50.50: Interview

Elecciones en Guatemala: Allanan sede de candidato que promete frenar la corrupción

El asediado candidato presidencial guatemalteco Bernardo Arévalo explica a openDemocracy sus planes para terminar con la corrupción

danae.jpg
Dánae Vílchez
21 julio 2023, 6.38pm
Candidato presidencial guatemalteco Bernardo Arévalo
|

Sandra Sebastián/openDemocracy

El candidato presidencial guatemalteco de centro-izquierda Bernardo Arévalo advirtió que su país corre el riesgo de "una deriva autoritaria" si su rival, Sandra Torres, llega al poder.

Arévalo hizo esta advertencia en una entrevista exclusiva con openDemocracy. Minutos antes de su publicación el viernes, saltó la noticia de que la sede de su partido, Semilla, estaba siendo allanada como parte de una investigación sobre si falsificó firmas en su registro electoral.

El 25 de junio, Arévalo sorprendió a muchos al obtener el 11% de los votos en la primera vuelta de las elecciones presidenciales, preparando el terreno para una electrizante segunda vuelta contra Torres (que obtuvo el 15,8%), del partido socialcristiano Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), el mes próximo.

Al anunciarse los resultados de la primera vuelta, una coalición de partidos políticos denunció fraude electoral y exigió un recuento. Semilla no había obtenido buenos resultados en las encuestas previas a la votación, y los miembros de la coalición parecían resentidos por el éxito del pequeño partido.

Get our free Daily Email

Get one whole story, direct to your inbox every weekday.

El recuento confirmó a los dos ganadores, pero el Ministerio Público, dirigido por Consuelo Porras -a quien el Departamento de Estado de EE.UU. ha acusado de estar implicada en "corrupción significativa"- inició una investigación sobre el proceso de inscripción de Semilla.

El juez Freddy Orellana pidió la suspensión de Semilla, a pesar de las leyes que impiden tomar medidas contra un partido político en plenas elecciones. El Tribunal Constitucional concedió un recurso de amparo para proteger al partido y el Tribunal Electoral rechazó la petición de Orellana.

Aún así, Orellana dictó órdenes de detención contra dos miembros de Semilla presuntamente implicados en la falsificación, así como contra trabajadores del Tribunal Electoral. La autoridad electoral ha solicitado al Tribunal Constitucional otro recurso de amparo para que la Fiscalía y los tribunales "se abstengan de realizar acciones que limiten el avance del proceso electoral".

En su entrevista con openDemocracy, Arévalo reconoció un problema con una firma durante el registro de Semilla – un problema frecuente en la política guatemalteca que no ha conducido previamente a la suspensión de un partido.

Arévalo dijo que su partido señaló el problema en marzo, presentando una denuncia ante la Fiscalía y solicitando una investigación sobre la persona responsable de la firma. Pero no recibió respuesta de la autoridad hasta después de lograr un buen resultado en la primera vuelta.

Arévalo calificó las acusaciones de "medidas desesperadas de un grupo que no nos vio venir".

El ex diplomático y activista, hijo de Juan José Arévalo Bermejo, presidente de Guatemala entre 1945 y 1951, prometió luchar contra la corrupción en el país -uno de los más corruptos de América Latina, según Transparencia Internacional- y aprovechar "una nueva esperanza de que sí podemos avanzar hacia un futuro digno para todos".

Su oponente, por su parte, es conocida por sus vínculos con el statu quo. Torres, de 67 años, fue primera dama entre 2008 y 2011, cuando su ex marido Álvaro Colom era presidente y líder de la UNE. Su divorcio fue visto en gran medida como un medio para eludir la ley electoral que impide a los familiares de un presidente en funciones presentarse como candidatos.

openDemocracy habló con Arévalo sobre sus planes y esperanzas para Guatemala y sus posibilidades de ganar la segunda vuelta y convertirse en presidente.

openDemocracy: ¿Qué cree que pasaría en Guatemala si pierde la elección y gana Sandra Torres?

Bernardo Arévalo: El país entraría en una deriva autoritaria, porque lo que hemos visto es que el aparato de corrupción que durante mucho tiempo se contentó con robar, ahora está dispuesto a perseguir para seguir robando. Y esto quiere decir utilizar el aparato de justicia, utilizar la inteligencia civil o utilizar cualquier método para tratar de quitar de en medio a aquellas personas que son obstáculo para sus planes.

oD: ¿De dónde viene la acusación de falsificación de firmas? ¿Cuál es la valoración que hace su partido sobre la actuación del Ministerio Público?

