democraciaAbierta

Nuevas congresistas dan esperanza frente a un presidente profundamente racista

No cabe duda de que hay un presidente descaradamente racista en la Casa Blanca y, gane o no las próximas elecciones presidenciales, las congresistas miembros del ‘squad’ podrían ser las únicas realmente capaces de desafiar ese racismo en los meses y años por venir. English

DemocraciaAbierta
18 July 2019
AOC durante una entrevista en el festival SXSW. Wikimedia Commons.

La tensión en EEUU, relacionada con a la frontera con México y a cuestiones relativas a la migración, se ha disparado. Ante las redadas del Immigration and Customs Enforcement (ICE) de este fin de semana y los comentarios abiertamente racistas del presidente Trump, dirigidos tanto a víctimas de esas redadas como a congresistas de etnia no blanca, asistimos a una nación más dividida que nunca.

Con un 41%, la tasa de popularidad de Trump sigue estable, y ha cambiado poco a lo largo de los ya más de 3 años de presidencia. Sin embargo, según Gallup, esta es la tasa de aprobación más baja de un presidente desde que empezaron a medirla en 1955. En una encuesta en junio de este año, ante la pregunta de si aprobaban o no la gestión del gobierno de Trump, se puso en evidencia la impopularidad del presidente en el país norteamericano: un 41% dijeron que sí y un 54% dijeron que no.

Sin embargo, cuando Donald Trump demuestra su verdadero carácter racista, parecería que el apoyo entre sus seguidores del Partido Republicano aumenta. En los días posteriores a las declaraciones del presidente contra congresistas como Alexandria Ocasio Cortez e Ilhan Omar cuando recomendó que “regresen a los países de donde vinieron”, una encuesta de Reuters/Ipsos mostró que su popularidad subió un 5% entre partidarios republicanos.

A pesar de que el presidente pueda parecer intocable, surgió una nueva ola de congresistas demócratas que está desafiando las políticas y posturas racistas de Trump con más fuerza que nunca, demostrando que un presidente que no está dispuesto a trabajar para todos los ciudadanos no sirve para el puesto. Por eso, esto es lo que conviene saber sobre la amenaza del racismo de Trump y las políticas que luchan en su contra.

Las congresistas que están diciendo que no

El llamado ‘squad’, el grupo de las nuevas congresistas, todas ellas mujeres de origen étnico diverso, ganaron sus escaños en las elecciones de medio mandato de 2018, en lo que muchos llamaron un voto protesta en contra las maneras racistas y machistas del presidente actual.

Tlaib denunció las condiciones inhumanas en la frontera sur con México, y cómo los comentarios racistas de Trump solo sirven para distraer la atención de las verdaderas acciones del presidente.

Ilhan Omar y Rashida Tlaib son las primeras mujeres musulmanas en ganar representación política en el Congreso en EEUU, y Alexandria Ocasio Cortez (AOC, como se la conoce popularmente), en representación el distrito de Queens y el Bronx, es la congresista más joven de toda la historia.

Ayanna Presley, la última miembro del ‘squad’, es la primera mujer de descendencia africana en ser elegida en su distrito, Massachusetts y, igual que AOC, logró desplazar del poder a un político demócrata de la vieja guardia para conseguir ganar su escaño.

Estas políticas diversas y novedosas son cada vez más populares entre los jóvenes y los partidarios demócratas, aunque desagradan sobremanera al presidente actual. Han sido blanco de comentarios racistas de Trump en múltiples ocasiones, como en las recientes declaraciones ya mencionadas, o cuando dijo que Omar era simpatizante de Al-Qaeda.

Pero estas congresistas están dispuestas a luchar y, desde que llegaron a Washington D.C. el año pasado, han tenido más valentía de desafiar a Trump que cualquier otro político en el pasado.

AOC usa su plataforma en redes sociales y en el congreso para llamar atención sobre la evidente incompetencia del presidente, y recientemente las ha usado para denunciar el comportamiento de Trump en relación a las distintas acusaciones sobre abuso sexual y a su política en la frontera.

Tlaib denunció las condiciones inhumanas en la frontera sur con México, y cómo los comentarios racistas de Trump solo sirven para distraer la atención de las verdaderas acciones del presidente. Ahora, todas las integrantes del ‘squad’ están exigiendo que se ponga en marcha una investigación de impeachment de manera inmediata, y con ello demuestran que no tienen miedo de enfrentarse al presidente más abiertamente racista que ha ocupado en la Casa Blanca.

La frontera y la crueldad

Desde que accedió a la presidencia en 2016, la manera en que el presidente trata lo que él llama ‘la crisis en la frontera’ ha llamado la atención por su inusitada crueldad. Trump ganó con la promesa de construir un muro en la frontera, un muro que impediría totalmente la entrada de migrantes a EEUU a través de México.

Un grupo de abogados que recientemente visitaron un centro de detención infantil en Clint, Texas, denunciaron las condiciones horrorizantes que encontraron allí.

Aunque los planes para construir ese muro se han ido aplazando por motivos de presupuesto y desacuerdos internos que se llevaron incluso al cierre de la administración más largo de toda la historia, Trump no se cejado en su voluntad de implementar una política deshumanizante en la frontera.

Las separaciones de familias en la frontera, y el traslado de niños a centros de detención diferentes de los de sus padres ha provocado una crisis humanitaria que podría tardar décadas en resolverse. Un grupo de abogados que recientemente visitaron un centro de detención infantil en Clint, Texas, denunciaron las condiciones horrorizantes que encontraron allí. Denunciaron que vieron a niños durmiendo en el piso de cemento sin colchones ni sábanas, que vieron a niños malnutridos, y a niños con enfermedades sin tratar.

Se estima que alrededor de 1000 niños se encuentran actualmente retenidos en centros de detención en la frontera sur de EEUU, y todos sujetos a condiciones inhumanas. AOC declaró en un discurso reciente que no le sorprendían de los comentarios de Trump diciendo que ella volviera a “su país” a la vista de sus violaciones del derecho internacional, de los derechos humanos en la frontera y de las redadas sin autorización en contra de migrantes no documentados a través de todo el país.

No cabe duda de que hay un presidente descaradamente racista en la Casa Blanca y, gane o no las próximas elecciones presidenciales, las congresistas miembros del ‘squad’ podrían ser las únicas realmente capaces de desafiar de forma significativa ese racismo y esa xenofobia en los meses y años por venir.

Unete a nuestro boletín ¿Qué pasa con la democracia, la participación y derechos humanos en Latinoamérica? Entérate a través de nuestro boletín semanal. Suscríbeme al boletín.

Comentarios

Animamos a todo el mundo a que haga comentarios, Por favor, consulte las intrucciones de openDemocracy para comentarios
Audio available Bookmark Check Language Close Comments Download Facebook Link Email Newsletter Newsletter Play Print Share Twitter Youtube Search Instagram