posizquierdista que entregaba el Ministerio de Economía a los neoliberales sino la guerrillera de lentes gruesos fichada por la dictadura.</p> <p>Pero si este Lula reconstruido por parte de la izquierda y por él mismo resulta poco realista, y en efecto el PT fue atravesado por diversos escándalos de corrupción, no es menos cierto que el antilulismo constituye el vector para poderosas fuerzas desigualitarias y reaccionarias que marcan la historia brasileña y están muy activas en la actualidad. </p><p>Es notable que la muy moderada experiencia petista sea hoy leída como “comunista” o como “dictadura sindical” en el marco de un&nbsp;<a href="http://nuso.org/articulo/una-nueva-clase-media-en-brasil-el-lulismo-como-fenomeno-politico-social/">antiplebeyismo a flor de piel</a>, sumado al racismo y el clasismo de gran parte de las elites brasileñas. En verdad, el Lava Jato hizo caer a varias figuras otrora poderosas, como el propio Eduardo Cunha –artífice del golpe parlamentario contra Rousseff– o el empresario Marcelo Odebrecht, y no puede reducirse a una guerra anti-PT. Pero no es menos cierto que la venganza de clase está latente en los imaginarios creados alrededor de la lucha contra el lulismo como fenómeno político-social.</p> <p>El caso brasileño muestra que la lucha contra la corrupción puede ir acompañada por un fuerte deterioro democrático e institucional. </p><p>El asesinato de la concejala&nbsp;<a href="http://nuso.org/articulo/marielle-un-asesinato-politico/">Marielle Franco</a>; la corrupción descarada, que va desde el presidente Michel Temer hasta la mayor parte de los diputados, pasando por gobernadores y funcionarios de todo tipo y nivel; la ampliación de los grados de libertad para defender públicamente a la dictadura militar y la transformación de la delación premiada en una especie de mercado persa en el que se regatea información por beneficios en las condenas de manera poco transparente vienen encendiendo varias luces de alerta sobre la desdemocratización del país. </p><p>El segundo en las encuestas para las elecciones de octubre, Jair Bolsonaro, es la expresión de esa degradación. Ex-militar y con un discurso anticorrupción y antielite,&nbsp;<a href="https://elpais.com/internacional/2017/12/02/actualidad/1512248034_139769.html">Bolsonaro expresa a la extrema derecha</a>&nbsp;y su discurso está permanentemente condimentado con exabruptos homófobos, racistas y misóginos.</p><p class="mag-quote-center">Jair Bolsonaro, segundo en las encuestas electorales, dijo que un error de la dictadura fue torturar en lugar de matar y que si tuviera un hijo gay prefería que muriera en un accidente antes de que apareciera con otro hombre.</p><p>Así, dijo que un error de la dictadura fue torturar en lugar de matar y que si tuviera un hijo gay prefería que muriera en un accidente antes de que se apareciera con otro hombre. También le dijo a una diputada que era muy fea para ser violada, entre otras expresiones del diputado que tiene alrededor de 18% en las encuestas.</p> <p>Frente a este tipo de escenarios, parte de la izquierda nacional-popular –especialmente en Argentina– usa el término “honestismo” (que en verdad fue creado por Martín Caparrós en&nbsp;<a href="http://blogs.elpais.com/pamplinas/2013/04/honestismo.html"><em>Argentinismos</em></a>&nbsp;para referirse a la forma superficial en que se criticaba al menemismo sin poner en cuestión el modelo económico-social). Con este término se hace mención a los discursos anticorrupción que, por su veta antipolítica, terminan encumbrando a empresarios o poderosos que, a la postre, acaban por defender a los ricos y no mejoran ni la república ni la decencia pública (como el propio Temer o Mauricio Macri). </p><p>En Italia, ese “justicialismo” del Mani Pulite terminó por destruir a los partidos tradicionales, que convivían con la mafia, y llevó a la primera magistratura a… Silvio Berlusconi. Hay, sin duda, un núcleo de verdad en la crítica a una versión despolitizada de la lucha anticorrupción, que incluye ingenuas visiones de que sin corrupción habría más desarrollo o de que “los pobres vivirían mejor”. </p><p>Es claro que hay desarrollo cuando hay políticas de desarrollo, que algunos países se desarrollaron con corrupción (Corea del Sur) y que “dejar de robar” no construye mágicamente cloacas para los suburbios populares latinoamericanos. Pero no es menos cierto que la izquierda antihonestista (no Caparrós) suele sobreexpandir estos núcleos de verdad hasta renunciar a construir una nueva ética pública, despreciando a menudo –al punto de no poder ver– las demandas sociales genuinas contra la corrupción en la política. </p><p>El caso más emblemático al respecto es el del kirchnerismo en Argentina, que terminó casi neutralizado por una forma de financiamiento de la política (y no solo de la política) muy fácil de judicializar tras perder el poder.</p> <p>Por otro lado, no es cierto que la lucha contra la corrupción siempre sea “de derecha”. No lo fue en la Argentina de los 90 contra el menemismo, no lo fue más recientemente en Guatemala contra el ultraderechista Otto Pérez Molina y no lo es hoy en México, donde Andrés Manuel López Obrador usa buenas dosis de “honestismo” en una campaña que puede llevarlo a la Presidencia de la República.</p><p class="mag-quote-center">“Si me encarcelan me convierto en héroe, si me matan me convierto en mártir y si me dejan libre me vuelvo presidente”, dijo Lula en sus caravanas por Brasil para recuperar la mística política.</p><p>Y algo parecido ocurre con el discurso republicano: parece un obstáculo para realizar cambios progresistas desde el poder pero resulta fundamental para mantener ciertas conquistas –sociales y democráticas– cuando se lo pierde y es ocupado por fuerzas conservadoras.</p> <p>“Si me encarcelan me convierto en héroe, si me matan me convierto en mártir y si me dejan libre me vuelvo presidente”, dijo Lula en sus caravanas por Brasil para recuperar la mística política. El escenario político brasileño se vuelve ahora más incierto. </p><p>Resta por ver qué estrategias despliega el PT más allá de insistir con la candidatura de Lula para mostrarlo proscripto, si el extremista Bolsonaro puede crecer y si emergen presidenciables moderados que aprovechen la vacancia de Lula. Y, no menos importante, qué quedará de la potencia de Lula en la cárcel, si es que sus abogados no logran liberarlo rápidamente.</p><p>_____</p><p class="blockquote-new">Este artículo se publica en el marco de nuestra alianza editorial con Nueva&nbsp;Sociedad. Lea el original&nbsp;<a href="http://nuso.org/articulo/disparen-contra-lula/">aquí</a>.</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/samuel-pinheiro-guimar-es/la-operaci-n-lava-jato-y-la-destrucci-n-del-estado-de-de">Operación Lava Jato y la destrucción del Estado de derecho </a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/jaime-amparo-alves/lula-da-silva-muerto-ser-un-m-rtir-encarcelado-ser-un-h-roe-en-">Lula da Silva como pesadilla</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/defend-democracy-in-brazil/detengan-la-guerra-legal-contra-el-ex-presidente-lula-d">¡Detengan la batalla legal contra Lula en Brasil!</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-country"> <div class="field-label"> Country or region:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Brazil </div> </div> </div> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Conflict </div> <div class="field-item odd"> Democracy and government </div> <div class="field-item even"> International politics </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Brazil Civil society Conflict Democracy and government International politics Lula da Silva Sergio Moro Corrupción Pablo Stefanoni Fri, 13 Apr 2018 09:35:52 +0000 Pablo Stefanoni 117247 at https://www.opendemocracy.net A Operação Lava Jato e a destruição do Estado de Direito https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/samuel-pinheiro-guimar-es/destrui-o-do-estado-de-direito-e-do-poder-judici-rio <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>A luta contra a corrupção implicaria uma reforma política que limitaria a influência do poder econômico nas eleições e na política, mas isso não pode ser feito sem respeito pelas leis. <em><strong><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/samuel-pinheiro-guimar-es/la-operaci-n-lava-jato-y-la-destrucci-n-del-estado-de-de">Español</a><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/samuel-pinheiro-guimar-es/operation-lava-jato-and-destruction-of-rule-of-law">, English</a></strong></em></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/Brasil sistema judicial_1.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/Brasil sistema judicial_1.jpg" alt="" title="" width="460" height="306" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Brasília - O presidente do Senado, Renan Calheiros, e o juiz federal Sérgio Moro, durante debate temático do Projeto de Lei 280/2016, sobre abuso de autoridade (Fabio Rodrigues Pozzebom/Agência Brasil). Alguns direitos reservados.</span></span></span></p><p>Os principais integrantes dessas classes hegemônicas são grandes proprietários rurais; donos de grandes bancos e instituições financeiras; proprietários de grandes empresas industriais e de serviços; donos de grandes meios de comunicação; os principais rentistas; executivos de grandes empresas nacionais e estrangeiras; seus representantes no Poder Legislativo, no Poder Executivo e no Poder Judiciário.</p> <p>No caso do Brasil, como no de outros países, desenvolvidos ou não, exemplos desse comportamento são:</p><ol><li>as práticas de “engenharia financeira” para evitar ou reduzir o pagamento de impostos;</li><li>a pressão sobre os Governos para reduzir legalmente os impostos que incidem sobre os mais ricos;</li><li>a evasão de impostos;</li><li>os recursos enviados e depositados em “paraísos fiscais”, em geral decorrentes de atividades ilícitas;</li><li>as fraudes praticadas por empresas para obter contratos públicos e em sua execução;</li><li>a conivência dos grandes bancos com a movimentação de recursos provenientes de atividades ilícitas, inclusive do narcotráfico;</li><li>o financiamento de campanhas políticas para eleger indivíduos que vêm a constituir bancadas no Congresso para a defesa de legislação de interesse econômico e político dessas classes hegemônicas.</li></ol> <p>A sociedade brasileira, composta em sua esmagadora maioria por trabalhadores urbanos (empregados, desempregados e subempregados); trabalhadores rurais sem terra e pequenos proprietários rurais; indivíduos “excluídos”, que recebem o Bolsa Família, cujo valor pode variar de 85 a 195 reais por mês; indivíduos sem teto nas cidades; e, finalmente, a classe média de baixa renda, é extraordinariamente honesta e trabalhadora.</p><p class="mag-quote-center">O Brasil não é uma sociedade corrupta pois os brasileiros, em sua enorme maioria, não são corruptos e, ao contrário, são vítimas da corrupção e das práticas ilegais das classes hegemônicas.</p> <p>O Brasil não é uma sociedade corrupta pois os brasileiros, em sua enorme maioria, não são corruptos e, ao contrário, são vítimas da corrupção e das práticas ilegais das classes hegemônicas.</p> <p>A luta contra as ações ilegais praticadas contra o Estado e a sociedade e contra a corrupção é de grande importância, pois em sociedades com extremas desigualdades sociais, a começar pelas de renda e riqueza, somente o Estado pode executar políticas redistributivas, pois as empresas, ONGS e indivíduos não têm a capacidade legal e financeira para atender ao número enorme dos atingidos pelos efeitos das desigualdades.</p> <p>Todavia, a luta contra a corrupção não pode ser feita contrariando a legislação, e muito menos a Constituição Federal, nem com objetivos políticos.</p> <p>A “politização” da ação e a publicidade de opiniões na imprensa de membros do Poder Judiciário em todos os seus níveis, desde as Varas de Primeira Instância ao Supremo Tribunal Federal (STF), de procuradores individuais até a Procuradora Geral da República (PGR) e de agentes da Polícia Federal têm levado a práticas e decisões que agridem os princípios fundamentais do Direito e violam os direitos dos cidadãos.</p> <p>A pretexto do “excesso” de recursos legais, que pode levar à prescrição de ações, e de atender ao anseio público por “moralidade” e “punição”, juízes de primeira instância, cujo principal expoente é o Juiz Sérgio Fernando Moro, da 13º Vara Criminal Federal em Curitiba, com o auxílio de alguns Procuradores do Ministério Público Federal (MPF) e de agentes da Polícia Federal, cometem uma gama de ilícitos para conseguir extrair delações que acusem determinados indivíduos em troca da liberdade e da redução de penas excessivas impostas por aqueles juízes.</p> <p>Essas delações são vazadas seletivamente para a imprensa ainda que sequer as investigações tenham sido iniciadas e menos ainda concluídas, ou que haja qualquer sentença definitiva condenatória.</p> <p>As delações que são “extraídas” através de prisões injustificadas e de longa duração e da imposição em Primeira Instância de penas extraordinariamente longas são delações de indivíduos que, para obter redução de pena, confessam, sob pressão, serem criminosos e que denunciam, muitas vezes sem provas, supostos cúmplices, em especial políticos.</p> <p>Enquanto isto, os vazamentos ilegais permitidos pelo juiz Sérgio Fernando Moro, e tolerados pelos Tribunais Superiores, insuflam a “opinião pública” contra os indivíduos mencionados em trechos, selecionados, de delações tornados públicos, com estardalhaço, pela imprensa a qual passa a exigir a sua condenação pelo Judiciário.</p> <p>A Operação Lava Jato, com o consentimento informal das altas instâncias do Poder Judiciário, tem cometido as seguintes infrações legais:</p><ol><li>a ação judicial a partir do argumento de que os “fins justificam os meios”;</li><li>a desmoralização e humilhação pública, por agentes policiais, de suspeitos e acusados (condução coercitiva, uso de algemas, ostentação de força);</li><li>a tortura psicológica, com aspectos físicos, (longas prisões, sem culpa formada) com o objetivo de extrair confissões e delações;</li><li>desvirtuamento do uso da prisão provisória;</li><li>a intimidação, através da imposição de penas absurdas, daqueles que são acusados por delatores;</li><li>o vazamento seletivo de trechos de delações, de documentos e de informações sigilosas;</li><li>a “convicção de culpa” arguida pelos juízes como fundamento para condenar acusados;</li><li>a desobediência ao princípio constitucional de presunção de inocência, que é o princípio básico do Estado de Direito, e que deve ser obedecido do início das investigações até o trânsito em julgado de sentença penal;</li><li>a transferência para o acusado do ônus da prova;</li><li>a aplicação absurda da teoria do “domínio do fato”;</li><li>o desrespeito ao amplo direito de defesa;</li><li>o desrespeito à garantia de imparcialidade da jurisdição;</li><li>a sonegação de documentos à defesa de acusados;</li><li>a violação da privacidade da família dos acusados;</li><li>a extensão à família do acusado das consequências sociais da divulgação de suspeitas e acusações;</li><li>a execração pública de delatados, indiciados e réus e a incitação da opinião pública contra esses indivíduos;</li><li>a desobediência ao princípio da inviolabilidade da honra e da imagem das pessoas (Art. 5°, inciso X, da Constituição Federal).</li></ol> <p>A pretexto do combate à corrupção, à imoralidade, à morosidade dos processos na Justiça e à impunidade, essas práticas têm contribuído para a destruição dos fundamentos do sistema judiciário e de garantias individuais. &nbsp;&nbsp;</p> <p>A Constituição Federal determina os casos de perda ou suspensão de direitos políticos:</p> <p>Art. 15. É vedada a cassação de direitos políticos, cuja perda ou suspensão só se dará nos casos de: </p> <p>III. condenação criminal transitada em julgado, enquanto durarem seus efeitos; </p> <p>V. improbidade administrativa, nos termos do art. 37, parágrafo 4.</p> <p>Art. 37. Parágrafo 4:</p> <p>Os atos de improbidade administrativa importarão a suspensão dos direitos políticos (...).</p> <p>A perda dos direitos políticos e de direitos civis, como a liberdade, somente pode ocorrer ao indivíduo que seja considerado culpado após o trânsito em julgado de sentença penal condenatória.</p> <p>Todavia, a lei 135, chamada de Ficha Limpa, enumera uma série de situações em que a condenação em segunda instância, por um tribunal colegiado, pode acarretar a perda dos direitos políticos por 8 anos. A expressão “tribunal colegiado”, na realidade, pode significar uma turma de apenas 3 ou 4 juízes de um Tribunal Regional.</p> <p>A Lei Complementar 135, de 2010, é, portanto, de inconstitucionalidade flagrante, pois viola uma cláusula pétrea da Constituição Federal, que é clara ao determinar “ninguém será considerado culpado até o trânsito em julgado de sentença penal condenatória”. (Art. 5°, inciso LVII) e, portanto, por não ser declarado culpado não deve cumprir pena. </p> <p>Por outro lado, duas decisões do STF, uma de fevereiro de 2016, por 7 a 4, e outra de outubro de 2016, por 6 a 5, consideraram constitucional o cumprimento de pena após a condenação em segunda instância. O STF, em realidade, “emendou” um dispositivo constitucional o que não pode fazer por ser competência exclusiva do Congresso Nacional emendar a Constituição.</p><p class="mag-quote-center">O objetivo da Operação Lava Jato não é acabar com a corrupção nem na sociedade nem no sistema político e administrativo brasileiro.&nbsp;</p> <p>A Operação Lava Jato tem contribuído para beneficiar os interesses de empresas e Estados estrangeiros no Brasil:</p><ol><li>ao apresentar o Estado como a principal “causa” da corrupção na sociedade brasileira;</li><li>ao apresentar o Estado brasileiro como ineficiente e culpado pelas dificuldades econômicas do país;</li><li>ao “justificar” a necessidade de reduzir ao mínimo a competência e capacidade de ação do Estado;</li><li>ao enfraquecer a capacidade de regulamentação do Estado brasileiro;</li><li>ao justificar o programa de privatização (e de desnacionalização indiscriminada) implementado a toque de caixa pelo Governo Temer;</li><li>ao enfraquecer as grandes empresas brasileiras, de capital nacional e estatais, no mercado brasileiro e no mercado internacional face a megaempresas de terceiros países e</li><li>ao enfraquecer o Estado brasileiro em sua missão e capacidade de promover o desenvolvimento, de fortalecer a democracia, de defender a soberania e em sua ação internacional, inclusive no âmbito dos BRICS.</li></ol> <p>O objetivo da Operação Lava Jato não é acabar com a corrupção nem na sociedade nem no sistema político e administrativo brasileiro. </p><p>Se este fosse seu objetivo os juízes, procuradores e policiais seriam discretos e cautelosos em seus procedimentos para evitar a eventual anulação de processos e de sentenças e os Ministros de instâncias superiores coibiriam as atividades ilegais da Lava Jato.</p> <p>Em realidade, os verdadeiros objetivos políticos, em âmbito nacional, da Operação Lava Jato, em grande medida alcançados, são os seguintes:</p><ol><li>difamar os políticos em geral, em especial os políticos progressistas, e a atividade política;</li><li>desmotivar as forças progressistas em geral;</li><li>desmoralizar os trabalhadores como classe social;</li><li>desmoralizar o Partido dos Trabalhadores como corrupto e apresentá-lo como igual aos demais Partidos;</li><li>identificar o Presidente Lula como chefe de um esquema de corrupção no Brasil e por ela principal culpado;</li><li>difamar e desmoralizar o Presidente Lula e impedir sua eleição.</li></ol> <p>A solução para a “morosidade” dos processos na Justiça, todavia, poderia e deveria ser atingida por medidas simples:</p><ol><li>absoluta imparcialidade e transparência pública no sorteio dos processos entre Ministros dos Tribunais Superiores;</li><li>cumprimento do prazo limite para devolução dos pedidos de vista de processos feitos pelos Ministros;</li><li>julgamento dos processos pela ordem cronológica de sua entrada nos Tribunais Superiores;</li><li>revisão do número de recursos possíveis;</li><li>prazo limite para julgamento final após a data de ingresso do processo no Tribunal Superior.</li></ol> <p>Por outro lado, o combate eficiente à corrupção implicaria uma reforma política que limitasse a influência do poder econômico nas eleições e na política e de nenhuma forma pode ser feito com desrespeito às leis e à Constituição por alguns juízes que se atribuíram uma “missão salvadora”.</p> <p>Em realidade, no Brasil se assiste hoje à destruição do Estado de Direito, do Poder Judiciário e da Constituição de 1988 a partir do momento em que, como em 1963, as classes hegemônicas sentiram escapar, ainda que parcialmente, a partir de 2003, o seu controle sobre o sistema político e estarem em risco seus privilégios e seu permanente e histórico comportamento corrupto e ilegal.</p> <p>Todavia, e finalmente, a luta histórica do povo brasileiro pela democracia, pelo desenvolvimento, pela justiça social e pela soberania prosseguirá, como sempre árdua, e jamais cessará até sua vitória final.</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/eduarda-fontes/carnaval-politico-do-brasil">O Carnaval politico do Brasil</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/openglobalrights/eduardo-pannunzio/brasil-precisa-de-novos-mecanismos-p%C3%BAblicos-e-leis-para-financiar">Brasil precisa de novos mecanismos públicos e leis para financiar direitos humanos no país</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/raquel-rosenberg/revolu-o-proporcional-ao-tamanho-da-crise">Brasil: A revolução é proporcional ao tamanho da crise</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-country"> <div class="field-label"> Country or region:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Brazil </div> </div> </div> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Conflict </div> <div class="field-item odd"> Democracy and government </div> <div class="field-item even"> Equality </div> <div class="field-item odd"> International politics </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Brazil Civil society Conflict Democracy and government Equality International politics Lula da Silva Corrupção Samuel Pinheiro Guimarães Thu, 12 Apr 2018 09:40:48 +0000 Samuel Pinheiro Guimarães 117225 at https://www.opendemocracy.net Operación Lava Jato y la destrucción del Estado de derecho https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/samuel-pinheiro-guimar-es/la-operaci-n-lava-jato-y-la-destrucci-n-del-estado-de-de <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>La lucha contra la corrupción en Brasil implicaría una reforma política que limitase la influencia del poder económico en las elecciones y la política, pero esto nunca puede hacerse sin respetar las leyes.&nbsp;<em><strong><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/samuel-pinheiro-guimar-es/destrui-o-do-estado-de-direito-e-do-poder-judici-rio">Português</a><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/samuel-pinheiro-guimar-es/operation-lava-jato-and-destruction-of-rule-of-law">, English</a></strong></em></p> </div> </div> </div> <p><span><em><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/PA-35888426_0.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/PA-35888426_0.jpg" alt="" title="" width="460" height="307" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>The President Luiz Inacio Lula da Silva arrives at the Federal Police Superintendence in Curitiba (PR) on Saturday 7 of April to face imprisonment. Image: Geraldo Bubniak/Zuma Press/ PA Images, All rights reserved</span></span></span></em></span></p><p>Las prácticas corruptas y la conducta ilegal han caracterizado la acción de las clases hegemónicas, no sólo en Brasil, sino en otras sociedades, desde los más desarrollados, como Estados Unidos, hasta los más pobres, incluidos varios países africanos.</p> <p>Los principales integrantes de estas clases hegemónicas son grandes propietarios rurales; dueños de grandes bancos e instituciones financieras; propietarios de grandes empresas industriales y de servicios; dueños de grandes medios de comunicación; los principales rentistas; ejecutivos de grandes corporaciones nacionales y extranjeras; y sus representantes en el poder legislativo, el poder ejecutivo y el poder judicial.</p> <p>En Brasil, como en otros países, desarrollados o no, los ejemplos de este comportamiento son:</p> <ol><li>prácticas de "ingeniería financiera" para evitar o reducir el pago de impuestos;</li><li>la presión sobre los gobiernos para reducir legalmente los impuestos a los ricos;</li><li>evasión de impuestos;</li><li>recursos enviados y depositados en "paraísos fiscales", generalmente como resultado de actividades ilícitas;</li><li>el fraude cometido por las empresas para la contratación pública y su desarrollo;</li><li>la connivencia de los grandes flancos B con el movimiento de los fondos de las actividades ilícitas, incluyendo el tráfico de drogas;</li><li>la financiación de las campañas políticas que elegir a los individuos llegan a constituir una representación en el Congreso por las leyes de protección de interés económico y político de estas clases hegemónicas.</li></ol> <p>La sociedad brasileña, compuesta en su mayoría por trabajadores urbanos (empleados, desempleados y subempleados); por trabajadores rurales sin tierra y los pequeños agricultores; por individuos "excluidos", que reciben la Bolsa Familia, cuyo valor puede variar de 85 a 195 reales por mes (entre 25 y 57 dólares USA) ; por las personas sin techo en las ciudades; y, finalmente, por la clase media baja, que es extraordinariamente honesta y trabajadora.</p><p class="mag-quote-center">Brasil no es una sociedad corrupta, puesto que los brasileños, en su gran mayoría, no son corruptos sino que son víctimas de la corrupción y de las prácticas ilegales de las clases hegemónicas.</p> <p>Brasil no es una sociedad corrupta, puesto que los brasileños, en su gran mayoría, no son corruptos sino que son víctimas de la corrupción y de las prácticas ilegales de las clases hegemónicas.</p> <p>La lucha contra los actos ilegales cometidos contra el Estado y la sociedad , y la corrupción tiene una gran importancia porque en las sociedades donde la desigualdad social es extrema, comenzando con el ingreso y la riqueza, sólo el Estado puede poner en práctica políticas de redistribución debido a que las empresas, las ONG y las personas no tienen capacidad legal y financiera para ocuparse de las necesidades de la enorme cantidad de personas afectadas por los efectos de la desigualdad.</p> <p>Sin embargo, la lucha contra la corrupción no se puede hacer en contra de la ley, por no hablar de la Constitución, y tampoco con fines políticos.</p> <p>La "politización" de las acciones, y la publicidad de opiniones en la prensa de los miembros del poder judicial a todos los niveles, desde los juzgados de Primera Instancia a hasta el Tribunal Supremo Federal, desde los procuradores individuales hasta el Procurador General de la República (PGR ) y de los agentes de la Policía Federal han llevado a cabo prácticas y decisiones que perjudican a los principios fundamentales del derecho y violan los derechos de los ciudadanos.</p> <p>Bajo el pretexto de evitar recursos legales"excesivos", que pueden conducir a la prescripción de las actuaciones, y de estar al servicio del anhelo público de "moralidad" y "castigo", los jueces de primera instancia, cuyo principal exponente es el juez Sergio Fernando Moro, de la 13ª Corte Federal Penal de Curitiba, con la ayuda de algunos fiscales del Ministerio Público Federal y de policías federales, incurren en una serie de ilegalidades para conseguir ciertas delaciones que lleven a acusar a individuos, a cambio de obtener la libertad y la reducción de penas excesivas impuestas por esos mismos jueces.</p> <p>Estas denuncias se filtran de forma selectiva a la prensa sin que ni siquiera las actuaciones hayan sido iniciadas, y menos aún completadas, o sin que exista ninguna sentencia condenatoria.</p> <p>Las denuncias que se "extraen" a través de detenciones injustificadas y de larga duración, y la imposición en Primera Instancia de condenas inusualmente largas se basan en denuncias de personas que, por conseguir la reducción de penas, confiesan bajo presión haber delinquido y denuncian, a menudo sin pruebas, a presuntos cómplices, especialmente a políticos.</p> <p>Mientras tanto, las filtraciones ilegales permitidas por el juez Sergio Fernando Moro, y toleradas por los tribunales superiores, encienden a la "opinión pública" en contra de personas mencionadas en extractos preseleccionados de delaciones hechas públicas, a bombo y platillo, por la prensa, que pasa entonces a exigir su condena por parte del Poder Judicial.</p> <p>La Operación Lava Jato, con el consentimiento informado de las altas instancias del poder judicial, ha cometido las siguientes violaciones legales:</p><ol><li>actuar judicialmente partiendo del argumento de que "el fin justifica los medios";</li><li>desmoralización y humillación públicas, por parte de agentes de policía, de sospechosos y acusados (detención coercitiva, uso de esposas, demostración de fuerza);</li><li>tortura psicológica, con componentes físicos (como el encarcelamiento prolongado sin cargos) con el fin de obtener confesiones y delaciones;</li><li>uso desvirtuado de la prisión provisional;</li><li>intimidación, mediante la imposición de multas no razonables, a los que son acusados por delatores;</li><li>filtración selectiva de extractos de documentos e información confidencial;</li><li>la "convicción de la culpabilidad" argüida por los jueces como fundamento para condenar los acusados;</li><li>desobediencia del principio constitucional de presunción de inocencia, que es el principio básico del Estado de Derecho, y que debe ser observado desde el inicio de las investigaciones hasta la llegada de la sentencia penal;</li><li>la transferencia al acusado de la carga de la prueba;</li><li>la absurda aplicación de la "teoría de la acción finalista";</li><li>falta de respeto al amplio derecho de defensa;</li><li>falta de respeto a la imparcialidad y la jurisdicción;</li><li>la negación de documentos a la defensa de los acusados;</li><li>la violación de la privacidad de la familia de los acusados;</li><li>la extensión de la familia del acusado de las consecuencia sociales de la divulgación de sospechas y acusaciones;</li><li>execración pública de los denunciados, acusados y demandados, e incitación de la opinión pública en contra de estas personas;</li><li>la desobediencia al principio de la inviolabilidad del honor y de la imagen de las personas (Art. 5 °, inciso X, de la Constitución Federal).