democraciaAbierta

No hay nueva normalidad sin nueva fiscalidad en América Latina

Exponer la grosera desigualdad que está incrustada en los sistemas tributarios de la región es el primer paso para empezar a cambiarlos.

Auska Ovando
24 December 2020
Ciudadanos hacen cola frente a la oficina de un banco en Santiago de Chile, Chile, en Marzo 2020
|
Jorge Villegas/PA Images/Todos los derechos reservados

En América Latina, como en todo el mundo, los gobiernos se han puesto la mano en la billetera para enfrentar la crisis multidimensional que ha traído la pandemia. Aunque el gasto ha sido inédito, los resultados muestran que para una región que ya era la más desigual del mundo, y que retrocederá un estimado de 15 años en reducción de la pobreza, no es suficiente.

La crisis ha obligado a repensar no sólo la higiene cotidiana y los sistemas sanitarios, también los modelos de desarrollo y el cómo concebimos la vida en comunidad cuando nos damos cuenta de que la civilización es más frágil de lo que pensábamos. En la base de todos estos cuestionamientos están una serie de reglas de las que emanan las desigualdades que las y los habitantes de América Latina enfrentamos en el día a día: aquellas que refieren a los impuestos y cómo estos se regulan en los Estados. En otras palabras, la fiscalidad.

El pago de impuestos al Estado debería funcionar de forma tal que toda la ciudadanía, y con especial fuerza quienes tienen más, contribuyan a construir un sistema de protección social para que nadie se quede sin acceso a derechos como la vida, la salud, la educación, entre otros. El problema viene cuando quienes tienen más evaden la responsabilidad que tienen con el Estado, y peor, el Estado les entrega exenciones y beneficios para que no tengan que cumplirla.

La evasión de impuestos y el gasto tributario que hacen los Estados de América Latina (es decir, lo que se deja de percibir por darle beneficio a empresas) impacta la vida de millones de personas en la región

En DataIgualdad.com, una plataforma de visualización de datos sobre fiscalidad y desigualdad creada por Oxfam y Ciudadanía Inteligente, se muestra cómo la evasión de impuestos y el gasto tributario que hacen los Estados de América Latina (es decir, lo que se deja de percibir por darle beneficio a empresas) impacta la vida de millones de personas en la región. La nueva edición del proyecto se enfoca en indicadores específicamente vinculados a la pandemia.

En el sitio las personas pueden revisar diferentes indicadores. Por ejemplo, cuántos ventiladores mecánicos se podrían comprar con el dinero que las empresas evaden en un año en impuesto a la renta (5.362.078 en toda la región), o cuántos laptops con un año de Internet se podrían pagar con el monto que evaden las personas de este mismo tributo (casi 60 millones).

Exponer la grosera desigualdad que está incrustada en los sistemas tributarios de la región es el primer paso para empezar a cambiarlos. En medio de una crisis sin precedentes, es urgente entender que no habrá una verdadera y justa nueva normalidad si no hay una nueva fiscalidad. La voluntad política se mueve presionada por la ciudadanía, y este es el momento en que debemos estar más activos y activas que nunca para correr los límites de lo que se ha pensado posible.

Unete a nuestro boletín ¿Qué pasa con la democracia, la participación y derechos humanos en Latinoamérica? Entérate a través de nuestro boletín semanal. Suscríbeme al boletín.

Comentarios

Animamos a todo el mundo a que haga comentarios, Por favor, consulte las intrucciones de openDemocracy para comentarios
Audio available Bookmark Check Language Close Comments Download Facebook Link Email Newsletter Newsletter Play Print Share Twitter Youtube Search Instagram WhatsApp yourData