50.50: Investigation

Psicólogas dicen a personas gay de Costa Rica que la homosexualidad es ‘mala’

Filiales de Focus on the Family y Exodus Global Alliance en Costa Rica promueven ‘terapias’ contra personas LGBTQ, revela investigación de openDemocracy

Diana Cariboni David Chavarria Hernandez.png
Diana Cariboni David Chavarría Hernández Stephania Corpi
24 noviembre 2021, 12.30pm
Ilustración: Inge Snip

Psicólogas respaldadas por grupos de la derecha cristiana de EEUU dicen a gays y lesbianas de Costa Rica que la homosexualidad es “mala” y que solo un “Dios sádico” crearía a una persona LGBTQ, revela hoy una investigación de openDemocracy.

Estas profesionales de salud mental conectadas a Focus on the Family (fundada en 1977 por el psicólogo ultraconservador James Dobson), y con Exodus Global Alliance (rama del disuelto movimiento ‘exgay’ Exodus International), hicieron estas afirmaciones mientras ‘trataban’ u ofrecían ‘tratamiento’ a periodistas encubiertas, que se presentaron como homosexuales.

La expresión ‘terapia de conversión’ describe “intervenciones de diversa índole que se basan en la creencia de que la orientación sexual y la identidad de género, incluida la expresión de género, de las personas pueden y deben cambiarse o reprimirse”, según un informe de la ONU.

El informe agrega: “Esas prácticas tienen siempre el objetivo de convertir a las personas no heterosexuales en heterosexuales y a las personas transgénero o de género diverso en cisgénero”.

La Organización Panamericana de la Salud las considera “ineficaces” y “nocivas”, y los colegios profesionales de psicología y psiquiatría de Costa Rica las condenan.

Una de nuestras reporteras, que se hizo pasar por una mujer casada e involucrada en una relación lésbica extramatrimonial, se comunicó con Enfoque a la Familia – oficina costarricense de Focus on the Family – a través de su sitio web, donde pudo reservar y pagar en dólares una sesión de ‘terapia’ en línea con una psicóloga cuyos servicios se ofrecen en el mismo sitio web.

En la sesión, la psicóloga sacó a relucir el tema de la “culpa” diez veces y dijo a nuestra periodista que la homosexualidad “no está bien”. “Hoy es el día como para poner sobre la mesa lo que no está bien. Dijiste [...] que tienes principios y valores [...] y ese corazoncito, ahí, está latiendo en este momento de puro susto“.

La terapeuta también afirmó que solo las parejas heterosexuales son aceptables. “Dios creó al hombre y a la mujer [...] nuestra pareja idónea. Y él es perfecto y maravilloso. [...] Esto [la homosexualidad] es algo aprendido, es algo que se desarrolla en el camino”, dijo.

“Está muy claro que [...] quieres sacar de tu mente este nuevo gusto por las mujeres”, agregó.

La psicóloga aseguró haber tratado a “bastantes pacientes que vi que llegan con estos temas. Hombres y mujeres. Gracias a Dios [...] han salido adelante”, sostuvo.

Sería un Dios sádico [...] el que lo hizo así

Exodus Latinoamérica – filial de Exodus Global Alliance en México – está envuelta en prácticas similares en Costa Rica.

Otro periodista de openDemocracy se hizo pasar por un joven gay que buscaba apoyo y se puso en contacto con Exodus Latinoamérica a través de su sitio web. Fue derivado a un grupo religioso local, Ministerio Metanoia, y a una psicóloga que le ofreció sesiones de ‘terapia’ que debía pagar en efectivo.

En una conversación telefónica la psicóloga le dijo: “Yo primero le sirvo a Dios, yo no voy a tratar la homosexualidad como la trata la gente común y corriente, porque yo a quien sirvo es a Dios [...] y como Dios dice que la homosexualidad es un pecado, pues entonces la tratamos como tal”.

Además, agregó: “No es que uno nace homosexual, porque entonces sería un Dios sádico el que está en la Biblia prohibiendo el pecado y a la vez lo hizo así. No, Dios no nos hace así a nadie”.

Está psicóloga dio al reportero varios detalles sobre los nexos de Metanoia y Exodus. Dijo que su grupo abona una tarifa a Exodus Latinoamérica para aparecer en su sitio web y para obtener y comercializar libros y materiales en línea. Hay grupos afiliados a Exodus en varios países, sobre todo en México, mientras que los ministerios de Metanoia se pueden encontrar en “Costa Rica, Argentina y Europa”, aseguró.