</li></ol> <p>Con el pretexto de la lucha contra la corrupción, contra la inmoralidad, contra la morosidad de los procedimientos judiciales, y contra la impunidad, estas prácticas han contribuido a la destrucción de los cimientos del poder judicial y de las garantías individuales.</p> <p>La Constitución Federal brasileña determina los casos de pérdida o suspensión los derechos políticos:</p> <p>Art. 15. Queda prohibida la casación de derechos políticos, cuya pérdida o suspensión sólo se dará en los casos de:</p><p>III. condena penal de cosa juzgada, siempre que estén vigentes sus efectos;</p> <p>V. improbidad administrativa, de conformidad con el art. 37, párrafo 4.</p> <p>Art. 37. Párrafo 4: Los actos de improbidad administrativa comportarán la suspensión de los derechos políticos (...).</p> <p>La pérdida de los derechos políticos y los derechos civiles, como la libertad, sólo puede ocurrir cuando la persona se encontró culpable, después de haberse tramitado un juicio con sentencia penal condenatoria.</p> <p>Sin embargo, la ley 135, llamado “Ficha Limpia”, o expediente limpio, enumera una serie de situaciones que condenan en segunda instancia, por un tribunal colegiado, puede acarrear la pérdida de los derechos políticos por ocho años. El término "tribunal colegial," en realidad puede significar un grupo de sólo 3 o 4 jueces de un tribunal regional.</p> <p>La Ley Complementaria 135, de 2010, es, por lo tanto, de una inconstitucionalidad flagrante, pues viola una cláusula pétrea de la Constitución Federal, que es clara al determinar que "nadie será considerado culpable hasta el trámite en juzgado de sentencia penal condenatoria". (Art. 5 °, inciso LVII) y, por lo tanto, por no ser declarado culpable no debe cumplir pena.</p> <p>Por el otro lado, dos decisiones del Tribunal Supremo del 1 de febrero de 2016, por 7 a 4, y otro en octubre de 2016, por 6 a 5, consideran constitucional el cumplimiento de la pena después de la condena en apelación. </p><p>El Tribunal Supremo, de hecho, ha "modificado" el dispositivo constitucional que no podía llevar a cabo por ser la reforme de la Constitución una competencia exclusiva del Congreso Nacional.</p><p class="mag-quote-center">El objetivo de la Operación Lava Jato no es acabar con la corrupción, ni en la sociedad, ni en el sistema político y administrativo brasileño.</p> <p>La Operación Lava Jato ha contribuido al beneficio de los intereses de las empresas y los Estados extranjeros en Brasil:</p><ol><li>al presentar al Estado como la principal "causa" de la corrupción en la sociedad brasileña;</li><li>al presentar al Estado brasileño como ineficiente y culpable de las dificultades económicas del país;</li><li>al "justificar" la necesidad de minimizar la competencia y la capacidad de acción del Estado;</li><li>a debilitar la capacidad reguladora del Estado brasileño;</li><li>a justificar el programa de privatización (y desnacionalización indiscriminada) aplicado a toque de pito por el Gobierno Temer;</li><li>a debilitar las empresas brasileñas, de capital nacional y estatal en el mercado brasileño y en el mercado internacional, frente a las megaempresas de terceros países, &nbsp;y a</li><li>debilitar al gobierno de Brasil en su misión y capacidad de promover el desarrollo, de fortalecer la democracia, la defensa de la soberanía y de su acción internacional, incluyendo la que lleva a cabo dentro de los BRICS.</li></ol> <p>El objetivo de la Operación Lava Jato no es acabar con la corrupción, ni en la sociedad, ni en el sistema político y administrativo brasileño. </p><p>Si éste fuera su objetivo, los jueces, fiscales y policías serían discretos y cautelosos en sus procedimientos para evitar la eventual anulación de procesos y de sentencias, y los ministros de instancias superiores impedirían las actividades ilegales de la Lava Jato.</p> <p>En realidad, los verdaderos objetivos políticos, en el ámbito nacional, de la Operación Lava Jato, ya alcanzados en gran medida, son los siguientes:</p><ol><li>difamar a los políticos en general, en especial a los políticos progresistas, y a la actividad política en general;</li><li>desmotivar a las fuerzas progresistas en general;</li><li>desmoralizar a los trabajadores como clase social;</li><li>desmoralizar al Partido de lor Trabajadores (PT)&nbsp; como corrupto y presentarlo como igual a los otros partidos;</li><li>identificar al presidente Lula como jefe de la trama de corrupción en Brasil y su principal culpable;</li><li>difamar y desmoralizar al presidente Lula, e impedir su elección.</li></ol> <p>Pero la solución a la "lentitud" de los procesos judiciales, sin embargo, puede y debe lograrse mediante medidas sencillas:&nbsp;</p><ol><li>absoluta imparcialidad y transparencia pública del sorteo de procesos para los magistrados de los Tribunales Superiores;</li><li>cumplimiento de la fecha límite para la devolución de las vistas de los procesos demandados por los magistrados;</li><li>juzgar los procesos por el orden cronológico de su entrada en los Tribunales Superiores;</li><li>revisión del número de recursos posibles;</li><li>fecha límite para el juicio final después de fecha de admisión del proceso en los Tribunales Superiores.&nbsp;&nbsp;</li></ol> <p>Por el contrario, la lucha eficaz contra la corrupción implicaría una reforma política que limitase la influencia del poder económico en las elecciones y la política, y de ninguna manera puede hacerse sin el respeto a las leyes y a la Constitución por parte de algunos jueces que se atributen una "misión salvadora."</p> <p>De hecho hoy, en Brasil, estamos asistiendo a la destrucción del Estado de derecho, del poder judicial y de la Constitución de 1988, desde el momento en que a partir de 2003, como en 1963, las clases hegemónicas sintieron escapar, aunque fuese parcialmente, su control sobre el sistema político, y vieron puestos en riesgo sus privilegios y su histórico y permanente comportamiento corrupto e ilegal.</p> <p>Sin embargo, y finalmente, la lucha histórica del pueblo brasileño por la democracia, el desarrollo, la justicia social y la soberanía continuará siendo, como siempre ha sido, dura, y nunca cesará hasta su victoria final.</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/wendy-wolford-sergio-sauer/las-lites-autoritarias-y-los-movimientos-populares-en-b">Élites autoritarias y movimientos populares en Brasil</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/jaime-amparo-alves/lula-da-silva-muerto-ser-un-m-rtir-encarcelado-ser-un-h-roe-en-">Lula da Silva como pesadilla</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/eduarda-fontes/el-carnaval-pol-tico-de-brasil">El carnaval político de Brasil</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-country"> <div class="field-label"> Country or region:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Brazil </div> </div> </div> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Conflict </div> <div class="field-item odd"> Democracy and government </div> <div class="field-item even"> Equality </div> <div class="field-item odd"> International politics </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Brazil Civil society Conflict Democracy and government Equality International politics Elecciones 2018 Corrupción Lula da Silva Samuel Pinheiro Guimarães Thu, 12 Apr 2018 09:18:34 +0000 Samuel Pinheiro Guimarães 117224 at https://www.opendemocracy.net Cuello de botella migratorio al sur de México https://www.opendemocracy.net/ivan-briscoe/abordar-el-cuello-de-botelle-migratorio-en-el-sur-de-m-xico <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>Cientos de miles de centroamericanos huyen de sus países hacia el norte, acosados por una pobreza extrema y por una violencia intolerable. México y EEUU deben hacer mucho más.<em><em> Entrevista. </em><strong><em><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/ivan-briscoe/migration-bottleneck-in-southern-mexico">English</a></em></strong></em></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/inmigracion mexico.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/inmigracion mexico.jpg" alt="" title="" width="460" height="307" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Centroamericanos leen la información que les han dado sobre el proceso de asilo mientras hacen cola para darse una ducha en el albergue de migrantes en Palenque. Paul Miranda. Algunos derechos reservados.</span></span></span></p><p>México no está haciendo "nada" por frenar la migración hacia el norte, como afirma el presidente de los EE.UU., Donald Trump.</p><p> En estas preguntas y respuestas, el director del programa para América Latina y el Caribe de Crisis Group, Ivan Briscoe, dice que Washington debería ayudar a México a enfrentar los desafíos que traen los flujos migratorios y de refugiados centroamericanos, que ahora están concentrándose en sus conflictivos estados sureños.</p> <strong>¿A qué se debe la crisis migratoria en México?</strong> <p>La pobreza y la violencia en el Triángulo Norte de América Central (que comprende a El Salvador, Guatemala y Honduras) están obligando a cientos de miles de centroamericanos a huir cada año hacia México. La mayoría se dirige hacia el norte debido a la profunda inseguridad económica.&nbsp;</p> <p>Pero el 39,2 por ciento de los centroamericanos encuestados en México por Médicos Sin Fronteras (MSF) en diciembre de 2016, dijeron que abandonaron sus hogares porque ellos o sus familias fueron atacados, amenazados, extorsionados o presionados para unirse a bandas criminales. </p><p>Bajo estas circunstancias muchos de ellos probablemente calificarían como refugiados, con derecho a protección internacional bajo las leyes aplicables.</p> <p>Durante las últimas dos décadas, Estados Unidos ha respondido al movimiento de personas desde México y América Central con una aplicación cada vez más estricta de sus controles fronterizos: en el año 2000 los Estados Unidos detuvo al mayor número de migrantes indocumentados, cerca de dos millones, en su frontera sur.</p> <p>Pero como tema político y asunto de intenso escrutinio público en los EE.UU., la migración sufrió un revolcón en 2014 tras la llegada de una oleada de menores no acompañados desde América Central. </p><p>Durante su campaña presidencial, el ahora presidente estadounidense, Donald Trump, dijo infamemente que México estaba "enviando" a EE.UU. a personas que describió como "trayendo drogas", "trayendo crímenes" y "violadores". </p><p>Prometió tomar medidas enérgicas contra su ingreso a los EE.UU., incluso construir un muro en la frontera con México y presionar a ese país para detener el flujo hacia el norte. Con su renovado y grandilocuente discurso anti-mexicano de principios de abril, parece que busca hacer cumplir esas promesas.</p><p class="mag-quote-center">Entre 2013 y 2017, México ha visto que las solicitudes de estatus de refugiado se han multiplicado once veces.</p> <p>Un control fronterizo más estricto y el temor infundido por la retórica de la administración Trump han reducido el número de centroamericanos que llegan al Río Bravo, pero han aumentado las cifras de quienes se quedan en México. </p><p>Entre 2013 y 2017, México ha visto que las solicitudes de estatus de refugiado se han multiplicado once veces (ver gráfico), principalmente las presentadas por centroamericanos.</p> <p>Como deja en claro nuestro próximo informe sobre el sur de México, las autoridades en el Triángulo Norte y México están enfrentando con dificultades la necesidad de&nbsp; responder a una creciente emergencia humanitaria.</p> <p>Organizaciones de defensa de los migrantes y aquellas basadas en la fe brindan refugio y apoyo a las personas en tránsito, incluidos muchos niños, pero están crónicamente mal financiadas, y deben lidiar con el acoso de las autoridades migratorias y de seguridad, así como el de los grupos criminales.</p><p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/refugiados Mexico.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/refugiados Mexico.jpg" alt="" title="" width="460" height="277" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Número de Solicitudes de Refugiado y de Estatus de Refugiado Concedidos en México (2013-2017) Graph produced with information from the Mexican Commission for Assistance to Refugees (COMAR).</span></span></span></p> <strong>¿Qué está haciendo México ante la crisis?</strong> <p>Contrario a los airados trinos del presidente Trump, México sí ha respondido a la presión por parte de Estados Unidos de frenar el flujo de centroamericanos, en efecto convirtiéndose en un ejecutor del control fronterizo de los EE.UU. En todos los años desde 2015, México ha deportado a más centroamericanos que los EE.UU. y ha reforzado los controles en su propia frontera sur.</p> <p>Desde 2007, Estados Unidos ha apoyado estos esfuerzos con $24 millones en equipamiento y capacitación para el control de la frontera sur bajo la Iniciativa Mérida, así como con $75 millones adicionales desde 2014 para comunicaciones seguras entre agencias involucradas en el Plan Frontera Sur de México. </p><p>La frontera está custodiada por una docena de bases navales en los ríos, y se establecieron cordones de seguridad que penetran profundamente el territorio mexicano.</p> <p>El Plan estipula que los funcionarios de migración deben trabajar en estrecha colaboración con los militares, así como con la policía federal y estatal, para hacer cumplir los controles. Como resultado, muchos menos centroamericanos están llegando a la frontera con los EE.UU., donde las capturas han disminuido a niveles nunca vistos desde 1971.</p> <p><em>“ La xenofobia se está extendiendo por el sur de México a medida que la ira se acumula por la llegada de un número sin precedentes de centroamericanos a pueblos insuficientemente equipados por el Estado para hacerle frente a este influjo.”</em></p> <p>El presidente de México, Enrique Peña Nieto, favorece la participación continua de los militares en la seguridad pública. Promulgó una "ley de seguridad interna" en diciembre de 2017 que permite la participación de los militares en operaciones de seguridad doméstica, aunque su implementación espera la aprobación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. </p><p>Los grupos de derechos humanos se oponen ferozmente a la ley. El aumento de la militarización genera dudas sobre posibles arbitrariedades y violaciones de derechos humanos, y amenaza con afianzar un estilo de policía contraproducente y de "mano dura" similar a la de El Salvador y Honduras.</p> <p>México se ha dejado ir por este camino en buena parte porque teme perder su privilegiada condición de socio comercial de Estados Unidos en virtud del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).</p><p class="mag-quote-center">El canciller mexicano, Luis Videgaray, dejó en claro que el papel crítico que juega su país en el control migratorio es una moneda de cambio en las negociaciones comerciales.</p><p>En particular, los líderes mexicanos defienden los beneficios tácticos de la cooperación a largo plazo con Washington sobre migración, pues esa cooperación se encuentra en el corazón de los esfuerzos del gobierno por manejar la volatilidad y la hostilidad periódica del presidente Trump.</p><p>El canciller mexicano, Luis Videgaray, dejó en claro que el papel crítico que juega su país en el control migratorio es una moneda de cambio en las negociaciones comerciales. La imposición por parte de Trump de aranceles sobre el acero, el aluminio, las lavadoras y los paneles solares el pasado mes de marzo, demuestra su voluntad de negociar duro en temas de comercio.</p> <p>Esta demostración de fuerza podría persuadir al gobierno mexicano para que cumpla con las demandas de los EE.UU. de endurecer aun más su posición frente a los migrantes indocumentados. Sin embargo, los resultados de las elecciones presidenciales del 1 de julio en México podrían alterar estas dinámicas transaccionales.</p> <strong>¿Qué le está sucediendo a los centroamericanos en tránsito a través de México?</strong> <p>Los migrantes y refugiados centroamericanos están cada vez más concentrados en el sur de México. En 2017, el 70,7 por ciento de los extranjeros detenidos por las autoridades migratorias mexicanas fueron capturados en cuatro de los siete estados del sur de México: Chiapas, Oaxaca, Tabasco y Veracruz. La Comisión Mexicana de Asistencia a los Refugiados (COMAR) está desbordada por las solicitudes de asilo. Los refugios privados y las estaciones migratorias (centros de detención) están saturados.</p> <p>Los centroamericanos que avanzan hacia el norte son presa fácil para una amplia gama de delincuentes. Médicos sin Fronteras relata que dos tercios de los encuestados informaron haber sido víctimas de violencia durante su viaje a los Estados Unidos; casi un tercio de las mujeres encuestadas dijeron que habían sufrido abusos sexuales durante el viaje.</p> <p>Miembros de pandillas callejeras de América Central (<em>maras</em>) ahora siguen el flujo de personas vulnerables hasta México para extorsionarlas y amenazarlas, incluso espiando y amenazando a los resguardos de migrantes, y colaborando con el crimen organizado mexicano. </p><p>Algunos de las víctimas son secuestradas a cambio de un rescate; otros son forzadas a la explotación sexual; y todas están obligadas a buscar refugio en lugares que no están preparados y a menudo no están dispuestos a recibirlos.</p> <p><em>“ Apoyar los esfuerzos de México por proporcionar una mayor protección a migrantes y refugiados también favorecería los intereses de los EE.UU., ya que puede ayudar a mitigar los problemas de seguridad que llevan a las personas a dejar México en busca de protección más al norte.”</em></p> <p>La xenofobia se está extendiendo por el sur de México a medida que la ira se acumula por la llegada de un número sin precedentes de centroamericanos a pueblos insuficientemente equipados por el Estado para hacerle frente a este influjo. </p><p>Los medios sensacionalistas y los políticos locales a menudo describen a los atribulados migrantes y refugiados como miembros de las temidas <em>maras</em>, sumándole la estigmatización y la discriminación a su ya difícil situación.</p> <strong>¿Qué se debería hacer?</strong> <p>El gobierno de los EE.UU. claramente tiene la intención de fortificar su propia frontera sur. Como mínimo, debería compensar por la presión que ejerce sobre las instituciones y los recursos de México utilizados para proteger a las personas vulnerables que están siendo detenidas ahí, apoyando los esfuerzos de las autoridades mexicanas y del Triángulo Norte por fortalecer la supervisión de las agencias de seguridad y las instituciones estatales que trabajan en temas de migrantes y refugiados, sobre todo el COMAR.</p> <p>La asistencia técnica de Estados Unidos y la UE y el apoyo al desarrollo de capacidades en consulados centroamericanos de escasos recursos en la ruta migratoria a través de México ayudaría a garantizar una mejor protección para migrantes y refugiados, especialmente en un momento de intensificación del sentimiento anti-migrantes en los estados del sur.</p><p class="mag-quote-center">Los EE.UU. y la UE deberían intensificar su apoyo para la prevención de la violencia y el desarrollo económico en los lugares del sur de México donde han llegado la mayoría de centroamericanos.</p> <p>Los EE.UU. y la UE deberían intensificar su apoyo para la prevención de la violencia y el desarrollo económico en los lugares del sur de México donde han llegado la mayoría de centroamericanos.</p><p>Deberían ayudar urgentemente a los tres países del Triángulo Norte y a México a desarrollar nuevos programas para reintegrar a los deportados a sus países de origen y a los refugiados en el extranjero, incluso a través de iniciativas que les den acceso a atención médica, empleo, educación y apoyo psicosocial cuando sea necesario.</p> <p>Para equilibrar la carga que representa el movimiento de personas, los EE.UU. y la UE también podrían impulsar el apoyo técnico para poder ampliar el procesamiento de refugiados centroamericanos, especialmente el de menores, en países vecinos (principalmente Belice y Costa Rica) y garantizar que los gobiernos y las ONG en la región proporcionen refugio adecuado a quienes esperan decisiones.</p> <p>El apoyo financiero y logístico a países vecinos como Panamá y Costa Rica, así como a otros países latinoamericanos que han aceptado recibir refugiados, ayudaría a amortiguar el impacto de las políticas de inmigración cada vez más restrictivas adoptadas en los destinos más tradicionales.</p> <p>Desde una perspectiva humanitaria, estos pasos ayudarían a México a lidiar de manera responsable con el creciente número de personas vulnerables que continúan cruzando su frontera sur, a pesar de sus esfuerzos por detenerlos. </p><p>Apoyar los esfuerzos de México por proporcionar una mayor protección a migrantes y refugiados también favorecería los intereses de los EE.UU., ya que puede ayudar a mitigar los problemas de seguridad que llevan a las personas a dejar México en busca de protección más al norte.</p><p>___</p><p>Esta entrevista fue también publicada por <a href="https://www.crisisgroup.org/es/latin-america-caribbean/mexico/addressing-migration-bottleneck-southern-mexico">Crisis Group.</a></p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/danica-jorden/el-v-crucis-de-los-emigrantes">El vía crucis de los migrantes</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/openglobalrights/carlos-heredia/m%C3%A9xico-puede-abrir-el-camino-para-proteger-los-trabajadores-migrante">México puede abrir el camino para proteger a los trabajadores migrantes en todo el mundo</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/juan-carlos-garz-n-vergara/violencia-ambos-lados-de-la-frontera-entre-m-xico-y-est">Violencia a ambos lados de la frontera entre México y Estados Unidos. El muro: ¿resuelve algo?</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-country"> <div class="field-label"> Country or region:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Mexico </div> </div> </div> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Conflict </div> <div class="field-item odd"> Democracy and government </div> <div class="field-item even"> Equality </div> <div class="field-item odd"> International politics </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Mexico Civil society Conflict Democracy and government Equality International politics Donal Trump United States Ivan Briscoe Wed, 11 Apr 2018 09:31:28 +0000 Ivan Briscoe 117167 at https://www.opendemocracy.net Crisis política y oportunidad para un nuevo Perú https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/ver-nika-mendoza/crisis-pol-tica-y-oportunidad-para-un-nuevo-per <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>Tras la caída de Alberto Fujimori, en el 2000 se logró sancionar a los corruptos y violadores de derechos humanos, pero se mantuvo ese andamiaje fujimorista cuyos efectos vemos en la crisis actual. <em><strong><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/ver-nika-mendoza/political-crisis-as-opportunity-for-new-peru">English</a></strong></em></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/Matin Vizcarra AP Ingages.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/Matin Vizcarra AP Ingages.jpg" alt="" title="" width="460" height="306" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>El presidente de Perú, Martin Vizcarra después de jurar el cargo en lima, Perú, el 23 de Marzo 2018. . Image: Xinhua/ANDINA/Andres Valle. PA Images all rights reserved</span></span></span></p><p>El jueves 22 de marzo el Parlamento peruano aprobó la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski, quien llevaba un año y ocho meses en la presidencia tras vencer a Keiko Fujimori - la hija y, sobre todo, heredera política del dictador Alberto Fujimori - en la segunda vuelta electoral en 2016 por apenas 41.057 votos. PPK, como conocemos los peruanos a este lobista que pasaba del mundo empresarial y financiero al Estado cual pelota de ping pong, se hizo con la presidencia más por el activo rechazo ciudadano al fujimorismo que por mérito propio. </p><p>Si bien en la última etapa de aquella campaña electoral se desmarcó del fujimorismo, una vez en el poder no dudó en arrodillarse ante éste cediéndole importantes instituciones, como la superintendencia tributaria o el Banco Central de Reserva. Nada de eso apaciguó la sed de venganza de Keiko Fujimori ni su afán por controlar el sistema de justicia para manipular las investigaciones en su contra. Sin embargo, al mismo tiempo que oficialismo y fujimorismo se lanzaban puyazos públicamente, aprobaban juntos recortes presupuestales en salud, educación e infraestructura pública. En suma, una política de ajuste a costa de los derechos ciudadanos.</p> <p>Pero el peor error de PPK fue, sin duda, otorgar un indulto ilegal e inmoral al dictador Alberto Fujimori. Ante un primer intento de vacancia presidencial promovido por Keiko Fujimori, Kuczynski no dudó en pactar con el menor de los Fujimori para canjear el indulto por votos contra la vacancia. Liberar ilegalmente a un corrupto y violador de derechos humanos sin que hubiera cumplido su condena ni reconocido jamás sus delitos fue el inicio de su fin. Miles de ciudadanos salieron a las calles rechazando el indulto y repudiando la actitud de PPK. Así, hizo de Alberto Fujimori su principal aliado y de Kenji Fujimori su principal operador.</p><p><span class="mag-quote-center">El peor error de PPK fue, sin duda, otorgar un indulto ilegal e inmoral al dictador Alberto Fujimori.</span>Cuando las evidencias de corrupción en su contra - por hacer asesorías financieras a empresas que contrataban con el Estado mientras era ministro - hicieron su situación insostenible y la mayoría de peruanos pedía que dejara el cargo, utilizó las prácticas mafiosas de su principal aliado: comprar votos de parlamentarios a través de prebendas, cargos y obras públicas. La revelación de estos actos mediante videos grabados por operadores de Keiko Fujimori fue la gota que derramó el vaso y obligó a PPK a renunciar para ceder el cargo a su vicepresidente.</p> <p>Pero esta sucesión de hechos no es sino el resultado de un problema más estructural. PPK era el sueño hecho realidad de los grupos de poder económico, uno de los suyos, un agente neoliberal sin pudor ni antifaz. Y si ha caído en desgracia no es sólo por sus errores, sino porque los grupos de poder que lo respaldaban también están afectados.</p><p class="mag-quote-center">Es prácticamente toda la clase política y empresarial tradicional la que está involucrada en el escándalo Odebrecht. No se trata de una simple casualidad.&nbsp;</p><p>Con el escándalo Lavajato, no sólo son todos los últimos presidentes electos posdictadura y la candidata Fujimori los que hoy están procesados por corrupción, sino también los más insignes representantes de la clase empresarial, como por ejemplo los representantes de grandes constructoras aliadas de Odebrecht. Es prácticamente toda la clase política y empresarial tradicional la que está involucrada. No se trata, pues, de una simple casualidad. Es, más bien, la prueba de que subyace un sistema que ha permitido y promovido esta corrupción generalizada. Es el sistema consagrado en la Constitución fujimorista del 93 que ha mantenido nuestra democracia secuestrada por el poder del dinero y las mafias.</p> <p>Hoy, en Perú, tenemos un Estado arrinconado a un rol subsidiario, sin capacidad de planificar ni regular, un mercado capturado por monopolios y oligopolios abusivos, una mercantilización de la salud y la educación, una precarización del empleo, un extractivismo exacerbado que mantuvo una matriz primaria exportadora sin diversificación de la producción y con depredación de la naturaleza. </p><p>Durante años, este sistema funcionó a fuerza de coimas, lobbies, financiamiento millonario a las campañas electorales, puertas giratorias y decretos de urgencia. Si no cambiamos ese sistema vamos a repetir la misma historia. En la transición democrática de 2000, luego de la caída de Alberto Fujimori, si bien se logró sancionar a los corruptos y violadores de derechos humanos, se mantuvo ese andamiaje fujimorista cuyos efectos vemos en la crisis actual.</p><p class="mag-quote-center">Nuestra precaria institucionalidad está quebrada y deslegitimada, no basta ponerle parches y cuñas. Tiene que reconstruirse sobre bases nuevas.</p> <p>Hoy, los peruanos estamos ante una nueva oportunidad histórica de recuperar la democracia para ponerla al servicio de la gente. Se debe abrir una transición democrática que empiece esa recuperación con - por lo menos - algunas reformas en el sistema electoral. Por ello no podemos permitir que se voltee la página rápidamente, como pretenden los que se sienten dueños del país para poder seguir haciendo sus negocios a costa de los derechos de la gente y preservar su impunidad. </p><p>Nuestra precaria institucionalidad está quebrada y deslegitimada, no basta ponerle parches y cuñas. Tiene que reconstruirse sobre bases nuevas. Por ello, desde las fuerzas de izquierda, planteamos la necesidad de un nuevo pacto fundacional político, social y ciudadano sobre la base de la soberanía, la justicia, la igualdad y la solidaridad: una nueva Constitución para un nuevo Perú. Es una tarea que requiere de amplio debate, movilización y organización con protagonismo popular. En esa tarea estamos.