democraciaAbierta

Aumenta la violencia anti-LGBTQ de Brasil, pero la comunidad se está defendiendo políticamente

Cuando se trata de personas LGBTQ, Brasil tiene un historial miserable. Pero a medida que la conciencia crece y más miembros de la comunidad son elegidos para un cargo público, eso podría empezar a cambiar.

Robert Muggah Pedro Augusto P. Francisco
9 December 2020, 6.27pm
Participantes en la 18ª LGBTQ Parade en Campinas, Brasil, 1 de Julio 2018.
|
Maycon Soldan/Fotoarena/Sipa USA/PA Images. All rights reserved

La discriminación y la violencia contra las comunidades LGBTQ del Brasil están muy extendidas, aunque a menudo no se denuncian. Consideremos el caso de Julio Haag, un joven profesor de escuela, que hace unos años fue golpeado por una pedrada cuando volvía a casa después de dar clase. Su atacante afirmó que Julio, que es gay, lo miraba de forma insinuante. Años más tarde, Julio consideró la posibilidad de presentarse como candidato a la alcaldía de Sarapiranga, un pequeño municipio de Río Grande do Sul. Retiró su candidatura cuando sus perfiles en los medios sociales se vieron inundados de correos de odio homofóbico y amenazas. Le preocupaba que el siguiente mensaje que llegara a su cabeza pudiera ser una bala.

En el Brasil, las personas LGBTQ son acosadas y victimizadas de manera desproporcionada precisamente por ser quienes son. Una razón es la profunda tensión del conservadurismo social en la sociedad brasileña. Otra es que Brasil es extremadamente violento: el país tiene el mayor número absoluto de homicidios del mundo, incluyendo muchos que son resultado de crímenes de odio. Más de 150 personas transgénero fueron asesinadas en Brasil hasta septiembre de 2020. Esto es un 70% más alto que en 2019, lo que significa que el país tiene los niveles más altos de violencia contra los transexuales en el mundo según la Asociación Nacional de Travestis y Transexuales (ANTRA).

Las dimensiones completas de la violencia contra las personas LGBTQ aún no están claras. Esto se debe a que los datos oficiales y no gubernamentales sobre la violencia física y digital dirigida a gays, lesbianas, bisexuales, homosexuales y transexuales son irregulares y desiguales.

En los casos en que las autoridades brasileñas registran amenazas, ataques, lesiones y asesinatos, rara vez registran el motivo subyacente. Hasta la fecha, la mayoría de los datos disponibles sobre la violencia contra las personas LGBTQ son producidos por grupos de promoción e investigación no gubernamentales como Transgender Europe, Grupo Gay da Bahía, Instituto Brasileiro Trans de Educação y otros.

Los números son asombrosos: 22 incidentes al día o uno cada hora. En la mayoría de los casos que involucran a adolescentes LGBTQ, las víctimas son negras y negros.

Un estudio reciente de la Fundación Oswaldo Cruz documentó más de 24.600 incidentes de violencia perpetrados contra la población LGBQT del Brasil entre 2015 y 2017. Estas cifras fueron extraídas de los informes de Disque 100 - una línea telefónica de ayuda patrocinada por el Estado que recoge, analiza e informa sobre las violaciones de los derechos humanos. El estudio también incorporó datos de victimización del SUS, el sistema de salud universal de Brasil. Los números son asombrosos: 22 incidentes al día o uno cada hora. En la mayoría de los casos que involucran a adolescentes LGBTQ, las víctimas son negras y negros.

Debido a las lagunas en los informes oficiales, nuestra comprensión de la violencia contra los LGBTQ a menudo se basa en incidentes reportados voluntariamente. Coding Rights, un grupo de expertos, realizó una encuesta en los 27 estados brasileños después de que la Corte Suprema penalizara la violencia contra las personas LGBTQ en junio de 2019. Sólo 23 de ellos respondieron a la solicitud y sólo 12 estados proporcionaron datos concretos. El estudio registró sólo 2.900 incidentes lo que resulta, muy probablemente, un recuento insuficiente.

Otra encuesta realizada por Gênero e Número rastreó la violencia contra las personas LGBTQ durante y después de la campaña presidencial de Brasil en 2018. Encontró que más del 50% de los encuestados sufrieron alguna forma de violencia debido a su orientación sexual. Al menos el 92% afirmó que dicha violencia aumentó tras la elección del presidente Bolsonaro.