BA: Tenemos a una fiscal señalada por ser la pieza que maneja este pacto de corruptos que está dentro del país, que ejecuta y que lanza una resolución por medio de un juzgado que se ha prestado precisamente a este tipo de acosos. Efectivamente, hubo una falsificación de una firma que, cuando nosotros nos enteramos, pusimos una denuncia ante el Ministerio Público pidiendo una investigación en marzo. Nunca nos dieron ninguna información, hasta que, oh sorpresa, nos enteramos de esto que sale después de que fracasó el intento de tratar de quitarnos de en medio para lograr que subiera el candidato oficialista [Manuel Conde, del partido conservador Vamos] por medio del recuento de votos.

oD: ¿Qué respuestas están dando ustedes?

BA: Hemos denunciado al juez por prevaricato, el delito que se comete cuando un juez sentencia en contra, intencional y conscientemente, de la ley. La ley electoral dice que no se puede suspender un partido político desde el momento en el que se inicia el proceso electoral hasta que termina. Son medidas desesperadas de un grupo que, como nosotros no figuramos en las encuestas, no nos vio llegar.

oD: ¿Qué elementos de su campaña cree que funcionaron para obtener el resultado de pasar a segunda vuelta?

BA: Hicimos una campaña de hormiga, en parte por convicción y en parte por necesidad. Creemos que es necesario, para ganar la confianza, hablarle a la gente directamente y multiplicar los espacios de diálogo. Caminamos por los barrios, hicimos micrófonos abiertos en plazas, visitamos mercados y utilizamos las redes sociales. Teníamos Tik Tok lives, Facebook lives, y eso nos permitió conectar sobre todo con muchísima gente joven.

Se ha recuperado la esperanza de que sí se puede llegar a romper lo que pareciera ser una maldición, que este país no puede librarse de esos políticos corruptos. Bueno, pues ellos lo han hecho, [los votantes jóvenes] nos han apostado a nosotros. Es parte de ese voto de protesta.

oD: Semilla quedó en segundo lugar respecto de Sandra Torres y su partido, en un contexto de mucha fragmentación del voto. ¿Es posible remontar esa diferencia en segunda vuelta?

BA: No hay una enorme distancia. La elección se va a jugar no en remontar a los que tiene la adversaria, sino en convencer a la gente que votó nulo de que sí se puede pelear contra el sistema. Nosotros tenemos claro que hay un nivel urbano y un nivel rural, cada uno con características distintas, inclusive de su afiliación a nosotros.

oD: Semilla es un partido urbano. Fueron los jóvenes urbanos que salieron a votar por ustedes. ¿Cómo piensan atraer al voto indígena en segunda vuelta?

BA: Ese es el mayor reto. Estamos claros de que tenemos que tener un proceso de diálogo acercándonos a ellos, y vamos a hacerlo en las distintas maneras que creamos oportunas. No vamos a desarrollar una maquinaria clientelar porque no hay lugar, porque para nosotros eso es parte del problema político. De manera que vamos a tratar de concentrarnos en aquellas personas que están librándose de esa camisa de fuerza clientelar y con ellos vamos a ganar la elección.

oD: ¿Qué propuestas piensan llevar a estos espacios de diálogo con los votantes indígenas?

BA: Nuestra estrategia para el desarrollo no es permitir que la economía crezca y que se desarrolle arriba. [No se trata de] esperar que haya un derrame que, 30 años después, ya sabemos que nunca llega, sino de conducir la inversión pública hacia esos focos de abandono o de pobreza y a partir de ahí generar desde atrás un desarrollo hacia adelante.

oD: Con la izquierda fragmentada ¿se proponen crear un frente progresista con estos grupos? ¿Hay conversaciones en marcha?

BA: Lo que estamos haciendo es abriéndole la puerta a todas las fuerzas políticas de izquierda y de derecha que tienen claro que esta es una oportunidad histórica para desplazar a esos grupos políticos criminales, corruptos, y a partir de ahí hacer un trabajo en donde se unan fuerzas. Nuestro énfasis no es buscar alianzas con partidos políticos, porque de hecho el voto ha sido un voto antisistema. Nuestro énfasis va a ser buscar alianzas con los distintos sectores sociales y en eso estamos.

17JUL2023-BERNARDO AREVALO-GUATEMALA-006

Bernardo Arévalo, el candidato sorpresa que pasó a la segunda vuelta presidencial en Guatemala es hijo del expresidente Juan José Árevalo

|

Sandra Sebastián/openDemocracy

oD: Semilla se ha presentado como una opción progresista, y hay figuras feministas dentro del partido. ¿Cuál es su posición en cuanto al aborto y los derechos de las personas LGBTQ?

BA: Hemos sido muy claros en un rechazo absoluto a toda forma de discriminación en contra de cualquier persona por razones de su orientación sexual. Vamos a combatir el discurso de odio. Y [sobre el aborto] hemos planteado transparentemente que creemos que el marco legal actual, que defiende a la mujer de la posible criminalización por casos de aborto espontáneo, hay que mantenerlo. En Guatemala se permite el aborto terapéutico [cuando la vida de la embarazada corre riesgo], y creemos que hay que hacer un esfuerzo muy grande de educación sexual para evitar los embarazos no deseados, que es la fuente del problema.

oD: De las 23 fórmulas presidenciales de la primera vuelta, la suya y de Karin Herrera (candidata a la vicepresidencia) fue una de las pocas que no firmaron la llamada declaración "Vida y Familia", iniciativa de la ultraconservadora Asociación la Familia Importa (AFI) para defender la familia tradicional, oponerse al derecho al aborto y al matrimonio igualitario. ¿Por qué?