</p><p>______</p><p> Este artículo fue publicado previamente por <em><a href="https://lalineadefuego.info/2018/04/02/peru-crisis-politica-y-oportunidades-de-nueva-transicion-por-veronika-mendoza/">lalineadefuego.info.</a></em></p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/jos-ugaz/per-el-presidente-en-su-laberinto">Perú: el presidente en su laberinto</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/jacqueline-fowks/kuczynski-y-fujimori-aliados">Kuczynski y Fujimori: ¿aliados?</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/latinnews/kuczynski-gana-por-un-pelo-en-per">Kuczynski gana por un pelo </a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/aldo-macedo-huam-n/per-2016-una-democracia-bajo-tutela-autoritaria">Perú 2016: ¿una democracia bajo tutela autoritaria?</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-country"> <div class="field-label"> Country or region:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Peru </div> </div> </div> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Democracy and government </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Peru Democracy and government Verónika Mendoza Mon, 09 Apr 2018 11:22:58 +0000 Verónika Mendoza 117103 at https://www.opendemocracy.net México 2018: ¿Será posible un cambio de régimen? https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/guillermo-trejo/m-xico-2018-fin-de-era-y-cambio-de-r-gimen <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>México está en un momento histórico que los candidatos parecen no reconocer. El país necesita una auténtica sacudida democrática que le permita salir de una larga noche de violencia. <em><strong><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/guillermo-trejo/mexico-2018-will-regime-change-be-possible">English</a></strong></em></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/1024px-Mexican_flag_flaming.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/1024px-Mexican_flag_flaming.jpg" alt="" title="" width="460" height="345" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Bandera Mexicana, Fuente: Wikimedia Commons. Todos los derechos reservados. </span></span></span></p><p>Por casi tres décadas, la coalición de centro-derecha entre el PRI y el PAN dominó la política mexicana. Enemigos en las urnas, PRI y PAN se hermanaban a la hora de gobernar. Fue una coalición que favoreció a los mercados, pero que con frecuencia frenó el avance democrático.</p><p>En el marco de la elección presidencial de 2018 esta alianza ha perecido. El PAN va por la presidencia aliado con el PRD, el otrora abanderado de la izquierda mexicana y el más férreo opositor de la alianza PRI-PAN. Y ante un PRI hundido en una gravísima crisis de corrupción, inseguridad y graves violaciones de derechos humanos, la nueva alianza PAN-PRD se disputa con Andrés Manuel López Obrador y Morena –los nuevos abanderados de la izquierda mexicana– lo que pareciera una inminente alternancia de partidos en la presidencia.&nbsp;</p><p class="mag-quote-left">La pregunta es si este fin de era abrirá la posibilidad de concluir el cambio de régimen que inició con la derrota presidencial del PRI en 2000.</p> <p>Al iniciar la campaña presidencial, la pregunta es si este fin de era abrirá la posibilidad de concluir el cambio de régimen que inició con la derrota presidencial del PRI en 2000, pero que nunca se concretó en el advenimiento de una democracia liberal. </p><p>Para entender las claves de la elección y el futuro que viene, hay que hacer un recuento del déficit democrático que nos heredó la coalición PRI-PAN.&nbsp;</p> <p>La alianza PRI-PAN nació cuando el PAN decidió avalar el fraude electoral que llevó al priista Carlos Salinas de Gortari a la presidencia en 1988. Como moneda de cambio, el PRI impulsó profundos cambios legislativos que el PAN había abanderado por años: el fin de la reforma agraria; la privatización de la banca, y la normalización de las relaciones iglesia-Estado. La alianza se cimentó con la firma del TLCAN. Favorable a la privatización y la apertura comercial, esta coalición retardó la democratización de los órganos electorales.</p><p>Sería hasta el levantamiento zapatista de 1994 cuando el PRI sacó las manos Instituto Federal Electoral. Con elecciones limpias, el PAN logró remover al PRI de la presidencia en 2000.&nbsp; Con el PAN en el poder, la coalición PAN-PRI se reinventó. Ante la promesa del PRI de apoyar la agenda presidencial de reformas económicas y sociales a cambio de impunidad, el presidente Vicente Fox abortó un proyecto en ciernes de justicia transicional para mirar a un pasado represivo. Fox no tocó al priísmo ni con el pétalo de una rosa.</p><p>Tampoco reformó al Ejército ni a las policías ni a los servicios secretos ni a las procuradurías –instituciones que jugaron un papel central en la represión de miles de disidentes políticos por décadas. Y a la usanza priista, Fox echó mano de la procuraduría para fines políticos –para perseguir a López Obrador, su némesis político, y el principal contendiente a sucederlo. Con Fox se consolidó la estabilidad macroeconómica pero se postergó el desarrollo de un estado democrático de derecho.&nbsp;</p> <p>El triunfo del panista Felipe Calderón profundizó la alianza PAN-PRI. Fueron los priístas los que le permitieron a Calderón tomar posesión en medio de una grave crisis por una elección cuestionada en 2006. A cambio, Calderón exoneró a gobernadores priístas represores (Oaxaca) y pederastas (Puebla). </p><p>Apoyado por el PRI, Calderón inició la guerra contra el narco y desplegó el Ejército en las zonas más conflictivas del país. Ante la brutal espiral de violencia que generó la intervención, Calderón politizó la guerra contra el narco y apoyó a gobernadores panistas para contener la espiral de violencia; le tendió la mano a algunos gobernadores priístas, pero dejó a la deriva y acusó de corruptos, narcos e ineptos a gobernadores de izquierda.</p><p>Como Fox, utilizó la procuraduría con fines políticos y persiguió a alcaldes de izquierda por supuesta colusión con el narco. La guerra le otorgó al Ejército presupuestos extraordinarios, autonomía frente a los civiles e impunidad ante numerosas atrocidades cometidas en combate. Con Calderón se mantuvo la estabilidad macroeconómica pero el país se ensangrentó y se pisoteó el endeble estado de derecho.</p> <p>Con la victoria de Enrique Peña Nieto y el retorno del PRI a la presidencia se refuncionalizó la alianza PRI-PAN. Pero esta vez el PRD se sumó a la coalición, dando pie a un éxodo izquierdista liderado por López Obrador. La coalición PRI-PAN-PRD permitió la aprobación de profundas reformas económicas. Sin contrapesos, sin embargo, el sexenio de Peña Nieto se convirtió en un lodazal de corrupción tanto en el gobierno federal como en los estados.</p><p>Sin voces que lo cuestionaran, el presidente mantuvo la estrategia fallida de la guerra contra el narco de su antecesor y el país alcanzó niveles insospechados de violencia criminal y de graves violaciones de derechos humanos.</p><p class="mag-quote-center">Hoy México está ante la posibilidad de saldar la deuda histórica de la alternancia: el desarrollo de un estado democrático de derecho.</p><p>En medio de una profunda crisis de credibilidad y temeroso del futuro, el presidente ha politizado el sistema judicial como nunca antes: ha copado todos los órganos judiciales con sus incondicionales, ha torcido la ley para perseguir a sus críticos y ha pisoteado nuevamente el débil estado de derecho.&nbsp;</p> <p>Con una tasa de homicidios de 24 por 100,000 habitantes, más de 120,000 muertes en conflictos asociados al crimen organizado, más de 30,000 desaparecidos y cientos de periodistas y activistas sociales asesinados tras diez años de la guerra contra el narco, hoy el electorado mexicano ve en la inseguridad, la corrupción y la impunidad los principales problemas del país. </p><p>Ante la eclosión de la dupla PRI-PAN y el brutal descrédito del PRI, hoy México está ante la posibilidad de saldar la deuda histórica de la alternancia: el desarrollo de un estado democrático de derecho.</p> <p>Pero los candidatos no parecen reconocer el momento histórico. López Obrador juega con la idea de pacificar al país mediante amnistías y Ricardo Anaya, el candidato del PAN-PRD, balbucea su intención de apoyar una comisión de la verdad y un mecanismo internacional contra la impunidad. </p><p>De boca de una clase política desacreditada, esto suena a palabras vacías. Lo es si los candidatos no atienden la impunidad y sus tres ramificaciones: la corrupción, la criminalidad y las graves violaciones de derechos humanos. Lo es si las propuestas no ponen a las víctimas en el centro de los procesos de verdad y justicia. </p><p>México necesita una auténtica sacudida democrática; un accountability shock que le permita al país salir de una larga noche de violencia. </p><p>Esta sacudida institucional vendrá de abajo y de afuera y los partidos tendrán que aprender a no obstaculizarla, sino acompañarla y encauzarla hacia buen puerto.</p><p>____</p><p><span>Este artículo fue publicado previamente por Animal Político&nbsp;y se puede encontrar&nbsp;</span><a href="https://www.animalpolitico.com/blogueros-blog-invitado/2018/03/29/mexico-2018-fin-de-era-y-cambio-de-regimen/">aquí.</a><span>&nbsp;</span></p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/esteban-arratia-sandoval/el-dilema-del-candidato-l-pez-obrador-frente-al-narco">El dilema del candidato López Obrador frente al narco </a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/massimo-modonesi/m-xico-antes-de-la-tormenta-electoral">¿Soplan vientos progresistas en México?</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/alice-thwaite-jazza-john/c-mo-erosionar-la-polarizaci-n">¿Cómo erosionar la polarización?</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/laura-dowley/marichuy-mujer-ind-gena-deja-huella-en-la-campa-presidencial-mexicana">Marichuy, mujer indígena, deja huella en la campaña presidencial mexicana</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-country"> <div class="field-label"> Country or region:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Mexico </div> </div> </div> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Culture </div> <div class="field-item odd"> Democracy and government </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Mexico Civil society Culture Democracy and government Elecciones 2018 Guillermo Trejo Fri, 06 Apr 2018 15:23:09 +0000 Guillermo Trejo 117042 at https://www.opendemocracy.net México y el futuro digital: más allá del determinismo tecnológico https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/joseph-brandim-howson/m-xico-y-el-futuro-digital-m-s-all-del-determinismo-tecnol-g <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>A pesar de la retórica sobre un futuro digital a la vuelta de la esquina, la reforma de las telecomunicaciones adolece de falta de inversión social y educativa.<strong><em> <a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/joseph-brandim-howson/mexico-s-digital-future-beyond-technological-determinism">English</a></em></strong></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/telephone-586266_960_720.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/telephone-586266_960_720.jpg" alt="" title="" width="460" height="307" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Fuente: Pixabay, Dominio público.</span></span></span></p><p>El pasado 31 de marzo se ponía en marcha la primera fase de la nueva red móvil mayorista de México, Red Compartida. Con una cobertura prevista del 95% del territorio, se espera que ofrezca datos de calidad y a precio asequible a millones de personas, además de otros muchos productos y servicios digitales, para mediados de la década de 2020.</p><p>Sin embargo, a pesar de la retórica del gobierno, esta intervención carece de las inversiones sociales y educativas necesarias para hacer posible un cambio tecnológico radical en el país.</p> <p>Red Compartida es una red mayorista: se establecerá por todo el país y alquilará acceso a múltiples empresas digitales, que podrán ofrecer productos y servicios a precio asequible en todo el territorio, ya que no necesitarán invertir en infraestructura. </p><p>Una empresa privada, Altán Redes, construirá y administrará la red con un contrato de arrendamiento de 20 años, pero la propiedad del espectro (90 MHz en el ancho de banda de 700 Mhz) seguirá siendo estatal. </p><p>Esta colaboración público/privada es la primera de este tipo que se da en el mundo. Para garantizar su perdurabilidad, la red utilizará tecnologías 4G LTE avanzadas y estará ya preparada para 5G. </p><p>Se trata del proyecto de telecomunicaciones más ambicioso y costoso de la historia de México, que atrae la atención de gobiernos y organizaciones internacionales. De hecho, Red Compartida logró el reconocimiento del Mobile World Congress 2016, donde México recibió un premio por esta iniciativa de liderazgo público.</p> <p>La presión para llevar a cabo una reforma de las telecomunicaciones en México ha sido importante ya que, durante años, ha dominado el sector un monopolio privado. </p><p>Lo que hizo la privatización de Teléfonos de México en 1990, básicamente, fue entregar un monopolio estatal al capital privado, lo que posibilitó la aparición de magnates de las telecomunicaciones como Carlos Slim (hoy día uno de los hombres más ricos del mundo). </p><p>Y hace ya tiempo que se viene reconociendo que el mercado no funcionó bien: la privatización, presentada con mucha fanfarria y celebrada por las principales instituciones internacionales de la época, ha sido de hecho un rotundo fracaso: los mexicanos soportan las tarifas de llamada más altas de América Latina y padecen una de las mayores brechas de inclusión digital entre población urbana y rural. </p><p>Red Compartida es un mecanismo clave para reformar el mercado, mejorar el servicio al cliente y reducir el poder político y económico de personas como Carlos Slim.</p> <p>Según el gobierno, la oferta de acceso móvil a Internet, fácil y a bajo precio, será el disparadero que catapultará a la economía mexicana, el sistema educativo y las relaciones sociales - la vida cotidiana en general - hacia la era digital. </p><p>Pero aunque el sistema mexicano de telecomunicaciones necesita por supuesto reformas, esta reforma en concreto - como ocurre con otras muchas iniciativas tecnológicas públicas y privadas a gran escala - ha sido impulsada por deterministas tecnológicos. </p><p>Y los deterministas tecnológicos son aquellos tecnólogos y tecnócratas que comparten la visión de que la tecnología en sí misma puede cambiar la sociedad.</p> <p>Según la creencia que la tecnología es el agente de cambio determinante en cualquier escenario, ésta, una vez diseñada, solo precisa que se le dé al interruptor de "puesta en marcha" para lograr el resultado esperado. </p><p>Esta creencia en el poder transformador de la tecnología, que se difunde a través de afirmaciones hiperbólicas por parte de instituciones internacionales y expertos en marketing, ciega tanto a tecnócratas como a tecnólogos ante el hecho elemental de que toda tecnología requiere usuarios humanos y que, por consiguiente, se inserta necesariamente en un contexto social. </p><p>El poder de transformación de la tecnología depende de la matriz social, cultural y educativa en la que se introduce. Aunque tomar en cuenta esta matriz de experiencias, hábitos y conocimiento sobre la que se lanza una tecnología es quizás la parte menos "sexy" de la implementación de soluciones tecnológicas, suele ser el factor más crítico para lograr el éxito.</p><p> América Latina ha experimentado ya varias soluciones tecnológicas "de diseño" que, a pesar de las grandes esperanzas que en ellas se depositaron, fracasaron porque el diseño y la implementación no tuvieron en cuenta, precisamente, el contexto social en el que debían desplegarse – el caso del programa de ordenadores portátiles XOPO en Perú, por ejemplo.</p> <p>Varios análisis de los programas de acompañamiento de Red Compartida - como <em>México Conectado</em> y <em>México Digital</em> – señalan que éstos carecen de mecanismos para impulsar el desarrollo de las habilidades digitales de los sectores de población más desfavorecidos por las disparidades sociales y económicas actuales. </p><p>Estudios a largo plazo destacan que la educación digital y las iniciativas de formación, aunque suelen lanzarse con mucho entusiasmo, dejan muy pronto de tener interés político y terminan disponiendo de recursos insuficientes. </p><p>Esto hace que los programas tiendan a ser selectivos en cuanto a los servicios que ofrecen y se dirijan a la población más fácilmente accesible o que requiere menos inversión por persona.</p><p> Los escolares de las zonas urbanas son los que más se benefician de estas iniciativas, que suelen centrarse en la digitalización de recursos educativos y el uso de métodos de enseñanza en línea. </p><p>Sin duda, es importante ofrecer oportunidades para que las generaciones más jóvenes desarrollen habilidades digitales, pero no debería hacerse a costa de las generaciones no tan jóvenes, de las poblaciones rurales y de aquellos con niveles bajos de educación formal, que ya se encuentran excluidos de otras oportunidades sociales, económicas y políticas. La esfera digital debe verse como una oportunidad para integrarles, y no debería exacerbar su exclusión.</p> <p>Red Compartida pondrá a disposición de los que ya tienen cierta capacitación digital toda una nueva esfera de productos y servicios. Gran parte del discurso de marketing y de la retórica que rodea el proyecto sugieren (en tono nacionalista) el advenimiento de una nueva era de innovación digital mexicana. </p><p>Por supuesto, considerando la proximidad de las elecciones federales (verano de 2018) y el estado agrio de las relaciones de México con Estados Unidos, a una intervención a gran escala como ésta se le sacará todo el capital político posible. </p><p>Pero la nueva era podría acabar beneficiando únicamente a los actores ya presentes en el mercado, principalmente a las corporaciones multinacionales con sede en Estados Unidos, que poseen los recursos financieros necesarios para lanzar a gran escala y en poco tiempo productos y servicios digitales de marca, ya &nbsp;empaquetados. </p><p>Además, irónica y lamentablemente, da la casualidad que esta iniciativa se produce en un momento en que el regulador de telecomunicaciones de México está intentando cerrar el único proveedor indígena de servicios de internet sin fines de lucro del país.</p> <p>Los tecnócratas y tecnólogos que sueñan con convertir a México en el "tigre económico azteca" deberían leer <em>Lo que la ciencia, la tecnología y la innovación representan para África</em> (2017), de Clapperton Chakanetsa Mayhunga, libro en el que se analizan los entornos sociales y culturales (algunos promovidos por el Estado, otros más orgánicos) que han posibilitado la apropiación de las tecnologías móviles y digitales en África en los últimos años. </p><p>Cabe señalar que los investigadores y pensadores cuyas contribuciones se recogen en esta obra (junto con las de otros en América Latina, como Edén Medina, Ivan da Costa Marques y Christina Holmes) desarman el mito del determinismo tecnológico. </p><p>Para que las intervenciones a gran escala tengan éxito, argumentan, deben abarcar la apropiación de la tecnología introducida y no únicamente su uso pasivo – para lo que se requiere un conocimiento profundo de los fundamentos educativos, sociales y culturales que influyen en el uso y la adopción de las tecnologías. </p><p>Introducir una tecnología precisa de una inversión sostenida y de tiempo de cultivo. No existe ningún día D en que se le da a un interruptor, sino varios años de dedicación cultivando habilidades y hallando oportunidades para hacer que las tecnologías digitales sean útiles para las personas en su vida diaria.</p><p> Tras la puesta en marcha de Red Compartida en marzo de 2018, México se sitúa en el umbral de una nueva era de las telecomunicaciones con el desmantelamiento del monopolio existente y la liberación de nuevas fuerzas sociales y económicas en todos los ámbitos de la vida cotidiana. </p><p>Es de esperar que, con el tiempo, el gobierno mexicano (y también los gobiernos e instituciones de otros países) llegue a reconocer que es necesario un enfoque más integral de las intervenciones tecnológicas y que la actual reforma de las telecomunicaciones no termine siendo otra triste historia de intervención fallida.</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/mat%C3%ADas-bianchi/digital-age-inequality-in-latin-america">Digital age inequality in Latin America</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/thamy-pogrebinschi/innovaci-n-digital-en-am-rica-latina-c-mo-brasil-colombia-m-xic">Innovación digital en América Latina: Cómo Brasil, Colombia, México y Perú han estado experimentando con la participación electrónica </a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/jacobo-n-jera-giovanna-salazar/peligra-la-primera-telefon-m-vil-para-comunidades-ind-genas-en-m-xico">La primera telefonía móvil para comunidades indígenas en México está amenazada</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-country"> <div class="field-label"> Country or region:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Mexico </div> </div> </div> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Culture </div> <div class="field-item odd"> Equality </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Mexico Civil society Culture Equality Joseph Brandim-Howson Thu, 05 Apr 2018 11:28:34 +0000 Joseph Brandim-Howson 117049 at https://www.opendemocracy.net ¿Qué nos dicen las legislativas de marzo sobre las presidenciales de mayo en Colombia? https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/jer-nimo-r-os-sierra/elecciones-legislativas-y-presidenciales-colombianas-qu-podem <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>Las elecciones legislativas apuntalaron candidatos con vistas a las elecciones presidenciales. ¿Tiene el progresismo algún chance de quebrar la hegemonía de las derechas?<a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/jer-nimo-r-os-sierra/colombian-legislative-elections-and-looking-towards-president"> <strong><em>English</em></strong></a></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/OKEGgvrAx2T0_0.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/OKEGgvrAx2T0_0.jpg" alt="" title="" width="460" height="245" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Fuente: Nueva Sociedad, Todos los Derechos Reservados.</span></span></span></p><p>Los comicios legislativos colombianos del pasado domingo, no sirvieron solo para conformar el Parlamento del país. Además, resultaron indicativos de la fortaleza electoral de diversos actores que se medirán en las elecciones presidenciales que tendrán lugar en apenas dos meses, a finales del próximo mes de mayo.</p><p>Conviene señalar que las elecciones del pasado domingo coincidieron con dos procesos de consulta partidista previos, con los que se buscaba definir candidatos a la carrera presidencial. De un lado, la derecha colombiana se debatía entre tres nombres: Marta Lucía Ramírez (exministra de Defensa de Álvaro Uribe), Alejandro Ordóñez (ex Procurador General de la Nación) e Iván Duque (el candidato oficialista del partido Centro Democrático, personificado en torno al expresidente Álvaro Uribe). </p><p>Del otro lado, parte del progresismo se debatía entre Carlos Caicedo (ex alcalde de Santa Marta) y el también ex alcalde capitalino, Gustavo Petro. En uno y otro caso los resultados previsibles se cumplieron, y Duque y Petro se impusieron con claridad, si bien, con diferentes proyecciones.</p><p>La victoria de Duque, primeramente, muestra la fuerza del personalismo del ex presidente Uribe. En el fondo, era indiferente quién fuese el candidato del Centro Democrático. Millones de personas votan lo que el exmandatario antioqueño diga. </p><p>Para mucho de ellos, fue él quien mejoró la situación de un país que se dirigía hacia la senda del Estado fallido, y suya es la recuperación de la situación del orden público y el control territorial frente a la violencia guerrillera.</p><p class="mag-quote-center">Uribe es un monstruo político. Abandonó su segunda presidencia copada de escándalos con más de un 80% de popularidad y sin desgaste mediático alguno.</p><p>Dan igual sus excesos antidemocráticos y los vínculos de su etapa como mandatario del Estado con el paramilitarismo. Uribe es un monstruo político. Abandonó su segunda presidencia copada de escándalos con más de un 80% de popularidad y sin desgaste mediático alguno. </p><p>Fue valedor de Juan Manuel Santos en 2010, y también quien le derrotó en la primera vuelta de las elecciones de 2014 – aun con un candidato gris como era Óscar Iván Zuluaga – y, nuevamente, movilizó millones de votos en contra del Acuerdo de Paz en el plebiscito de octubre de 2016. Otra vez el Centro Democrático se convierte en el partido más votado y su candidatura al Senado en la que más apoyos recibe por parte del electorado colombiano.</p><p>Al respecto, conviene señalar que Iván Duque ha obtenido casi el triple de votos que Marta Lucía Ramírez, la candidata oficiosa del Partido Conservador, y quien, tras el resultado, será su compañero fórmula vicepresidencial. </p><p>Este hecho, nada baladí, no solo implica la unificación de buena parte de la derecha colombiana, sino que evidencia la coalición entre los expresidentes Andrés Pastrana y Álvaro Uribe, toda vez que supone una suma cercana a los seis millones de votos que, prácticamente, aseguran la presencia en segunda vuelta del candidato uribista.</p><p>El segundo partido con más votos en las Legislativas fue Cambio Radical, que es la maquinaria partidista del ex vicepresidente y candidato Germán Vargas Lleras, quien obtuvo algo más de dos millones de votos. </p><p>A pesar del buen resultado del partido con vistas a las presidenciales, lo expuesto con anterioridad le cierra el camino del voto más conservador a Lleras, y que era, precisamente, la parte del tablero político en la que mejor se identifica como candidato.&nbsp;</p><p>Esto le obliga a no disfrutar del voto cautivo del conservadurismo más ortodoxo y tener que buscar apoyo electoral en el centro político colombiano (que también es conservador). </p><p>Allí, deberá de captar votos del Partido de la U – el partido del Presidente Juan Manuel Santos – que obtuvo otros dos millones de votos, y lo cual es un éxito si se tiene en cuenta que el mandatario colombiano no participó de manera alguna en la campaña y que el partido, sin liderazgo, es una suerte de conjunto de figuras políticas de segundo orden que buscan su interés particular. </p><p>Sin embargo, Lleras podría encontrar el apoyo de parte de este Partido de la U en tanto que la otra mitad de su estructura resulta renuente a su apoyo por considerarle, en cierto modo, una suerte de “traidor distante” con Santos, dado su escaso compromiso por afianzar el Acuerdo de Paz. </p><p>Quizá, lo que posiblemente acontezca en estos días, es que cambie su actual fórmula vicepresidencial para atraer a parte del Partido Liberal, especialmente al sector del ex presidente César Gaviria. Y es que únicamente con los apoyos de parte de la U y del Partido Liberal, aparte del voto que se abstuvo de participar en las Legislativas, Vargas podría obtener los más de cuatro millones de apoyos que necesita para pasar a segunda vuelta.</p><p>En el centro también se encuentra el referido Partido Liberal, que obtuvo cerca de dos millones de votos y la victoria en la Cámara de Representantes, y frente al cual se encuentra el exjefe del equipo negociador con las FARC-EP, Humberto de la Calle. También está la Alianza Verde, con algo más de un millón de votos, y encabezada por el ex alcalde de Medellín y ex gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo. </p><p class="mag-quote-center">Lo cierto es que cualquier opción del centroizquierda pasa por una alianza de liderazgos y siglas, al menos, entre Humberto de la Calle, Sergio Fajardo y Gustavo Petro.</p><p>Complementarían la izquierda, de acuerdo a los resultados de estas Legislativas, otro millón más, fracturado entre el Polo Democrático y la Coalición Lista de la Decencia que, no obstante, en suma, han mejorado sustancialmente los datos del progresismo colombiano con respecto a las elecciones anteriores. Asimismo, y casi anecdóticos serían los pírricos 50.000 votos, aunque simbólicamente importantísimos, que obtuvieron las FARC.</p><p>Lo cierto es que cualquier opción del centroizquierda pasa por una alianza de liderazgos y siglas, al menos, entre Humberto de la Calle, Sergio Fajardo y Gustavo Petro. El hecho de que las FARC hayan hecho de la desgracia virtud – por su abandono a la carrera presidencial tras los problemas de salud de su candidato político - sería positivo, por llegar a estas elecciones como una suma que resta. </p><p>La cuestión clave es: ¿sería posible una alianza de estas características? ¿Quién resultaría como candidato en caso de darse esa posibilidad? Posiblemente, los casi tres millones movilizados por Gustavo Petro sirvan para demandar una alianza alrededor de su candidatura. </p><p>Sin embargo, en una hipotética búsqueda por la segunda vuelta, posiblemente por lo conservador del electorado colombiano, el mismo Petro sería quien tendría más probabilidades de derrota frente a un Iván Duque que, por lo inelástico de su voto, perdería electoralmente ante cualquier otro candidato.</p><p>Lo que parece claro es que, a día de hoy, esa alianza se torna difícil y, de no producirse, será la vía que de paso a que Germán Vargas Lleras tenga algún tipo de oportunidad de pasar a segunda vuelta. En tal caso, posiblemente este hecho le haría ganador por ser depositario de todo lo que se encuentra a la izquierda del Centro Democrático.</p><p>Humberto de la Calle, Sergio Fajardo y Gustavo Petro se arañan demasiados votos entre sí, de modo que si nada cambia en esta parte del tablero y como ha sucedido en estas elecciones legislativas, todo invita a pensar en que la próxima presidencia de Colombia se disputará nuevamente entre la derecha más radical y el centroderecha.