democraciaAbierta: News

Protestas en Popayán y Buga: noches de horror

Dos ciudades de Colombia viven, como pocas, la violencia policial. Denuncian violencia sexual y abusos contra la ciudadanía

Juanita Rico
15 mayo 2021, 12.00am
Imagen de Popayán el 15 de mayo de 2021, después de enfrentamientos entre manifestantes y policía.
|
Twitter.

Desde la noche del 12 de mayo, Popayán, ciudad capital del departamento del Cauca, fue el escenario de duros enfrentamientos entre el Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía (ESMAD) y los manifestantes. Las redes sociales, en especial Twitter, se llenaron de imágenes en las que se ven grupos del ESMAD usando a Venom, el arma que ha causado pánico entre los manifestantes,. Se trata de un lanzador múltiple de proyectiles electrónicos que aturden a quien golpean, y también de proyectiles de goma. Armas que, vale mencionar, les costaron al país 400 millones de pesos.

Con el paso de las horas, la situación se agravó, Los manifestantes grabaron videos en los que se ve cómo el ESMAD despliega toda su fuerza contra los integrantes de la Primera Línea o Primera Línea en Defensa de la Vida, un grupo de ciudadanos que, con jeans y camiseta, guantes, gafas protectoras, máscaras antigases y escudos azules de madera, defiende a los manifestantes, ubicándose entre ellos y la Fuerza Pública, y acudiendo a sus llamados, ya sea con gritos o pitos, cuando están siendo atacados. Su labor ya se hizo notar en las marchas en Chile y luego en Colombia en 2019. En las protestas actuales en Colombia, han tenido un papel vital y son siempre los primeros que reciben durante las protestas los gases, disparos, de goma y reales, de la Fuerza pública y de, como hemos visto recientemente, de civiles armados, al estilo paramilitar,.

La violencia llegó a un punto culminante y atroz cuando, en horas de la noche del miércoles, una joven (democracia Abierta no publicará su nombre, aunque éste ya ha sido publicado en otros medios, respetando el deseo de su familia, que ha expresado que no quiere que se publique) que se dirigía a la casa de un amigo y estaba grabando con su celular la manifestación, fue detenida por cuatro policías del ESMAD que la tiraron al piso y que, según su propio testimonio en redes sociales, "me bajaron el pantalón y me manosearon hasta el alma, en el video queda claro que yo les digo que me suelten porque me estaban ‘desnudando’, quitando el pantalón". La adolescente fue trasladada a la URI, Unidad de Respuesta Inmediata, a las 9:10 de la noche. Horas después, desesperada, tras salir de la unidad, la joven se suicidó. Frente a esto, varias organizaciones de derechos humanos han pedido que se esclarezcan los hechos, llamado al que hizo eco la Casa de la Mujer, que le exigió a la Fiscalía y al presidente Iván Duque explicar qué pasó.

“Ante las graves acusaciones que rodean este caso, instamos a las entidades competentes a que se surtan todas las investigaciones, tanto administrativas como disciplinarias, con celeridad y prioridad, para esclarecer la detención y la actuación de la Policía durante el procedimiento y estamos atentos al reporte de Medicina Legal, el cual determinará y calificará todas las circunstancias. Desde la administración y a través de la Secretaría de la Mujer, hemos puesto a disposición de su familia un equipo humano para brindar el apoyo psicosocial que requieran”, añadió la Alcaldía de Popayán en un comunicado.

La policía, por su parte, desmintió las acusaciones sobre cualquier tipo de violencia sexual contra la joven y calificó la noticia como fake news.

El día siguiente, 14 de mayo, Popayán salió a las calles en masa y el recuento del día es aterrador:

A las 11:30 de la mañana Popayán comenzó a manifestarse. Numerosos ciudadanos salieron a las calles a pedir justicia y a alzar la voz en contra de las grietas estructurales del país, y a recordar a la menor que se suicidó tras ser detenida y, presuntamente, violada por el ESMAD.

A la 1:10 de la tarde los manifestantes derribaron la estatua del libertador Francisco de Paula Santander en la Terminal de Transportes de Popayán. Las protestas se movieron a las afueras del Comando de Policía.