Las dos psicólogas contactadas por nuestro equipo tienen licencia para ejercer otorgada por el Colegio de Profesionales en Psicología. Esta organización, que condenó expresamente la ‘terapia de conversión’, dijo a openDemocracy que examinaría nuestros hallazgos para decidir si abría una investigación sobre la conducta de estas terapeutas.

El código de ética del colegio sostiene que la atención de salud mental debe basarse en “el respeto por los derechos humanos y la dignidad humana”, dijo a openDemocracy su portavoz y psicóloga Paola Vargas.

Iniciativa para prohibir la ‘terapia de conversión’

Un proyecto de ley para prohibir estas prácticas a profesionales de la salud fue presentado en el Congreso en 2018 por el legislador José María Villalta, quien advierte que “los partidos evangélicos están bloqueando” su debate y votación.

Otro político, Enrique Sánchez, el primer legislador abiertamente gay en Costa Rica, asegura que pidió al presidente “su ayuda para dar prioridad al proyecto de ley”. Espera que se vote antes de las elecciones generales programadas para febrero de 2022.

La prohibición es un primer paso esencial, afirma Sánchez, porque “esto es una violación del derecho de toda persona a ser tratada con dignidad”.

Sin embargo, la abogada y defensora de los derechos LGBTQ Larissa Arroyo advierte que “muchas de esas ‘terapias de conversión’ no vienen por parte de personas que sean profesionales de salud” y esta legislación no las abarca.

Por ejemplo, no afectaría las prácticas anti-LGBTQ que llevan adelante pastores e iglesias en este país, el único de América Latina con una religión estatal (catolicismo).

Son actividades muy frecuentes en las iglesias evangélicas, “sobre todo en la ruralidad”, dijo Shi Alarcón, socióloga y activista por la diversidad sexual de Casa Rara, un grupo de apoyo para jóvenes LGBTQ.

Según Alarcón, estas falsas curas están en alza. “Si escucho a diez adolescentes al mes, ocho me dicen que los llevaron o les ofrecieron [sesiones de ‘conversión’ en las iglesias] o que sus madres les dijeron: ‘Vamos a hacer esto’”, dijo.

Uno de nuestros reporteros encubiertos fue a una iglesia evangélica en la capital, San José, en busca de consejo sobre su “homosexualidad no asumida”. Una pastora le dio una sesión de 90 minutos repleta de afirmaciones engañosas y despectivas.

“La mayoría de personas que entran en el homosexualismo, la mayoría, no voy a decir todos, consumen droga”, afirmó la pastora. Comparó las relaciones gay con la defecación y afirmó que el abuso sexual, los pecados de los padres, la masturbación y la pornografía son las causas de la orientación gay.

Además, aventuró que nuestro reportero probablemente había sido concebido por sus padres luego de “mirar pornografía" y que, por lo tanto, “ya viene contaminado”.

Le propuso al periodista un programa destinado a su total “sumisión a Jesús”, consistente en sesiones semanales en la iglesia, orar, escuchar música cristiana, estudiar la Biblia y evitar contacto con otras personas gay, la pornografía y la masturbación.

En una respuesta a nuestra investigación, la pastora reiteró sus afirmaciones sobre los vínculos de la homosexualidad con el uso de drogas, la pornografía, el abuso sexual, los pecados de los padres y la masturbación, asegurando que son “conclusiones” extraídas de sus “40 años de consejera espiritual cristiana” y de versículos de la Biblia que citó en la respuesta para cada una de sus afirmaciones.

La pastora objetó el uso de la palabra “gay” en nuestro recuento de su sesión, pues no corresponde a su “léxico”. También dijo que nuestro reportero fue por su voluntad a la sesión y dijo que era cristiano. “Si él hubiera dado una respuesta negativa no se le habría dado la consejería”, dijo.

También objetó el reporteo encubierto, que tachó de “poca profesionalidad”. Dijo asimismo que sus servicios son gratuitos y no solo para “personas con problemas de ‘pérdida de identidad sexual’”, sino también para “personas con ataques de pánico y depresión. Tengo testimonios de personas que pasaron por esas situaciones [...] que son libres por el poder de Jesucristo”.

Necesitamos dejar de ceder las palabras que utilizamos para estar bien – familia, terapia, salud – a los sectores conservadores

Alarcón apoya el proyecto de prohibición, pero cree que hay que hacer más para detener este tipo de prácticas en las iglesias.