</p><p> Cualquier otra posibilidad requiere, necesariamente, integrar puntos en común del progresismo como combatir la ingente brecha social, afianzar el Acuerdo de Paz o intervenir sobre la insultante corrupción que lastra el país y su escasa calidad democrática.</p><p> Todos ellos, puntos que comparten buena parte del liberalismo colombiano, la Alianza Verde y la izquierda más ortodoxa. Únicamente dejando los personalismos fuera, y entendiendo que polarizar en exceso puede jugar en su contra, el progresismo podría albergar alguna esperanza. </p><p>De lo contrario, el juego por la presidencia se resolverá, como siempre, en el sector más conservador de la política colombiana.</p><p>_____</p><p class="blockquote-new">Artículo originalmente publicado en Nueva Sociedad y disponible&nbsp;<a href="http://nuso.org/articulo/votando-legisladores-mirando-la-presidencia/">aquí.</a></p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/annette-idler/por-qu-colombia-ha-votado-no-y-qu-significa">Por qué Colombia ha votado no y qué significa</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/mar-alejandra-vanegas/violencia-en-2018-estos-son-los-retos-que-afronta-colombia">Por qué Colombia sigue viviendo a la sombra de la guerra</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/el-posconflicto-en-la-colombia-rural">¿Qué trajo el fin del conflicto a la Colombia rural?</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-country"> <div class="field-label"> Country or region:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Colombia </div> </div> </div> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Culture </div> <div class="field-item odd"> Democracy and government </div> <div class="field-item even"> International politics </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Colombia Civil society Culture Democracy and government International politics Elecciones 2018 Jerónimo Ríos Sierra Wed, 04 Apr 2018 16:57:34 +0000 Jerónimo Ríos Sierra 117053 at https://www.opendemocracy.net Argentina, más cerca de la ampliación del derecho al aborto https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/shena-cavallo/argentina-m-s-cerca-de-la-ampliaci-n-del-derecho-al-aborto <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>Las cosas están cambiando en Argentina. El Congreso ha admitido a trámite un proyecto de ley que contempla el acceso legal al aborto en las primeras 14 semanas de embarazo. <em><strong><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/shena-cavallo/argentina-gets-closer-to-expanded-abortion-rights">English</a></strong></em></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/Fotografías-Emergentes-Aborto-Legal-Ya_01-e1521582770930.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/Fotografías-Emergentes-Aborto-Legal-Ya_01-e1521582770930.jpg" alt="" title="" width="460" height="248" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Protesta pro derecho al aborto en Buenos Aires, Marzo 2018. Imagen: Fotografías Emergentes, via International Woman's Coalition. Todos los derechos reservados.</span></span></span></p><p>El pasado 6 de marzo, más de 70 diputados dieron su apoyo a un <a href="https://www.reuters.com/article/us-argentina-abortion/argentina-lawmakers-present-bill-to-legalize-abortion-idUSKCN1GI28H">proyecto de ley</a> para despenalizar el aborto en Argentina. Dicho proyecto de ley reconoce a las mujeres el derecho a acceder a un aborto legal en las primeras 14 semanas de embarazo, por cualquier razón, sin enfrentar acciones penales.</p> <p>En los últimos 13 años, se han presentado al Congreso de la Nación, con muy poco éxito, 6 proyectos de ley sobre esta cuestión. La ley argentina vigente solo permite el aborto cuando la vida o la salud de la mujer están en peligro, o en caso de violación. Pero el proyecto de ley que ahora debe considerar el Congreso ha renovado las esperanzas de las activistas, sobre todo porque el rol de la <a href="http://www.abortolegal.com.ar/">Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito</a> ha sido crucial para darle forma. En un país donde la religión juega un papel importante, <a href="https://iwhc.org/partners/cddargentina/">Católicas por el Derecho a Decidir - Argentina (CDD-Argentina)</a>, organización asociada a la Coalición Internacional de Salud de la Mujer (IWHC, por sus siglas en inglés), ha sido una de las organizadoras de la Campaña Nacional.</p> <p class="mag-quote-center">&nbsp;El gobierno debe reconocer y dar respuesta a la realidad de las restricciones actuales al aborto, que obligan a mujeres y niñas a acudir a proveedores clandestinos.</p> <p>El proyecto de ley de ampliación del acceso al aborto es la culminación de un movimiento de base a favor del derecho a decidir. En febrero, miles de mujeres salieron a la calle en Argentina para exigir un mayor acceso a un aborto seguro y legal. Un mar de manifestantes con pañuelos verdes - el emblema distintivo de la Campaña Nacional -, se reunió frente al Congreso de la Nación, a la vez que el <em>hashtag</em> #AbortoLegalYa se convertía en <em>trending topic</em> en las redes sociales.</p> <p>El mensaje fue claro: el gobierno debe reconocer y dar respuesta a la realidad de las restricciones actuales al aborto, que obligan a mujeres y niñas a acudir a proveedores clandestinos para poner fin a embarazos no deseados o de riesgo.</p> <p>&nbsp;<a href="https://www.lanacion.com.ar/2113431-aborto-finalmente-macri-pidio-que-se-abra-el-debate">El 2 de marzo, el presidente Mauricio Macri</a> solicitó al Congreso que abriera el debate sobre el aborto, aunque se mantuvo a prudente distancia del tema. Reiterando su postura antiabortista, estableció sin embargo los parámetros para un debate "responsable", en el que es preciso escuchar un amplio espectro de opiniones y perspectivas. La postura de Macri parece obedecer a una constatación tardía de que, a pesar de su propia opinión sobre el tema, el país está clamando por un cambio y que la demanda del derecho al aborto es tan fuerte que ya no puede ignorarse.</p> <p>El proyecto de ley es producto del trabajo e incansable activismo del poderoso y estratégico movimiento feminista argentino. Nuestra organización asociada, CDD-Argentina, lleva años promoviendo una mayor consciencia por parte de los medios de los problemas del aborto, y ayudando a los periodistas a cubrir el tema con precisión, reflejando la realidad de las mujeres que tienen embarazos no deseados. CDD-Argentina ha trabajado también para crear estado de opinión acerca del desastroso impacto que tiene la criminalización del aborto en la vida de las mujeres argentinas. Un buen ejemplo es el caso de <a href="https://iwhc.org/2016/04/women-twice-betrayed/">Belén</a>, condenada a 8 años de prisión por "doble homicidio agravado" tras sufrir un aborto involuntario y buscar atención médica.</p> <p>El compromiso con el aborto seguro, legal y gratuito está en el corazón mismo del movimiento feminista. Fui testigo de primera mano de ello en el Encuentro Nacional de Mujeres de 2017, que reunió un asombroso número de participantes, <a href="https://iwhc.org/2017/11/strength-numbers-argentinas-womens-movement/">70.000</a>, con voluntad de aprender unas de otras, crear estrategias e intercambiar energía. Trabajadoras sexuales, mujeres rurales, mujeres indígenas, mujeres de clase trabajadora, mujeres discapacitadas y mujeres trans se reunieron para debatir sobre una amplia gama de cuestiones que afectan a las mujeres y a las personas de género no convencional – entre otras, la violencia, la ampliación del derecho al aborto y el cambio climático Ese mismo compromiso con el aborto se manifestó a principios de este mes, cuando las organizaciones feministas y asociadas celebraron el Día Internacional de la Mujer en Argentina con una <a href="http://www.thebubble.com/international-womens-strike/">huelga de mujeres</a> en la que los derechos reproductivos figuraban en lugar destacado en la relación de demandas.</p> <p>No pudiendo negar la creciente demanda de ampliación del derecho al aborto, el Congreso ha acordado, por primera vez en la historia, llevar adelante un debate sobre el nuevo proyecto de ley (los proyectos de ley de despenalización anteriores no reunieron suficientes firmas para alcanzar el quórum que posibilitara un debate). Aunque el proyecto de ley tiene un largo camino por delante - debe pasar por 4 comisiones antes de debatirse en la cámara -, hay fundadas razones para creer que esta vez las cosas serán distintas.</p> <p class="mag-quote-center">&nbsp;Según&nbsp;<a href="http://www.deis.msal.gov.ar/wp-content/uploads/2016/09/Serie11Nro12.pdf">datos</a>&nbsp;del Ministerio de Salud, se realizan entre 370.000 y 522.000 abortos clandestinos cada año, muchos de ellos en condiciones precarias e inseguras.</p> <p>A diferencia de Brasil y Perú, donde los evangélicos de línea dura han consolidado su control en las cámaras legislativas a nivel local y nacional, no hay en el Congreso argentino ningún bloque fundamentalista organizado en contra de los derechos de las mujeres, los derechos LGBTQ y los derechos reproductivos. Por otra parte, el apoyo público para la despenalización del aborto va en aumento. Una <a href="http://www.perfil.com/elobservador/seis-de-cada-diez-personas-aprueban-despenalizar-el-aborto.phtml">encuesta</a> reciente - realizada por Amnistía Internacional y el <a href="https://iwhc.org/partners/partner-centro-de-estudios-del-estado-y-sociedad-cedes/">Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES)</a>, asociado a la IWHC, con la colaboración de Quiddity - señala que más de la mitad de la población apoya total o parcialmente la despenalización. Está además el hecho de que el aborto, a pesar de las restricciones actuales, sigue siendo muy común en Argentina. Según <a href="http://www.deis.msal.gov.ar/wp-content/uploads/2016/09/Serie11Nro12.pdf">datos</a> del Ministerio de Salud, se realizan entre 370.000 y 522.000 abortos clandestinos cada año, muchos de ellos en condiciones precarias e inseguras.</p> <p>Considerando estas estadísticas, las activistas han centrado sus energías en garantizar que mientras la ley no se modifique, tantas mujeres como sea posible puedan acceder a un aborto legal. CEDES, por ejemplo, trabaja con proveedores de servicios de salud en aras a desarrollar su capacidad de ofrecer servicios de aborto de calidad y sin prejuicios, entendiendo que la <a href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23245405">excepción de salud</a> contemplada en la ley vigente incluye la salud mental y el bienestar social. Con esta tarea, CEDES no solo ha ayudado a ampliar el acceso al aborto a pesar de las excepciones actuales, sino que también ha ayudado a capacitar a una serie de proveedores de salud que son, a la vez, defensores del derecho al aborto.</p> <p>El nuevo proyecto de ley es una victoria para el movimiento feminista, pero su impulso es fruto de muchos años de trabajo incansable por parte de activistas, ONGs, la Campaña Nacional, periodistas comprometidos con el derecho a decidir, proveedores de servicios de salud, abogados, y otros.</p> <p>La promesa de un debate en el Congreso argentino sobre la despenalización del aborto tiene, por añadidura, alcance regional. Algunas de las leyes de aborto más restrictivas del mundo se encuentran en América Latina y el Caribe - aunque hay indicios de que los puntos de vista sobre el aborto se están suavizando. En 2012, Uruguay lo despenalizó, en gran parte gracias a la tenaz <a href="https://iwhc.org/2017/01/defending-reproductive-rights-uruguay-can-teach-us/">persistencia</a> del movimiento feminista uruguayo. El verano pasado, <a href="https://iwhc.org/2017/09/abortion-laws-liberalizing-latin-america-implementation-slow/">Chile</a> dio un paso histórico para ampliar el acceso al aborto. Si la tendencia se mantiene, Argentina puede ser el próximo país de América Latina en mover ficha en relación al derecho al aborto.</p> <p>Pase lo que pase, sabemos que Argentina se está acercando cada vez más a la ampliación del derecho al aborto como resultado de muchos años de duro trabajo y dedicación por parte de las activistas de los derechos de las mujeres en todo el país.</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/movilizaci-n-legal-feminista-por-el-derecho-al-aborto-en-am-rica-latina">Batalla legal feminista por el derecho al aborto en América Latina</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/shena-cavallo/abortar-en-argentina-mujeres-doblemente-traicionadas">Abortar en Argentina: mujeres doblemente traicionadas</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/manoela-miklos-lena-lavinas/el-eterno-tema-del-aborto-en-brasil">Aborto en Brasil: la historia interminable </a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-country"> <div class="field-label"> Country or region:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Argentina </div> </div> </div> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Democracy and government </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Argentina Civil society Democracy and government Shena Cavallo Tue, 03 Apr 2018 17:03:24 +0000 Shena Cavallo 117010 at https://www.opendemocracy.net "Podría haber sido nuestra Martin Luther King Jr." Homenaje a Marielle Franco https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/juliana-de-moraes-pinheiro/un-homenaje-marielle-franco-desafi-al-sistema-y-lo-pag- <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>La concejala defendía los derechos de los más oprimidos en Brasil y la mataron. Por esto, por todo el mundo hay gente que están de luto, protestando por su muerte y lo que significa.&nbsp;<a style="font-style: italic; font-weight: bold;" href="https://opendemocracy.net/5050/juliana-de-moraes-pinheiro/tribute-marielle-franco-who-rattled-system">English</a></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/Mari.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/Mari.jpg" alt="" title="" width="460" height="307" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Marielle Franco en Agosto de 2016. Creditos: Mídia NINJA/Flickr. [CC-BY-SA-2.0]. Algunos derechos reservados.</span></span></span></p><p>El gobierno federal brasileño <a href="http://infograficos.estadao.com.br/politica/o-ministerio-de-temer/">no refleja</a> el ADN social de su población. Más del <a href="https://agenciadenoticias.ibge.gov.br/agencia-noticias/2012-agencia-de-noticias/noticias/18282-pnad-c-moradores.html">54% de la población</a> es negra, y no obstante alrededor del <a href="http://www2.camara.leg.br/camaranoticias/noticias/POLITICA/475684-HOMENS-BRANCOS-REPRESENTAM-71-DOS-ELEITOS-PARA-A-CAMARA.html">80% del parlamento</a> y el <a href="http://cenariotocantins.com.br/principal/menos-de-10-dos-parlamentares-sao-negros-ou-pardos-na-camara-no-senado-e-pior/">97,5% del senado</a> es blanco. Solo <a href="https://www.cartacapital.com.br/politica/a-sub-representacao-dos-negros-na-politica-brasileira">dos senadores negros</a> han sido elegidos a lo largo de la historia y tan solo un <a href="http://www1.folha.uol.com.br/mercado/2017/09/1917143-temer-reduz-mulheres-no-alto-escalao-do-governo-ao-nivel-de-15-anos-atras.shtml">22% de los altos cargos en el gobierno</a> son mujeres, de las cuales solo el <a href="http://www2.camara.leg.br/camaranoticias/noticias/POLITICA/475684-HOMENS-BRANCOS-REPRESENTAM-71-DOS-ELEITOS-PARA-A-CAMARA.html">2,4% son negras.</a></p> <p>En las elecciones municipales de 2016, solo el <a href="http://www.inesc.org.br/noticias/noticias-do-inesc/2016/outubro/o-retrato-da-politica-brasileira-branca-masculina-e-proprietaria">4,6% del total de cargos públicos electos</a>, contando todos los municipios de Brasil ,fueron mujeres. De los 51 miembros del municipio de Rio, Franco era una de los <a href="http://www.bbc.com/portuguese/brasil-43424088">4 miembros negros del consejo.</a></p> <p>Marielle Franco, la única mujer negra de las <a href="http://www.rioonwatch.org/?p=2920">favelas</a> en el ayuntamiento de Rio, era una clara excepción en este escenario político. Defendía los derechos de los más oprimidos, y lo acabó pagando con su vida. Fue asesinada el 14 de Marzo de 2018. La gente de todo el mundo esta consternada y protesta airadamente por su muerte.</p> <p><strong>Hay muchos ‘Brasiles’ diferentes</strong></p> <p>Brasil es uno de los <a href="http://hdr.undp.org/en/composite/IHDI">10 países más desiguales</a> del mundo. De hecho, se podría decir que hay muchos ‘Brasiles’ diferentes. Uno de ellos son las favelas, mayoritariamente <a href="http://www.ipea.gov.br/retrato/pdf/revista.pdf">ocupadas por brasileños negros</a> y cuya realidad es ignorada sistemáticamente por los políticos y fuerzas de seguridad del Estado.</p> <p>Franco nació en la favela Complexo da Maré, al norte de Rio de Janeiro. <a href="https://www1.folha.uol.com.br/cotidiano/2018/03/feminista-negra-e-cria-da-mare-quem-foi-a-vereadora-marielle-franco.shtml">Empezó a trabajar cuando tenía 11 años</a> para ayudar a su familia. Cuando tenía 19, y embarazada de su hija, que crió ella sola, recibió una beca para estudiar ciencias sociales en el <a href="https://www.timeshighereducation.com/world-university-rankings/pontifical-catholic-university-rio-de-janeiro-puc-rio">PUC-Rio</a>, una de las mejores universidades privadas de Brasil.</p> <p>Posteriormente, realizó un Master en Administración Pública en la prestigiosa Universidad Federal Fluminense. Su <a href="https://app.uff.br/riuff/bitstream/1/2166/1/Marielle%20Franco.pdf">tesis</a> de final de master trató de recalcar la violencia policial en las favelas. En dicho trabajo, alegaba que los favelados (como se conoce a la gente que vive en la favelas) tenían que ser el doble de buenos en todos los aspectos para conseguir salir del círculo vicioso de la pobreza y sus estigmas.</p> <p>Franco representaba la batalla que supone tener éxito en Brasil cuando uno no pertenece a la clase media blanca. Hoy ya es habitual encontrar mujeres negras, ambiciosas e inteligentes como Franco. Sin embargo, son pocas las que consiguen superar los tabúes de una sociedad cimentada hasta sus raíces más profundas en el racismo y el sexismo. Franco fue elegida concejala de Rio <a href="https://www.cartacapital.com.br/sociedade/vereadora-do-psol-marielle-franco-e-morta-a-tiros-no-rio">con el quinto mayor número de votos.</a></p> <p class="mag-quote-center">Franco representaba la batalla que supone tener éxito en Brasil cuando uno no pertenece a la clase media blanca.</p> <p>Como militante y política, Franco buscaba el empoderamiento de otras que, como ella, tienen pocas oportunidades para romper las barreras impuestas a la población negra. Representaba una realidad en la que los ciudadanos y ciudadanas negras son privadas de su voz y poder públicas. Luchó por los derechos de los negros, de los pobres y de todo aquél que es víctima de injusticias a manos del gobierno y del sistema policial.</p> <p>Como única mujer proveniente de las favelas en el ayuntamiento de Rio, Franco se convirtió en un símbolo de representación y resistencia para los pobres y los negros, causando un profundo malestar en un sistema predominantemente blanco.</p> <p>En <a href="https://theintercept.com/2018/02/17/intervencao-militar-rio-de-janeiro/">febrero de 2018</a>, el gobierno federal militarizo la seguridad en Rio, una medida que no había sido tomada desde la dictadura militar que gobernó Brasil, del 1964 al1985. Esta decisión fue ampliamente criticada como una <a href="https://www.huffingtonpost.com/entry/brazil-military-intervention-rio-de-janeiro_us_5a8b47efe4b0117adf71037c">estrategia política</a> usada por el actual gobierno conservador para generar miedo y ganar votos de cara a las siguientes elecciones.</p> <p>Franco estaba en contra de dicha intervención y fue designada <a href="https://theintercept.com/2018/03/16/marielle-franco-assassination-brazil-police-brutality/">ponente</a> de una <a href="https://www.conjur.com.br/2018-fev-24/advogados-criam-grupos-fiscalizar-acoes-intervencao-federal%E2%80%9D%20with%20%E2%80%9Chttps:/g1.globo.com/rj/rio-de-janeiro/noticia/em-mandato-na-camara-marielle-franco-defendeu-minorias.ghtml">comisión</a> que evalúa el uso de la fuerza militar en las favelas. </p> <p>Ella derrumbó barreras que ponen en jaque constante al sistema. Este es el motivo por el que Franco fue silenciada. Fue <a href="https://theintercept.com/2018/03/14/marielle-franco-assassinada-vereadora-psol/">asesinada</a> el 14 de Marzo después de dar una charla en un <a href="https://twitter.com/mariellefranco/status/974047507209703424">evento</a> titulado ‘Mujeres negras que están cambiando las estructuras de poder’.</p> <p><em><a title=" Geraldo Magela/Agência Senado/Flickr. [CC BY 2.0] Some rights reserved.&quot; " href="https://cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/563363/1024px-Marielle_presente,_hoje_e_sempre!_(2).jpg"></a><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/Mari1.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/Mari1.jpg" alt="" title="" width="460" height="306" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>"Marielle esta con nosotros, hoy y siempre!" Creditos: Geraldo Magela/Agência Senado/Flickr. [CC BY 2.0] Algunos derechos resevados.</span></span></span></em></p><p>Franco provocó malestar en el sistema haciendo precisamente lo que se presupone que los políticos deberían hacer: representar y defender a su electorado y asegurar que las promesas electorales se lleven a cabo.</p> <p>Su posición amenazaba el status quo de un gobierno brasileño que no ha hecho más que contribuir al aumento exponencial de los homicidios gracias a la ineptitud de sus instituciones y a las prácticas policiales represivas. Actualmente en Brasil ocurre un <a href="http://www.bbc.com/portuguese/brasil-43413906">homicidio cada 21 minutos</a>, la mayoría gente negra pobre.</p><h2>Protestas por todo el mundo</h2> <p>Tras su muerte, los brasileños han inundado las calles de <a href="https://theintercept.com/2018/03/16/pretesto-marielle-franco/">todo el país</a> y las protestas se han generalizado en todo el mundo.</p> <p>En Portugal, hubieron protestas en <a href="https://www.publico.pt/2018/03/19/sociedade/noticia/homenagem-a-marielle-franco-reuniu-centenas-de-pessoas-em-9-cidades-portuguesas-1807267">más de nueve ciudades</a>. De hecho, el <a href="http://brasil.estadao.com.br/noticias/geral,diante-de-morte-de-marielle-deputados-europeus-pedem-suspensao-de-negociacao-com-mercosul,70002228542">parlamento portugués denunció</a> ante la Unión Europea el asesinato de Marielle y propuso la suspensión las negociaciones del acuerdo de libre comercio con el Mercosur hasta que la violencia contra los activistas y defensores de los derechos humanos en Brasil finalizara.</p> <p>En los Estados Unidos, hubo <a href="https://www.facebook.com/MidiaNINJA/videos/1107330406091770/">vigilias</a> tanto en <a href="https://www1.folha.uol.com.br/cotidiano/2018/03/manifestantes-protestam-contra-morte-de-marielle-franco-em-nova-york.shtml">Nueva York</a> como en <a href="https://www.huffingtonpost.com/entry/marielle-franco-murder-rio-protests_us_5ab126eee4b0eb3e2b30d66f">Washington DC</a>. Ciudades en <a href="https://www.sbs.com.au/yourlanguage/portuguese/en/audiotrack/brasileiros-percorrem-ruas-de-melbourne-em-protesto-pelo-assassinato-de-marielle-franco">Australia</a>, <a href="https://www.youtube.com/watch?v=sQTGfVqBWYA">Canadá</a>, <a href="http://br.rfi.fr/franca/20180317-sob-chuva-e-neve-brasileiros-e-franceses-marcham-por-marielle-franco-em-paris">Francia</a>, <a href="http://www.dw.com/pt-br/brasileiros-homenageiam-vereadora-marielle-em-berlim/a-43031995">Alemania</a>, <a href="https://www.youtube.com/watch?v=-LXR7EHAipc&amp;feature=youtu.be">España</a> y el <a href="https://lab.org.uk/the-four-bullets-that-killed-marielle/">Reino Unido</a> fueron también testigos de dichas protestas.</p> <p><strong>Desafió al Sistema, y por ello fue silenciada</strong></p> <p>En Latinoamérica, una región donde la mayoría de países todavía viven con el recuerdo de brutales dictaduras, la muerte de Franco golpeó cerca de casa.</p> <p>En <a href="https://www.revistaforum.com.br/na-argentina-maes-da-praca-de-maio-prestam-homenagem-a-marielle-franco/">Argentina</a>, alrededor de 300 personas marcharon junto a las <a href="http://madres.org/">Madres de la Plaza de Mayo</a>, madres y abuelas que perdieron a sus hijos durante las juntas militares de los 70s y 80s.</p> <p>En <a href="http://www.eldesconcierto.cl/2018/03/16/fotos-asi-fue-la-emotiva-velaton-en-protesta-por-el-asesinato-de-marielle-franco-frente-a-la-embajada-de-brasil-en-santiago/">Chile</a>, tuvo lugar una vigilia en el centro cultural Chileno-Brasileño, a la que se unieron grupos anticapitalistas, antiimperialistas y feministas. Una gran muchedumbre tomó la Plaza Libertad en <a href="http://www.mtst.org/noticias/uruguay-acompano-y-se-solidarizo-con-el-pueblo-brasileno-tras-el-asesinato-de-marielle-franco/">Uruguay</a> bajo el lema: Todos somos Marielle.</p> <p>En <a href="https://copinh.org/2018/03/mientras-alcemos-la-bandera-que-defendio-nunca-morira-marielle-vive/">Honduras</a>, activistas han relacionado el asesinato de Franco con el de Berta Cáceres, una líder indígena y ambientalista que fue asesinada en 2016.</p> <p>Franco fue silenciada, pero su figura se ha convertido en un icono global. Quizás ahora, el mundo sea capaz de darse cuenta de la compleja situación que se vive en las favelas, del racismo profundamente arraigado en la sociedad brasileña y la impunidad de la que gozan aquellos que persiguen, e incluso matan, activistas sociales y medioambientales.</p> <p>La enviada especial de la ONU, experta en asuntos extrajudiciales, sumarios y ejecuciones arbitrarias, Agnes Callamard, dijo que las <a href="https://news.un.org/pt/story/2018/03/1616111">evidencias sugieren</a> que la muerte de Franco fue un acto deliberado por parte de los cuerpos policiales. Estas declaraciones han provocado un profundo sentimiento de desesperanza e intimidación, tanto a los grupos que Marielle representaba, como a muchos otros defensores de los derechos humanos en Brasil.</p> <p>Franco era un bastión para la esperanza de aquellos que sufren los estereotipos impuestos por la raza blanca que gobierna un país al que no representa. Podría haber llegado a ser Martin Luther King Jr. si hubiera tenido más tiempo. En sus <a href="https://twitter.com/mariellefranco/status/973568966403731456">propias palabras</a>: "¿Cuánta gente más tiene que morir para que finalice esta guerra?"</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/breno-bringel/marielle-franco-y-el-futuro-de-brasil-esperanza-o-barbarie">Marielle Franco y el futuro de Brasil: esperanza o barbarie </a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/manoela-miklos-heloisa-griggs/estamos-dispuestas-asumirlo-la-ejecuci-n-de-marielle">¿Estamos dispuestas a asumirlo? La ejecución de Marielle y sus perversas consecuencias </a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/muerte-de-la-nueva-rep-blica-de-brasil">Muerte de la &quot;nueva república&quot; de Brasil</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/eduarda-fontes/asesinato-de-marielle-en-r-o-un-sue-o-hecho-pedazos">Asesinato de Marielle en Río: un sueño hecho pedazos</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/verenice-bengtsson/consternaci-n-global-berta-c-ceres-la-l-der-ind-gena-hondure-as">Berta Cáceres, 2 años después: Consternación global: Berta Cáceres, la líder indígena hondureña, asesinada</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Conflict </div> <div class="field-item odd"> Democracy and government </div> <div class="field-item even"> Equality </div> <div class="field-item odd"> International politics </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Civil society Conflict Democracy and government Equality International politics Feminist Activism Rio de Janeiro Brasil Juliana de Moraes Pinheiro Tue, 03 Apr 2018 11:23:46 +0000 Juliana de Moraes Pinheiro 117001 at https://www.opendemocracy.net ¿Estamos dispuestas a asumirlo? La ejecución de Marielle y sus perversas consecuencias https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/manoela-miklos-heloisa-griggs/estamos-dispuestas-asumirlo-la-ejecuci-n-de-marielle <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>Hoy hace tres semanas que estamos sin Marielle. Estamos dispuestas a seguir la luz que ella siempre representará, mostrándonos el camino? <em><strong><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/manoela-miklos-heloisa-griggs/are-we-ready-to-face-it-marielle-s-execution-and-its">English</a></strong></em></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/PauloBarros_1.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/PauloBarros_1.jpg" alt="" title="" width="460" height="328" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Una mujer protesta en por el asesinato de Marielle Franco en Río de Janeiro. Imagen Paulo Barros, Colectivo Favela em Foco (https://favelaemfoco.wordpress.com). Todos los derechos reservados.</span></span></span></p><p>El 14 de marzo de 2018, la concejala de Río de Janeiro Marielle Franco y su conductor Anderson Pedro Gomes fueron asesinados en su automóvil después de abandonar un evento sobre el empoderamiento de las mujeres negras. La adjunta de prensa, que estaba junto a Franco en el asiento trasero, sobrevivió a las balas.</p><p>Franco era la única mujer negra en el consejo municipal de Río de Janeiro compuesto por 51 personas, y fue la quinta concejala más votada en las elecciones de 2016. Era una líder ascendente, negra, LGBTQ y feminista ,que inspiró a muchas y representó la posibilidad de que las minorías accedan al poder y ocupen espacios políticos en Brasil.</p><p>Nacida y criada en Maré , una de las favelas más grandes de Río, Franco fue una feroz defensora de la gente de las favelas de Río, luchadora en defensa de los derechos humanos, y crítica con la intervención federal del presidente Michel Temer, que ha puesto en manos del ejército el control de la seguridad publica de la ciudad.