democraciaAbierta

#50AñosStonewall: siguen los ataques a la comunidad LGBT+ en América Latina

La comunidad LGBT+ no solamente tiene que lidiar con la violencia y la discriminación en América Latina, sino también la ignorancia de las autoridades que muchas veces confunde los conceptos de orientación sexual e identidad de género. English

DemocraciaAbierta
19 June 2019
Marcha LGBT+ en la Ciudad de México, 2016. Wikimedia Commons.

A pesar de avances recientes como el reconocimiento legal del matrimonio igualitario en Ecuador y la sentencia de la Corte Federal de Brasil que reconoció la homofobia como crimen equivalente a otros tipos de discriminación como el racismo, sigue habiendo demasiados casos de homofobia en América Latina.

En este mes del orgullo, que el próximo 28 de Junio celebrará los 50 años de los disturbios de Stonewall que marcaron el inicio de la lucha por la liberación homosexual, muchxs tomarán las calles para celebrar las libertades que han ido alcanzando con gran dificultad y una lucha incansable, pero también para reflexionar sobre las múltiples dificultades que todavía existen, especialmente en América Latina.

Desde principios del siglo XXI, varios países latinoamericanos han ido aprobando leyes que permiten el matrimonio igualitario, la adopción por parejas LGBT+, y penalizan la discriminación.

Aún así, a pesar de estos avances evidentes, una investigación de Transgender Europe pone en evidencia que la violencia hacia esta comunidad en América Latina es más intensa que en África, en Medio Oriente, y en Europa del Este.

La comunidad LGBT+ no solamente tiene que lidiar con la violencia y la discriminación en América Latina, sino también la ignorancia de las autoridades que muchas veces confunde los conceptos de orientación sexual e identidad de género.

Pocos países permiten que las personas trans cambien su género, y la oleada de evangelismo conservador por la región ha extendido más discursos homofóbicos que nunca.

Por eso, exploramos la LGBT+fobia en América Latina y lo que tienes que saber para entender qué está pasando.

Asesinatos de personas LGBT+ en la región

América Latina es la región más letal para las personas LGBT+ del mundo, y Brasil el país más letal. En 2017, se registraron 445 casos de asesinatos, y Brasil lidera los rankings mundiales para los países que más matan a personas trans.

Las autoridades, a menudo presas de su propia homofobia, tienen dificultades a la hora de reconocer asesinatos de personas LGBT+ víctimas del odio y la discriminación.

Bolsonaro declaró durante su campaña presidencial que preferiría un hijo muerto a un hijo gay, y recientemente afirmó que hará todo lo que pueda para que Brasil no se convierta en un destino de turismo gay.

Después de Brasil, México es el segundo país más mortífero para la comunidad LGBT+ de la región con aproximadamente 76 asesinatos al año, según un informe de la ONG Letra S. La situación para las personas trans también es más grave en México, con 209 asesinatos entre 2013 y 2017, un promedio de más de 40 al año.

En Colombia hubieron 109 asesinatos de personas LGBT+ reportados en 2017. Según un informe de la ONG Colombia Diversa, la gran mayoría de estos asesinatos se cometieron por motivos de discriminación, y el escenario empeora en un contexto de violencia general debido a las dificultades que enfrenta la implementación del acuerdo de paz y que la proliferación de bandas criminales, paramilitares y guerrilleros, siguen operando con increíble impunidad por todo el país.

Pero estos son solo los asesinatos reportados. En realidad hay muchos más. Las autoridades, a menudo presas de su propia homofobia, tienen dificultades a la hora de reconocer asesinatos de personas LGBT+ víctimas del odio y la discriminación.

En muchos países latinoamericanos, las leyes prohíben el cambio de género, lo que por ejemplo dificulta el reconocimiento de una víctima como verdaderamente trans. También, la falta de reconocimiento de la homofobia como crimen en otros casos hace que el entorno sea en ocasiones increíblemente difícil.

Retos para la comunidad trans

Según información de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos publicada en marzo de 2018, la expectativa de vida de una persona trans en las Américas es de sólo 35 años, debido a sus precarias condiciones de vida y a su indefensión.

Los tratamientos y operaciones requeridos para transitar de un género a otro no están incluidos en planes de salud pública nacional en la inmensa mayoría de los países de la región.

Las cifras demuestran que las personas trans son más vulnerables al asesinato que cualquier otro grupo dentro de la comunidad LGBT+.

De los 2115 asesinatos de personas trans a nivel global entre 2008 y 2016 documentados por la ONG Transgender Europe,1654 ocurrieron en América Latina.

Las personas trans desde una edad muy joven experimentan exclusión social y falta de atención médica. Los tratamientos y operaciones requeridos para transitar de un género a otro no están incluidos en planes de salud pública nacional en la inmensa mayoría de los países de la región.

Sólo tres cuentan con una Ley de Identidad de Género (Argentina, Uruguay y Bolivia), y el 48% de la región prohíbe totalmente cualquier cambio de género.

Además, debido a la discriminación generalizada que sufren, es muy difícil para personas trans conseguir un trabajo en el mercado laboral formal y, para sobrevivir y financiar sus transiciones, muchxs acaban ejerciendo la prostitución.

Según Daniela Ruíz, activista trans y actriz, “durante muchos años hemos estado estigmatizadas y limitadas [solo] a la prostitución”. “Para las trans,-- sigue Daniela-- la prostitución no es una elección sino una consecuencia indeseable”.

Ella misma tuvo que ser trabajadora sexual cuando se fue de casa con 18 años por el rechazo de su familia. Sin apoyo económico, y en medio del rechazo social, en esa época de su vida estuvo encarcelada, violada y sufrió reiterados maltratos de las autoridades.

Esa es, infelizmente, la historia de muchas personas trans en la región. De entre la comunidad LBGT+, estas son quienes han tenido que enfrentar los peores tipos de discriminación, que con demasiada frecuencia acaba con su vida.

Los 50 años de Stonewall marcarán sin duda un hito, pero pondrán también en evidencia hasta qué punto son reales los retrocesos y cuánto camino queda aún por recorrer.

Unete a nuestro boletín ¿Qué pasa con la democracia, la participación y derechos humanos en Latinoamérica? Entérate a través de nuestro boletín semanal. Suscríbeme al boletín.

Comentarios

Animamos a todo el mundo a que haga comentarios, Por favor, consulte las intrucciones de openDemocracy para comentarios
Audio available Bookmark Check Language Close Comments Download Facebook Link Email Newsletter Newsletter Play Print Share Twitter Youtube Search Instagram