BA: Se lo dijimos personalmente a la directiva de la AFI: tenemos una visión de defensa de la familia que es más amplia que simplemente los derechos que están planteando ahí. Nosotros consideramos que proteger a la familia implica proteger las condiciones de bienestar, el empleo, el acceso a la salud, el acceso a la educación y que desde ese punto de vista no pensamos que la descripción de protección de la familia está planteada ahí.

oD: Circulan en este momento muchos mensajes sobre sus supuestas afinidades con los gobiernos de Nicaragua, Cuba y Venezuela. ¿Cómo responden ustedes y cuál sería la política exterior de tu potencial gobierno?

BA: Somos el único partido que en el Congreso pidió un punto resolutivo condenando la violación del proceso electoral en Nicaragua, cuando la deriva autoritaria se hizo evidente. Pero no nos apoyó casi nadie. Hemos sido clarísimos en que no hay democracia sin justicia social, pero no hay justicia social sin democracia. Para nosotros, gobiernos que burlan las elecciones, que violan las libertades civiles y las libertades políticas, no son gobiernos democráticos.

oD: De ganar la presidencia, necesitará negociar con las bancadas que obtuvieron mayoría en el Congreso para poder dictar leyes. ¿Cómo se imagina ese escenario? ¿Hasta dónde estarían dispuestos a llegar en estas posibles negociaciones?

BA: Vamos a construir alianzas sobre la base de objetivos compartidos, de posiciones comunes. Y lo que tenemos claro es que los mecanismos de la corrupción que parten de la utilización del presupuesto de obras del Estado desaparecerán porque nosotros no vamos a participar. El presupuesto no va a estar sujeto a negociaciones, va a ser administrado de acuerdo a criterios objetivos, profesionales y funcionales. Y entonces lo que vamos a ver es que estas alianzas corruptas van a empezar a desmoronarse, porque sencillamente el aceite que lubrica el engranaje va a desaparecer.

oD: En concreto, ¿cuál es su plan de gobierno para atacar la corrupción?

BA: Tenemos claro que este es un problema sistémico, que implica un abordaje integral y un horizonte de mediano y largo plazo. Ya el año pasado trabajamos en una mesa anticorrupción en el Congreso de la República, donde se identificó que el abordaje de una estrategia tiene que contemplar el aspecto de la judicialización, el diseño institucional y de legislación, la educación pública para la prevención y el cambio cultural.

oD: ¿Por qué es tan importante la corrupción, por encima de otros temas, como la pobreza?

BA: No es que esté por encima. Hay que entender que tenemos temas importantes y temas urgentes. Los temas más importantes son los del desarrollo. El problema es que este país no puede mantenerse con seis de cada guatemaltecos viviendo debajo de la línea de pobreza, con la mitad de los niños y niñas menores de cinco años con algún grado de desnutrición, con un sistema médico que tiene la capacidad para atender solo a un tercio de la población. Lo más importante es atender las deudas del desarrollo, pero lo más urgente es atender la corrupción, porque si no se quita la corrupción de en medio no se va a poder recuperar las instituciones. Lo que este país necesita es darle bienestar a su población y lo que nos impide poner a funcionar las instituciones es la corrupción que las está asfixiando.

oD: Hay activistas, operadores de justicia y periodistas que tuvieron que salir del país en los últimos años. ¿Qué garantías y protección habría para estas personas en caso de que quieran regresar al país?

BA: En Guatemala hay una separación de poderes y nosotros no podemos intervenir en el organismo judicial. Lo que va a cambiar de manera dramática es la existencia de un ejecutivo que se pone a perseguir a las personas que le son molestas. Va a terminar la presión, ya no va a haber incentivos para seguir persiguiendo a la gente contra la que se han abierto casos. Nosotros lo que vamos a hacer es permitir que las personas vayan resolviendo sus casos en el marco de la separación de poderes.

We’ve got a newsletter for everyone

Whatever you’re interested in, there’s a free openDemocracy newsletter for you.

Get 50.50 emails Gender and social justice, in your inbox. Sign up to receive openDemocracy 50.50's monthly email newsletter.

Comentarios

Animamos a todo el mundo a que haga comentarios, Por favor, consulte las intrucciones de openDemocracy para comentarios
Audio available Bookmark Check Language Close Comments Download Facebook Link Email Newsletter Newsletter Play Print Share Twitter Youtube Search Instagram WhatsApp yourData