</p><p>El asesinato de Franco causó indignación en todo Brasil, y decenas de miles de brasileños se movilizaron para exigir justicia y recordar su trayectoria. Franco ha sido mencionada en millones de tweets después de su muerte, usando a menudo los hashtags #MariellePresente y # SayHerName. Agentes conservadores, racistas y machistas han tratado de desacreditar a Franco y su legado, difundiendo información falsa sobre ella en las redes sociales (por ejemplo, acusándola de haber sido elegida con el apoyo de bandas criminales, o de ser la compañera de un importante líder del grupo criminal).</p><p>La policía está investigando su asesinato. Muchos observadores sospechan, comprensiblemente, que Franco fue asesinada por manifestarse en contra de los abusos policiales y militares, pero todavía ignoramos las motivaciones o quién fue realmente el responsable.</p><p>Vladimir Maiakovski (1893-1930), el poeta soviético de la vanguardia rusa, escribió un poema en ruso, que fue traducido libremente al portugués por el poeta brasileño Haroldo de Campos. Traducir traducciones en un asunto traicionero pero, más o menos, el poema dice así:</p><p>"Brilla siempre.</p><p>Brilla como un faro.</p><p>Brilla la llama eterna.</p><p>La gente estaba hecha para brillar.</p><p>Todo debe ir al infierno, no importa.</p><p>Este es mi lema,</p><p>Y el lema del sol."</p><p>Hoy hace tres semanas que estamos sin Marielle y sin Anderson. Tres semanas desde que el terror se hizo se apoderó de todo y cambió completamente la vida de la superviviente a la brutal matanza ejecución extrajudicial. Y hace tres semanas desde que el terror se extendió como una oleada que se apoderó de cada activista de Río y más allá, que esparce el miedo y, como suele hacerlo el terror, contribuye a desvanecer el frente social que apenas sostiene la capacidad de los activistas para resistir en un entorno muy hostil. Indiscutiblemente estamos ante lo que Manuel Castells denominó una nueva morfología social. Flexible, fluida y lista para aprovechar las oportunidades que conectan los grupos de base y el establishment. Pero a veces, ante grandes tragedias, nos paralizamos.&nbsp;</p><p>Durante estas tres la semanas que llevamos sin Marielle y Anderson, los versos de Maiakovski han adquirido un significado suplementario. 'Brilla para siempre / Brilla como un faro / Brilla la llama eterna’. Este es ahora el lema de Marielle. No solo el lema del poeta y el del sol .</p><p>Mary Kadolr, en su libro de 2005 “La Sociedad Civil Global”, menciona la existencia de redes cívicas transnacionales, lideradas por activistas, ONG y movimientos sociales. Idealmente serían responsables de un "<em>détente</em>&nbsp;desde abajo" (2005, pág. 95). ¿Podemos volver a despertarlas? ¿Les proporcionamos &nbsp;medios suficientes para que no abandonen el frente?</p><p>Es hora de poner a prueba nuestras convicciones. Como filántropas, estamos dispuestas a poner nuestro dinero donde está nuestra palabra, donde nuestra estrategia y nuestro corazón está?</p><p>Kaldor (2005, pág. 97) predice el peligro de la aparición de nuevos movimientos fundamentalistas nacionales. "Los nuevos movimientos nacionalistas y religiosos tienden a representarse como una reacción contra la modernidad, contra la nueva normalidad. De hecho, la nueva normalidad, el nuevo nacionalismo y la reacción religiosa podrían y deberían entenderse como una amenaza contra la democracia y contra la sociedad abierta" .</p><p>Las preguntas, hoy, son éstas: ¿Estamos dispuestas a asumirlo? ¿Estamos dispuestas a seguir la luz que siempre representará Marielle, mostrándonos el camino?&nbsp;</p><div><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/marielle-int-redes_1.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/marielle-int-redes_1.jpg" alt="" title="" width="460" height="328" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Marielle Franco. Imagen extraída de su cuenta de Twitter.</span></span></span></div><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/breno-bringel/marielle-franco-y-el-futuro-de-brasil-esperanza-o-barbarie">Marielle Franco y el futuro de Brasil: esperanza o barbarie </a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/muerte-de-la-nueva-rep-blica-de-brasil">Muerte de la &quot;nueva república&quot; de Brasil</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/gustavo-macedo/el-asesinato-de-marielle-franco-en-el-radar-de-la-onu">El asesinato de Marielle Franco, en el radar de la ONU</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/eduarda-fontes/asesinato-de-marielle-en-r-o-un-sue-o-hecho-pedazos">Asesinato de Marielle en Río: un sueño hecho pedazos</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-country"> <div class="field-label"> Country or region:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Brazil </div> </div> </div> <div class="field field-city"> <div class="field-label">City:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Río de Janeiro </div> </div> </div> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Conflict </div> <div class="field-item odd"> Democracy and government </div> <div class="field-item even"> Equality </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Río de Janeiro Brazil Civil society Conflict Democracy and government Equality Heloisa Griggs Manoela Miklos Sun, 01 Apr 2018 23:48:45 +0000 Manoela Miklos and Heloisa Griggs 116989 at https://www.opendemocracy.net El asesinato de Marielle Franco, en el radar de la ONU https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/gustavo-macedo/el-asesinato-de-marielle-franco-en-el-radar-de-la-onu <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>Esta es la oportunidad de que Brasil muestre dónde está. Gracias a Marielle, el mundo entero sigue ahora el drama de la intervención militar federal en Río de Janeiro. Hoy, Marielle tiene el tamaño del mundo.<a href="https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/gustavo-macedo/killing-of-marielle-franco-on-un-radar"> <em><strong>English</strong></em></a> <em><strong><a href="https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/gustavo-macedo/o-assassinato-de-marielle-franco-no-radar-da-onu">Português</a></strong></em></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/Thiago_Diniz2_2.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/Thiago_Diniz2_2.jpg" alt="" title="" width="460" height="307" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Protesta contra el asesinato de Marielle Franco, en Río de Janeiro, el 15 de marzo de 2018. Foto: Thiago Dinz Favela en Foco. Todos los derechos reservados.</span></span></span></p><p>Transcurrido menos un mes de la intervención militar federal en Río de Janeiro, el asesinato de Marielle Franco arrastró nuevos actores, ahora internacionales, al ya de por sí intrincado tablero político brasileño incluida la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que ya venía dando señales de preocupación sobre loe que estaba pasando, y que ahora puede meterse de lleno.</p><p>El caso de Marielle tiene todos los ingredientes para que ello ocurra. Políticamente, debido a la gran conmoción generada, la historia adquirió relevancia internacional y llamó la atención de la organización, que escoge estratégicamente casos emblemáticos que puedan servir de ejemplo de la lucha por los derechos humanos en todo el mundo. Técnicamente, además del historial de otros casos recientes en Brasil, el perfil de la víctima, las circunstancias del crimen, su modus operandi y las alegaciones de personas cercanas eran ya suficientes para que el caso fuera seleccionado.</p><p>Las tragedias suelen unir a personas, y eso es lo que el mundo entero vio en la mañana del jueves 15 de Marzo: un país dividido de repente unido por el duelo de Marielle. De la Presidencia de la República a los principales medios de comunicación; de las redes sociales a los grandes partidos políticos; todos hablaron, incluso importó el silencio de los que no se pronunciaron. Los medios internacionales, los gobiernos y los activistas alrededor del mundo reaccionaron retransmitiendo el mensaje en solidaridad. Por un momento, Marielle unió a Brasil a los ojos del mundo.</p> <p>En menos de 24 horas, el caso de la concejal de Río de Janeiro ya había dado una vuelta completa en la Tierra. La ONU y la Organización de Estados Americanos (OEA) emitieron comunicados. Amnistía Internacional y Human Rights Watch, ONGs internacionales con sede en Brasil, emitieron notas condenatorias. Parlamentarios Europeos politizaron el caso en el marco de las negociaciones con el Mercosur; y se organizaron manifestaciones en varias capitales alrededor del globo. En Nueva York, se rindió homenaje a Marielle en un evento de la ONU. Su historia es ahora global. Es nuestro deber entender la dimensión que el caso está tomando; y como podrá desarrollarse a partir de ahora, dentro y fuera de Brasil.</p> <p>Marielle también llamó la atención del órgano de la ONU con sede en Ginebra que monitorea la situación de los derechos humanos en todo el mundo y, si es necesario, procura actuar sobre ellas. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos tiene ahora 51 relatores especiales - que trabajan con autonomía pero que a menudo se complementan. Las relatorías tratan los temas más diversos, tales como libertad de expresión, la defensa de derechos humanos, temas de racismo, violencia contra la mujer y ejecuciones extrajudiciales. A menudo, los ponentes trabajan conjuntamente sobre un mismo caso. Por limitación de recursos financieros, de equipo y de tiempo, sus investigadores buscan seleccionar con criterio los casos sobre los que van a trabajar. Por lo tanto, es natural que se pregunte: de tantos temas y relatorías, ¿cómo definir quién se ocupa de qué? En el caso de la Relatoría Especial para Ejecuciones Arbitrarias, Sumarias o Extrajudiciales, encabezada por Agnès Callamard, hay una respuesta, y en ella hay pistas para pensar si y cómo encaja el caso de Marielle.</p> <p>De acuerdo con Callamard, "asesinatos que puedan haber tenido motivación política o cuyo mentor pueda estar relacionado con agentes públicos" encajan en la definición de asesinatos extrajudiciales. Una ejecución extrajudicial es un asesinato cometido por un agente público fuera de cualquier proceso legal pero motivado por una agenda de Estado.</p> <p>El mandato de la relatoría amplió su alcance en los últimos 20 años, y actualmente tiene por objetivo monitorear e informar sobre situaciones un que haya alegaciones o evidencias de privación arbitraria de la vida. Los informes temáticos se presentan al Consejo de Derechos Humanos en Ginebra y al 3º Comité de la Asamblea General de la ONU en Nueva York. Además, sin necesariamente visitar el país concernido, la Relatoría Especial puede emitir comunicados a los gobiernos expresando preocupación sobre las situaciones identificadas, y hacerles llegar sus recomendaciones.</p> <p>El resultado esperado de esta actuación es establecer un diálogo con el Estado en sus múltiples esferas, así como con actores de la sociedad civil, de quienes también se espera una participación activa en el proceso de adopción de las medidas preventivas acordadas. Por lo tanto, implica el aumento de la transparencia, la legitimidad y la eficacia de las políticas de derechos humanos y la seguridad pública.</p> <p>De todos modos, aunque exista una definición restrictiva de los casos en que la relatoría de la ONU pueda actuar, esto no basta para limitar el creciente interés en la muerte de Marielle.</p> <p>En efecto, Callamard es enfática al afirmar que no puede comentar sobre el caso específico de Marielle Franco y Anderson Gomes. Por un lado, porque todavía es pronto para emitir cualquier juicio mientras las piezas del rompecabezas continúen llegando a Nueva York. Por otro lado, el protocolo interno de la ONU es claro: la Relatora debe comunicar al país en cuestión antes de emitir cualquier opinión pública.</p> <p>Dicho esto, ¿qué hace que casos similares al de Marielle entren en el radar de la Relatora? Básicamente dos cosas: la repercusión global y la reacción de la opinión pública. Tomemos por ejemplo los dos recientes asesinatos de periodistas en Europa, uno en Eslovaquia y otro en Malta. En ambos casos, la inmensa conmoción internacional resultó en un gran número de peticiones para que el Alto Comisionado entrara en escena, lo que, aunque no fuera necesariamente decisivo, ciertamente contribuyó a crear la presión que llevó al castigo de los involucrados - y en el caso eslovaco, a la renuncia del Presidente de la república</p> <p>Sin empergo, todavía cabe preguntarse por qué nos e tomaron en consideración otros casos de asesinatos que ocurrieron la misma noche en que murió Marielle. "Creo que no se puede obviar esta crítica" responde Callamard, "pero hay que tener presente cuál es la justificación y la naturaleza de mi mandato. Es decir, debo fijarme en crímenes que se cometieron en nombre del Estado, por agentes del Estado para implementar una política de Estado. En segundo lugar, una lectura tradicional de los derechos humanos nos lleva a priorizar asesinatos donde la responsabilidad del Estado y su falta de respeto al derecho a la vida pueden ser claramente demostrados. No estoy diciendo que eso esealo que sucedió en el caso de Marielle. Tercero, es necesario considerar la identidad de la víctima y entender por qué habría que priorizar ese asesinato en particular. </p><p>Esto no significa que la vida de algunas personas sea más importante que la de otras, pero que la muerte de unos puede tener más impacto social que la de otros; especialmente cuando los individuos concernidos ocupan posiciones públicas que representan un gran número de personas, o cuando representan a aquellos que estuvieron históricamente ausentes del espacio público, cuando fueron elegidos democráticamente, cuando son periodistas, cuando son activistas de derechos humanos. En suma, todos estos individuos presentes en la esfera pública que ejercen el papel social de informar al público, defenderlo y reportar a él, si son asesinados, muy probablemente eso llamará mi atención y la de otras personas que trabajan en la defensa de los derechos humanos. , concluye Callamard.</p> <p>Desafortunadamente, si se demuestra que éste es el caso de Marielle, su caso entrará en una perversa estadística de asesinatos de activistas de derechos humanos. Según el informe de Front Line Defenders, sólo en 2017, 312 activistas fueron asesinados en 27 países. En el 84% de los casos las víctimas habían recibido al menos una amenaza de muerte. Hasta enero pasado, sólo el 12% de los casos resultaron en la detención de los sospechosos. El 80% de esos asesinatos ocurrieron en Brasil, Colombia, México y Filipinas.</p> <p>En los próximos días es probable que el gobierno brasileño reciba un comunicado oficial de la oficina de Callamard y otros relatores del Alto Comisionado. Si esto ocurre, no será algo excepcional. En los últimos 16 meses, sólo la relatoría de Callamard ya ha enviado cinco comunicados al gobierno brasileño referidos a episodios acontecidos en prácticamente todo el territorio nacional. Una carta se refiere a la ola de asesinatos que asolaron el Estado del Espirito Santo durante el febrero de 2017. Las demás cartas, firmadas con otros relatores de la ONU, se refieren al asesinato de 11 campesinos en el Pará, la alerta sobre situaciones de amenaza a activistas por todo Brasil, el asesinato de 5 menores en las favelas de Río de Janeiro en el contexto de una operación militar anti-drogas, y las amenazas de muerte de al menos 6 activistas en Minas Gerais.</p> <p>A diferencia de la mayoría de los países con los que se comunica, la Relatora reconoce que "Brasil tiende a responder a todas las cartas que enviamos; y suele siempre proveer mayor información sobre los casos, además de explicar lo que se está haciendo al respecto. No todos los gobiernos son tan diligentes".</p> <p>La verdad es que la crisis de los derechos humanos es global. De acuerdo con la base de datos de la ONU, en los últimos 16 meses transcurridos desde que Agnès Callamard ocupa el puesto, tramitó 133 comunicados a 50 países en todos los continentes. De los cinco países que más recibieron comunicados, además de Irán, Filipinas, Bahrein y Pakistán, destacan los Estados Unidos, situados en tercer lugar.</p> <p>Preguntada por el criterio de selección de los casos, o sobre si también actúa sobre los llamados países desarrollados, la ponente rebate: "Por supuesto (...) envié comunicados a los Estados Unidos, al Reino Unido y a Francia sobre asesinatos cometidos por las policías o que tuvieron lugar bajo custodia. Tal como hicieran mis predecesores, también envié cartas a Estados Unidos referentes al uso de drones para llevar a cabo 'asesinatos selectivos'. Estos asesinatos son extraterritoriales, pero la responsabilidad es generalmente de países del Norte Global. (...) También estuve recientemente en Italia y en Bélgica ,discutiendo el asesinato de inmigrantes…”.&nbsp;</p> <p>***</p><p>Una cosa es cierta. El éxito de la investigación sobre el caso Marielle dependerá de la presión que se ejerza a nivel doméstico e internacional; y exigirá diálogo entre diversos sectores del Estado y de la sociedad brasileña. El caso ganó proyección internacional y probablemente será politizado, como es natural cuando se trata de todas las cuestiones de derechos humanos. Los gobiernos, las organizaciones y la opinión pública internacional fueron cautivados por la historia de esta joven activista negra, de origen humilde y que fue, muy probablemente a causa de su actividad política, brutalmente asesinada. Si toda crisis es una oportunidad, esta es la oportunidad de que Brasil muestre dónde está. Gracias a Marielle, el mundo entero sigue ahora el drama de la intervención militar federal en Río de Janeiro. Hoy, Marielle tiene el tamaño del mundo.</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/breno-bringel/marielle-franco-y-el-futuro-de-brasil-esperanza-o-barbarie">Marielle Franco y el futuro de Brasil: esperanza o barbarie </a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/eduarda-fontes/asesinato-de-marielle-en-r-o-un-sue-o-hecho-pedazos">Asesinato de Marielle en Río: un sueño hecho pedazos</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/muerte-de-la-nueva-rep-blica-de-brasil">Muerte de la &quot;nueva república&quot; de Brasil</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-country"> <div class="field-label"> Country or region:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Brazil </div> </div> </div> <div class="field field-city"> <div class="field-label">City:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Río de Janeiro </div> </div> </div> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Culture </div> <div class="field-item even"> Democracy and government </div> <div class="field-item odd"> Equality </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Río de Janeiro Brazil Culture Democracy and government Equality Gustavo Macedo Sun, 01 Apr 2018 18:22:17 +0000 Gustavo Macedo 116986 at https://www.opendemocracy.net Atacar un líder social es atacar una comunidad entera https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/carolina-guti-rrez-torres/un-ataque-contra-un-l-der-social-es-un-ataque-contra-una <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>En Colombia hay 8,307,777 víctimas del conflicto armado y 7,358,248 desplazados.Y cuando estas víctimas o desplazados son líderes sociales, comunidades enteras sufren cuando éstos no están. <strong><em><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/carolina-guti-rrez-torres/attack-against-social-leader-is-attack-on-entire-communi">English</a></em></strong></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/SARA4-768x556.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/SARA4-768x556.jpg" alt="" title="" width="460" height="333" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Imagen: Pacifista!/Sara Gómez. Todos los derechos reservados.</span></span></span></p><p class="blockquote-new">Artículo originalmente publicado en Pacifista! y disponible <a href="http://pacifista.co/esto-es-lo-que-perdemos-cuando-atacan-a-un-lider-social-opinion/">aquí.</a></p><p>“Hola Carolina. Tengo una situación”. Este mensaje llegó a mi celular un jueves a las 6:40 de la mañana. El remitente era un líder social que había conocido dos años atrás haciendo un reportaje.&nbsp;</p> <p>No voy a dar su nombre ni muchos detalles porque a este líder también lo quieren matar. Minutos después de recibir el mensaje le contesté haciéndole varias preguntas. </p><p>Esto fue lo que me respondió, a través de mensajes de texto y de voz: “Estoy en Bogotá por situación de violencia… Estoy en la terminal de Salitre o algo así me dicen acá… Para ver si nos podemos mirar para comentarle bien lo que pasó… Tengo mucho frío… No sé cómo decírselo”.&nbsp;</p> <p>Cada uno de esos mensajes iba cavando un hueco en mí. Él ya venía advirtiéndome que la seguridad de su barrio estaba empeorando. Que no se sentía seguro. Que, sobre todo, lo angustiaban las amenazas de algunas personas que llegaban disfrazadas de consejos: “Está hablando mucho”. “Para qué va a buscarse problemas innecesarios”. “Cuídese con lo que dice”.</p> <p>Pero él creía que eso no iba a pasar de ahí. Que nadie se atrevería a meterse con él porque él no le hacía daño a nadie; al contrario, su trabajo era salvar vidas. Pero sí se atrevieron.</p> <p>Primero llegó una amenaza que él ignoró. Luego, una segunda advertencia más directa: “No se haga matar”. Y al señor le tocó pedirle plata a un vecino para poder salir corriendo. </p><p>Llegó a Bogotá un jueves a la madrugada con seis mil pesos en el bolsillo y un buso que le regaló un desconocido. No conocía a nadie. Nunca había visitado esa capital tan fría y tan grande y tan “llena de puentes”, como él dice. Lo único que se le pasó por la cabeza fue buscarme.&nbsp;</p> <p>Y cuando supe eso me llené de miedo, me paralicé. Luego hablé con varios amigos que me dieron pistas sobre qué hacer. Lo primero era denunciar, contar su historia, oficializar su estado de víctima del conflicto, lo que le daba nuevos derechos que debía reclamar. </p><p>Le dije que se quedara en el terminal, que allí había una oficina del Distrito para atender a las víctimas (había leído esto en un reportaje de desplazamiento); que la buscara y contara su historia mientras yo seguía averiguando qué más debía hacer.</p> <p>Hacia las 2:00 de la tarde nos vimos en el terminal. Cuando llegué estaba sentado en el suelo, a la entrada de la oficina de víctimas. Me vio y trató de sonreír pero no pudo. </p><p>Tenía la mirada vacía, perdida; un semblante que yo sólo había visto en los funerales. Me saludó y luego me bombardeó de preguntas: “¿Yo qué estoy haciendo aquí? ¿Cuándo voy a ver a mi esposa y a mis hijos? ¿Qué va a pasar con mi casa? ¿No voy a volver nunca? ¿Qué voy a hacer aquí? ¿Y mi trabajo? ¿Y el colegio de ellos? ¿Y qué viene?”.</p><p class="mag-quote-center">Es hora de dejar de hablar de líderes asesinados o amenazados. Son comunidades enteras las que pierden cuando ellos no están.</p> <p>Yo sé que en Colombia hay millones de víctimas y desplazados. Muchas veces he buscado las cifras exactas en el Registro Único de Víctimas para anexarlas a informes y reportajes: en el país hay 8’307.777 víctimas del conflicto armado y 7’358.248 desplazados. </p><p>Claro, con estos números uno cree que alcanza a dimensionar lo cruel, lo injusta y lo dolorosa que ha sido esta guerra.</p> <p>Pero otra cosa es mirar al desplazamiento a la cara, a los ojos desesperanzados y vacíos de él: del líder que tuvo que dejar su vida porque en su territorio, como en tantas regiones de Colombia, no hay Estado y los criminales se apoderaron de todo. </p><p>Cuando él salió corriendo esa madrugada no sólo dejó a sus hijos y a su esposa y la casa que tanto le costó construir. Dejó también a los muchachos del barrio con los que trabajaba, con los que por años bailó y cantó y creó una comunidad que experimentó ese poder transformador de la cultura del que tanto se habla.</p> <p>Hace poco, una defensora de derechos humanos me decía que cuando un líder es asesinado, o tiene que salir de su territorio amenazado, la comunidad queda huérfana.</p><p> Muerta del miedo. Sintiéndose sola y abandonada. Y esa vulnerabilidad, inevitablemente, le abre la puerta a los armados para que se asienten y tomen el dominio con más fuerza.&nbsp;</p> <p>El líder que me escribió esa mañana todos los días tiene que hacer un ejercicio de fe, de esperanza, de fortaleza, de valentía, para imaginarse una nueva vida en Bogotá. Una vida desde ceros. Una vida lejos de su comunidad que quedó allá, en medio de los violentos que ganaron territorio sacándolo a él.&nbsp;</p> <p>Es hora de dejar de hablar de líderes asesinados o amenazados. Son comunidades enteras las que pierden cuando ellos no están. Hablemos de comunidades, de organizaciones, de territorios amenazados. Hablemos en plural como lo hacen ellos: los campesinos, los afros, los indígenas, los miembros de procesos comunitarios, que son los más vulnerables, a los que están matando.&nbsp;</p> <p>Y es hora de que el Estado haga lo mismo: de que les garantice protección en colectivo, porque cuando se va un líder se lleva consigo muchas vidas. </p><p>Es necesario que no se quede en el papel lo que estipula el decreto 2124 de diciembre del 2017, que crea la ruta de protección colectiva a grupos y comunidades. Es necesario que se acojan las advertencias de la Defensoría que en el 2017 registró 480 casos de amenazas. Es necesario escuchar a las comunidades y entender lo que significa para ellas la protección colectiva y la seguridad, más allá de un chaleco antibalas y un escolta. </p><p>Sobre todo es necesario eso: escucharlas, porque al fin y al cabo ellas llevan años defendiéndose y sobreviviendo a esta guerra, con ese pensamiento colectivo y de territorio que ahora nosotros tenemos el deber de comprender.</p> <p>Posdata: Hoy el líder se encuentra en una ruta de atención que incluye alojamiento y alimentación, al menos hasta que la Unidad de Víctimas termine de analizar su caso (pueden pasar hasta tres meses) y lo declare oficialmente una víctima de esta guerra. Ahí comenzará un nuevo proceso con el Gobierno. Está también esperando el traslado de su familia, que es lo que más anhela.&nbsp;</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/javier-ciurlizza/tem-stocles-machado-se-suma-la-larga-lista-de-defensores-de-los-d">Temístocles Machado se suma a la larga lista de defensores de los derechos humanos asesinados en Colombia </a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-country"> <div class="field-label"> Country or region:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Colombia </div> </div> </div> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Conflict </div> <div class="field-item odd"> Culture </div> <div class="field-item even"> Democracy and government </div> <div class="field-item odd"> Equality </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Colombia Civil society Conflict Culture Democracy and government Equality Carolina Gutiérrez Torres Wed, 28 Mar 2018 14:00:32 +0000 Carolina Gutiérrez Torres 116929 at https://www.opendemocracy.net Los venezolanos ante las próximas elecciones https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/dariana-arias/los-venezolanos-ante-las-pr-ximas-elecciones <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>Según las encuestas, la principal fuerza política es hoy la de los ciudadanos no alineados cuya primera opción electoral es un inexistente candidato independiente, no alineado con los partidos tradicionales. <strong><em><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/dariana-arias/venezuelans-before-upcoming-elections">English</a></em></strong></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/1280px-Maduro_advertising.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/1280px-Maduro_advertising.jpg" alt="" title="" width="460" height="288" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Propaganda de Nicolás Maduro para la campaña presidencial de 2013. Fuente: Wikimedia Commons. Todos los derechos reservados.</span></span></span></p><p>El 1 de febrero de 2018, el encuestador venezolano Luis Vicente León, director de la empresa de encuestas políticas de tendencia derechista Datanálisis, que estaba siendo entrevistado acerca de las próximas elecciones presidenciales, señalaba que existe un sumidero entre las masas desilusionadas. </p><p>Según encuestas recientes, la principal fuerza política en Venezuela hoy en día son los ciudadanos no alineados que sí quieren cambios, pero cuya primera opción electoral en las próximas elecciones presidenciales sería un inexistente candidato independiente, no alineado con los partidos tradicionales. </p><p>El dilema al que se enfrentan estos llamados <em>apolíticos</em> es el de votar o no votar, ya que no se presenta ningún candidato que responda a sus necesidades. </p><p>Es casi seguro que no van a votar a Maduro, pero cuando dirigen su mirada a la oposición, tampoco encuentran allí ningún líder que les merezca confianza.</p> <p>Estos votantes, a los que se conoce en Venezuela como Ni-Nis ("ni de izquierdas ni de derechas") representan alrededor del 70% del electorado. El resto de la población está políticamente polarizada a la izquierda y a la derecha del espectro político.</p> <p>El 1 de marzo, el gobierno venezolano y la recién constituida oposición independiente firmaron un <a href="https://www.youtube.com/watch?v=6aF90R5I3-c&amp;feature=youtu.be">acuerdo de garantías electorales</a>. Se trata de un documento de compromiso con la justicia electoral, destinado a fomentar confianza en el proceso electoral de este año - dado el fiasco del sistema de votación electrónica Smartmatic el año pasado y las acusaciones de manipulación electoral en el pasado.