democraciaAbierta: Investigation

Las redes de apoyo social, clave para el alivio del coronavirus en China

Por debajo de las medidas centralizadas de gran alcance, en China las redes descentralizadas han proporcionado alivio a miles de personas. English Português

Mi You
20 March 2020
Un primer equipo de médicos está programado para salir de Hubei en el momento en que el brote de la epidemia disminuye.
|
Shen Bohan/Xinhua News Agency/PA Images

El nuevo brote de coronavirus (COVID-19) en China comenzó a expandirse en enero de 2019 y puso una enorme carga en el sistema de salud pública. Como respuesta rápida, el confinamiento blindado de decenas de millones de personas en la provincia de Hubei, y el práctico confinamiento domiciliario de cientos de millones de chinos, han detenido la rutina diaria de todos.

Durante este tiempo, empezaron a surgir nuevas formas de colaboración organizativa. Esto se produjo desde los organismos gubernamentales y las empresas hasta los medios de comunicación, desde las ONG y los grupos de primeros auxilios hasta las redes de ex alumnos y los grupos de voluntarios autoorganizados. El voluntariado se ha practicado ampliamente en China, y esta vez se ha visto impulsado por nuevas formas de organización. Toda la sociedad se automovilizó de una manera nunca antes vista, formando redes sociales de apoyo.

Algunos ofrecen alivio y apoyo a la primera línea, otros facilitan las necesidades de grupos desatendidos como las mujeres embarazadas, los trabajadores migrantes, las personas con enfermedades crónicas en regiones afectadas por el virus; y otros se centran en mantener activa la vida cotidiana en otras partes de China.

Lo que sigue son observaciones sobre algunas de estas redes sociales que han actuado a través de distintas escalas y combinando la capacidad de acción horizontal y vertical, y todo ello con una verdadera dimensión humana.

Redes entre pares y hackathones

Internet, y las comunidades de piratas informáticos, respondieron con particular rapidez a la necesidad de información y soluciones basadas en la red. La mayor iniciativa de código abierto que se puso en marcha es Wuhan2020, que establece un servicio de datos en tiempo real para hospitales, fábricas, adquisiciones y donaciones, vinculando a los necesitados con los que tienen capacidad para ayudar.

También se puso en marcha el hackathon Hack for Wuhan, que une a desarrolladores, diseñadores, constructores y creadores de todo el mundo para encontrar soluciones tecnológicas a esta situación social especial de confinamiento. Las soluciones propuestas incluyen una plataforma que se centra en la salud mental durante el encierro, sistemas de información integrados para rastrear la propagación del virus en tiempo real y, lo que es más importante, un quiosco virtual en el que se pueden intercambiar historias sobre la recepción o la prestación de apoyo espontáneo en tiempos de virus.

Las redes entre pares no necesitan necesariamente una sofisticada infraestructura tecnológica y de información. Inmediatamente después de que se suspendiera el transporte público de Wuhan, conductores voluntarios crearon una flota para proporcionar transporte a los médicos, los restaurantes ofrecían comidas en el trabajo y los propietarios de los hoteles organizaron por sí mismos una red de hoteles que proporcionaban habitaciones para que los médicos de las cercanías descansaran, días antes de que el gobierno pusiera en marcha oficialmente las requisiciones.

En otras partes del país, Kouzhao Shaobing (Vigilantes de la máscara) es una iniciativa social descentralizada que puso en marcha una comunidad de usuarios de Douban consistente en una plataforma de medios de comunicación social que suele centrarse en el cine, los libros y la música. ‘Vigilantes de la máscara’ es un conjunto de protocolos que facilita el intercambio y la entrega de máscaras entre pares a nivel local.

Con la mediación de grupos locales de chats, las personas pueden comunicar sus necesidades urgentes de máscaras, por ejemplo, cuando hay que ir al hospital para hacerse un chequeo y no se tiene máscara. Y otros, que están en posesión de máscaras pero no las necesitan todavía, responderán a la solicitud y depositarán las máscaras en un lugar convenido, normalmente un almacén temporal de distribución. El carácter local del plan significa que ningún tercero (una persona delegada o un servicio de entrega, etc.) está involucrado en el proceso, evitando así estresar aún más el ya agotado sistema logístico.

Todos pueden ser vigilantes de la máscara; la misión no es estar en la primera línea sino en la línea de defensa, para vigilar e intervenir cuando sea necesario. Otras iniciativas de autoayuda surgieron de ésta, incluyendo el cuidado de los gatos y el envío de comida para los vecinos necesitados.