Hay aún menos información disponible públicamente sobre cómo la comunidad LGBTQ de Brasil es atacada en línea. La encuesta de Genero e Numero encontró que el 36% de los encuestados LGBTQ - y el 53% de los negros LGBTQ - sufrieron de agresión digital. Aproximadamente el 30% de todos los encuestados afirmaron haber experimentado alguna forma de agresión online en Facebook (que también es, con mucho, la aplicación más utilizada en Brasil). Al menos el 19% informó de un incidente en WhatsApp, en comparación con Instagram (16%), Twitter (3%), aplicaciones de citas (2%) y otras (0,5%).

El bajo nivel de denuncias oficiales de las personas LGBTQ suele ser el resultado de los prejuicios a los que se enfrentan en el sistema policial y de justicia penal.

Prácticamente todos los encuestados - más del 98% - creen que el discurso de odio promovido por políticos y candidatos contra los derechos de los LGBTQ contribuye al aumento de la violencia en las redes sociales. Un ejemplo destacado de esto ocurrió después de que un vídeo de aficionados al fútbol cantando cánticos homófobos que pedían a Bolsonaro que matara a personas LGBTQ se difundiera en Facebook y WhatsApp. Y aún así muy pocas personas LGBTQ reportan estos actos a la policía o buscan compensación legal (3%). En cambio, la mayoría responde verbalmente o en línea (79%), bloquea a los atacantes (69%) y reporta el contenido ofensivo a las propias plataformas (62%). Un pequeño número llega a borrar su propio perfil (5%).

El bajo nivel de denuncias oficiales de las personas LGBTQ suele ser el resultado de los prejuicios a los que se enfrentan en el sistema policial y de justicia penal. Una encuesta publicada por el Foro Brasileño de Seguridad Pública sobre el comportamiento en línea de la policía encontró que el 24% de ellos publican contenidos anti-LGBTQ en sus redes sociales personales y profesionales. Hay considerables pruebas anecdóticas de cuántos policías, fiscales y autoridades judiciales tienen prejuicios contra la comunidad LGBTQ. Hay incluso menos apoyo a la comunidad LGBTQ para defenderse de los ataques en línea.

Afortunadamente, algunos grupos de derechos digitales, entre ellos Coding Rights e Internetlab, junto con Gênero e Número, han comenzado a trabajar para promover la alfabetización digital entre las comunidades vulnerables y sensibilizar sobre la violencia en línea. Coding Rights publicó recientemente un informe sobre la visibilidad en línea y la violencia contra la comunidad de gays y lesbianas y apoya los talleres de vigilancia antidigital, así como la orientación práctica sobre cómo compartir fotos y vídeos en línea de manera segura.

Internetlab y GêneroeNúmero han estado trabajando en investigaciones para trazar un mapa de las desigualdades, la violencia y la incitación al odio contra las comunidades vulnerables. Asimismo, SaferNet, una ONG centrada en la lucha contra la delincuencia en Internet en asociación con el Ministerio Público Federal del Brasil, apoya la presentación de denuncias anónimas sobre abusos y proporciona información y capacitación sobre la seguridad en Internet.

Mientras tanto, muchas personas LGBTQ están dando un paso adelante políticamente para defender y proteger sus comunidades. Al menos tres veces más candidatos trans (281) se presentaron en las elecciones municipales de 2020 que en 2016. Un número récord de candidatos LGBTQ fueron elegidos durante las elecciones de 2020, más que en cualquier otro momento de la historia del país.

La forma en que una sociedad se preocupa por sus poblaciones más vulnerables suele ser un índice de su civismo. Cuando se trata de personas LGBTQ, Brasil tiene un historial miserable tanto en línea como fuera de ella. Pero a medida que la conciencia crece y más miembros de la comunidad son elegidos para un cargo público, eso podría empezar a cambiar.

Unete a nuestro boletín ¿Qué pasa con la democracia, la participación y derechos humanos en Latinoamérica? Entérate a través de nuestro boletín semanal. Suscríbeme al boletín.

Comentarios

Animamos a todo el mundo a que haga comentarios, Por favor, consulte las intrucciones de openDemocracy para comentarios
Audio available Bookmark Check Language Close Comments Download Facebook Link Email Newsletter Newsletter Play Print Share Twitter Youtube Search Instagram WhatsApp yourData