</p> <p>La semana anterior, <a href="https://www.youtube.com/watch?v=G4uZIQUPMAQ&amp;index=75&amp;list=PLqFRIr55wNZBMSLcOrlV-W2LtaHShBR6z">Oscar Schémel</a> director de la empresa encuestadora de tendencia izquierdista Hinterlaces, recordaba el consejo que les había dado, hace ya algún tiempo, a los miembros de la oposición sobre cómo ganar: "No hagáis nada: no habléis, no pestañeéis, no respiréis y ganaréis. Cada vez que decís algo, la popularidad de Maduro aumenta".&nbsp;</p><p class="mag-quote-center">La ausencia de adversarios políticos fuertes, junto con ciertos cambios en los mecanismos electorales, crea un escenario perfecto de no competitividad.</p> <p>Según Schémel, los datos recopilados por Hinterlaces muestran que el presidente Maduro tiene una ventaja de 10-12 puntos sobre Lorenzo Mendoza, el director general de la empresa transnacional Polar. </p><p>Mendoza no es candidato a estas elecciones, pero sin embargo aparece en todas las encuestas como <a href="http://hinterlaces.com/20-apoyaria-a-lorenzo-mendoza-en-elecciones-primarias-de-oposicion/">opositor favorito</a>, lo que refleja el descontento de los venezolanos con el tradicional duopolio derecha/ izquierda, muy contaminado por la <a href="https://www.fincen.gov/sites/default/files/advisory/2017-09-20/FinCEN%20Advisory%20FIN-2017-A006-508%20Compliant.pdf">corrupción</a>. Mendoza es la figura conceptual del candidato independiente inexistente.</p> <p>La ausencia de adversarios políticos fuertes, junto con ciertos cambios en los mecanismos electorales, crea según <a href="https://www.youtube.com/watch?v=CxKhTXllgds">Luis Vicente León</a> un escenario perfecto de no competitividad, lo que beneficia a Maduro - ya que a los venezolanos no se les proponen candidatos con los que puedan identificarse - a pesar de que datos recientes indican que la valoración de Maduro está en sus peores momentos: entre el 18 y el 26%.</p> <p>Con Lorenzo Mendoza fuera de la liza y los dos principales líderes de la oposición conservadora (Henrique Capriles y Leopoldo López) inhabilitados, el siguiente candidato que podría atraer apoyos en las urnas es el ex gobernador del estado de Lara, <a href="https://www.nytimes.com/2018/03/06/opinion/henri-falcon-president-venezuela.html">Henri Falcón</a>, líder del partido político de la oposición independiente Avanzada Progresista (AP), que declaraba confiado en una entrevista del 15 de febrero que " a este gobierno se le puede ganar".</p> <strong>El boicot de la oposición conservadora</strong> <p>La no competitividad electoral es una de las razones principales por las que la oposición conservadora <a href="http://www.unidadvenezuela.org/noticias/8280=las-condiciones-no-negociables-para-que-haya-una-eleccion-libre-en-venezuela">boicotea</a> las próximas elecciones presidenciales. </p><p>Otra razón importante es el hecho de que estas elecciones las convocó la Asamblea Nacional Constituyente de tendencia izquierdista, establecida el año pasado en medio de una gran controversia. </p><p>La cámara legislativa oficial de Venezuela, la Asamblea Nacional, controlada por la oposición de derecha desde 2015, vio limitada su capacidad legislativa tras un fallo de la progubernamental Corte Suprema. </p><p>Esto generó un choque entre los poderes ejecutivo y legislativo, y esta fue la razón por la que se estableció la Asamblea Nacional Constituyente, para que el ejecutivo pudiera sortear la cámara legislativa oficial.</p> <p>El 23 de enero de este año, la <a href="https://www.youtube.com/watch?v=AIu9IDK7Ho8">Asamblea Constituyente</a> firmó un decreto convocando elecciones presidenciales anticipadas, adelantando la fecha de su celebración (programada originalmente para diciembre de 2018) al mes de abril. </p><p>El progubernamental Consejo Nacional Electoral fijó entonces una fecha, el 22 de abril, pero luego la cambió al 20 de mayo a resultas de una negociación política entre el gobierno y la oposición independiente.</p> <p>La oposición conservadora, que no reconoce la legitimidad de la Asamblea Constituyente, se niega a participar en estas elecciones con el argumento de que hacerlo equivaldría a darle su reconocimiento.</p> <p>Estas son, sin embargo, unas mega-elecciones, y los riesgos de boicotearlas son importantes: además de elegir al presidente del país, los venezolanos van a tener que elegir también a sus representantes en las cámaras legislativas estatales y locales. </p><p>Es decir, la composición de la Asamblea Nacional, hoy controlada por la oposición, está también en juego, precisamente en unos momentos en que la <a href="https://static1.squarespace.com/static/54347365e4b05d21621151b7/t/5aa21dca71c10b1bece184df/1520573946108/DATINCORP+%3A+INFORME+COHESIO%CC%81N-PAI%CC%81S+%3A+VENEZUELA+%3A+FEBRERO+2018+pdf.pdf">valoración de sus miembros está tocando fondo</a>.</p> <p>La oposición conservadora no solo boicotea las elecciones, sino que también le ha <a href="http://www.unidadvenezuela.org/noticias/8295=juan-pablo-guanipa-la-unidad-democratica-no-tiene-candidato-a-la-presidencia-de-la-republica">retirado su apoyo</a> al candidato presidencial independiente Henri Falcón, que anda prometiendo reconciliar todas las facciones políticas y se compromete a que su primer decreto, de ser elegido, sea para liberar a todos los presos políticos, entre ellos Leopoldo López, el líder de esa misma oposición conservadora que le ha retirado su apoyo.</p> <strong>Quién es Falcón</strong> <p>Beneficiándose de cierta cobertura mediática, Henri Falcón es el único candidato que teóricamente podría amenazar la reelección de Nicolás Maduro.</p> <p>Al candidato presidencial de AP le respaldan otras dos fuerzas de centro izquierda: el Movimiento al Socialismo (MAS) y algunas facciones del Partido Social Cristiano (COPEI).</p><p class="mag-quote-center">Falcón y su partido pertenecen a la llamada oposición independiente que reúne a fuerzas progresistas y "socialmente eficientes".</p><p> El partido de Falcón formaba parte de la coalición política de oposición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) hasta el día en que anunció su candidatura a la presidencia y la organización lo expulsó por negarse a boicotear las elecciones.</p> <p>Falcón y su partido pertenecen a la llamada oposición independiente que reúne a fuerzas progresistas y "socialmente eficientes" que defienden la necesidad de un consenso nacional y de trascender los dogmatismos ideológicos.</p> <p>Abogado especializado en derecho laboral y de la administración pública y poseedor de una maestría en ciencias políticas, Falcón es de extracción popular, sirvió en el ejército en su juventud y fue elegido para la Asamblea Nacional Constituyente de 1999, que fue la encargada de redactar la Constitución venezolana, considerada como una de las más progresistas del mundo y la joya de la corona del legado de Hugo Chávez. </p><p>Sirvió dos mandatos como alcalde de Iribarren en Barquisimeto (de 2000 a 2008) y fue elegido posteriormente gobernador del estado de Lara. </p><p>En 2010, debido a diferencias irreconciliables con el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Falcón publicó una <a href="https://www.aporrea.org/actualidad/n151545.html">carta abierta dirigida al ex presidente Chávez renunciando a su afiliación al partido</a>. </p><p>Las razones que dio para su renuncia fueron el exceso de burocracia, la falta de comunicación, el clientelismo, el sectarismo y una concepción errónea de la lealtad. En 2012, fundó su actual partido, AP.</p> <p>Para él, los tres elementos más importantes que se precisan en un período democrático de transición posterior a Maduro son: la reconciliación entre los venezolanos, un gobierno inclusivo capaz de incitar la confianza del público, y un debate inclusivo que abarque a todos los sectores de la población para discutir la agenda nacional.</p> <p>Falcón, que se considera progresista, aboga por una práctica de gobierno basada en la justicia, la solidaridad, la libertad y la eficiencia social. </p><p>Defiende el establecimiento de un sistema mixto público-privado para la economía del país y el desarrollo de un nuevo modelo político ajeno a la tradicional dicotomía izquierda/derecha - que, según él, ha dañado gravemente el tejido social de Venezuela -, trascendiendo el sectarismo político y el separatismo social.</p> <p>Cabe señalar que Falcón ha logrado atraer a su campo algunos <a href="https://www.aporrea.org/economia/a260319.html">pesos pesados</a> entre los economistas que trabajaron para los gobiernos de Chávez, aunque el presidente Maduro ya ha acusado a algunos de ellos de pertenecer al clan de los neo-Chicago Boys.</p> <p>Por último, la reputación de Falcón no ha sido objeto de ataques importantes (más allá de que los <em>trolls</em> de turno le llamen "Chavista <em>light</em>" y "traidor") y no se le ha acusado nunca de corrupción - lo que es importante.</p> <strong>La participación electoral</strong> <p>Varios observadores han cuestionado la validez de las próximas elecciones debido al boicot decretado por la oposición conservadora. En el actual escenario político de división y en el contexto de crisis social en el que vive el país, ¿hay alguien que realmente quiera participar en estas elecciones?</p> <p>El economista Francisco Rodríguez opina que sí. Considera que los datos que ofrecen varias encuestas de opinión y <em>think-tanks</em> indican que <a href="https://www.youtube.com/watch?v=b-BBf_vN5hY">entre el 70 y el 80% de los venezolanos quiere votar</a>, a pesar de sus frustraciones y rechazos. </p><p>Además, añade Rodríguez, es un hecho probado que los boicots electorales suelen fallar - concretamente, el 96% de ellos - y que algunas encuestas le están dando una ventaja de 10 puntos a Henri Falcón sobre Nicolás Maduro.</p> <p>Las encuestas del gobierno parecen confirmarlo: muestran que el <a href="http://www.psuv.org.ve/temas/noticias/hinterlaces-oscar-schemel-pueblo-venezolano-elecciones-presidencial/">66% de los votantes piensa acudir a las urnas en las próximas elecciones</a>.</p> <strong>La campaña electoral </strong> <p>La maquinaria electoral del gobierno es una estructura de poder sociopolítico muy potente y unida, articulada en torno al <a href="https://en.wikipedia.org/wiki/Great_Patriotic_Pole">Gran Polo Patriótico</a>. </p><p>En lo más alto de esta estructura se encuentra el partido político más poderoso de la historia contemporánea de Venezuela: el PSUV, cuya <a href="https://mobile.twitter.com/ConCiliaFlores/status/972242906483478530?p=v">militancia asciende a más de 5 millones</a>. </p><p>Y por si esto no fuera suficiente para convertir a los no creyentes, los partidarios del gobierno acaban de anunciar la creación de la "madre de todos los movimientos sociales", el Movimiento Somos Venezuela, que liderará la campaña para conseguir el voto de los Ni-Nis y otros independientes, que resultará decisivo.</p> <p>Según <a href="http://www.somos-venezuela.org/movimiento-somos-venezuela/delcy-rodriguez-nosotros-le-vamos-a-garantizar-al-presidente-nicolas-maduro-los-10-millones-de-votos-que-le-adeudamos-al-comandante-chavez/">Delcy Rodríguez</a> (que ha dejado sus cargos en el PSUV para liderar el Movimiento), la responsabilidad de la organización es garantizar la victoria de Maduro: "Nos comprometemos a asegurar 10 millones de votos para el presidente Maduro", ha dicho, tras anunciar una campaña puerta a puerta en todo el país – esto es: su objetivo es conseguir el voto de la mitad del censo electoral.</p> <p>La oposición conservadora también ha creado un nuevo movimiento, <a href="http://www.unidadvenezuela.org/noticias/8320=se-activa-frente-amplio-venezuela-libre">Frente Amplio</a>, con el propósito de atraer hacia el boicot a todos los que, por una razón u otra, se oponen al gobierno y establecer así un movimiento de oposición más amplio contra Maduro. </p><p>Se trata de una jugada estratégica, destinada a unir fuerzas con chavistas disidentes – como, por ejemplo, el ex Jefe de Inteligencia (y compañero de armas de Chávez) <a href="https://www.youtube.com/watch?v=TMOltEc-dZE">Miguel Rodríguez Torres</a>, arrestado el 13 de marzo en Caracas acusado de conspiración, cuyo partido político Movimiento Amplio Desafío de Todos (MADDT) se había unido al Frente Amplio unos días antes.</p> <p>Ese mismo día, Henri Falcón anunciaba, en su cuenta de <a href="https://mobile.twitter.com/HenriFalconLara/status/973658390990901248?p=v">Twitter</a>, que se encontraba en la sede de la ONU en Nueva York y que al día siguiente pensaba dirigirse a Washington DC.</p><p> Fuentes extraoficiales habían estado especulando sobre el paradero de Falcón, ya que se rumoreaba que se reuniría con funcionarios de alto rango de la ONU para solicitar el envío una delegación de expertos como observadores en las próximas elecciones. </p><p>Falcón se ha comprometido a presentarse siempre que las elecciones sean limpias y que puedan supervisarlas observadores internacionales.</p> <strong>¿Por qué votar?</strong> <p>La corrupción, el crimen, la agitación política, la angustia social, la escasez de productos básicos, la hiperinflación y la división política son factores importantes a considerar en relación a la intención de voto, ya que afectan directa e indirectamente a la calidad de vida en Venezuela y dejan una huella en la psique colectiva de los potenciales votantes.</p> <p>Las sanciones impuestas por Estados Unidos hacen más difícil, si no imposible, que Venezuela pueda ser financieramente competitiva.</p><p class="mag-quote-center">Un total de 65 altos funcionarios fueron apresados durante la operación anticorrupción.</p><p>La industria petrolera estatal venezolana (PDVSA), históricamente una de las principales fuentes de ingresos del país, no solo ha estado sufriendo estas sanciones en primera línea, sino que también ha sido objeto, lamentablemente, de casos de corrupción – que han dejado al pueblo venezolano sin nada de pastel. </p><p>Cabe señalar que la oposición conservadora ha respaldado activamente las sanciones como mecanismo contra el gobierno.</p> <p>A finales del año pasado, fueron arrestados por corrupción Eulogio del Pino, ex presidente de PDVSA, y Nelson Martínez, ministro de Petróleo y Minería. Un total de 65 altos funcionarios fueron apresados durante la operación anticorrupción. </p><p>Fue uno de los varios escándalos de corrupción que el gobierno de Maduro ha tenido que enfrentar. Desde entonces se han venido llevando a cabo más operaciones de este tipo, en un intento del gobierno por combatir la corrupción descontrolada en el campo chavista. La corrupción en Venezuela, sin embargo, es una historia interminable.</p> <p>Venezuela ocupa el lugar 169 (de 180), como país altamente corrupto, en el <a href="https://www.transparency.org/news/feature/corruption_perceptions_index_2017">Índice de percepción de la corrupción 2017</a> de Transparency International. </p><p>Su puntuación de corrupción percibida en el sector público es de 18 en una escala que va de 0 (altamente corrupto) a 100 (nada corrupto).</p> <p>En cuanto a los indicadores de pobreza, según la Encuesta de Condiciones de Vida en Venezuela (<a href="https://www.ucab.edu.ve/investigacion/centros-e-institutos-de-investigacion/encovi-2017/">ENCOVI</a>) - una encuesta anual realizada por las principales universidades de Venezuela -, en 2017 el 87% de los hogares venezolanos experimentó pobreza, de los cuales el 61,2% se encuentraban en extrema pobreza y el 25,8% % en la línea de pobreza.</p> <p>Los datos recopilados por ENCOVI señalan que el 80% de los hogares experimentan inseguridad alimentaria: en el 89,4% de los hogares, los ingresos no son suficientes para comprar alimentos y el 70,1% no dispone de suficientes ingresos para comprar alimentos saludables. El 68% de la población carece además de seguro de salud.</p> <p>En cuanto a <a href="https://www.ucab.edu.ve/wp-content/uploads/sites/2/2018/02/DEF_Briceno-Leon-ENCOVI_LACSO-2017-Seguridad-FINAL-.pdf">delitos y crímenes</a>, ECOVI registra que el 94% de la población considera que los delitos violentos están en aumento: 9 de cada 10 venezolanos piensan que el país es ahora más inseguro que hace un año, y uno de cada 5 declara que ha sido víctima de algún delito en los últimos 12 meses. De promedio, 43 venezolanos menores de 29 años mueren cada día de muerte violenta.</p> <p>Y luego, está la hiperinflación. El 7 de septiembre de 2017, el diputado Rafael Guzmán, miembro de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, daba esta noticia: "Desgraciadamente, hoy tenemos que anunciar que la tasa de inflación es la más alta jamás registrada en toda nuestra historia". </p><p>La inflación de Venezuela en agosto del año pasado era de un 33.7%. El pasado 12 de marzo, el mismo Guzmán anunciaba que la <a href="https://mobile.twitter.com/RafaelDGuzmanR/status/973349632158912518/video/1">inflación en febrero de este año había llegado al 80%</a>.</p><p> Hay que recordar que, según las encuestas, el 70% de los venezolanos quiere un cambio.</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/rafael-uzc-tegui/venezuela-y-la-izquierda">Venezuela y la izquierda </a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/insight-crime/el-gobierno-venezolano-fortalece-al-crimen-organizado">El gobierno venezolano ¿fortalece al crimen organizado?</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/n-cmer-evans/maduro-qui-n-te-asesora">Maduro: ¿quién te asesora?</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-country"> <div class="field-label"> Country or region:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Venezuela </div> </div> </div> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Culture </div> <div class="field-item odd"> Democracy and government </div> <div class="field-item even"> Equality </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Venezuela Civil society Culture Democracy and government Equality Elecciones 2018 Dariana Arias Wed, 28 Mar 2018 11:39:01 +0000 Dariana Arias 116922 at https://www.opendemocracy.net Muerte de la "nueva república" de Brasil https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/muerte-de-la-nueva-rep-blica-de-brasil <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>Las instituciones brasileñas están colapsando una tras otra. La separación entre los poderes ejecutivo, legislativo y judicial es una farsa. Hay un Estado dentro del Estado. <em><strong><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/fr-d-ric-vandenberghe/death-of-new-republic-in-brazil">English</a></strong></em></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/Thiago_Diniz_3.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/Thiago_Diniz_3.jpg" alt="" title="" width="460" height="307" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Protestas en Río de Janeiro por el asesinato de Marielle Franco. Imagen Thiago Diniz, Colectivo Favela em Foco (https://favelaemfoco.wordpress.com). Todos los derechos reservados.</span></span></span></p><p>Este artículo se publica en el marco de nuestra colaboración con <a href="https://opendemocracy.net/openmovements">openMovements</a>.</p><p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/openMovements_1_1.png" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/openMovements_1_1.png" alt="" title="" width="460" height="59" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'></span></span></p><p>Marielle era una muchacha de los barrios marginales de Río de Janeiro. Era negra, hermosa, joven y carismática. Estudió sociología y obtuvo una maestría en administración pública. Era una activista feminista, LGBT + , defensora de los negros y de los derechos humanos. Fue elegida con una agenda progresista, y era una concejal muy activa en el ayuntamiento de la ciudad de Río de Janeiro desde el&nbsp; 2016. Fue asesinada el día 14. de marzo. Cuatro balas disparadas con un arma de 9 milímetros traspasaron su cuerpo. También mataron a Anderson Pedro Gomes, su conductor. </p> <p>Fue un asesinato político. Probablemente perpetrado por la policía militar o los escuadrones paramilitares, o ambos, porque el policía que interviene en los barrios marginales contra los capos de la droga durante el día puede estar activo como miliciano durante la noche. El mensaje de los señores supremos del inframundo fue alto y claro. ¡No te metas con ellos ! Quien se levante desde o para la gente de la periferia y los barrios pobres para denunciar las violaciones de los derechos humanos será asesinado, torturado o "desaparecido".</p> <p>Sin embargo, los disparos fracasaron. El país quedó conmocionado. Durante la noche de su asesinato, Marielle se convirtió en un símbolo de resistencia y un ícono para la esperanza. Las vidas negras importan. Cada vez y en cualquier parte en que alguien es asesinado por ser negro, gay, mujer o de los barrios marginales, cada vez que se violan los derechos humanos, Marielle está presente.</p> <p>Marielle Franco representó a la nueva generación de la política, por encima y contra el viejo y corrupto sistema de capitalismo de compinches y del patrimonialismo oligárquico que ahora está colapsando en tiempo real. En 2016, Dilma Rousseff, la presidenta electa, del Partido de los Trabajadores (PT), fue derrocada en un juicio político. Lo llamamos un golpe, o un golpe de Estado , porque incluso si la destitución ocurrió de acuerdo con la letra de la ley, el poder arrebatado por el vicepresidente Michel Temer hirió fatalmente el espíritu de la constitución brasileña de 1988.</p> <p>En retrospectiva, podemos ver que la acusación contra Rousseff fue solo el disparo de salida de un golpe ya en curso. Todo indica que la destitución de la presidenta electa trataba de detener investigaciones judiciales y penales sobre la corrupción sistémica existente al más alto nivel. El propio presidente ha sido acusado de corrupción pasiva, la lavado de dinero y formación de banda para delinquir. Si Temer no ha sido recusado, es solo porque las cámaras alta y baja, víctimas ellas mismas de la corrupción, ya fueron compradas.</p> <p>Sin embargo, lo que es más difícil de entender es por qué el gobierno ilegítimo ha abolido el ministerio de la cultura, el ministerio de los pequeños agricultores, los secretarios de derechos humanos, de igualdad racial y de los asuntos de la mujer.&nbsp;&nbsp; ¿Por qué ha impulsado el programa de austeridad más duro de toda América Latina, sancionando los recortes en la Constitución para los próximos 20 años? ¿Por qué han implementado irrefutablemente una serie de reformas neoliberales, que destruyen el Estado de Bienestar, y han vendido los activos del Estado a través de la privatización? ¿Por qué se han alineado con las fuerzas más reaccionarias del ámbito rural y han defendido sistemáticamente los intereses de los grandes terratenientes frente a los de los pequeños agricultores, de los pueblos indígenas y de las comunidades de esclavos libres? ¿Por qué han dado voz a los fundamentalistas cristianos, a la extrema derecha, a los racistas y a los homófobos?</p> <p>La respuesta a estas preguntas probablemente sea que, con una tasa de aprobación por debajo del 5% , el presidente Temer no tenía nada que perder. En Brasil hoy, hemos alcanzado un estado de política mafiosa. Los criminales de cuello blanco están gobernando el país desde Brasilia. Señores de la droga, paramilitares, escuadrones de la muerte, policía militar, y ahora también el ejército, están aterrorizando a la población en los barrios pobres y los suburbios. Las estadísticas son espantosas. Con casi 60.000 asesinatos por año, ¡Brasil es un país más violento que Iraq!</p> <p class="mag-quote-center">Aquí tenemos una intervención militar porque 2018 es un año de elecciones.</p><p>El asesinato de Marielle coincide con la creación de un Ministerio de Seguridad Pública y una intervención federal del ejército nacional en el estado de Río de Janeiro. En un artículo de opinión publicado póstumamente, Marielle denunció los hechos. Aquí tenemos una intervención militar porque 2018 es un año de elecciones. Como siempre, y especialmente cuando la extrema derecha está en ascenso, la seguridad prevalece sobre la libertad, la democracia y los derechos humanos.</p> <p>En un país que sufrió una dictadura brutal desde 1964 hasta 1985, la militarización de la política es un asunto bastante preocupante. Por primera vez desde el retorno de la democracia, los militares están ahora a cargo del ministerio de defensa, el ministerio del interior, los servicios secretos y la oficina de asuntos indígenas. Los soldados que cometan crímenes durante sus operaciones militares en Río de Janeiro ya no estarán sujetos a cortes civiles; por decreto, serán juzgados por tribunales militares.</p> <p>La "nueva república" sigue siendo una democracia, pero ¿por cuánto tiempo? Nuestras instituciones están colapsando una tras otra. La separación entre los poderes ejecutivo, legislativo y judicial es una farsa. Hay un Estado dentro del Estado.</p> <p>Desde el año pasado, el estado de Río de Janeiro es oficialmente una “zona catastrófica”. Estamos avanzando peligrosamente hacia un estado de emergencia. La ejecución de Marielle no debe usarse como pretexto para una mayor militarización. De ahora en adelante, y hasta el restablecimiento completo de la democracia en Brasil, la pregunta que se hizo Marielle cuando denunció el asesinato de un joven más de los barrios pobres a manos de la policía militar cuando salía de la Iglesia será también la nuestra: “¿Cuántos más tendrán que morir para acabar con esta guerra?”</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/breno-bringel/marielle-franco-y-el-futuro-de-brasil-esperanza-o-barbarie">Marielle Franco y el futuro de Brasil: esperanza o barbarie </a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/eduarda-fontes/asesinato-de-marielle-en-r-o-un-sue-o-hecho-pedazos">Asesinato de Marielle en Río: un sueño hecho pedazos</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/gustavo-macedo/o-assassinato-de-marielle-franco-no-radar-da-onu">O assassinato de Marielle Franco no radar da ONU</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-country"> <div class="field-label"> Country or region:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Brazil </div> </div> </div> <div class="field field-city"> <div class="field-label">City:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Río de Janeiro </div> </div> </div> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Conflict </div> <div class="field-item odd"> Democracy and government </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Río de Janeiro Brazil Civil society Conflict Democracy and government openmovements Frédéric Vandenberghe Wed, 28 Mar 2018 10:23:51 +0000 Frédéric Vandenberghe 116920 at https://www.opendemocracy.net “Nós Dreamers somos como vocês e vocês são como nós” https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/reyna-montoya-manuel-serrano/n-s-dreamers-somos-como-voc-s-e-voc-s-s-o-como-n-s <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>Milhões de jovens sem documentos vivem actualmente nos Estados Unidos. Os chamados <em>Dreamers</em> correm o risco de serem deportados se o Congresso não chegar a um acordo sobre o DACA. <strong>Entrevista</strong>. <strong><em><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/reyna-montoya-manuel-serrano/los-dreamers-somos-como-ustedes-y-ustedes-son-como-no">Español </a><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/reyna-montoya-manuel-serrano/we-dreamers-are-like-you-and-you-are-like-us">English</a></em></strong></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/Reyna Montoya during a demonstration. Aliento. All rights reserved..jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/Reyna Montoya during a demonstration. Aliento. All rights reserved..jpg" alt="" title="" width="460" height="345" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'> Reyna Montoya durante uma demonstração. Aliento. Todos os direitos reservados</span></span></span></p><p><strong>Manuel Serrano</strong>: Viveste em pessoa a ansiedade e o terror de ser separada da tua família. Como é crescer como uma imigrante sem documentos nos Estados Unidos?</p> <p><strong>Reyna Montoya</strong>: Como imigrante sem documentos nos Estados Unidos não fui capaz de fazer coisas muito simples sem me preocupar pelos tremendos efeitos que as mesmas poderiam ter para a minha família. Lembro-me de que no décimo-segundo ano, algo tao simples como matricular-me em duas universidades ao mesmo tempo significava pagar três vezes mais do que qualquer um dos meus colegas, uma vez que não tinha um número de segurança social. Supôs não poder tirar a carta e não poder partilhar essas experiências com os meus amigos. </p><p>Não ter a oportunidade de me despedir da minha avó, e de ver o meu pai chorar por ter que escolher entre sair do país para enterrar a pessoa que o criou, ou ficar nos Estados Unidos para educar os seus filhos. Significou não poder arranjar um emprego quando acabei o curso, ou continuar a minha educação a seguir. Também supôs descobrir muitas coisas por mim própria, ou encontrar mentores que me apoiassem. Apesar disso, estes desafios tornaram-me numa pessoa mais criativa, obrigando-me a trilhar um caminho onde não havia nenhum. </p> <p><strong>MS</strong>: Fundaste a <a href="http://www.alientoaz.org/">Aliento</a> para dar apoio aos jovens e crianças sem documentos que vivem nos Estados Unidos. Como pode a arte e a educação construir uma América melhor?</p> <p><strong>RM</strong>: A arte é uma ferramenta que nos permite expressar os nossos sentimentos e que nos permite repensar a forma como vemos o mundo. A arte pode curar e fortalecer qualquer pessoa que esteja disposta a expressar os seus sentimentos e as suas emoções. </p><p>A educação é fundamental. E é por isso que nós na Aliento acreditamos que é preciso criar espaços nos quais nos eduquemos uns aos outros. Não só sobre o clima político actual, mas também sobre como o sistema funciona, para dessa forma melhorar a qualidade de vida das nossas comunidades.</p><p class="mag-quote-center">Com muitos movimentos liderados por jovens, um dos principais obstáculos ao que nos enfrentámos foi sem dúvida o facto de que muitos de nós não dispomos de recursos suficientes para nos mantermos&nbsp;<em>engajados.