democraciaAbierta: Opinion

El Brasil de hoy es peor que el de Marielle Franco. Pero su futuro será de las Marielles

El país, hoy, es peor del que la joven concejala asesinada conoció y por el que luchó. Pero la semilla plantada por la activista negra y lesbiana creó un movimiento transformador. Português English

Manuella Libardi
13 March 2020
El 14 de marzo de 2018, la concejal de la ciudad de, Marielle Franco, y su conductor Anderson Gomes, fueron asesinados a tiros en el corazón de Río. El crimen aún no se ha resuelto, pero las investigaciones apuntan a la participación policial.
|
Cris Faga/Zuma Press/PA Images. Todos los derechos reservados

Desde que Marielle Franco y su conductor Anderson Gomes fueron asesinados el 14 de marzo de 2018, los brasileños eligieron a Jair Bolsonaro como presidente y el ex juez de la operación Lavo Jato y actual Ministro de Seguridad, Sergio Moro, fue desenmascarado como un político parcial y al servicio de intereses sesgados. Brasil creció solo el 1% bajo la dirección del Ministro de Economía, Paulo Guedes, y el dólar alcanzó los R$ 5.

El Brasil de hoy, en muchos sentidos, es peor del que la concejala del PSOL, de 38 años, conoció y por el cual luchó. Su asesinato fue una advertencia ensordecedora para muchos brasileños de que, sin importar cuán exitosas, conocidas o amadas por la gente, las vidas de los negros y negras son prescindibles. En un país donde dos tercios de todos los homicidios femeninos afectan a mujeres negras, sus asesinos saben muy bien que pueden actuar con una impunidad casi garantizada.

A pesar de la desesperanza que inevitablemente se apodera de la gente cuando la recuerda, la lucha de Marielle no fue en vano. De la noche del 14 a la mañana del 15, la mujer de la favela se convirtió en la personificación de la opresión racial y un símbolo de resistencia, no solo en Brasil, sino en el mundo.

En los días que siguieron a su muerte, Marielle fue homenajeada en la sesión plenaria del Parlamento Europeo. Su imagen salió en la portada del periódico estadounidense The Washington Post, uno de los principales del país.

Multitudes salieron a protestar por su asesinato y celebrar su vida en las calles de metrópolis de todo el mundo, desde Nueva York a Londres, pasando por París, Munich, Estocolmo, Madrid y Lisboa, por nombrar algunas. Twitter y Facebook explotaron, registrando millones de menciones de "Marielle Presente", desde lugares como Berlín, Miami y Montreal. Gente que nunca había escuchado su nombre, en ese momento rindió homenaje utilizando el hashtag del movimiento Black Lives Matter: #SayHerName.

En un país donde dos tercios de todos los homicidios femeninos afectan a mujeres negras, sus asesinos saben muy bien que pueden actuar con una impunidad casi garantizada

Los símbolos, los iconos, son importantes. Transmiten mensajes con una velocidad desconocida en el mundo de las palabras. Por el lado más espiritual, los símbolos representan puertas que canalizan energía. Marielle tuvo y tiene este papel.

A través de sus imágenes ya icónicas, mujeres, negros y personas LGBT se han unido en un movimiento que viene ganando impulso en Brasil, a pesar del revés sufrido por muchas otras luchas progresistas. Marielle utilizó su plataforma para defender los derechos LGBT y de las mujeres en Brasil, creando un grupo de lucha interseccional basado en su propia existencia interseccional.

La mayor influencia que tuvo Marielle fue precisamente en la política a través del movimiento de base que surgió durante la crisis política que culminó con el golpe de estado contra Dilma Rousseff. El movimiento tenía como objetivo incluir a más mujeres, negros, indígenas y personas LGBT en la política como una forma de transformar el sistema desde adentro.

Como resultado, 2016 marcó el comienzo del ascenso político de mujeres negras en la política, como Marielle y Talíria Petrone en Río de Janeiro, Áurea Carolina y Andréia de Jesús, en Belo Horizonte. Este movimiento se organizó para crear Ocupa Política, un encuentro que reúne a activistas, políticos y personas a quienes les gustaría postularse como representantes electos pero que no tienen los recursos o los privilegios necesarios, sirviendo así como plataforma y red de apoyo para muchos y muchas.

2016 marcó el comienzo del ascenso político de mujeres negras en la política, como Marielle y Talíria Petrone en Río de Janeiro, Áurea Carolina y Andréia de Jesús, en Belo Horizonte

Brasil, con al menos la mitad de su población compuesta por negros y mulatos, tiene solo un 24% de representantes de este grupo en la Cámara de Diputados. Brasil también se encuentra entre los peores países en cuanto a representación política femenina, ocupando el tercer lugar en América Latina en la cola de la representación parlamentaria de mujeres. Según esta clasificación, la tasa de Brasil es aproximadamente 10 puntos porcentuales más baja que el promedio mundial, que se ha mantenido estable desde la década de 1940.

Esta conciencia ha sido sembrada y los frutos están llegando. En las elecciones de 2018, el número de diputados negros, que es la suma de negros y mulatos, según los criterios del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística, creció casi un 5% en comparación con 2014. Entre los 513 diputados elegidos el 7 de octubre, 104 se reconocen a sí mismos como mulatos (20.27%); 21 se declaran negros (4.09%), según datos del sitio web de la Cámara de Diputados. Además, esas elecciones también marcaron la primera vez que una mujer indígena, Joênia Wapichana (Rede-RR), fue elegida diputada federal.

El Brasil de hoy es peor que el de Marielle. Pero los cambios llegarán. Como escribió Kamilla Valentim para Maré Notícias, existe “la certeza de que no podemos ser UNA Marielle, porque nos convertiremos en blanco. Tenemos que ser muchas, cada una en su propia esfera". Marielle vive.

Comentarios

Animamos a todo el mundo a que haga comentarios, Por favor, consulte las intrucciones de openDemocracy para comentarios
Audio available Bookmark Check Language Close Comments Download Facebook Link Email Newsletter Newsletter Play Print Share Twitter Youtube Search Instagram WhatsApp yourData