A las 3 de la tarde comenzaron fuertes disturbios en el sur de Popayán, frente a la URI de la Fiscalía, donde cientos de manifestantes llegaron a protestar por el caso de la menor retenida que murió. Además, los manifestantes derribaron el monumento llamado Edificadores de paz, que rendía homenaje a los policías, en la entrada del comando Cauca.

A las 6:05 de la tarde se decretó el toque de queda en Popayán tras los disturbios. Los manifestantes exigen justicia por la menor que murió y el ESMAD responde de forma violenta.

A las 6:48 de la tarde las instalaciones de la URI donde fue, presuntamente, violada la menor por miembros de la Policía, es atacada por los manifestantes y, finalmente, incendiadas.

E1ZqJyjWEAAkqek.jpg
Popayán durante las protestas del 14 de mayo de 2021. | Twitter.

A las 8:17 de la noche comienza a circular en medios sociales la grave denuncia de que en medio de las protestas, un joven, Sebastián Múnera, murió por el impacto de un artefacto aturdidor disparado por miembros de la Fuerza Pública.

A las 9:00 de la noche el presidente Iván Duque le ordena al ministro de Defensa, Diego Molano, y al ministro del Interior, Daniel Palacios, trasladarse a Popayán para controlar la situación de orden público.

A las 10:00 de la noche se registró una alarma por fuego en Medicina Legal de Popayán. La ONU Derechos Humanos Colombia informó que condena ese ataque y que urge proteger evidencias forenses.

El resto de la noche y de la madrugada los disturbios siguen, los manifestantes son reprimidos con violencia por la Fuerza Pública y Popayán pide, a gritos que organismos internacionales intervengan y aseguren el respeto a los DDHH en la ciudad.

Así termina otra jornada de Paro Nacional en Colombia, el país que, cada día, le exige a sus dirigentes un cambio de rumbo nacional.

Buga bajo fuego

Buga es una ciudad del Valle del Cauca y una de las más antigua de Colombia, una ciudad tranquila donde, sin embargo, desde las horas de la tarde del jueves 13 de mayo, los manifestantes se enfrentaron a la Fuerza Pública.

En Redes sociales, ciudadanos, políticos y periodistas publicaron videos e imágenes en los que se ven los enfrentamientos y cómo miembros del ESMAD recorren los barrios de Buga causando terror entre los ciudadanos. Como muestra este video, los ciudadanbos les gritan a los uniformados "¡Fuera del barrio!" y hacen un llamado al presidente, al gobierno y, especialmente, a los organismos internacionales, para que detengan la violencia en la ciudad.

Así termina, por ahora, viernes 14 de mayo, una nueva semana de protestas y represión en Colombia. Una semana llena de violencia, represión policial y denuncias de violencia sexual. Pero termina, sobre todo, con más vidas perdidas; lo que es inaceptable. Los ciudadanos colombianos que se manifiestan en las calles, sin embargo, siguen insistiendo en el mismo mensaje a Duque, al Gobierno, a la comunidad internacional y a quien quiera escucharlos: el Paro no para y no lo hará hasta que cese la violencia policial y se logre un diálogo representativo en el país.

What happens when asylum seekers are sent back into danger?


Most countries closed their borders over the pandemic, but for asylum seekers, deportation continued all over the world. More and more often, they are returned to the same life-threatening conditions that they fled.

To mark World Refugee Day on 20 June, and the launch of our multimedia project 'Parallel Journeys', join us as we explore returns without reintegration.

Speakers to be announced soon.

Unete a nuestro boletín ¿Qué pasa con la democracia, la participación y derechos humanos en Latinoamérica? Entérate a través de nuestro boletín semanal. Suscríbeme al boletín.

Comentarios

Animamos a todo el mundo a que haga comentarios, Por favor, consulte las intrucciones de openDemocracy para comentarios
Audio available Bookmark Check Language Close Comments Download Facebook Link Email Newsletter Newsletter Play Print Share Twitter Youtube Search Instagram WhatsApp yourData