democraciaAbierta: Opinion

Lo que la guerra ruso-ucraniana dice a la izquierda latinoamericana

Desde la izquierda debemos lucha por una lucha ininterrumpida contra la desinformación y la propaganda, venga de donde venga

Jean Wyllys
4 marzo 2022, 7.50am
“Menos carnaval” Carboncillo, sanguina y pasteles sobre tela reciclada
|
Jean Wyllys

Si no es uno más de los muchos fraudes y bravuconearías perpetrados por el MBL (Movimiento Brasil Libre), un grupo de extrema derecha brasileño, el supuesto viaje de dos de sus miembros a Ucrania bajo la invasión del ejército de Putin corresponde a dos síntomas manifiestos en la periferia del mundo:

La primera es que esta guerra es ya una guerra mundial en curso principalmente -de momento y esperamos que se limite a ello- en el campo de la (des)información, o mejor dicho, de las nuevas formas de la vieja propaganda política que ahora puede ser más capilar y persuasiva gracias a los algoritmos de las plataformas de comunicación. En otras palabras, la guerra ruso-ucraniana es ya una guerra de desinformación global en la que municiones pesadas como la mentira deliberada, las fotografías y audiovisuales sacados de contextos originales, las secuencias de juego, la censura de los medios de comunicación de uno de los países implicados en la confrontación caliente y el uso de la estructura de la ficción hollywoodense en la construcción de las noticias por parte de la prensa hegemónica bombardean las subjetividades de quienes realmente quieren saber lo que pasa en el mundo y extienden a nivel global la polarización política y el odio que ya han dividido a los países.

La propia incertidumbre de los brasileños sobre el supuesto viaje de los buitres del MBL a Ucrania ya dice mucho sobre cómo se nos escapa la verdad sobre esta guerra.

El segundo síntoma que señala este viaje es la desorientación geopolítica de la extrema derecha y sus esfuerzos por hacer que sus nefastos valores (¡entre ellos, la exaltación de la propia guerra!) tengan prioridad sobre la solución diplomática del conflicto en curso.

Get the free oDR newsletter

A weekly summary of our latest stories about the post-Soviet world.

No sólo en Brasil la extrema derecha se ha dividido entre apoyar a Putin o a Zelensky. Además del inmediato y sospechoso alineamiento de los gobiernos de extrema derecha de países como Hungría y Polonia a las sanciones impuestas por la Unión Europea a Rusia -países que hasta ayer desafiaban los valores y el orden democrático de los países de Europa Occidental-, líderes de extrema derecha como Bolsonaro, Marine Le Pen, Salvini y Abascal aún no saben exactamente cómo posicionarse en este nuevo orden que está generando la guerra ruso-ucraniana. Sus seguidores en las redes sociales -igualmente desorientados geopolíticamente- se dividen entre ofender o defender ciegamente a sus líderes y adherirse o denunciar la cobertura de la guerra por parte de la prensa hegemónica.

La izquierda no debería ver con buenos ojos la glamourización del nacionalismo y el armamento de los civiles

Por cierto, cuando se trata específicamente de este maniqueísmo simplificador de una realidad compleja hasta el nivel de la idiotez y expresado en informes panfletarios y análisis intelectualmente indigentes de las relaciones internacionales realizados en GloboNews (con énfasis en las mentiras descaradas del periodista derechista Demetrio Magnoli), el resultado no podía ser otro que ver a militantes del PCO (extrema izquierda fascista) y del MBL (extrema derecha fascista) intercambiando golpes e insultos entre sí frente al consulado ruso en Río de Janeiro. Sería risible si no fuera trágico.

El presidente ucraniano Zelensky, que hasta ayer parecía un populista hipócrita y homófobo fruto de la criminalización de la política llevada a cabo por el vacío de pensamiento - una mezcla del juez Sergio Moro y del cómico Danilo Gentili - es un "héroe" de Hollywood por la mayor parte de la prensa occidental. Por no hablar de que se hace propaganda en las redes sociales como "héroe".

Así que por mucho que admire y respete a mis amigos del grupo "Judíos y sionistas de izquierda", y esté de acuerdo con ellos y ellas en que Putin es un tirano sociópata que actualmente amenaza a todo el planeta con su agresión a Ucrania, me pareció precipitado el diagnóstico en un artículo de que la Unión Europea ya ha ganado la guerra contra él. Esto no es todavía una verdad, a pesar del relativo éxito de algunas de las sanciones impuestas a Rusia.

Además, la izquierda no debería ver con buenos ojos -o, al menos, debería mirar con mucho más recelo- esta glamourización del nacionalismo y el armamento de los civiles que hace la narrativa de la prensa occidental hegemónica. La izquierda -especialmente la latinoamericana, que conoce la brutalidad de la colonización y el imperialismo- no debería apresurarse a celebrar la compra de armas letales por parte de los países de Europa Occidental para entregarlas al gobierno de Zelensky y sus milicias sólo porque con ello se estaría ayudando a contener al tirano que puede apretar el botón de la bomba atómica. Una rata acorralada no huye, ataca.

Y, como persona LGBT, tengo una preocupación adicional: la homofobia es el denominador común de los países de Europa del Este, incluida Ucrania. Me preocupa mucho el destino de los gays, lesbianas y transexuales durante y después de la guerra, con ejércitos y milicias armados hasta los dientes, ya sea con recursos propios o de la Unión Europea.

Nosotros, la izquierda, debemos luchar por una solución diplomática del conflicto y por la lucha ininterrumpida contra la desinformación y la propaganda, venga de donde venga.

We've got a newsletter for everyone

Whatever you're interested in, there's a free openDemocracy newsletter for you.

Unete a nuestro boletín ¿Qué pasa con la democracia, la participación y derechos humanos en Latinoamérica? Entérate a través de nuestro boletín semanal. Suscríbeme al boletín.

Comentarios

Animamos a todo el mundo a que haga comentarios, Por favor, consulte las intrucciones de openDemocracy para comentarios
Audio available Bookmark Check Language Close Comments Download Facebook Link Email Newsletter Newsletter Play Print Share Twitter Youtube Search Instagram WhatsApp yourData