“Necesitamos ampliar la categoría de los crímenes de odio [...] para incluir la ‘terapia de conversión’, y dejar de llamarla ‘terapia’”, dijo. "Necesitamos dejar de ceder las palabras que utilizamos para estar bien – ‘familia’, ‘terapia’, ‘salud’ – a los sectores conservadores”, dijo.

Grupos anti-LGBTQ de EEUU trabajan juntos

Exodus International, la organización de ‘exgays’ fundada en EEUU en 1976 y retratada en el reciente documental de Netflix ‘Pray Away’, fue protagonista de la difusión mundial de ‘terapias de conversión‘, lanzando Exodus Global Alliance como su plataforma internacional. Se disolvió formalmente en 2013, cuando muchos de sus líderes reconocieron que la homosexualidad no se podía ‘curar’.

Sin embargo, Exodus Global Alliance siguió activa como entidad independiente y continúa promoviendo estas prácticas en el exterior. Tiene una oficina en EEUU y centros regionales en Brasil (Exodus Brasil) y México (Exodus Latinoamérica). En junio pasado, cerró sus operaciones en Canadá debido a un proyecto de ley para criminalizar la ‘terapia de conversión’.

Exodus International fue socia de larga data de Focus on the Family. Esta última lanzó en 1998 Love Won Out, un ciclo de conferencias que recorría EEUU predicando que “el cambio es posible para quienes experimentan atracción por personas del mismo sexo”. Y años más tarde le vendió la franquicia a Exodus.

Focus on the Family y Exodus Global Alliance también han trabajado juntas en América Latina, como muestran varios materiales en línea.

En EEUU, Focus on the Family dirige una red de profesionales que brindan ‘tratamiento’ a personas gay o trans, incluso en estados donde estas actividades están prohibidas, revela hoy openDemocracy.

Este grupo está presente en Costa Rica y Ecuador, con sus oficinas de Enfoque a la Familia, por lo menos desde 1988. Sixto Porras, ex director regional para Iberoamérica, es una figura pública en Costa Rica, conduce programas y podcasts en línea y con frecuencia es invitado por medios de comunicación para hablar como experto en temas familiares.

Porras está vinculado al candidato presidencial evangélico Fabricio Alvarado, mientras que su hijo Daniel (que también trabaja para Enfoque a la Familia) está sujeto a una investigación de las autoridades electorales por su presunto papel en actos de recaudación de fondos no declarados del anterior partido de Alvarado, Restauración Nacional, durante la campaña presidencial de 2018.

El 22 de julio de 2020, el grupo estadounidense registró oficialmente su sucursal como una “corporación con fines de lucro según las leyes de Costa Rica”, bajo el nombre “Focus on the Family Latin America, Sociedad Anónima”. Los documentos registrales, a los que accedió openDemocracy, indican que la filial está conducida por la misma junta directiva y la gerencia de Focus on the Family en EEUU.

Sixto Porras no figura en ningún cargo de esta nueva empresa. Pero este año fue nombrado vicepresidente de un nuevo Hispanic Ministry Development de Focus on the Family, con una oficina propia en Miami y dirigido a las comunidades de habla hispana de EEUU.

En respuesta a nuestra investigación, Focus on the Family se limitó a enviarnos un documento, titulado ‘Consejería para problemas de identidad sexual’, donde afirma: “están avanzando las restricciones a cualquier tipo de ayuda para los jóvenes que no se adapte a los valores e identidad LGBT. Están en juego las libertades religiosas, sagradas para las familias y la vida de EEUU, la autonomía del cliente, el bienestar individual y los derechos parentales”.

El texto también afirma que el grupo “apoya y cree en la disponibilidad de ayuda profesional en cuestiones de sexualidad que sea respetuosa, segura, ética y receptiva a los valores y deseos del cliente”. Y agrega que las personas LGBTQ “suelen sufrir estrés, tensión familiar y preguntas que son profundamente desconcertantes”.

Exodus Global Alliance no contestó nuestro pedido de entrevista.

Dánae Vílchez contribuyó a esta investigación

Had enough of ‘alternative facts’? openDemocracy is different Join the conversation: get our weekly email

Comentarios

Animamos a todo el mundo a que haga comentarios, Por favor, consulte las intrucciones de openDemocracy para comentarios
Audio available Bookmark Check Language Close Comments Download Facebook Link Email Newsletter Newsletter Play Print Share Twitter Youtube Search Instagram WhatsApp yourData