</em></p> <p><strong>MS</strong>: O teu pai esteve para ser deportado há alguns anos, mas conseguiste impedi-lo com a ajuda da tua comunidade. Quão difícil é ser racional quando a tua própria família se enfrenta a uma situação tao dramática como uma deportação?</p> <p><strong>RM</strong>: Quando sentimos na pele a separação familiar passam-nos muitas coisas pela cabeça. Começamos a pensar que o pior vai acontecer; que esta vai ser a última vez que vamos falar com essa pessoa. </p> <p>A detenção do meu pai durante praticamente nove meses foi extremamente difícil, tal como foi aprender a gerir as minhas emoções ao mesmo tempo que tentava&nbsp;perceber como funcioanava&nbsp;o sistema legal americano para o poder ajudar.</p><p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/Aliento. All rights reserved..jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/Aliento. All rights reserved..jpg" alt="" title="" width="460" height="345" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'> Aliento. Todos os direitos reservados</span></span></span></p> <p><strong>MS</strong>: Dás voz àqueles jovens que de outra forma seriam ignorados. A que obstáculos se depararam como organização? Podem os movimentos populares mudar a sociedade por si próprios ou precisam de ajuda?</p> <p><strong>RM</strong>: Não me vejo como uma voz para os <em>Dreamers</em>, mas sim como alguém que está a criar uma espaço onde outras vozes se podem fazer ouvir. Com muitos movimentos liderados por jovens, um dos principais obstáculos ao que nos enfrentámos foi sem dúvida o facto de que muitos de nós não dispomos de recursos suficientes para nos mantermos <em>engajados</em>. Muitos temos dois ou três empregos, ou trabalhamos e estudamos ao mesmo tempo. </p> <p>Diria que não somos reconhecidos como especialistas nesta área, apesar do conhecimento que adquirimos e de termos vivido situações que muitas pessoas não conseguem sequer imaginar. </p><p>Acredito que os movimentos populares são poderosos e que podem mudar as comunidades, mas que temos que ser críticos sobre como convidamos outros a fazer parte e como podemos expandir a nossa rede de apoios. Só assim conseguiremos criar o impacto que realmente queremos ter.</p><p class="mag-quote-center">Trump tornou-se num símbolo da divisão e da ganância que existem na nossa sociedade. Ainda assim, sou capaz de o ver como um ser humano.</p> <p><strong>MS</strong>: Para a maior parte das pessoas, Donald Trump é um político populista e racista que infelizmente foi eleito como Presidente dos Estados Unidos. Quem é Donald Trump para ti?&nbsp; </p> <p><strong>RM</strong>: Para mim, Donald Trump ainda é um ser humano. Não posso estar de acordo com os seus ideais, as suas politicas e a forma como trata as pessoas que não refletem quem ele é. Tornou-se num símbolo da divisão e da ganância que existem na nossa sociedade e magoou muitas pessoas de quem gosto muito. Ainda assim, sou capaz de o ver como um ser humano e espero, sinceramente, que o meu coração não se torne cínico ao ponto de que não seja capaz de reconhecer a humanidade das pessoas, mesmo quando não esteja de acordo com elas. </p> <p><strong>MS</strong>: Parece-te provável que os membros do Congresso cheguem a um acordo sobre o DACA? Se tal não acontecer, o que podem os activistas e a sociedade civil fazer para garantir que os <em>Dreamers</em> não são esquecidos?</p> <p><strong>RM</strong>: O prazo final estipulado para o dia 5 de Março foi adiado, devido à decisão dos tribunais na Califórnia e em Nova Iorque. Isto significa que, actualmente, os <em>Dreamers</em> podem renovar a sua aplicação ao programa. Contudo, alguns beneficiários perderam o seu estatuto como tais, uma vez que as decisões dos tribunais foram conhecidas muito perto do prazo final. Estas decisões são como colocar um penso quando o que é preciso é uma operação. Pode ser de ajuda momentaneamente, mas a longo-prazo não vai funcionar. É um atraso que permite que as pessoas como eu tenham mais alguns meses. </p> <p>É primordial que os activistas e a sociedade civil se reúnam com os representantes eleitos e os pressionem a tomar medidas. O Congresso passa muito facilmente para o “próximo assunto” sem se sentir obrigado a resolver problemas com graves implicações sociais. A sociedade civil dispõe de uma oportunidade para se envolver e garantir que o Congresso é consciente de que queremos proteger os <em>Dreamers</em>. É um tema que não deve ser usado politicamente nem pelos Democratas nem pelos Republicanos. O público deve levantar a voz e refletir sobre se é esta a sociedade que queremos ser, ou que os nossos filhos fiquem a saber daqui a 20 ou 30 anos que os seus pais ficaram em silêncio. O silêncio não é uma opção; temos que utilizar todos os meios que temos à nossa disposição para proteger os mais vulneráveis. </p> <p class="mag-quote-center">O silêncio não é uma opção; temos que utilizar todos os meios que temos à nossa disposição para proteger os mais vulneráveis.</p><p><strong>MS</strong>: A vossa organização muda para melhor a vida das crianças que são americanas em tudo, menos no sentido burocrático do termo. Que temos que fazer para convencer as pessoas que quem somos e o que fazemos é mais importante que de onde vimos?</p> <p><strong>RM</strong>: As pessoas têm que entender que nós somos como vocês e vocês são como nós. Na Aliento partimos daquilo que nos permite ser humanos. É por isso que é importante para todas as pessoas, não só para os imigrantes, saber de ondem vêm e qual é a sua história. Porque é o passado que nos permite refletir sobre o que está a acontecer agora e o que o futuro nos reserva se não alterarmos as nossas formas de comportamento, a nossa atitude e a nossa mentalidade. </p><p>Acredito que é uma responsabilidade daqueles que refletimos dessa maneira convidar outras pessoas a refletir. Mas é uma responsabilidade de cada um decidir se aceita ou recusa o convite. </p> <p><strong>MS:</strong>&nbsp;Do que é que precisa a Aliento para continuar a ajudar quem precisa? Como podem os cidadãos contribuir?<strong></strong></p> <p><strong>RM</strong>: Para que a Aliento continue a cocriar espaços de empoderamento, amor e resiliência precisamos de três coisas. </p><p>Em primeiro lugar, precisamos que as pessoas se unam à nossa comunidade online através das redes sociais e divulguem a nossa mensagem. </p><p>Em segundo lugar, precisamos de ajuda financeira, porque é preciso tempo e material para garantir que podemos fazer a diferença no terreno, além de nos permitir ser independentes de outras pessoas cuja prioridade não é aprovar políticas especificas. </p><p>Finalmente, precisamos de pessoas corajosas; de aliados que saiam da sua zona de conforto para ter conversas difíceis e apoiar ativamente famílias sem documentos. </p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/danica-jorden/el-coraz-n-helado-de-la-polic-de-inmigraci-n-en-estados-unidos">El despiadado Servicio de Inmigración de los Estados Unidos</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/beyondslavery/gabriela-rosazza/c-mo-presidente-trump-est-provocando-la-migraci-n-hondure-hacia-el-no">Cómo el presidente Trump está provocando la migración hondureña hacia el norte</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/danica-jorden/los-salvadore-os-en-estados-unidos-van-ser-los-siguientes-en-ser-dep">Los salvadoreños en Estados Unidos van a ser los siguientes en ser deportados</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/danica-jorden/el-fin-del-daca-trump-les-dice-los-ni-os-inmigrantes-que-se-preparen">Trump les dice a los niños inmigrantes que &quot;se preparen para la partida&quot;</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/danica-jorden/las-mujeres-y-los-ni-os-primero-la-seguridad-interior-norteamericana">Las mujeres y los niños primero: la seguridad interior norteamericana busca ‘unidades familiares” para deportarlas</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/beatriz-vieira/la-pol-tica-de-inmigraci-n-de-trump-separa-los-ni-os-de-sus-madres"> La política de inmigración de Trump separa a los niños de sus madres </a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-country"> <div class="field-label"> Country or region:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> United States </div> <div class="field-item even"> Mexico </div> </div> </div> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Conflict </div> <div class="field-item odd"> Democracy and government </div> <div class="field-item even"> Equality </div> <div class="field-item odd"> International politics </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Mexico United States Civil society Conflict Democracy and government Equality International politics immigration Trump DACA EE.UU. Manuel Nunes Ramires Serrano Reyna Montoya Tue, 27 Mar 2018 13:37:30 +0000 Reyna Montoya and Manuel Nunes Ramires Serrano 116899 at https://www.opendemocracy.net "Los Dreamers somos como ustedes, y ustedes son como nosotros" https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/reyna-montoya-manuel-serrano/los-dreamers-somos-como-ustedes-y-ustedes-son-como-no <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>Unos 6.5 millones de jóvenes indocumentados que viven en Estados Unidos, los llamados <em>Dreamers</em>, se enfrentan a su deportación si el Congreso no lo remedia. Entrevista. <strong><em><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/reyna-montoya-manuel-serrano/we-dreamers-are-like-you-and-you-are-like-us">English&nbsp;</a><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/reyna-montoya-manuel-serrano/n-s-dreamers-somos-como-voc-s-e-voc-s-s-o-como-n-s">Português</a></em></strong></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/Reyna Montoya during a demonstration. Aliento. All rights reserved._1.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/Reyna Montoya during a demonstration. Aliento. All rights reserved._1.jpg" alt="" title="" width="460" height="345" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Reyna Montoya durante una manifestación. Aliento. Todos los derechos reservados.</span></span></span></p><p><strong>Manuel Serrano</strong>: Conoces de primera mano, por experiencia propia, lo que es la ansiedad, el temor y el estrés asociados con la separación de tus seres queridos. ¿Qué significa crecer como inmigrante indocumentado en Estados Unidos?</p> <p><strong>Reyna Montoya</strong>: Al crecer como inmigrante indocumentada en Estados Unidos, hubo cosas muy elementales que no pude hacer sin preocuparme por las tremendas consecuencias que podían tener para mi familia. Cuando cursaba el último curso de primaria, por ejemplo, algo tan simple como inscribirme para matrícula doble significó tener que pagar tres veces más que cualquiera de mis compañeros de clase, ya que no disponía de número de seguridad social. Significó no poder sacarme el permiso de conducir y no poder compartir esta experiencia con mis compañeros. </p><p>Significó no poder presentar mis respetos y asistir al entierro de mi <em>nana</em>, y ver a mi padre llorar porque tenía que elegir entre abandonar el país y enterrar a la persona que le crió, o quedarse en Estados Unidos para poder criar a sus hijos. Significó no poder conseguir trabajo tan pronto como me gradué de la universidad, o continuar mi educación de inmediato. También significó tener que resolver muchas cosas por mi cuenta, o encontrar a mentores que me apoyasen. Debido a estos retos, sin embargo, pude ser más creativa y trazar mi propio camino allá donde no había ninguno ya trazado para mí.</p> <p><strong>MS</strong>: Fundaste <a href="http://www.alientoaz.org/">Aliento </a>para ayudar a jóvenes indocumentados, hijos de inmigrantes, que viven en Estados Unidos. ¿De qué manera crees tú que el arte y la educación pueden generar un país mejor?</p> <p><strong>RM</strong>: El arte es una herramienta que nos permite expresar sentimientos e imaginar nuevas formas de ver el mundo. El arte puede ser sanador y fortalecedor para cualquiera que esté dispuesto a correr el riesgo de expresar sus sentimientos y emociones. </p><p>La educación es clave: en Aliento estamos convencidos de que es necesario crear espacios en los que nos eduquemos mutuamente no solo en temas relativos al clima político actual, sino en cómo funciona el sistema, a fin de mejorar la calidad de vida de nuestras comunidades.</p><p class="mag-quote-center">Algunos de los obstáculos que enfrentamos es que muchos jóvenes no disponen de los recursos necesarios para poder mantener su compromiso.</p> <p><strong>MS</strong>: Tu propio padre se enfrentó a la deportación hace algunos años, pero consiguió evitarla gracias a la ayuda de la comunidad. ¿Es difícil seguir siendo racional cuando es tu propia familia la que se enfrenta a ser deportada?</p> <p><strong>RM</strong>: Cuando te enfrentas a la posibilidad de la separación familiar, cuando tienes esta experiencia de primera mano, se te pasan muchas cosas por la cabeza. Empiezas a pensar en lo peor que puede pasar y si será ésta la última vez que hablarás con tu ser querido. </p><p>Tener a mi papá detenido durante casi nueve meses fue muy duro, como lo fue aprender a salir a flote de mis emociones a la vez que intentaba navegar por el sistema legal para ayudarle a él.</p><p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/Aliento. All rights reserved._1.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/Aliento. All rights reserved._1.jpg" alt="" title="" width="460" height="345" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Aliento. Todos los derechos reservados.</span></span></span></p><p><strong>MS</strong>: Aliento da voz a jóvenes indocumentados que, de otro modo, serían ignorados. ¿Qué obstáculos ha tenido que enfrentar como organización? ¿Pueden los movimientos de base luchar por sí mismos por el cambio social? </p> <p><strong>RM</strong>: No considero que le demos voz a la juventud indocumentada, sino que intentamos crear un espacio en el que puedan alzarse muchas voces jóvenes. Algunos de los obstáculos que enfrentamos como organización es que muchos jóvenes no disponen de los recursos necesarios para poder mantener su compromiso. La mayoría de ellos trabaja en dos o tres lugares distintos, o trabaja y estudia. </p><p>Yo diría que se produce un déficit de inversión al no reconocer a estos jóvenes como expertos. La mayoría de ellos tiene un gran conocimiento y mucha experiencia en el campo que nos ocupa y esto no suele reconocerse por parte de los financiadores o el gobierno. </p><p>Creo que los movimientos de base son poderosos y pueden conseguir muchos cambios en las comunidades, pero debemos sin embargo ser críticos acerca de cómo estamos invitando a otros a unirse a nosotros para expandir nuestro círculo de apoyo y poder crear realmente el impacto que queremos.</p><p class="mag-quote-center">Trump se ha convertido en un símbolo y un reflejo de la división y la codicia, sin embargo, puedo reconocer que es un ser humano.</p> <p><strong>MS</strong>: Para mucha gente, Donald Trump es simplemente un peligroso populista que resulta que es el presidente de Estados Unidos. ¿Qué es Trump para ti?</p> <p><strong>RM: </strong>Donald Trump, para mí, sigue siendo un ser humano. Estoy radicalmente en contra de sus ideas, de su política, de la manera como trata a las comunidades que no encajan con él. Creo además que se ha convertido en un símbolo y un reflejo de la división y la codicia. También es alguien cuyas medidas políticas no sólo me han hecho daño a mí, sino a muchas personas queridas. Sin embargo, a pesar de todo, puedo seguir reconociendo que es un ser humano y rezo para que mi corazón no se vuelva cínico y no me deje ver la humanidad de la gente por muy en desacuerdo que esté yo con ella.</p> <p><strong>MS</strong>: ¿Crees que los miembros del Congreso serán capaces de llegar a un acuerdo sobre el DACA (El&nbsp;<em>programa que</em>&nbsp;protege a parte de los jóvenes indocumentados de ser deportados y cuya supresión es una promesa electoral de Trump)? ¿Qué pueden hacer los activistas y la sociedad civil para garantizar que los Dreamers no queden desprotegidos?</p> <p><strong>RM</strong>: Se&nbsp; retrasó el plazo del 5 de marzo debido a una decisión de los tribunales de Nueva York y California. Esto significa que, en estos momentos, los beneficiarios del programa DACA pueden renovar su solicitud, pero hay algunos beneficiarios que se han quedado sin poder hacerlo ya que la decisión de los tribunales llegó justo antes de que expirase el plazo. </p><p>Teníamos la esperanza de que, con este calendario, el Congreso cediera ante la presión y actuase antes de que finalizara el plazo. Pero esto es como ponerle una banda adhesiva a una gran herida: puede ser una ayuda de momento, pero por poco tiempo - a la larga no resuelve la cuestión. Nosotros sabemos que, en última instancia, los tribunales no pueden detener lo que se ha puesto en marcha - pero es un retraso que permite que personas como yo dispongamos de unos meses más de tiempo. Es muy importante que, en estos meses, los activistas y la sociedad civil se relacionen con sus representantes, porque lo fácil para el Congreso es pasar al “asunto” siguiente dejando sin resolver nuestros problemas sociales más apremiantes. </p><p>La sociedad civil tiene la oportunidad de hacerle ver al Congreso que quiere que se proteja a los Dreamers. Y esto no debe ser utilizado a efectos electorales por los demócratas o los republicanos. La gente tiene que pronunciarse y reflexionar si lo que quiere es este tipo de sociedad, reflexionar si dentro de 20 o 30 años tendremos que decirles a nuestros futuros hijos que guardamos silencio. El silencio no es una opción y debemos echar mano de todos los recursos posibles para proteger a los más vulnerables.</p><p class="mag-quote-center">El silencio no es una opción y debemos echar mano de todos los recursos posibles para proteger a los más vulnerables.</p> <p><strong>MS</strong>: Tu organización trabaja para mejorar la vida de niños que son estadounidenses en todo, menos en el sentido burocrático del término. ¿Cómo podemos convencer a la gente de que lo que somos y lo que hacemos es más importante que de dónde venimos?</p> <p><strong>RM</strong>: La gente tiene que entender que “somos como ustedes y ustedes son como nosotros”. En Aliento nos esforzamos por estar enraizamos en la realidad, en lo que hace que seamos seres humanos. Es por esto que es importante que no sólo los inmigrantes, sino cada persona entienda de dónde venimos, cuál es nuestra historia. Porque el pasado es lo que nos permite reflexionar y arrojar un poco de luz sobre lo que se manifiesta en el presente y sobre lo que nos depara el futuro a menos que cambiemos los patrones, actitudes y mentalidades actuales. </p><p>Creo que la responsabilidad de aquellos de nosotros que hemos reflexionado de este modo es invitar a otros a que reflexionen - aunque, a fin de cuentas, a cada uno le corresponde aceptar o declinar la invitación.</p> <p><strong>MS</strong>: ¿Qué necesita Aliento para seguir ayudando a los que precisan ayuda? ¿Qué pueden hacer los ciudadanos y la sociedad civil para ayudar?</p> <p><strong>RM</strong>: Para que Aliento pueda seguir apoyando la co-creación de espacios de amor, empoderamiento y resiliencia, necesitamos tres cosas. En primer lugar, necesitamos que la gente participe en nuestra comunidad en línea a través de las redes sociales y que difunda nuestro mensaje. </p><p>En segundo lugar, necesitamos apoyo financiero, ya que nuestro trabajo requiere dedicación y precisa de materiales para llevarse a cabo, y para permitirnos ser independientes de terceros, cuyas prioridades no necesariamente sean medidas específicas. </p><p>En tercer lugar, necesitamos valentía: necesitamos aliados dispuestos a salirse de su zona de confort para mantener conversaciones difíciles y ayudar activamente a familias indocumentadas.</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/danica-jorden/el-coraz-n-helado-de-la-polic-de-inmigraci-n-en-estados-unidos">El despiadado Servicio de Inmigración de los Estados Unidos</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/beyondslavery/gabriela-rosazza/c-mo-presidente-trump-est-provocando-la-migraci-n-hondure-hacia-el-no">Cómo el presidente Trump está provocando la migración hondureña hacia el norte</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/danica-jorden/los-salvadore-os-en-estados-unidos-van-ser-los-siguientes-en-ser-dep">Los salvadoreños en Estados Unidos van a ser los siguientes en ser deportados</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/danica-jorden/el-fin-del-daca-trump-les-dice-los-ni-os-inmigrantes-que-se-preparen">Trump les dice a los niños inmigrantes que &quot;se preparen para la partida&quot;</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/danica-jorden/las-mujeres-y-los-ni-os-primero-la-seguridad-interior-norteamericana">Las mujeres y los niños primero: la seguridad interior norteamericana busca ‘unidades familiares” para deportarlas</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/beatriz-vieira/la-pol-tica-de-inmigraci-n-de-trump-separa-los-ni-os-de-sus-madres"> La política de inmigración de Trump separa a los niños de sus madres </a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Conflict </div> <div class="field-item odd"> Democracy and government </div> <div class="field-item even"> Equality </div> <div class="field-item odd"> International politics </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Civil society Conflict Democracy and government Equality International politics EE.UU. DACA Trump Inmigración Manuel Nunes Ramires Serrano Reyna Montoya Tue, 27 Mar 2018 12:48:52 +0000 Reyna Montoya and Manuel Nunes Ramires Serrano 116895 at https://www.opendemocracy.net Marichuy, mujer indígena, deja huella en la campaña presidencial mexicana https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/laura-dowley/marichuy-mujer-ind-gena-deja-huella-en-la-campa-presidencial-mexicana <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>La candidata Marichuy no reunió las firmas necesarias para presentarse a las elecciones, pero dio impulso a la campaña de un movimiento indígena nuevo, que aspira a obtener representación política. <strong><em><a href="https://opendemocracy.net/5050/laura-dowley/indigenous-women-presidential-campaign-mexico">English</a></em></strong></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/1024px-Mitin_de_Marichuy_en_CU.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/1024px-Mitin_de_Marichuy_en_CU.jpg" alt="" title="" width="460" height="307" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Marichuy's supporters gather at the National Autonomous of Mexico in November 2017. Credit: EneasMx/Wikimedia Commons [CC BY-SA 4.0] Some rights reserved.</span></span></span></p><p>‘México lo tienen secuestrado desde arriba y se lo vamos a quitar junto con ustedes!’ &nbsp;dijo María de Jesús Patricio en un mitin político el 11 de Febrero. Sus seguidores llenaron la plaza del Palacio de Bellas Artes – un símbolo cultural en el corazón de la Ciudad de México- para escuchar a la mujer que esperan traiga consigo un cambio radical para la sociedad civil mexicana.</p> <p>Patricio, o Marichuy como es comúnmente conocida, es una curandera indígena de Nagua, del estado de Jalisco al oeste de México. <a href="https://www.congresonacionalindigena.org/">Fue nominada por el Congreso Nacional de Indígenas (CNI),</a> una coalición de 58 grupos indígenas, para ser su portavoz en las campañas presidenciales de este año.</p> <p>Aunque no tuvo éxito en reunir las firmas necesarias para presentarse a las elecciones, previstas para el día 1 de julio, el CNI matizó que no se detendrá: ‘ “Después de las elecciones de 2018 vienen muchas más, y vamos a seguir resistiendo”, aclaró la concejala Yamili Chan Dzul, del Yucatán, al&nbsp; sur de México, en una comparecencia en Febrero: ‘Vamos a seguir caminando. Esta es una llamada para despertarnos la concienciahacia delante.’</p> <p>Juntar las <a href="https://www.ine.mx/candidaturasindependientes/">866.593 firmas – que supone el 1% de la media de votantes registrados en cada estado-</a> que los candidatos independientes necesitan para optar a la presidencia resultó problemático para el CNI.</p> <p>A lo largo de su campaña en pos de la candidatura de Marichuy, <a href="http://www.proceso.com.mx/510256/la-discriminacion-del-ine-a-marichuy">el congreso argumentó que el mecanismo para reunir firmas es discriminatorio para las comunidades indígenas</a>, lo cual constituye el núcleo de su apoyo electoral.</p> <p><span class="mag-quote-center"><strong>&nbsp;“México lo tienen secuestrado desde arriba y se lo vamos a quitar junto con ustedes!”</strong>.</span><strong></strong></p> <p>Las firmas se recogen mediante una aplicación del Instituto Nacional Electoral. Sin embargo, siendo esta recogida solo posible mediante aparatos con acceso a internet, muchos habitantes de estas comunidades indígenas ni siquiera están en posesión de teléfonos móviles. En México, los usuarios de internet son alrededor del <a href="https://data.worldbank.org/indicator/IT.NET.USER.ZS">60% de la población</a>, según datos del Banco Mundial.</p> <p>Marichuy fue la primera mujer indígena en intentar postularse candidata a la presidencia, apoyada por el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)</p> <p>Este movimiento indígena, radical y de izquierdas, es famoso por haber llevado a cabo un levantamiento en el sur del país, que comenzó el 1 de Enero de 1994, día en el que el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (NAFTA) con los Estados Unidos y Canadá entró en vigor, argumentando que dicho acuerdo y el liberalismo económico que conllevaba <a href="https://www.democracynow.org/2014/1/3/zapatista_uprising_20_years_later_how">tendría un impacto muy negativo en las comunidades indígenas del país.</a></p> <p>En el escenario de Febrero, Marichuy fue flanqueada por cinco concejalas indígenas elegidas por sus comunidades para representarlas en el CNI. Esta formación, exclusivamente de mujeres, fue más que notable en un país en el que el sexismo está ampliamente extendido.</p> <p>&nbsp;“Me agrada que (el CNI) haya designado a una mujer”, me dice Rosario, propietaria de un pequeño negocio en el Estado de México, justo a las afueras de Ciudad de México. Rosario comentó: "Estas comunidades saben que la mujer tiene una posición muy importante, y que tiene la capacidad de organización"</p><p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/María_de_Jesús_Patricio__Marichuy_.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/María_de_Jesús_Patricio__Marichuy_.jpg" alt="" title="" width="460" height="305" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>María de Jesús Patricio Martínez, more commonly known as Marichuy, in Puebla, Mexico, in November 2017. Credit: Mayitayita/Wikimedia Commons [CC BY-SA 4.0]. Some rights reserved.</span></span></span></p><p>La defensa de los derechos de las mujeres es una prioridad para el CNI: ‘Cuando una mujer se levanta y exige sus derechos, exige ser respetada, para ellos (el gobierno) es una amenaza y la desaparecen," dice la concejala Guadalupe Vásquez Luna desde Chiapas, el estado más pobre de México: ‘Nos asesinan. Nos violan. Nos desaparecen’.</p> <p>En el mitin que tuvo lugar en Febrero, hubo un sentimiento fuerte de orgullo indígena ya que cada una de las concejalas iba ataviada con las vestimentas típicas de sus comunidades e iniciaron los discursos en sus respectivas lenguas.</p> <p>A diferencia de otros mítines a lo largo del país en los últimos meses, la mayoría de asistentes eran hispanoparlantes no-indígenas. Sin embargo, como señal de respeto, aplaudieron a las ponentes cuando empezaron a hablar aunque no las entendiesen.</p> <p>De acuerdo con las <a href="https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/121653/Infografia_INDI_FINAL_08082016.pdf">estadísticas gubernamentales</a>, en México el 21,5% de la población se auto identifica como indígena. Muchas de estas comunidades estas profundamente insatisfechas con el actual sistema político y económico del país, y ven a las élites minoritarias del país como claras beneficiarias de ese sistema. Como respuesta, el CNI está proponiendo un nuevo sistema anti-capitalista.</p> <p>El CNI acusa al sector privado de robar: ‘Las empresas internacionales nos están robando. Nos quitan nuestras tierras, nuestros bosques y nuestras minas’ dijo la concejala Reyna Cruz López en el mitin. Reyna es de Oaxaca, el estado con <a href="https://www.forbes.com.mx/los-10-estados-con-mas-pobres-en-mexico/">el segundo porcentaje más alto de gente viviendo bajo el umbral de la pobreza, después de Chiapas.</a></p> <p><span class="mag-quote-center">“Las empresas internacionales nos están robando. Nos quitan nuestras tierras, nuestros bosques y nuestras minas.”</span></p> <p><a href="http://www.hchr.org.mx/images/doc_pub/G1710193.pdf">Un informe del 2017 de la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU</a> confirma las violaciones de derechos humanos en el contexto de proyectos de minería a gran escala, energía, construcción y promociones de turismo en México.</p> <p>Este informe incluyó ejemplos de casos en los que el gobierno mexicano y compañías privadas no cumplieron con su obligación de asegurar la participación de comunidades indígenas en proyectos que les afectan. El informe menciona, por ejemplo, una orden de expropiación presentada a una comunidad indígena en el estado de México en 2012 para construir una autopista a lo largo de tierras ancestrales, sin que fuera llevada a cabo la preceptiva consulta previa a la comunidad.</p> <p>Los defensores no indígenas del CNI comparten esta frustración frente al capitalismo: ‘No creemos que el capitalismo puede reformarse’, decía Gilberto López y Rivas, profesor de antropología en la Universidad Nacional Autónoma de México, quien también dijo, en el mitin de Febrero: ¡Queremos un cambio profundo!