Kouzhao_Shaobing.width-800.png
La explicación gráfica de Kouzhao Shaobing. | Fuente: Kouzhao Shaobing

(Traducción de la caricatura de arriba: 1. "Sólo queda una máscara... Qué haré mañana, que tengo que salir..." 2. "¿Cómo están todos?" "¿Quién podría darme una máscara? Necesito ir al hospital mañana." 4. "Depositado con éxito. Por favor, recupere dentro de 24 horas. Código de recuperación..." 5. “Ding-dong” 6. "Por favor, recupere su entrega con el código 51984146 del depósito de entrega en el lado norte del edificio no. 2 en el complejo residencial").

Las iniciativas empresariales para el bien social

Si las redes autoiniciadas trabajan principalmente en el frente de la información y los servicios, las empresas con intereses en las cadenas de suministro y la logística también han contribuido a integrar el suministro de bienes de manera cada vez más colaborativa.

Cuando miles de toneladas de verduras se dejaron pudrir en las granjas rurales debido a los cierres de los mercados mayoristas agrícolas en todo el país, Pinduoduo, una popular plataforma de comercio electrónico para cerrar compras en grupo, lanzó el 10 de febrero una campaña para ayudar a los agricultores a distribuir sus productos directamente a los compradores en grupo en distintas ciudades.

Los agricultores muestran sus stocks de mercancías en streaming y exhiben sus productos a los compradores de todo el país - ésta ha sido ya una característica popular en las plataformas de comercio electrónico de China hace algún un tiempo, pero esta vez es especialmente promovida por la plataforma. En algunas ciudades y provincias con gran actividad agrícola, incluso los funcionarios se unieron a la transmisión en directo para promover los productos.

El mecanismo de agrupación Pinduoduo anima a los compradores a compartir sus críticas de los productos entre amigos de la vida real, creando una red de confianza y un sentido de participación en una causa social. El toque personal de Pinduoduo acelera aún más las ventas en esta época inusualmente oscura.

En su último informe publicado en marzo, el nuevo Instituto de Investigación del Comercio Electrónico People's Daily ha dado reconocimiento oficial a estos modelos organizativos y comerciales para estabilizar las cadenas de suministro agrícola (enlace al informe en chino aquí). La prensa económica también se ha centrado en los aspectos comerciales del mismo. Sin embargo, más allá de los negocios, son las relaciones sociales que Pingduoduo crea las que pueden ir más allá de lo que dure la epidemia.

Pinduoduo.width-800.jpg
Dos sesiones de streaming en vivo en Pinduoduo | Fuente: Red de Negocios de China

A principios de febrero, la mayoría de los bares y restaurantes, incluidas las mayores cadenas, se estaban quedando sin liquidez debido al cierre casi total del negocio, el aumento de los costos de alquiler y, lo que es más importante, la necesidad de hacer frente a los salarios. Al mismo tiempo, las plataformas de entrega de alimentos frescos como Hema y Meiri Youxian y los grandes supermercados como Walmart, con sus propios servicios de entrega, estaban escasos de personal de distribución y entrega.

Las dos partes decidieron unir sus fuerzas. Desde entonces, los restaurantes han compartido su capacidad de almacenamiento y procesamiento de alimentos con las plataformas de entrega de alimentos, y decenas de miles de trabajadores de restaurantes han trabajado como conductores de entrega. Esto ha asegurado un suministro puntual y suficiente de alimentos frescos en ciudades donde cientos de millones de personas se han quedado en casa, ya sea voluntaria o involuntariamente.

Para los trabajadores que llenan el vacío de la creciente demanda, sus condiciones laborales no cambian necesariamente: trabajan por su salario duramente ganado. La gente muestra su reconocimiento a este grupo de personas indispensable dejando palabras de gratitud en la sección de comentarios de las órdenes de entrega.

Siempre se puede ser crítico con la economía de lnternet. Sin embargo, lo que estamos presenciando es una transformación poco convencional: compartir los pedidos y la capacidad logística de las distintas etapas de la cadena de suministro va en contra de la lógica centralizadora y de control de acceso de las grandes plataformas.

Los defensores del patrimonio común de datos y de la economía de datos progresiva están proponiendo la portabilidad e interoperabilidad de los datos compartidos entre diferentes proveedores de servicios como características clave de la economía de datos de próxima generación, que permiten la colaboración y la creación conjunta de valor y servicios.

