democraciaAbierta

Crisis institucional se profundiza en Perú

La liberación de Keiko Fujimori esta semana llama la atención por darse dos meses antes de las elecciones legislativas, convocadas para el 26 de enero. Português, English

DemocraciaAbierta
27 November 2019
10 de octubre de 2018, Perú, Lima: partidaria del líder opositor Keiko Fujimori sostiene una pancarta que dice "Fujimori Libertad" después de que la política fue arrestada provisionalmente.
|
Foto: Geraldo Caso Bizama/DPA/PA Images. Todos los derechos reservados.

Las recientes protestas en Ecuador, Chile y Bolivia, además del ciclo electoral en Sudamérica en octubre, eclipsaron la crisis institucional de Perú.

Pero desde que el presidente Martín Vizcarra disolvió el parlamento peruano el 30 de septiembre, los problemas en Perú se han profundizado. La evidencia se puede ver en las encuestas de aprobación de Vizcarra que bajaron del 70% al 58% en noviembre, según el Instituto de Estudios Peruanos (IEP). Esa bajada viene después de que su popularidad superó el 80% en octubre, luego de aprobar la resolución que disolvió el Congreso.

Desde entonces, las noticias sobre Perú nos han llegado a cuentagotas. Entre protestas ocasionales y la liberación de Keiko Fijimori, las últimas noticias apuntan a un revuelo que cierra el complicado año que vivió el país andino en 2019.

Keiko Fujimori y el terremoto de Odebrecht

Esta semana empezó con la noticia de que el Tribunal Constitucional había aprobado por cuatro votos contra tres la liberación de la líder de la oposición a Vizcarra.

Fujimori, hija del ex mandatario Alberto Fujimori actualmente preso, fue detenida en octubre de 2018 por cargos de corrupción en un escándalo que involucra la constructora brasileña Odebrecht. La orden de la Corte no implica la absolución o condena de Fujimori.

Fujimori sale de la cárcel dos meses antes de las elecciones legislativas, que el presidente convocó para el 26 de enero

Fujimori, hija del ex mandatario Alberto Fujimori actualmente preso, fue detenida en octubre de 2018 por cargos de corrupción en un escándalo que involucra la constructora brasileña Odebrecht. La orden de la Corte no implica la absolución o condena de Fujimori.

Fujimori, ex candidata presidencial y líder del partido conservador de derecha Fuerza Popular y oposición al gobierno de Vizcarra, fue arrestada por cargos de recibir propinas de Odebrecht durante su campaña presidencial de 2011. Keiko Fujimori perdió ante el candidato Ollanta Humala, quien también fue arrestado como resultado de investigaciones realizadas por el brazo peruano de la Operación Lava Jato.

Además de estos dos personajes centrales en la política peruana, el ex presidente Pedro Pablo Kuczynski también fue arrestado durante las investigaciones sobre pagos de propinas de la empresa brasileña. La Lava Jato también culminó con una orden de arresto del ex presidente Alan García, quien se suicidó en abril de este año cuando la policía llegó a su casa para arrestarlo.

Keiko y las elecciones legislativas

La decisión del Tribunal Constitucional de liberar a Keiko Fujimori esta semana llama la atención por el momento político en el que ocurrió. Fujimori sale de la cárcel dos meses antes de las elecciones legislativas, que el presidente convocó para el 26 de enero.

El partido Fuerza Popular de Keiko Fujimori tenía mayoría en el parlamento hasta que Vizcarra lo disolvió el 30 de septiembre de este año. El partido seguramente se postulará para las elecciones de enero. Es improbable que Keiko Fujimori pueda participar de las elecciones. Sin embargo, su regreso a la vida política debería alentar al partido de derecha.

“Va a ser importante tener a Keiko libre. La victimización causada por su injusto encarcelamiento va a generar un efecto positivo en el electorado...", señaló Alejandro Aguinaga, excongresista y exministro de Salud.

“Va a ser importante tener a Keiko libre. La victimización causada por su injusto encarcelamiento va a generar un efecto positivo en el electorado. Eso siempre favorece. Pero hay que tener en cuenta las restricciones que pueda incluir el fallo del TC, las cuales desconozco, no sé si le permitan participar en la campaña. De todos modos, tener en libertad a nuestra lideresa le da un nuevo impulso al partido”, señaló Alejandro Aguinaga, excongresista y exministro de Salud.

Disolución del parlamento

El difícil año ha arrojado a Perú, un país conocido como un bastión de la estabilidad en América Latina, a las profundidades de la incertidumbre.

Vizcarra disolvió el Congreso el último día de septiembre. El Congreso respondió con una declaración para suspender la presidencia de Vizcarra y nombró a la vicepresidente Mercedes Aráoz para el cargo. El país se despertó en octubre con dos presidentes y nadie con poder de gobierno real.

El conflicto entre Vizcarra y el Congreso tiene origen en la presidencia de Kuczynski, de quien Vizcarra fue el primer vicepresidente. El 15 de septiembre de 2017, el Congreso aprobó una moción de censura contra el primer ministro y el gabinete, que resultó en el nombramiento de un nuevo primer ministro.

En marzo de 2018, Kuczynski renunció como presidente cuando se expuso un escándalo que involucraba al representante Kenji Fujimori, hijo del ex presidente Fujimori. Kenji se convirtió en el objetivo de una investigación de compra de votos para evitar la destitución del entonces presidente Kuczynski. La destitución de Kenji Fujimori resultó en una victoria para su hermana mayor, Keiko, que peleaba por la herencia política de su padre.

En ese momento, Vizcarra asumió la presidencia por ser el primer vicepresidente. Después de asumir el cargo, Vizcarra hizo de la anticorrupción el baluarte de su gobierno, y apoyó los esfuerzos de investigación contra Keiko. Desde entonces, él y el parlamento liderado por la oposición se encuentran en conflicto político.

Protestas

Esta semana también empezó con protestas en Lima por diferentes razones.

Cientos de manifestantes salieron a las calles el lunes para protestar contra la liberación de Keiko Fujimori. En algunos puntos se denunciaron enfrentamientos entre manifestantes y policías.

Otros cientos de peruanos también se reunieron en la capital para celebrar la liberación de la lideresa de Fuerza Popular, lo que muestra la polarización que los Fujimori causan en la sociedad

Otros cientos de peruanos también se reunieron en la capital para celebrar la liberación de la lideresa de Fuerza Popular, lo que muestra la polarización que los Fujimori causan en la sociedad.

El lunes también estuvo marcado por conflictos entre la policía y los taxistas informales, los colectiveros, que organizaron un paro por la formalización del servicio de transporte que ofrecen. Hasta el lunes (25), al menos 120 colectiveros habían sido arrestados por quemar neumáticos en diferentes partes de Lima.

El martes (26), al menos cinco legisladores de Fuerza Popular presentaron proyectos de ley para avalar a los conductores informales. En 2017, los colectivos estuvieron a punto de ser formalizados por miembros del partido de Keiko.

El año termina tan problemático como comenzó. Desde que Odebrecht comenzó a cooperar con las autoridades peruanas en la investigación pagos de propina en 2016, el país ha estado viviendo una tormenta. En enero del año que viene, Vizcarra tiene la oportunidad de convertirse en presidente con aliados en el parlamento por primera vez. Pero el regreso de Fujimori es definitivamente un obstáculo en su trayectoria.

Comentarios

Animamos a todo el mundo a que haga comentarios, Por favor, consulte las intrucciones de openDemocracy para comentarios
Audio available Bookmark Check Language Close Comments Download Facebook Link Email Newsletter Newsletter Play Print Share Twitter Youtube Search Instagram