</p> <p>El CNI se centra a menudo en el abuso de los derechos humanos sufrido por las comunidades indígenas. ‘Nos quitaron nuestra lengua. Nos quitaron nuestro traje. Nos quitan nuestras tierras’, dijo Vásquez, de Chiapas, a la multitud, ‘Pero yo ya no estoy dispuesta a ser humillada. Ya no estoy dispuesta a dejar que me quiten lo que es mío’.</p> <p>También se refirió a la <a href="http://www.nytimes.com/2007/12/23/world/americas/23acteal.html">Masacre de Acteal de 1997</a>, en la que perdió a nueve familiares. Tenía tan solo diez años cuando un grupo de paramilitares asaltó la iglesia local, asesinando a 45 indígenas tzotziles, miembros de un partido político pacifista.</p> <p>La concejala Magdalena García Durán también habló de su experiencia personal. En 2006, fue <a href="http://www.cndh.org.mx/sites/all/doc/Recomendaciones/2006/Rec_2006_038.pdf">una de las 207 personas arrestadas</a> en el pueblo de San Salvador Atenco, a una hora al noreste de la Ciudad de México, durante un protesta contra la expropiación de tierras indígenas: ‘Nos pegaron, nos encarcelaron y nos fabricaron delitos’, le dijo a la muchedumbre que abarrotaba el mitin. <a href="https://www.amnesty.org/en/press-releases/2007/11/mexico-release-magdalena-garcc3ad-duran-glimmer-hope-all-atenco-detainees-2/">García fue puesta en libertad 18 meses después</a>, siguiendo un dictamen de la corte federal que sentenciaba la falta de evidencias que justificara su detención.</p> <p><a href="https://www.oas.org/es/cidh/decisiones/corte/2016/12846fondoes.pdf">La Comisión Inter-Americana de Derechos Humanos</a> encontró después, en relación con el caso de San Salvador Atenco, que el gobierno Mexicano fue responsable de detenciones ilegales y arbitrarias, también de no asegurar las garantías judiciales a los detenidos, así como de numerosos casos de tortura y de violación.</p> <p>El CNI propone un gobierno con mayor participación ciudadana y que funcione no solo para las comunidades indígenas, sino para todos los mexicanos. ‘Anhelamos y pensamos que puede haber formas de construir el poder desde abajo. Un poder conjunto e inclusivo en donde quepan todos’, dice Marichuy.</p> <p>Aida trabaja en proyectos de índole cultural con comunidades indígenas en Ciudad de México: ‘Lo que a mí me gusta es que no quieran llegar al poder para estar en la silla, quieren que se mueva la gente’.</p> <p class="mag-quote-center">Lo que a mí me gusta es que no quieran llegar al poder para estar en la silla, quieren que se mueva la gente.</p><p>La mayoría de comunidades indígenas vive en áreas rurales, pero las concejalas parecían dispuestas a hacerse notar entre las audiencias urbanas, insistiendo en la relación fundamental entre la ciudad y el campo. ‘Si los pueblos indígenas no siembran frijoles y maíz, el gobierno moriría de hambre’, afirma Francisca Álvarez Ortiz del Estado de México.</p> <p>Víctor, un estudiante de filosofía de la Ciudad de México, asentía: ‘Las pueblos indígenas son los que nos alimentan’.</p> <p>Pero el clamor de Álvarez oculta una verdad incómoda. <a href="https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0185084917300324">En 2016, el 65% del consumo de maíz en México vino de importaciones, mayormente de los Estados Unidos, y la producción interna en México está dominada por dos grandes compañías: Gruma y Minsa.</a></p> <p>Como bien predijeron los Zapatistas, <a href="https://ase.tufts.edu/gdae/Pubs/rp/wg/NadalyWise.pdf">los granjeros de pequeñas tierras han sufrido el resultado del NAFTA. Han sido incapaces de competir con las subsidiadas empresas productoras de maíz en Estados Unidos en términos de precios, y diez años después de la firma del acuerdo del NAFTA, las exportaciones de Estados Unidos hacia México han aumentado en un 323%.</a></p> <p>La corrupción es otro asunto importante para el CNI. <a href="https://www.transparency.org/news/feature/corruption_perceptions_index_2017#table">Transparencia Internacional, en su informe anual de 2017</a> que evalúa la percepción de la corrupción en 180 países diferentes, sitúa a México en el puesto número 45 con una puntuación idéntica a países como Laos, Papúa Nueva Guinea, Paraguay y Rusia.</p> <p>‘Creemos que para cambiar el mundo no podemos ser tan corruptos como los demás, no como los políticos que pretenden representarnos’, dijo Juan Villoro, un conocido escritor y periodista que también habló en dicho mitin, junto a las concejalas</p> <p>Mientras que las concejalas articularon exitosamente las discrepancias de las comunidades indígenas, el CNI no lanzó ninguna propuesta política, y sus campañas no han estado exentas de contratiempos.<strong></strong></p> <p>Aunque Marichuy está ahora mismo fuera de la carrera hacia la presidencia, su campaña ha inspirado a todos sus defensores. ‘Hay un mensaje detrás de las firmas’, Aida me dijo ‘Aunque no figure en la papeleta electoral, nosotros, el pueblo, vamos a seguir organizándonos’.</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/massimo-modonesi/m-xico-antes-de-la-tormenta-electoral">¿Soplan vientos progresistas en México?</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/gema-santamar-alejandro-v-lez-francesc-badia-i-dalmases/m-xico-ante-la-encrucijada">México ante la encrucijada del 2018</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/katya-salazar/en-m-xico-contin-la-impunidad-y-las-graves-violaciones-de-derechos">En México continúan la impunidad y las graves violaciones de derechos </a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-country"> <div class="field-label"> Country or region:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Mexico </div> </div> </div> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Democracy and government </div> <div class="field-item odd"> Equality </div> <div class="field-item even"> International politics </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Mexico Civil society Democracy and government Equality International politics Elecciones 2018 Comunidades indígenas Elecciones Laura Dowley Mon, 26 Mar 2018 08:20:05 +0000 Laura Dowley 116874 at https://www.opendemocracy.net La revolución tiene nombre de mujer https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/camila-ponce/la-revoluci-n-tiene-nombre-de-mujer-el-movimiento-feminista-en-el-cic <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>En el mundo entero y particularmente en el Cono Sur se está llevando a cabo una revolución cultural y social que implica un cambio de paradigma con respecto a los derechos de hombres y mujeres. <strong><em><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/camila-ponce/revolution-with-name-of-woman-feminist-movement-in-cycle-of-social-mo">English</a></em></strong></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/Mov Feminista.jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/Mov Feminista.jpg" alt="" title="" width="460" height="308" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Por Analía Sclavo publicado en Lassimones.org</span></span></span></p><p>Este artículo se publica en el marco de nuestra colaboración con:</p><p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/openMovements_0_3.png" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/openMovements_0_3.png" alt="" title="" width="460" height="59" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style="" /></a> <span class='image_meta'></span></span></p> <p>Latinoamérica es una de las regiones que ejerce mayor violencia contra las mujeres. La <a href="https://www.telesurtv.net/news/ONU-Mujeres-urge-a-poner-fin-a-feminicidios-en-Latinoamerica-20171207-0063.html">ONU Mujeres</a>, señala que 14 de los 25 países del mundo con las tasas más elevadas de femicidios están en América Latina y el Caribe y estima que 1 de cada 3 mujeres mayores de 15 años ha sufrido violencia sexual. </p><p>En el caso particular del Cono Sur y más específicamente en Argentina, se producía <a href="https://www.bigbangnews.com/actualidad/Hay-un-femicidio-cada-18-horas-y-preocupa-el-fenomeno-de-las-victimas-vinculadas-20170213-0007.html">un femicidio cada 18 horas</a> durante el año 2017, cifra que está muy por debajo de las cifras centroamericanas donde por ejemplo en Honduras –el país con mayor número de femicidios– se producen alrededor de <a href="http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-37828573">13,3 femicidios por cada 100 mil mujeres</a>. </p> <p>Así es como, durante el año 2015 se llevaron a cabo importantes manifestaciones en el Cono Sur para protestar contra la violencia hacia las mujeres, cristalizado en femicidios reiterados. </p><p>La ola de protestas comenzó por primera vez el 3 de junio del 2015 en ochenta ciudades de Argentina, y estas movilizaciones se repitieron el 3 de junio y el 19 de octubre del 2016. Las movilizaciones del 2016 fueron bastante masivas luego de conocerse el asesinato a <a href="https://www.clarin.com/policiales/crimen-lucia-perez-vamos-empapelar-mar-plata-cara-asesino_0_BJsy33l_Z.html">Lucía Pérez</a> quien además con solo 16 años fue brutalmente violada y drogada en Mar del Plata. </p><p>Del otro lado de la cordillera, fue encontrado el cuerpo de Florencia de 10 años, luego de ser ahogado, quemado y enterrado en el patio de su casa en Coyhaique, por su propio padre. A partir de estos momentos claves para el movimiento feminista, otros países del continente se sumaron a estas movilizaciones y a esta problemática del #NiUnaMenos, como es caso de Chile, Perú y Uruguay. </p><p>Con este enunciado se han compartido eventos, textos, imágenes y fotografías en las plataformas online, viralizando aún más esta problemática que aqueja a las mujeres.</p><p class="mag-quote-center">La&nbsp;ONU Mujeres, señala que 14 de los 25 países del mundo con las tasas más elevadas de femicidios están en América Latina.</p> <p>A raíz de esto, emerge una la revolución silenciosa y profunda en las sociedades latinoamericanas y particularmente en Cono Sur, que refiere a un despertar de muchas mujeres, principalmente jóvenes, que buscan en una primera medida, exigir una vida en paz y que no se les mate a diario. </p><p>En una segunda dimensión, reapropiarse sus derechos sexuales, laborales y de sujetos. Por último, en una tercera dimensión, deconstruirse y construirse como sujetos, cuestionando así sus prácticas sexuales, sus relaciones de pareja y con el entorno. </p><p>Además, es posible observar que esta tercera dimensión afecta principalmente a las subjetividades de los y las activistas latinoamericanos más jóvenes. Ya no solo estamos hablando de más sujetos que salen a protestar a las calles, sino también de otros tipos de activismos que están discutiendo sobre prácticas privadas y políticas que aquejan a las mujeres cotidianamente. </p> <p>Blogueras, vlogueras –que comparten información a través de videos–, instagramers, humoristas y líderes de opinión, ahora discuten abiertamente sobre la sexualidad, y sobre cuestiones como la autoviolación o la masturbación femenina que lentamente han dejado de ser tabú en estas sociedades. </p><p>Así es como la escritora, bloguera y humorista chilena Paola Molina postea en su cuenta de <a href="https://www.facebook.com/confesionesdeunasoltera/">Facebook</a>: <em>“lo personal es político. La forma en que cuidamos y nos relacionamos con nuestro cuerpo y deseos está enseñado para satisfacer a otros y con el deseo de otros queremos y nos validamos a nosotras mismas”</em>. </p><p>Cuentas como esta, expresan la necesidad de un cambio en entender la relación con el cuerpo femenino, en cuestionar las relaciones de pareja, las relaciones sexuales y el propio deseo de las mujeres.</p> <p>Así es como internet se constituye no solo como un espacio de difusión de acciones determinadas como es el día de la Mujer, las marchas por la Ni Una Menos o la difusión del hashtag #MeToo, sino también como un espacio para compartir información y de aprendizaje para muchas feministas jóvenes y no tan jóvenes de toda la región y del mundo entero.</p><p class="mag-quote-center">Cada vez son más las iniciativas que buscan cuestionar el patriarcado y generar una reeducación feminista no solo a las nuevas generaciones sino a la población en general.</p><p>Otros países cuentan con voces mucho más visibilizadas y reconocidas, como es el caso de Malena Pichot quien partió como bloguera, quien defiende su postura feminista desde el humor y su cuenta de <a href="https://twitter.com/malepichot?lang=en">twitter</a>. Desde estas plataformas, Pichot da cuenta como las mujeres son invisibilizadas en los espacios de poder de distintos campos. </p><p>Otras plataformas de carácter iberoamericano o latinoamericano, como es el caso de <a href="http://www.proyecto-kahlo.com/">“Proyecto Kalho”</a> o de <a href="https://lassimones.org/">“Las Simones”</a> buscan educar a mujeres jóvenes respecto a su sexualidad, sus relaciones personales y la relación con el Estado. Cada vez son más las iniciativas que buscan cuestionar el patriarcado y generar una reeducación feminista no solo a las nuevas generaciones sino a la población en general. </p> <p>Si ponemos nuestra mirada en las activistas jóvenes, observaremos que antes de la #NiunaMenos los colectivos de mujeres estaban mucho más centrados en los derechos de las mujeres, entiéndase derecho a decidir, derecho a abortar, píldora del día después, entre otros. </p><p>Mientras que ahora, el foco se sitúa en la violencia contra la mujer y en el propio cuerpo con todo lo que aquello implica. Evidenciándose así, la instauración de conceptos que vienen desde las Ciencias Sociales, como aquellos de Rita Segato y en las gramáticas de los mismos militantes. <a href="http://www.feministas.org/IMG/pdf/rita_segato_.pdf">Segato</a>, habla del cuerpo como territorio y como la sexualidad es un acto domesticador y apropiador del territorio-cuerpo de la mujer.</p><p>Así es como, en las últimas marchas del 8 de Marzo se observaron muchas pancartas exigiendo la salida del Estado y de la Iglesia de los úteros de las mujeres, la salida de ese territorio o de ese espacio que ellas consideran como privado.</p><p class="mag-quote-center">A partir del 8M de este 2018 queda de manifiesto que las demandas y el movimiento feminista está más activo en lo que va del S. XXI, no solo en algunos países puntuales sino en todo Latinoamérica y a lo largo del globo.</p> <p>En el caso particular de Chile que acaba de ganar un Oscar –en la mención de película extranjera– con “Una mujer fantástica” de Sebastián Lelio, se ha generado un debate sobre cómo habitamos los distintos cuerpos, qué cuerpos tienen permitido amar, apropiarse de los distintos espacios, y cuáles son las identidades que el Estado finalmente permite. </p><p>En el Chile actual, hoy se debate sobre la Ley de identidad de género a pocos días de la investidura de Sebastián Piñera –candidato electo de derecha– como presidente. País donde los transexuales estaban marginados y sus derechos no eran tema de discusión. </p> <p>En las recientes movilizaciones del 8 de marzo, cientos de mujeres de todas las edades marcharon por las principales avenidas de las ciudades latinoamericanas. Muchas de ellas caminaron con los pechos descubiertos y pintados, otras alzaron lienzos y pancartas con sus demandas exigiendo aborto libre o justicia para las mujeres desaparecidas, otras cantaron canciones como “alerta feminista” o bailaron al ritmo de las batucadas. </p><p>En Chile, convocadas por la coordinadora del 8 de marzo, se buscó articular distintos sectores de mujeres: trabajadoras, estudiantes, migrantes, trabajadoras sexuales, pobladoras, mapuches, entre otras. El objetivo era no solamente la lucha feminista sino también la oposición al nuevo gobierno de derecha <a href="http://www.elmostrador.cl/braga/2018/03/07/por-un-8-de-marzo-feminista-a-la-calle-contra-la-precarizacion-de-la-vida/">“cuyas políticas neoconservadoras invisibilizan e impiden que se cuestione la explotación y la precariedad que viven muchas mujeres”</a> según palabras de una de las voceras de esta coordinadora. </p><p>En el caso de Argentina, las demandas pasaron por los derechos reproductivos, pero también para enfrentar las brechas salariales y las políticas del macrismo. </p><p>Mientras que, en <a href="https://www.lanacion.com.ar/2115259-8m-como-fue-la-protesta-en-espana-francia-chile-uruguay-venezuela-y-china">Uruguay</a> el día estuvo marcado por un femicidio, lo cual movilizó un número de mujeres importantes que desfilaron por las principales arterias de Montevideo. Las uruguayas exigieron una ley específica para combatir la violencia hacia las mujeres y también mejores condiciones laborales. &nbsp;</p> <p>A partir del 8M de este 2018 queda de manifiesto que las demandas y el movimiento feminista está más activo en lo que va del S. XXI, no solo en algunos países puntuales sino en todo Latinoamérica y a lo largo del globo. </p><p>El movimiento no es uniforme y en él participan actores de distintas organizaciones y partidos, como también es posible encontrar activistas que no forman parte de ninguna organización pero que están sensibilizados con el movimiento. </p><p>Es un movimiento que está en constante mutación y que además adquiere cada vez nuevas formas elementos performativos y también nuevas gramáticas. Es un movimiento que además entra en diálogo con otros movimientos vigentes como es el de los migrantes, el anti extractivismo, el movimiento negro y los derechos laborales.&nbsp;&nbsp;</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/movilizaci-n-legal-feminista-por-el-derecho-al-aborto-en-am-rica-latina">Batalla legal feminista por el derecho al aborto en América Latina</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/cerosetenta/ser-mujer-y-periodista-en-am-rica-latina-mujeres-comparten-sus-experie">Ser mujer y periodista en América Latina</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/rebecca-souza/tienen-debates-feministas-las-mujeres-de-los-r-os-y-de-los-bosques"> Las mujeres de los ríos y los bosques ¿tienen debates feministas?</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Culture </div> <div class="field-item odd"> Equality </div> <div class="field-item even"> International politics </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Civil society Culture Equality International politics Feminist Activism Camila Ponce Mon, 26 Mar 2018 06:34:18 +0000 Camila Ponce 116878 at https://www.opendemocracy.net La (in)justicia climática en Argentina https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/mart-n-vainstein/la-injusticia-clim-tica-en-argentina <div class="field field-summary"> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <p>Como un sastre ajustando un traje, el gobierno argentino está dispuesto a modificar leyes medioambientales básicas para adaptarlas a los intereses corporativos. <strong><em><a href="https://opendemocracy.net/democraciaabierta/mart-n-vainstein/climate-injustice-in-argentina">English</a></em></strong></p> </div> </div> </div> <p><span class='wysiwyg_imageupload image imgupl_floating_none 0'><a href="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/wysiwyg_imageupload_lightbox_preset/wysiwyg_imageupload/557099/800px-Campamento_de_la_Mina_Veladero_(San_Juan_-_Argentina).jpg" rel="lightbox[wysiwyg_imageupload_inline]" title=""><img src="//cdn.opendemocracy.net/files/imagecache/article_xlarge/wysiwyg_imageupload/557099/800px-Campamento_de_la_Mina_Veladero_(San_Juan_-_Argentina).jpg" alt="" title="" width="460" height="302" class="imagecache wysiwyg_imageupload 0 imagecache imagecache-article_xlarge" style=""/></a> <span class='image_meta'><span class='image_title'>Campamento de la Mina Veladero, provincia de San Juan, Argentina. Fuente: Wikimedia Commons. Todos los derechos reservados.</span></span></span></p><p>En noviembre de 2017, el Ministro de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible de Argentina, Sergio Bergman, <a href="https://youtu.be/zQiSg70RnKc?t=18m38s">declaraba</a> en la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático (COP23) que "todas las leyes (medioambientales) están vigentes y no van a modificarse.</p><p>(...) La información que está circulando no es más que un rumor: no emana del gobierno y no da pie al debate. Se trata de un rumor (...) que surgió tras una reunión con los representantes de la minería, eso es todo".</p> <p>La intención del Sr. ministro era acallar el rumor de que el gobierno estaba dispuesto a modificar las dos principales leyes ambientales argentinas: la Ley de Bosques Nativos y la Ley de Glaciares. </p><p>Pocos días después, sin embargo, tras una reunión entre representantes del gobierno y del sector minero, el presidente Macri <a href="http://dialogochino.net/argentina-seeks-to-relax-forest-and-glacier-laws/">confirmaba</a> la decisión de modificar la Ley de Glaciares.</p><p class="mag-quote-center">El gobierno de Macri parece decidido a mantener la relación existente entre políticas públicas e intereses de las corporaciones transnacionales.</p> <p>La voluntad del gobierno de impulsar una agenda extractivista no es, de ningún modo, un fenómeno aislado – se trata de una tendencia internacional. </p><p>Solo dos ejemplos en América Latina: en Brasil, donde la responsabilidad de la<a href="https://www.theguardian.com/world/2018/feb/28/brazil-dam-collapse-samarco-fundao-mining"> catástrofe de Mariana</a>, hace dos años, recae en la empresa brasileña Vale y la anglo-australiana BHP Billiton; en Colombia, donde van cayendo asesinados miembros de la comunidad Wayuu en la mina <a href="https://www.theguardian.com/sustainable-business/colombia-cerrejon-mine-social-impact-communities">El Cerrejón</a>, de capital británico, suizo y australiano.</p> <h3><strong>En Argentina, el gobierno está dispuesto a ir más allá con el modelo de despojo. </strong></h3><p>Desde el fallido intento de instalar a <a href="https://www.alainet.org/en/articulo/179456">Monsanto en Malvinas Argentinas</a>, hasta la tala ilegal y la incautación de tierras de la <a href="http://www.bad-ag.info/argentinas-government-confirms-illegality-of-deforestation-in-farms-owned-by-politically-connected-businessman/">comunidad wichí en Salta</a> y la <a href="https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/sebasti-n-ortega/native-communities-in-danger-in-argentina">criminalización del pueblo mapuche</a> en Vaca Muerta para defender los intereses de Chevron y <a href="https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/saskia-fischer/mapuche-vs-benetton-un-settling-land">Benetton</a>, el gobierno de Macri parece decidido a mantener la relación existente entre políticas públicas e intereses de las corporaciones transnacionales.</p> <p>Esto se hace sacrificando territorios y vidas - territorios en los que viven personas económica y políticamente desfavorecidas, la mayoría de ellas pertenecientes a pueblos nativos, cuya forma de vida no encaja con el modelo de desarrollo establecido.</p> <h3><strong>La Ley de Glaciares</strong></h3> <p>Los detalles de la Ley de Glaciares y de su modificación ya han sido perfectamente resumidos en un <a href="https://www.infobae.com/politica/2016/12/20/como-es-el-plan-del-gobierno-para-habilitar-la-mineria-sobre-glaciares/">artículo</a> de Juan Parrilla y también en una <a href="https://www.youtube.com/watch?v=D0QpsrBmnR8">entrevista</a> con Enrique Viale. </p><p>Sin embargo, cabe señalar algunos de los factores que contribuyen al problema actual con esta ley:</p> <ol><li>Minas como la de <a href="https://www.bnn.ca/miner-barrick-to-take-429-million-charge-at-stalled-gold-project-1.990446">Veladero</a>, que gestionan al 50% la canadiense Barrick Gold y la corporación estatal china Shandong Gold, están ubicadas en glaciares. Actualmente hay otros 44 <a href="https://www.infobae.com/politica/2016/11/22/un-documento-oficial-reconoce-que-44-proyectos-mineros-violan-la-ley-de-glaciares/">proyectos</a> similares en curso en Argentina que violan la Ley de Glaciares.</li><li>En base al <a href="https://noalamina.org/argentina/item/2751-incentivos-fiscales-a-la-exploracion-y-explotacion-minera">marco legal</a> establecido durante la década de 1990 y que ampara las decisiones gubernamentales tomadas durante los periodos kirchnerista y macrista, las minas no contribuyen a la economía del país. Por el contrario, reciben subsidios del Estado.</li><li>La creación de puestos de trabajo en la minería es en realidad escasa y no puede ser vista en modo alguno como compensación por el sacrificio de las zonas en las que opera.</li></ol> <p>Está claro que estos no son solo problemas de la minería, sino de cómo se lleva a cabo actualmente esta actividad en Argentina. </p><p>La Ley de Glaciares, uno de los logros más destacados en materia medioambiental del país, tiene singular importancia ya que restringe las prácticas depredadoras de corporaciones extranjeras, cuyo interés por el país no es otro que la extracción de sus recursos - a costa de convencer a los gobernantes para que accedan a menoscabar su soberanía.</p> <p>Sin embargo, queda todavía algo de esperanza. Gracias a la organización y resistencia de los movimientos sociales, <a href="https://noalamina.org/general/item/15700-las-leyes-provinciales-que-prohiben-algun-aspecto-de-la-actividad-minera-en-argentina">siete</a> provincias argentinas han aprobado leyes medioambientales que limitan, o incluso prohíben, la minería a gran escala. </p><p>Un caso ilustrativo es el de la <a href="https://350.org/the-two-wheeled-heroes-of-jachal/">Asamblea Jáchal No Se Toca</a>, creada por la comunidad afectada tras el catastrófico derrame por parte de Barrick Gold de 1 millón de litros de solución de cianuro en el río Jáchal, que fue la que llevó el asunto a los tribunales y consiguió unir tras de sí al país.</p> <h3><strong>Extractivismo y neocolonialismo</strong></h3> <p>Durante el período colonial, tanto el continente como lo que hoy se conoce como Argentina fueron saqueados en nombre de los valores de la civilización europea y en aras a sus intereses.</p><p class="mag-quote-center">Hasta cuando no puedan verse y reconocerse claramente los vínculos entre los recursos naturales, la salud, las estructuras jerárquicas, el racismo y la justicia económica, no seremos capaces de construir sociedades verdaderamente libres.</p><p>Genocidios como la llamada Conquista del Desierto, destinada a expandir las fronteras argentinas y aumentar la producción de ganado ovino, fueron perpetrados con el objetivo de lograr un mejor acuerdo comercial con el Reino Unido.</p> <p>En los últimos años, el gobierno se ha esforzado en lograr que algunas provincias garanticen el acceso de las empresas extractivas transnacionales a recursos naturales en territorio argentino. No parece que las cosas hayan cambiado mucho desde el período colonial.</p> <p>Como han escrito Svampa y Viale en su libro <em>Maldesarrollo</em>, las actividades extractivas alteran los espacios, la sociedad y la cultura en sí – su impacto no es solo medioambiental, sino que tienen efectos profundos y disruptivos en, entre otros, los estándares de vida, las relaciones laborales y de género. </p><p><strong class="mag-quote-right" style="font-weight: bold;">De hecho, las industrias extractivas actúan como multiplicador de los problemas y enfermedades de la sociedad.</strong></p> <p>La lógica del extractivismo, como la del colonialismo, se deriva de un problema cultural sistémico. Hasta cuando no puedan verse y reconocerse claramente los vínculos entre los recursos naturales, la salud, las estructuras jerárquicas, el racismo y la justicia económica, no seremos capaces de construir sociedades verdaderamente libres y territorios soberanos.</p><p> El problema, por supuesto, es de calado. Pero en tiempos como estos, en los que los<a href="https://www.versobooks.com/blogs/3670-the-strike-as-our-revolutionary-time">&nbsp;femicidios</a> y los <a href="https://www.aacademica.org/blas.radi/15.pdf">travesticidios</a> son una plaga, se <a href="https://www.greenleft.org.au/content/argentina-new-austerity-old-neoliberalism">destruyen </a>&nbsp;empleos por motivos de austeridad, nos caen lluvias <a href="https://news.vice.com/article/in-photos-argentine-villagers-blame-pesticide-spraying-of-soybean-for-serious-health-problems">agrotóxicas</a> sobre la cabeza y la disidencia se <a href="https://www.telegraph.co.uk/news/2017/12/15/buenos-aires-protests-police-fire-tear-gas-violence-breaks-protest/">reprime</a> de manera rutinaria, debemos ser capaces de ver más allá. </p><p>Es preciso que entendamos, como los pueblos originarios lo han sabido y practicado desde siempre, que estamos todos metidos en esto - y que entenderlo es la única manera de poder luchar contra la narrativa neocolonial imperante y sus fieles servidores locales.</p><fieldset class="fieldgroup group-sideboxs"><legend>Sideboxes</legend><div class="field field-related-stories"> <div class="field-label">Related stories:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> <a href="/daniel-wizenberg-pablo-linietsky/comer-tierra"> Patagonia trágica</a> </div> <div class="field-item even"> <a href="/democraciaabierta/pablo-stefanoni/elecciones-argentinas-un-giro-la-derecha">Elecciones argentinas: ¿un giro a la derecha?</a> </div> <div class="field-item odd"> <a href="/democraciaabierta/cosecha-roja/el-inaccesible-lago-escondido">El inaccesible Lago Escondido</a> </div> </div> </div> </fieldset> <div class="field field-country"> <div class="field-label"> Country or region:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Argentina </div> </div> </div> <div class="field field-topics"> <div class="field-label">Topics:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> Civil society </div> <div class="field-item even"> Culture </div> <div class="field-item odd"> Democracy and government </div> <div class="field-item even"> Economics </div> <div class="field-item odd"> Equality </div> </div> </div> <div class="field field-rights"> <div class="field-label">Rights:&nbsp;</div> <div class="field-items"> <div class="field-item odd"> CC by NC 4.0 </div> </div> </div> DemocraciaAbierta DemocraciaAbierta Argentina Civil society Culture Democracy and government Economics Equality Martín Vainstein Wed, 21 Mar 2018 15:17:18 +0000 Martín Vainstein 116801 at https://www.opendemocracy.net