Los casos de China muestran que hay más recursos compartibles que los datos por sí solos, y maneras para que sean justos y creen valor para todos. En este caso, las empresas se acercan activamente a los puntos de estrés de la sociedad y hacen coincidir la red de valor empresarial (en lugar de las cadenas de valor individuales) con los valores sociales y las redes de colaboración social emergentes.

Estas nuevas relaciones permiten el empoderamiento de manera multilateral. Muchos creen que esta modalidad de colaboración sobrevivirá a la crisis y se convertirá en una práctica sostenida.

El último kilómetro

A finales de enero, el gobierno chino promulgó las que son, probablemente, las medidas de cuarentena y control de movimientos más estrictas de la historia. Esta estructura de poder de arriba hacia abajo tiene sus pros y sus contras. Mientras que a nivel nacional, provincial y de ciudad, los recursos médicos y el personal de todo el país se asignaron eficientemente a la primera línea, los niveles administrativos más pequeños de las zonas urbanas - barrios y comunidades residenciales - presentaban un problema de "último kilómetro".

Cada unidad administrativa está formada por barrios que cuentan con decenas de miles de residentes, en los que los empleados públicos han asumido la tarea de examinar en general a cada familia con termómetros y de informar sobre los casos sospechosos. También se encargaron de registrar a los residentes que entraban y salían, proporcionar suministros básicos a las personas necesitadas y organizar el transporte en zonas confinadas. Voluntarios de todo el país se unieron labores de mantenimiento de su comunidad local.

Sin embargo, a principios de febrero, durante la época más peligrosa del brote en Wuhan, cuando muchos de los infectados tuvieron que quedarse en casa debido a la enorme escasez de unidades de atención en el hospital, los empleados públicos también tenían una gran escasez de personal y de suministros de protección. En este punto crítico, un equipo de voluntarios organizado vertical y horizontalmente acudió a socorrer el problema.

Organizado por la revista Guojia Renwen Lishi (Historia Nacional de la Humanidad) del People's Daily, que es un canal de contacto en las plataformas de medios sociales Wechat y Weibo que permitió a las personas en situaciones desesperadas informar de sus necesidades, y un grupo de alrededor de 2000 voluntarios, llamado Grupo de Voluntarios Yaya en honor al miembro inicial del equipo, trabajó 24 horas al día, 7 días a la semana para verificar los casos, hablando directamente con las personas por teléfono.

En ese momento circulaban muchas llamadas de ayuda en los medios de comunicación social, y no todos sabían qué canales eran eficaces. Cuando se estableció este canal de contacto, algunos casos fueron denunciados directamente por familiares de los pacientes, pero muchos otros llegaron a través de usuarios de Internet que por casualidad habían visto un caso pertinente y lo remitieron a este canal. Entre estos casos se encontraban familias enteras infectadas en estado crítico y que no podían viajar al hospital, hogares individuales infectados sin suministro de alimentos durante días, y casos graves de colapso psicológico debido al fallecimiento de seres queridos.

Los casos más urgentes se comunicaron al equipo de supervisión del gobierno central gracias al apoyo de Guojia Renwen Lishi. Durante los diez días de su operación, se establecieron contactos cruciales entre los hospitales locales, los equipos de apoyo psicológico y de subsistencia y las personas afectadas. En un momento sombrío para muchos, incluso para los propios voluntarios, con su trabajo constante, crearon un salvavidas para miles de personas.

El mundo ha sido testigo de las amplias medidas centralizadas de China contra el coronavirus, a veces con asombro y a veces con críticas. Los casos descritos aquí muestran lo que ocurre en varios niveles por debajo. En cada nivel, la descentralización desempeña un papel crucial y, lo que es importante, no está categóricamente en oposición a las colaboraciones con los agentes sociales, empresariales y estatales en otros niveles.

Se trata de redes sociales verticales y horizontales de apoyo en el sentido más amplio de la palabra "social" y para el interés de los grupos más amplios. Se crean ad hoc, y algunas ya no son necesarias, ya que la situación es más tranquila en el momento de redactar este artículo, pero las redes sociales se entrelazan todo el tiempo, continuarán y adquirirán nuevos significados.

Unete a nuestro boletín ¿Qué pasa con la democracia, la participación y derechos humanos en Latinoamérica? Entérate a través de nuestro boletín semanal. Suscríbeme al boletín.

Comentarios

Animamos a todo el mundo a que haga comentarios, Por favor, consulte las intrucciones de openDemocracy para comentarios
Audio available Bookmark Check Language Close Comments Download Facebook Link Email Newsletter Newsletter Play Print Share Twitter Youtube Search Instagram WhatsApp yourData